Gabrielle Coco Chanel Biografía 4

chanel

Gabrielle Coco Chanel Biografía 4


CONOCE LA VIDA DE LA CÉLEBRE GABRIELLE COCO CHANEL EN UNA SERIE DE ENTRADAS SOBRE SU VIDA, BIOGRAFÍA Y CURIOSIDADES.

 

Es harto conocido que Gabrielle ‘Coco’ Chanel (1883-1971) fue una prolífica diseñadora de moda, posicionada como una de las más influyentes de todos los tiempos y fundadora de la Casa Chanel,  que lideró la alta costura parisina durante seis décadas.

En esta breve reseña trataremos de sintetizar los aspectos más relevantes de su vida, obra y legado, mediante una serie de hechos y datos curiosos que muestran a la diseñadora más allá de sus creaciones.

La historia de Coco Chanel está marcada por la creatividad, el estilo, el glamour, la fuerza, el entusiasmo y la determinación. Desde su infancia en un orfanato de la Francia rural hasta su muerte en la habitación del Hotel Ritz de París.

Fundadora del imperio Chanel, Coco revolucionó los armarios de las mujeres, a quienes dio la oportunidad de vestirse de una manera cómoda sin por ello perder un ápice de elegancia. Sus creaciones, como el little black dress, las bailarinas bicolor o el bolso acolchado, se siguen llevando hoy en día, convertidas en un símbolo de la sofisticación cotidiana.

 

Coco Chanel y sus inicios como diseñadora de moda.

 

Coco Chanel  nace en Samur, Francia el 19 de Agosto de 1883. Hija ilegítima de un vendedor ambulante, huérfana de madre, educada en un orfanato por unas monjas que la enseñaron a coser… Su temperamento inquieto y su instinto para la confección le abrieron las puertas del selecto mundo de la moda.

La inconformista Coco no acepta un destino de pobreza y obediencia, y con su ambición inquebrantable irá conquistando su libertad bajo la mirada de su hermana Antonielle, que la apoyará incondicionalmente en su camino para convertirse en diseñadora de moda.

Coco Chanel aprendió a coser durante su tiempo en el convento de Aubazine y llegó a trabajar como costurera, labor que complementaba cantando en un cabaret de Moulins frecuentado por oficiales de la caballería francesa.

Mientras cantaba en Moulins, Chanel conoció a Etienne Balsan, un ex oficial de la caballería y heredero de una compañía textil. La cantante se hizo la amante de Balsan, con quien vivió y la introdujo a una vida de lujos. Mientras estuvo con el heredero, Chanel empezó a diseñar sombreros, un pasatiempo que más tarde se convirtió en su profesión.

Etienne ayudó a Chanel a establecer un negocio de sombreros en París, y en 1910 abrió la tienda Chanel Modes en la dirección 21 rue Cambon de París para vender sus diseños.

Alrededor de 1908 Gabrielle había iniciado un romance con Edward Arthur ‘Boy’ Capel, un jugador de polo y comerciante inglés. Ambos hombres fueron influyentes en la vida personal y como diseñadora de Chanel; mientras que Etienne la introdujo al mundo del diseño de sombreros, Boy Capel y su estilo sartorial sirvieron de inspiración para crear el ‘look Chanel’.

Con el financiamiento de Arthur Capel, la diseñadora abrió una nueva tienda en Deauville, una locación de lujo en el centro de la ciudad en donde se vendían sus sombreros, chaquetas, sweaters y blusas de marinero.

Con el éxito de la tienda la diseñadora inauguró una boutique en Biarritz, un destino para exiliados de la guerra y gente adinerada de la época. Con apenas un año de su apertura el negocio fue tan exitoso que Chanel logró devolver a Capel el monto de la inversión inicial que puso en las tiendas.

 

El estilo Coco Chanel.

 

Cuando estalla la Primera Guerra Mundial, Coco se dio cuenta que los nuevos tiempos exigían un estilo mucho más deportivo y funcional, adaptado a las nuevas circunstancias. Lo primero que hizo fue suprimir el corsé del traje femenino para dar mayor libertad de movimientos a las mujeres.

Proporcionó opciones que pusieron como prioridad la comodidad en la moda femenina .Rompió los estereotipos acerca de la ropa que solo era aceptable para hombres y los aplicó en el diseño de moda para damas.

En este sentido, introdujo el punto en sus colecciones, un tejido que nadie había utilizado hasta entonces para la alta costura pero que encantó a sus clientes. Con punto confeccionó el jersey, una prenda casi masculina, que fue seguida de la charming chemise dress, un vestido-camisa sin cintura ni adornos que realzaba el busto femenino, sobre el que se imponía llevar perlas.

Chanel introdujo el tejido de lana o algodón (jersey) de Rodier, algo que tradicionalmente se empleaba en la elaboración de ropa interior masculina, y lo aplicó en el diseño de trajes casuales femeninos.

La premisa principal de esta innovación de materiales era que al permitir más movimiento era más práctico y en consecuencia mejor para la mujer moderna.

Sus innovaciones fueron aún más lejos: no sólo se atrevió a acortar la longitud de las faldas y a descubrir el tobillo femenino, sino que forzó las mujeres a cortarse el cabello cuando una noche apareció en la Ópera con el cabello corto. Acababa de crear el estilo garçon, que marcó el final de una época.

Tuvo la audacia de exponerse al sol cuando el broceado se consideraba sinónimo de plebeyez, y también de imponer su extrema delgadez (fruto, por otra parte, de las privaciones que le imponía la guerra) a todas sus clientes.

En este innovador estilo realizó faldas plisadas de estilo marinero, trajes de talle bajo, pijamas playeros, impermeables e, incluso, ¡pantalones femeninos! Fue ella quien lanzó el impermeable, los trajes de tweed escocés con bisutería llamativa, el zapato de punta redonda y, por supuesto, el célebre bolso con cadenitas doradas que se llevaba en bandolera.

Creó también el célebre traje negro (la petite robe noire) que, en diversos modelos, ha sido desde entonces portada de todas las revistas de modas. Y no cabe olvidar el conjunto que lanzó en 1925 y que se convertiría en la estrella de la firma: un traje con falda y chaqueta a juego, de manga larga, sin cuello y ribeteado.

Bajo este orden de ideas, es perentorio decir que en 1921, nace la fragancia más famosa de su marca,  fruto de la unión con Ernest Beaux: el perfume Chanel nº 5. Se trataba de una mezcla única de aldehídos y sustancias florales destinada a terminar de una vez con los afectados polvos perfumados de violeta de las décadas precedentes.

Elevado a la categoría de mito en su tiempo y aún hoy uno de los más vendidos del mundo, su inmenso éxito facilitó el sostén de su imperio. Fue la actriz Marilyn Monroe quien convirtió la fragancia en un símbolo cuando, durante una entrevista, aseguró a los reporteros que unas gotas del nº 5 era lo único que llevaba puesto para dormir.

Al mismo tiempo de su vuelo creativo pasaron por su vida el compositor Igor Stravinski, el duque Dimitri de Rusia, el duque de Westminster (que la abandonó tras diez años de relaciones porque no podía darle hijos) y, finalmente, cuando ya tenía casi cincuenta años, el artista Paul Iribe, en el que creyó haber encontrado al hombre de su vida. Por desgracia, en 1933 falleció de infarto tras un partido de tenis.

La inspiración Coco Chanel.

 

COCO CHANEL

Coco Chanel  fue una de las primeras mujeres en crear su propia empresa en el siglo XX. Si bien es cierto que sus primeros negocios fueron sufragados por sus amantes (No hay que olvidar que en los años 20 no se concedía préstamos a las mujeres), una vez que su carrera arrancó subo siempre salir sola de la adversidad.

Coco conoció la perspectiva de no tener nada, y de tenerlo todo, una visión que le permitió tomar inspiración de la élite y sus costumbres para deconstruir el concepto del buen gusto, e imponer su propia forma de entenderlo.

La diseñadora estableció un negocio que encantaba tanto a la aristocracia como a las masas, democratizando el estilo con prendas que daban a cualquier mujer la oportunidad de verse elegante con ropa que ya no la contenía, sino que se adapta a su día a día.

Chanel supo recuperarse de la depresión de los años 20, el crack del 29 o las guerras mundiales. Siempre dio un giro inesperado para que se volviera a hablar, de nuevo, de su sentido de la moda. Cuando todo el mundo la daba ya por desterrada, Chanel regresó a París en 1954.

A sus 71 años volvía en el momento perfecto. Reintrodujo el traje de chaqueta de tweed, creo el bolso 2.55 y volvió a convertirse en la firma de cabecera de la Alta Sociedad.

Chanel produjo prendas de lujo con materiales económicos, además las mismas podían ser reproducidas fácilmente sin que eso las convirtiera en “baratas” o “vulgares”.

En 1957 ganó el premio Neiman Marcus Fashion Award, que se entregaba a aquellos que prestaban un servicio distinguido en el campo de la moda; generalmente era otorgado a varias personas en una misma edición. Sin embargo, el año en que lo recibió Coco Chanel ella fue la única ganadora.

Más que construir una carrera, superó el dolor, la adversidad, rompió esquemas, paradigmas, creó un imperio, pero por sobre todas las cosas fue fiel a ella misma, hasta el final. Como una de sus frases célebres: “Para ser irremplazable, se debe ser diferente”.

Coco Chanel falleció a los 87 años el domingo 10 de enero de 1971, en el hotel Ritz de París, donde la diseñadora había residido por más de 30 años. Su funeral fue realizado en el Eglise de la Madeleine, fue un evento conmemorativo dentro del edificio católico al que asistieron otros

diseñadores como Yves Saint Laurent, Pierre Balmain y Cristóbal Balenciaga, mientras que las modelos que usaron sus diseños por años ocuparon la primera fila de la ceremonia. El ataúd de Gabrielle fue cubierto con camelias, gardenias, orquídeas, azaleas blancas, y algunas rosas rojas. Su tumba está en el cementerio de Bois-de-Vaux en Lausanne, Suiza.

 

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE GABRIELLE COCO CHANEL, TE RECOMENDAMOS:

EL UNIVERSO DE CHANEL

CHANEL LE BOY

CHANEL EL 2.55

CHANEL Nº 5 

 

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas