KARL LAGERFELD EN CHANEL. 1983-2019.

lagerfeld chanel

KARL LAGERFELD EN CHANEL. 1983-2019.


CONOCE LA ETAPA DE KARL LAGERFELD EL DISEÑADOR ALEMÁN DE MODA AL FRENTE DE LA CASA O MAISON CHANEL.

 

Karl Lagerfeld (1933 – 2019) fue un diseñador alemán considerado como uno de los creadores más influyentes de la historia, sobre todo de la segunda mitad del siglo XX, tanto que también se le conoce como el káiser (emperador en alemán) de la moda.

Esta fama se debe a que fue el encargado y director creativos de marcas muy lujosas del sector de la moda, tales como las maisons Fendi y Chanel, sobre las que provocó un gran e importante éxito. De hecho, la colaboración más larga del diseñador junto a una marca fue con la firma Fendi, para la que estuvo al cargo como director artístico durante 54 años, convirtiéndose en la alianza más longeva de la historia de la moda

 

La colaboración y dirección de Karl Lagerfeld al frente de Fendi ha sido hasta la fecha la más longeva y larga de la historia de la moda.

 

Karl Otto Lagerfeld nació el 10 de septiembre de 1933 en Hamburgo, Alemania. Sus padres fueron Elisabeth Bahlmann y Otto Lagerfeld; su padre fundó en 1919 la compañía Lagerfeld & Co y su madre era hija del político local Karl Bahlmann, del Partido de Centro Católico. El diseñador tuvo una hermana llamada Martha Christiane, quien murió a finales del año 2015, y una media hermana llamada Thea.

 

Lagerfeld y su trayectoria en el jet set de la moda.

 

 

Lagerfeld es el fashionista conocido mundialmente como el káiser, el 15 hombre orquesta o incluso todo un genio de la moda. Muchas son sus referencias y ninguna llega a recoger todo lo que en su figura se puede encontrar. De familia acomodada alemana empezó a trabajar como asistente para Balmain, firma francesa, en el año 1955.

Fue a los veintidós años de edad cuando Karl Lagerfeld ganó un concurso de diseño de abrigos, logro que lo ayudó a obtener un puesto de trabajo en la casa de moda de Pierre Balmain en 1955. Posteriormente, en 1958, el diseñador se convirtió en director artístico del estilista y perfumero francés, Jean Patou. Seis años después, se trasladó a Roma para continuar sus estudios en historia del arte, además de que comenzó a trabajar para la firma Tiziano.

Lagerfeld también se involucró como trabajador independiente para marcas como Charles Jourdan, Krizia y Valentino. En 1967, Karl recibe un contrato con Fendi para trabajar en una línea de pieles, pues destacó su inclusión de pieles de conejo y ardilla.

Más tarde comenzaría su trabajo en Chloé y Fendi, para dar paso en el año 1983 a la que sería su debilidad, Chanel (la casa fundada por Gabrielle “Coco” Chanel). Acogiendo en sus brazos a una marca que se encontraba en un mal momento tanto económico como socialmente, rehízo toda su estrategia y pasó de ser el director creativo a encargarse de los catálogos de las colecciones, por estar disgustado con la calidad que le ofrecían en las imágenes y dossiers de prensa.

Además de ser el fotógrafo de las campañas de Chanel también lo es para revistas de moda. Hombre culto donde los haya, posee una editorial llamada 7L, y una colección personal de más de 300.000 libros, ha lanzado su propio disco donde recoge sus canciones favoritas y ha escrito un libro sobre una dieta a base de atún con la que perdió casi 90 kilos.

Karl Lagerfeld y su estilo particular en las marcas y maisons de Fendi y Chanel.

 

 

Si bien es sabido que Karl Lagerfeld es el director creativo de Chanel también lo es de Fendi, la casa italiana que desde el año 1965, casi 20 años antes de que entrase en la maison francesa a trabajar, tiene al alemán al frente de sus colecciones.

Lo que supone más de 50 años al frente de la casa, es decir, la colaboración más larga en la historia de la marca. Aunque no lo hace solo como en el caso de Chanel, en Fendi cuenta con la ayuda de la heredera de la marca, Silvia Venturini Fendi, que es en concreto la directora creativa de accesorios, y que fue la creadora del primer “it” bag de la historia de la moda, la “baguette”.

Con esta marca Lagerfeld tiene otra visión para la pasarela, ya que aunque algunas veces incluye motivos arquitectónicos suele tener una pasarela más sobria y austera que las de Chanel. No se sabe el por qué ni es relevante en cuestión de comparativas ya que a pesar de tener otra táctica, la marca Fendi no puede decir que le vaya 32 económicamente mal, viendo aumentadas sus ventas

Lagerfeld comenzó a trabajar para la firma Fendi cuando era muy joven, en el año 1967, junto a las cinco hijas de los fundadores, a pesar de que ya se le consideraba una gran promesa de diseñador de moda. Esto se debe a que por aquel entonces el creador alemán ya había ganado el premio Woolmark en la categoría de abrigos, un concurso internacional sobre futuros y prometedores diseñadores de moda, compitiendo con Yves Saint Laurent. Además, había trabajado con anterioridad junto a diseñadores como Pierre Balmain y para firmas como Chloé, entre otros.

 

Karl dedicó muchos años de su vida, prácticamente todos los de su carrera profesional, a trabajar para la firma Fendi, mientras trabajaba también para otras marcas. Para la firma italiana, realizó numerosos desfiles anuales, reinventándola, pero siguiendo siempre con su esencia y, sobre todo, sabiéndola vender al público.

 

De hecho, el diseñador alemán fue contratado para Fendi por las cinco hijas de los fundadores con el fin de que fuera él quien consiguiera modernizar la tradición (Alegret, s.f). Por otro lado, es cierto que el papel del káiser de la moda para la maison Chanel fue muy importante debido a que llegó en un momento después de la muerte de coco chanel que la marca no había sabido adaptarse al cambio de vida y a los nuevos tiempos con anterioridad.

Es por ello por lo que Chanel estaba sumida en una descoordinación provocada por el paso de numerosos diseñadores que intentaron devolverle la vida a la firma, sin éxito. Fue en el año 1983 cuando Karl Lagerfeld comenzó una nueva andadura, considerada por él como un reto, en la firma de lujo francesa.

Aquí fue cuando el modisto alemán dejó expresar toda su creatividad debido a que los dueños de la maison le permitieron realizar todo lo que él considerase oportuno y necesario para levantar de nuevo la marca. Para ello, Lagerfeld adaptó y moldeó las principales características de la firma francesa; las señas serían la elegancia y lujo, adaptándose a las generaciones más jóvenes incluyendo faldas de corte mini, elementos urbanos en sus diseños y el uso de pedrería o lentejuelas, entre otras muchas señas de identidad.

“Lagerfeld daría a Chanel el lujo y la elegancia como señas de identidad”.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE CHANEL, TE RECOMENDAMOS: 

EL UNIVERSO DE CHANEL

CHANEL LE BOY Y CHANEL EL 2.55

CHANEL Nº 5 

 

De esta manera, Karl consiguió acercar Chanel a un público mucho más amplio y joven, convirtió la marca en sinónimo de poderío, lujo y deseo y la posicionó en el top de firmas de lujo del mudo (así lo expresa Arbat, 2019). Además, Lagerfeld se encargaba de las campañas publicitarias de la marca, de su diseño gráfico y de establecer estrategias de marketing para todos los diseños y productos que realizaba (Alegret, s.f). Así fue como el káiser de la moda se convirtió en un icono de la maison.

De manera general, lo que principalmente realizaba Karl Lagerfeld para las marcas para las que trabajaba era modificar la imagen global de ellas y su reposicionamiento en el mercado. Tenía una gran visión en cuanto a estrategias de marketing se trata, ya que le daba mucha importancia a los accesorios y a los detalles que en ellos estampaba, como la renovación de bolsos míticos de la firma Fendi a los que les incorporó el logotipo de la marca.

 

Cuando entré en la maison como director creativo, nadie quería ponerse su ropa ni llevar sus accesorios. Nadie vestía de Chanel. Así que me lo tomé como un reto, una revitalización de la casa francesa. Los dueños de la maison me dieron carta blanca y libertad para crear, para hacer algo que funcionase, pero sin presión. Si no lo consiguía, venderían la marca: pero sí insistieron en que con mi llegada vendría el éxito, como así fue. A mí me atrajo la idea de resucitar algo que estaba muerto“.

 

KARL LAGERFELD Y LA CASA CHANEL.  

 

KARL LAGERFELD CHANEL

Algunas fuentes afirman que el legendario diseñador alemán fantaseaba con el legado de su firma y se dice que en un corto del año 2015, donde mantenía una imaginaria conversación con la fundadora de la casa de costura. En el corto, Gabrielle “Coco” Chanel le reprochaba que su único mérito había sido copiar lo que ella había inventado tantos años antes: el jersey de rayas, el traje de tweed, las camelias sin haber aportado nada novedoso.

Muchos, en los últimos años, habían esgrimido la misma crítica hacia el diseñador alemán, tildándole de poco original. Y él lo sabía. En el vídeo, Coco Chanel le preguntaba “¿Qué crees que estás haciendo?” Y él respondía: “Mantenerte viva”.

Una facturación de más de 8.000 millones de euros anuales demuestra hasta qué punto Lagerfeld obró el milagro de la resurrección. También acalla a aquellos que insinúan que el Kaiser se estaba quedando obsoleto.

Porque el diseñador alemán nunca fue un hombre que dejase indiferente a nadie. No era su intención. Ni por su aspecto, ni por su discurso.

 

Perdió 42 kilos para poder embutirse en los ajustados diseños que Hedi Slimane ideó para Dior, dibujaba sus bocetos con sombras de ojos de Shu Uemura y Chanel (por supuesto) y defendía que no había ningún problema en que sus modelos fuese delgadísimas:

“Solo el 1% de la población tiene problemas de anorexia, mientras el 25% de las mujeres adultas sufre sobrepeso”. Admirado, reverenciado, temido, denostado, ridiculizado. Irrepetible. Y ahora imbuido del halo casi místico que envuelve a los que se han convertido en leyenda. A ver quién es el valiente que se atreve a sucederle. El reto que afronta Viard es casi tan grande como reemplazar a la mismísima Coco. Para afrontarlo hace falta alguien de naturaleza espartana, por no decir casi kamikaze.

Dentro de su estrategia ha seguido manteniendo un espíritu social de que la marca sigue siendo de alto standing, pero a su vez ha sabido adaptarla a la tecnología, a los tiempos de cambio y de revolución. Y es que la marca parisina ha llegado a rediseñar objetos cotidianos o de uso deportivo hasta convertirlos en lujosos objetos de culto.

Tenemos el caso de rediseño de objetos como son el caso de: latas de gasolina (que en realidad son bolsos), un bolso que era un hula hoop, una cesta de la compra, raquetas de bádminton, tennis, ping-pong y de palas de playa, pelotas de tenis, pelotas de baloncesto, balones de futbol americano, auriculares, tablas de surf, tablas de remo, lanchas hinchables, bicicletas, patines en línea, pesas, patinetes, cañas de pescar, palos de golf, guitarras, cantimploras e incluso almohadas para los viajes.

Teniendo como curiosidad dentro de toda esta marca tan conocida mundialmente que ha sido la única en tener lista de espera por un esmalte de uñas, 16 el 18 Rouge Noir

El modisto, fotógrafo, editor, diseñador y director de cine Karl Lagerfeld ha creado un universo en el que cada línea está perfectamente bajo control y cada detalle es importante. Su mente cartesiana ha dado vida a un estilo cáustico, ultramoderno y muy preciso, con un atractivo y una visión que surge de los símbolos gráficos, que se han convertido en un trazo distintivo e inconfundible en el mágico mundo de la moda.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LAGERFELD NO TE PIERDAS LAS OTRAS PARTES DE SU BIOGRAFÍA:

 

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA. PARTE 1.

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA. PARTE 2.

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA. PARTE 3

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas