VIRGINIE VIARD: SUS DISEÑOS PARA CHANEL. PARTE 1.

VIRGINIE VIARD CHANEL 2021

VIRGINIE VIARD: SUS DISEÑOS PARA CHANEL. PARTE 1.


CONOCE A VIRGINIE VIARD. DIRECTORA CREATIVA DE LA MAISON DE MODA CHANEL Y SUCESORA DE KARL LAGERFELD.

 

Diseños de Leggins y románticos vestidos de encaje que transitan entre los setenta y los ochenta; amplias gabardinas y breves chaquetas de tweed; pantalones bombacho de cuero y zapatos de charol. Chanel presentó en el Grand Palais parisino su colección crucero, esa que llega a las tiendas después de la de otoño-invierno y antes de la primavera-verano y que, tradicionalmente, es más sencilla y comercial que las dos principales.

Terminado el desfile, se abre una nueva etapa para Chanel: por primera vez en 36 años, la colección no está firmada por Karl Lagerfeld, sino por Virginie Viard: su ‘mano derecha’ e ‘izquierda’ —como le gustaba llamarla— durante tres décadas; sucesora del alemán tras su fallecimiento en el 2019, y la primera mujer al frente de la maison francesa después de su fundadora, Coco Chanel.

La diseñadora francesa, salió a la pasarela para agradecer los aplausos vestida de negro riguroso, la melena suelta y los ojos ahumados. Acababa de finalizar uno de los desfiles que más interés —y morbo— despertarán esta temporada.

Todos los ojos están puestos en ella y lo sabe. No podría ser de otra forma. Sustituir al hombre que convirtió una decadente casa de costura en la firma de lujo más conocida del planeta y en pilar de una compañía que el año pasado facturó más de 8.000 millones de euros se antoja una misión titánica.

Y no solo por el legado creativo que deja Lagerfeld, sino por su inconmensurable carisma, que le elevó a la categoría de icono cultural de los siglos XX y XXI. Si cualquier comparación es odiosa, esta resulta directamente lacerante, pero, al mismo tiempo, necesaria.

La conclusión evidente es que Viard apuesta por una silueta más ligera y contemporánea que se distancia de los patrones clásicos y de los solemnes —y a veces rígidos— tejidos que defendía Lagerfeld. Las chaquetas de tweed se vuelven más livianas y en general todos los cortes buscan que las piezas fluyan y acompañen el movimiento del cuerpo.

 

 

Virginie Viard y su apuesta continuista en la innovación de los materiales

 

Más allá de la arquitectura de la propia ropa, los materiales y mano de obra producidos por talleres de la Maison y los talleres artesanales de los Métiers d´Art,  fueron guidos por Karl Lagerfeld y ahora bajo el ojo de virginia viard,  son incomparables.

La Alta Costura, expresión del saber hacer de antaño y de la precisión hasta el más mínimo de los detalles, es donde se desarrolla la innovación, que está en constante evolución.

 

Trabajando en armonía con los talleres y los Métiers d´Art, Kal lagarfeld y Virginie Viard rompieron códigos, experimentaron procesos e inventaron lo que nunca antes había existido. Los materiales tradicionales se codean con PVC, Lúrex, encajes y neoprenos recubiertos de plástico, dando un nuevo volumen radical a los vestidos. Contrarrestados con abalorios, bordados, cristales y lentejuelas, en las manos de Karl Lagerfeld y virginia viard, incluso el cemento se convierte en tela.

 

Un traje requiere más de 200 horas de trabajo y un vestido entre 300 y 600, mientras que otros diseños, como los vestidos de novia, pueden llevar más de 1.000 horas en producirse. El punto de partida es siempre un boceto creado por Karl Lagerfeld. Cada diseño, que es producido inicialmente en muselina, se presenta al diseñador en un maniquí.

A continuación, viene la selección de tejidos y técnicas de costura. Los dos talleres de la Casa cuentan con 50 “petite mains” dedicadas principalmente a tweeds, lana y cuero y otras 50 que trabajan el tul, la organza, la muselina, crêpes, encajes y otros tejidos delicados; repartidos en dos departamentos «flou» (corte y confección suave). El toque final, supervisado por Karl Lagerfeld durante el último repaso el día antes de un desfile, consiste en complementar con accesorios los 70 looks con joyas, guantes, sombreros y zapatos.

Al finalizar el desfile, los clientes de la Maison están invitados a la Rue Cambon para asistir a una presentación privada de las creaciones, que pueden ser debidamente adaptadas de acuerdo a sus preferencias. Para sus clientes más fieles, la Casa lanza incluso modelos a medida, con pruebas en los atelier para todas las etapas de ajustes y alteraciones. La experiencia es tan exclusiva como las siluetas de la casa, que siguen atrayendo a una cada vez más fiel ola de clientes de las futuras generaciones.

Encontrando el equilibrio entre la moda y la tecnología y simultáneamente honrando y reinterpretando el legado de Chanel y Karl Lagerfeld, viard sigue dando vida a la Alta Costura, con audacia, creatividad y modernidad, cortejando constantemente lo inesperado, definiendo la verdadera elegancia contemporánea.

 

Los diseños de Viard en el desfile presencial del 2021.

 

Chanel transformó esta temporada su desfile de París en el célebre Mount Lee de Los Ángeles y rescató el estilo de estrellas de cine como Marlene Dietrich, Katharine Hepburn, Jeanne Moureau o Romy Schneider, poniendo sobre la pasarela pantalones piratas, vestidos de plumas y un aire de «femme fatale».

Chanel ha sido una de las pocas marcas que se ha atrevido en esta Semana de la Moda parisina, a celebrar un desfile presencial.

Para ello recurrió a su habitual escenario, el Grand Palais, con sus decorados de hierro verde y sus altísimos techos acristalados, que transformó en un plató de cine en el que las letras de la marca reproducían el famoso cartel de Hollywood que preside el Mount Lee de Los Ángeles, levantado allí en los años 1920.

Sobre una pasarela blanca de gravilla, cerca de un centenar de modelos mostraron las propuestas de la marca para la próxima primavera-verano, ante un público mucho más reducido de lo habitual y donde la presencia de celebridades fue también mucho más discreta debido a la pandemia.

Desde primera fila, siguieron el espectáculo los rostros franceses más cercanos a la marca: la actriz Marion Cotillard, la cantante Vanessa Paradis y su hija, la también actriz Lily-Rose Depp, o la modelo Caroline de Maigret, todas ellas embajadoras de Chanel.

 

LA ELEGANCIA DE LOS 1940 Y EL CHIC DE LOS 60.

 

 

Sobre la pasarela, los diseños de un mono de pata ancha con una sobrefalda y pronunciado escote de V, un conjunto de falda a media pierna y con jersey de punto ancho, o una chaqueta en «tweed» con hombros redondeados y marcando ligeramente la cintura, que pusieron el tono a los estilismos de día con el negro como principal protagonista.

El blanco sirve como contraste en tops con plumas, accesorios de perlas como cinturones o en estilos monocromáticos como un vestido de encaje con flores combinado con chaqueta corta, inspirado en los años 60 o un sencillo traje masculino.

La diseñadora de la firma, Virginie Viard, introdujo algunos toques de color, como el rosa fucsia, en pantalones vaqueros de pata ancha, faldas plisadas con cierre de botones o cazadoras tipo motera.

Para la noche, los vestidos de seda y tul con vuelos y transparencias se impusieron en pasarela, pantalones de pata ancha fluidos así como modelos con capas y plumas en mangas y falda, que recordaban a la década dorada de Hollywood.

Ayudó a recrear el ambiente la actitud desafiante y confiada que tomaron las modelos, que recordaba a las poses de Hepburn apoyada en una chimenea o Dietrich tumbada en un sillón, en un desfile en el que se impuso un cierto minimalismo que empieza a dejar atrás la espectacularidad del exdiseñador de la firma, Karl Lagerfeld.

Viard, quien fuera su número dos durante décadas, sigue retomando los valores de Coco Chanel en un estilo mucho más desenfadado, donde el estilismo queda a veces reducido a una silueta pulcra y elegante.

Si había un mensaje que comprender de este particular desfile, que e

n directo tan solo pudieron seguir un centenar de invitados frente a los miles que la marca recibe normalmente, es que el cine y la moda pueden ser una buena forma de evasión de la realidad.

 

La historia de la «maison», que desde este mes y hasta marzo de 2021 se exhibe en una retrospectiva consagrada a Gabrielle Chanel en el Palais Galliera de París, está íntimamente ligada a la historia del vestuario del cine, como muestran las numerosas colaboraciones que la modista hizo en su día.

 

La propia marca lo recordaba en sus redes sociales en la víspera del desfile, con extractos de películas míticas del cine francés como «La Piscina» (1969), «Al final de la escapada» (1960) o «El desprecio» y «Pierre le Fou», de Jean-Luc Godard.

El dúo de fotógrafos Inez & Vinoodh, que desde que Lagerfeld no está ha asumido parte de la imagen publicitaria de la marca, se valió de extractos de las películas junto a grabaciones de la nueva colección para ensalzar una línea homenaje a los mayores iconos de estilo del siglo XX.

 

La diseñadora ha hecho un recorrido por diferentes estilos que reunían los elementos más icónicos del legado de Coco Chanel y Karl Lagerfeld. 

Desde looks en blanco impoluto, una de las tendencias de este verano que parece que se alargará en el tiempo, a estilismos en tonos negros y marrones pasando por una gama de tonos pastel de lo más apetecibles.

 

Los conjuntos de chaquetas cargo y pantalones anchos en tonos neutros han introducido el desfile, en el que los volúmenes han estado muy presentes.

Las prendas de tweed han estado presentes en toda la colección, combinadas con tejidos fluidos y prendas de cuero, algodón o terciopelo.

Además de las clásicas botas bicolor, otro de los iconos de la firma que ha estado presente en todo el desfile ha sido el bolso 2.55, en diferentes tamaños, colores, tejidos e incluso transformado en riñonera. 

 

Viard también ha reformulado la clásica chaqueta de tweed, experimentando con tejidos como el terciopelo. Los lazos como elemento decorativo tanto en blusas como en cinturones y los cinturones de cadena, el complemento de moda de la primavera que ya introdujo en su desfile de la temporada primavera-verano 2019, han estado presentes en muchos de los looks.

Los vestidos y blusas con aplicaciones de flores en diferentes colores y la logomanía, tanto en prendas como en accesorios, han sido los otros dos puntos claves de este desfile.

 

El debut de una diseñadora que nos ha demostrado que está preparada para mantener el legado de la maison, respetando su historia y mirando hacia el futuro.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LA CASA O MAISON CHANEL Y OTROS DIRECTORES CREATIVOS DE LA MISMA, TE RECOMENDAMOS

 

GABRIELLE COCO CHANEL BIOGRAFÍA 1

GABRIELLE COCO CHANEL BIOGRAFÍA 2

GABRIELLE COCO CHANEL BIOGRAFÍA 3

GABRIELLE COCO CHANEL BIOGRAFÍA 4

KARL LAGERFELD EN CHANEL

CHANEL SU DIRECTORES CREATIVOS

CHANEL SUS DISEÑOS MÁS ICÓNICOS

LOS 10 BOLSOS MÁS CAROS DE CHANEL

TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES COMPRAS DE CHANEL EN AMAZON.