VAN CLEEF & ARPELS: SU HISTORIA (1906-ACTUALIDAD)

VAN CLEEF & ARPELS

VAN CLEEF & ARPELS: SU HISTORIA (1906-ACTUALIDAD)


CONOCE LA HISTORIA DE LA CÉLEBRE CASA DE JOYERÍA VAN CLEEF&ARPELS.

 

En esta entrada conoceremos la historia detrás de una de las casas de joyería más prestigiosas del mundo: Van Cleef & Arpels, que se convirtió en una de las favoritas de famosas como Wallis Simpson, Grace Kelly, Maria Callas, Julia Roberts, entre muchas otras, gracias a la creatividad, innovación y belleza de sus creaciones, cuya  inspiración viene de temas delicados como la naturaleza, el ballet clásico y las hadas.

El inicio de la icónica  joyería  creadora de piezas como el mítico El Alhambra está marcado por la unión matrimonial entre  Dª Estelle Arpels y D. Alfred Van Cleef.

 

Comencemos:

 

LA UNIÓN DE VAN CLEEF  Y  ARPELS.

 

Alfred Van Cleef y Estelle Arpels el día de su boda.

 

Estelle Arpels, fue una joven que es hija de un comerciante de gemas preciosas, y Alfred  Van Cleef, hijo de un cortador y comerciante de diamantes,  se casaron en la ciudad de Paris en el año 1895.

Debido a la experticia de ambas familias en materia de las piedras preciosas, Alfred Van Cleef se asoció a los hermanos de Estelle, constituyendo la casa de joyería Van Cleef & Arpels en el año 1906, teniendo por ubicación al prestigiosa Place Vendome (emblemático lugar donde aún se encuentra su sede principal).

Precisamente en el mismo año 1906,  la firma diseña una de sus primeras creaciones, la cual fue un encargo. Se trata del “Varuna Boat”, una representación a escala del bote Varuna, el cual contiene piedras preciosas y, además, una especie de campana eléctrica, siendo este un ejemplo de todas las innovaciones de la casa Van Cleef &Arpels.

Durante la década de los 1910, la  casa joyera lanzó la línea “Touch Wood”, que consistía en piezas que además de las piedras preciosas, tenían madera que le daban un toque bastante original a las piezas. En 1918, la casa lanza su primer reloj denominado “Chatelaine”.

 

EL DUO CREATIVO DE VAN CLEEF & ARPELS: PUISSANT-LACAZE.

 

Renee Puissant Van Cleef

La década de los 20 fue una de la más experimentales para Van Cleef & Arpels. A principios de esta década el orientalismo fue una de las influencias más importantes que se pueden ver en las piezas de la casa joyera en esa época, debido a todo el boom que causó el descubrimiento de la tumba de Tutankamon en  1922. Por ello,  se puede notar influencias egipcias, indias, chinas y japonesas en las joyas de esa época.

En 1923, la casa  crea su primer reloj pulsera “secreto”, una pieza hecha de platino y diamantes, la cual en exterior parece ser una elegante pulsera pero lleva escondido el secreto: un reloj. Es preciso destacar que en esa época era considerado como de “mala educación” que una mujer viera la hora en un reloj de pulsera.

Renee Puissant Van Cleef, hija de Alfred Van Cleef y Estelle Arpels, quien acababa de enviudar,  en 1926 entró a la empresa a cargo de un puesto que actualmente sería el de la dirección creativa. La acompañó en el liderazgo creativo el diseñador René-Sim Lacaze, quien se encargaba de realizar los dibujos.

 

 

Aunque Renee Puissant no era diseñadora, tenía el buen gusto y y la habilidad para anticiparse a las tendencias,  juntos, Puissant y Lacaze,  marcaron una época en Van Cleef & Arpels, creando piezas que se han vuelto iconos para la casa, que además han sido patentadas,  tales como: la pieza Mystery, un conjunto  de joyería en las cuales no se nota la montura de las piezas, transformando el arte de la montura de las piedras preciosas.

Un broche de la linea Mystery, se puede observar que no es perceptible la montura de las piedras preciosas

Otra pieza legendaria de la época del dúo Puissant-Lacaze es la pulsera Ludo, que se ha convertido en todo un símbolo de la casa.  También se tiene la pieza Passe-Partout, una de las más innovadoras y versátiles de Van Cleef & Arpels, ya que se trata de una cadena con forma de serpiente con un broche en forma de flor,  que puede ser adaptada como collar largo, collar estilo choker, pulsera y hasta cinturón.

Durante esta época la firma de joyería ya cuenta con una clientela famosa, entre quienes se cuenta Marlene Dietrich, la Duquesa de Windsor y la familia real de Egipto. Para la Duquesa de Windsor, la casa creó joyas especialmente encargadas por su esposo el rey Eduardo VIII,  y en la cual destaca el collar Cravate, hecho de diamantes y rubíes.

Además, se dice que fue la propia Duquesa quien le dio la idea a Renee Puissant de crear el collar Zip, el cual tiene una cremallera que lo hace convertible en una pulsera.

También fueron creadas piezas exclusivas para la princesa Fawzia  y su madre la reina Nazli de Egipto, con ocasión del enlace de la primera con el Shah de Irán.

Otra creación de la casa de esta misma época, aunque no fue diseñado por Puissant-Lacaze, que fue bastante relevante, es La Minaudiere, cuya finalidad era reemplazar el bolso de las mujeres por una elegante pieza donde las mujeres podían guardar sus objetos más especiales.

 

 

La Minaudiere de Van Cleef & Arpels

 

La etapa de Renee Puissant y Rene Sim Lacaze  marcaron una era de innovación para la casa, pero podría decirse que tuvo un trágico final cuando Puissant se suicidó en el año 1942. Por su parte, Lacaze dejó Van Cleef & Arpels, en 1941, para unirse a la casa Mauboussin.

 

VAN CLEEF & ARPELS: UNA NUEVA ERA.

 

 

Ballerina clip

 

La Segunda Guerra Mundial marcó una nueva etapa para la casa Van Cleef & Arpels. La casa abrió su boutique en Nueva York en 1942 (aunque la casa ya estaba instalada en los Estados Unidos desde 1939 debido a la Guerra en Europa), y también en los años 40 la casa comenzó a comercializar sus primeros Ballerina Clips y Fairy Clips, unos delicados broches con forma de bailarinas de ballet clásico y de hadas de cuentos, comenzando una hermosa y delicada tradición de la casa.

En 1949, la casa lanzó al mercado un reloj masculino diseñado por Pierre Arpels, en un principio para su uso personal, sin embargo, debido a la sofisticación y elegancia del diseño, era cuestión de tiempo para que la casa lo comercializara.

 

VAN CLEEF & ARPELS DURANTE LOS 50.

 

VAN CLEEF & ARPELS

Collar Zip

En el año 1950, finalmente, sale a la venta el collar Zip, cuya idea  la  dio la Duquesa de Windsor a Renee Puissant, el cual después de mucho trabajo fue perfeccionado. Este collar consiste en un collar de oro con una cremallera (o podría decirse una cremallera convertido en collar), rodeado de piedras preciosas,  el cual abierto es un collar y cerrado se transforma en una pulsera.

En 1954,  Van Cleef & Arpels lanzó una línea de piezas más accesibles denominada La Boutique, que se transformó en todo un éxito para la casa. La línea consistía en broches con formas de animales tales como perros, gatos, leones, sapos, entre otros, hechos en oro, que se vendía exclusivamente en la boutique de la Place Vendome.

Princesa Grace. Fotografía de Yousuf Karsh. 1956.

 

Cuando la estrella de Hollywood Grace Kelly se comprometió con el príncipe Rainiero de Mónaco, en 1955, éste le regalo un juego de collar, pulseras y aretes de perlas y diamantes a la actriz. Al año siguiente, 1956, después de celebrado el enlace, Van Cleef & Arpels se convirtió en la casa de joyería oficial del Principado de Mónaco y la princesa Grace de Mónaco en una de sus clientas más famosas.

 

 

LOS AÑOS 60 Y EL ALHAMBRA.

 

En esta década las creaciones de Van Cleef & Arpels siguen siendo lucidas por las mujeres más glamorosas de la época, tales como Barbara Hutton, la princesa Grace, Maria Calles y Elizabeth Taylor.

La casa, estrechando sus lazos con el mundo del ballet, patrocina El Ballet de las Joyas, creado por George Blanchine, cofundador del Ballet de Nueva York. El ballet contó con tres actos: Esmeraldas, Rubíes y Diamantes.

En 1967, la casa creó las espectaculares joyas lucidas por la exemperatriz de Irán Farah Pahlavi, y demás miembros de la familia imperial iraní durante la lujosa ceremonia de coronación del Sha de Irán. Destaca la corona de diamantes, perlas, esmeraldas y rubíes de la con la cual fue coronada la entonces emperatriz, que en la actualidad se encuentra en el Banco Central de Irán ya que forma parte del Tesoro Nacional.

 

Coronación de Farah Pahlavi como Emperatriz de Irán

 

Pero en 1968, Van Cleef & Arpels lanzó al mercado la que posiblemente sea su pieza más famosa, El Alhambra. Para esta creación, la casa se inspiró en los tréboles de cuatro hojas que se encuentra en el célebre palacio El Alhambra de España.

 

La princesa Grace luciendo la versión larga del collar Alhambra.

 

La primera pieza de la línea Alhambra fue un collar largo con  varios tréboles. A lo largo de los años la línea se fue expandiendo a collares más cortos, pulseras y hasta relojes contentivos de los tréboles, y también  los materiales con los que ha sido hecho. Pero en cualquiera de sus variantes su éxito ha sido tal que  se ha convertido  en todo un símbolo de buena suerte.

 

LOS AÑOS 70 Y 80 PARA LA CASA VAN CLEEF & ARPELS.

 

Van Cleef & Arpels Rose de Noel

 

Durante la temporada navideña de 1970, la casa lanzó la colección Rose de Noel, una colección inspirada en la rosa de navidad, una flor que florece durante el invierno, y que sin dudas refleja el ambiente festivo de las navidades.

Además, durante esta época, Van Cleef & Arpels  tomando influencia del movimiento hippie, volvió a usar la madera en sus creaciones y comenzó a usar materiales como corales, madre perla y piedras mezcladas con oro que resultaban tanto de día como de noche.

La década de los 80 podría ser considerada como otra de innovaciones para la casa, ya que introdujo nuevos modelos, algunos de los cuales ya son clásicos como el Cosmo, que representa una rosa con cuatro pétalos, los cuales tienen forma de corazón; el collar Col Claudine, para el cual la casa se inspiró en el mundo de la costura y está hecho de una tela de oro adornada con motivos florales de diamante.

En 1985 fue lanzado otro clásico de la casa, la colección Snowflake, que está compuesta por delicadas piezas de  hechas en oro blanco y diamantes, una línea inspirada en la nieve.

 

VAN CLEEF & ARPELS EN LOS 90.

 

En esta década Van Cleef & Arpels fue objeto de retrospectivas en Los Angeles, Washington, Paris y Tokio. En materia creativa, la casa patentó nuevos modelos del Mystery Set; y en 1998 la casa lanzó el Galilee Mystery Clock, un reloj de la línea Mystery  y cuyo detalle más llamativo es un oso polar.

En 1999, el 60% de las acciones de Van Cleef & Arpels fueron vendidas al conglomerado Richemont, quedando el 40% restante en manos de la familia Arpels.

 

VAN CLEEF & ARPELS Y EL NUEVO MILENIO.

 

 

El reloj charm

En el año 2003, la casa lanzó la primera colección Hight Jewelry, una sofisticada línea en la cual la casa demuestra toda su artesanía acumulada en materia de joyas. Las inspiraciones para esta línea han sido variadas, desde la obra de Shakespeare Sueño de Una Noche de Verano hasta  el ballet tan unido a la casa, los jardines de París y California.

En 2006 Van Cleef & Arpesl llegó a sus 100 años, por lo que en esta ocasión tan importante la casa lanzó la colección Tresors Reveles High Jewelry Collection, la cual consistía en 11 piezas basadas en  11 diseños de la casa  realizados entre los años 20 y 60, que nunca antes habían sido realizados.

La década de los 2000 también fue muy fructífera en materia relojera, lanzando la línea Complications Poetiques en 2006, la cual se ha convertido en todo un clásico. En 2008, la casa lanzó The Charm Watch Collection, otro clásico de su área de relojería, cuyo diseño se ha convertido en un símbolo de buena suerte.

 

VAN CLEEF & ARPELS EN LA ACTUALIDAD.

 

 

Durante los primeros años de la década de los 2010, específicamente en 2013, el grupo Richemont adquirió el resto de las acciones de Van Cleef & Arpels, quedando el conglomerado como el único dueño de la legendaria casa de joyería francesa.

En esa década la casa siguió lanzando la exitosa línea High Jewelry Collection con temáticas tales como las obras de Julia Verne, el esoterismo, Romeo y Julieta, los rubies, el mar y la danza, nuevamente.

En la actualidad la casa se ha enfocado en materia de relojería, lanzando exitosas líneas tales como Poetique Pont des Amoreux y Lady Arpels Ballerine Enchantee Watch, los cuales fueron galardonados en el Grand Prix d’Horlogerie de Geneve; y Midnight Planetarium Watch.

Además, la casa se ha enfocado en el mercado asiático, abriendo nuevas boutiques y exhibiciones de sus creaciones en China, Japón y Singapur.

La historia de la casa Van Cleef & Arpels se seguirá escribiendo con arte, innovación y adaptación, ya que la casa ha demostrado una gran adaptación a las circunstancias durante sus 100 años de historia.

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas