SWATCH GROUP VS SAMSUNG (2022)

samsung vs swatch

SWATCH GROUP VS SAMSUNG (2022)


En esta entrada vamos a conocer un caso bastante interesante que enfrentó a Swatch Group contra Samsung. Sin duda este caso nos demuestra el alcance que los smartwatches ya tienen en la industria de la relojería. Ahora bien, el caso, que se desarrollo en la jurisdicción de Inglaterra y Gales,  Swatch Group alegó que  Samsung infringió 23 de sus marcas al hacer uso de ellas en face apps disponibles en su tienda en línea, SGA, para ser usadas en sus smartwatches.

En esta entrada conoceremos detalles de este caso, que sin duda representa cómo el mercado de los smartwatches y el de los relojes se complementan cada vez más y sin duda, como queda demostrado con la sentencia de este caso, no puede considerarse que apunten a mercados diferentes. Así que conozcamos los detalles de este caso:

 

LA DEMANDANTE: SWATCH GROUP

 

 

The Swacth Group fue  creado en 1983 por el empresario suizo de origen libanés Nicolas Hayek, quien para hacer de la industria relojera suiza competitiva nuevamente, decidió adquirir legendarias marcas suizas que se encontraban al borde la bancarrota. Estas empresas fueron quedaron bajo el paraguas de la empresa SMH (acrónimo de Swiss Corporation for Microelectronics and Watchmaking Industries Ltd).

En 1998,  la empresa fue renombrada como Swatch Group. La empresa, durante 2021, generó ventas  por 7.313 millones de francos suizos, un aumento de 30,7% en comparación a 2020 y se prevé que durante 2022 doble dicha cifra. Nicolas Hayek es considerado el salvador de la industria relojera suiza al adquirir renombradas  y tradicionales empresas y salvarlas del cierre en una época cuando la relojería japonesa estaba dejando estragos en la industria relojera suiza.

 

LA DEMANDADA: SAMSUNG

 

 

Samsung es la mayor empresa proveedora de  artículos electrónicos a nivel mundial.  Fue fundada en 1938 por Lee Byung-Chull, y desde entonces se ha convertido en la empresa más importante de artículos electrónicos y la más relevante de Corea del Sur. Sin embargo, desde hace una década se ha convertido en un cercano rival de Apple gracias a sus teléfonos móviles cada vez más sofisticados.

Ahora en la materia que nos ocupa,  en 2012, la empresa lanzó sus primeros wearables, Samsung Galaxy Gear y en agosto de 2018, la empresa lanzó su primer smartwatch, el Galaxy Watch y a partir de entonces se ha formado la familia de smartwatches Galaxy.  En 2019, la empresa unificó todos sus productos wearables  bajo la marca Samsung Galaxy.

En 2021, Samsung se convirtió en el segundo vendedor de smartwatches a nivel  mundial, logrando el 10,2% de las ventas en este sector, mientras que Apple concentra el  30,1% de las ventas de smartwatches a nivel mundial.

 

LA DEMANDA DE SWATCH GROUP CONTRA SAMSUNG

 

 

Ahora bien, entrando en el caso, las empresas del conglomerado suizo Swatch, tales como Montres Breguet, Blacpain, Montres Jacques Droz, Omega, Compagnie des Montres Longines, Francillon, Tissot, Mido, Hamilton, Swatch y Glashütter, las cuales fueron denominadas colectivamente como Swatch durante el caso, presentaron demanda contra Samsung Electronics CO. LTD y su filial Samsung Electronics UK LTD.

Swatch,  en la demanda, acusa a Samsung de haber incurrido  en actos de infracción de marcas y actos de competencia desleal. En este sentido,  la demandante alega que Samsung, durante el periodo comprendido entre octubre de 2015 y febrero de 2018, tenía disponibles aplicaciones, conocidas watch faces app, en la plataforma  Samsung Galaxy App (SGA) que reproducían sus marcas registradas.

 

 

Las Watch Faces App son aplicaciones que le dan a los smartwatches, específicamente a los Galaxy de Samsung, una apariencia diferente y atractiva para los propietarios de los smartwatches. En este caso, la demandante alega que  dichas app reproducen o tienen parecidos notables a 23 de sus marcas registradas tanto en Reino Unido como en la Unión Europea. De hecho, se mencionan que las apps fueron descargadas 160 mil veces en Reino Unido y la Unión Europea.

El equipo de monitoreo de Swatch, el cual se encarga de buscar internet posibles infracciones a su propiedad intelectual. Sin embargo, la plataforma SGA no es muy amigable en su navegación en un ordenador, por lo que  tuvieron que adquirir un móvil Samsung y un smartwatch de la empresa para realizar la búsqueda, encontrando aplicaciones, que hacen uso de las marcas del conglomerado, bien sea  reproduciendo sus marcas o usando signos que son notablemente parecidos. Al descargar las app, el smartwatch adquiere una apariencia parecida o que hacen referencia a los relojes del conglomerado suizo.

Por lo que el usuario de los smartwatches podría caer en la confusión al creer que existe algún tipo de colaboración o licencia entre Swatch y Samsung. De hecho, la demandante menciona en la demanda que las colaboraciones entre las empresas de smartwatches y de relojería no es algo raro, tal como la colaboración entre Apple y Hermés, donde los Apple Watch tienen las apariencia característica de los relojes de la casa francesa de lujo.

Por otra parte, Swatch alega que sus marcas, las cuales apuntan a diferentes targets, disfrutan de fama y reconocimiento, por lo que estos actos diluyen y vulgarizan sus marcas causándole daños a su reputación.

Por su parte, Samsung en la contestación de la demanda, alegó que las apps fueron realizadas por un tercero y no directamente por la empresa por lo que su actuación sería analógica a la de los Marketplace, además, las aplicaciones son software descargables, los cuales no tienen nada que ver con los relojes.  Además, los smartwatches no son relojes como tales, ya que son como unos ordenadores portátiles que el usuario usa en su muñeca, que cumplen tareas diferentes a las de los relojes y tienen un uso de duración limitada, ya que la vida de un smartwatch tiene una vida en promedio de 27 meses.

 

LA DECISIÓN DE LA DEMANDA SWATCH VS SAMSUNG

 

El día 20 de mayo de 2022, el Alto Tribunal de Inglaterra y Gales (England and Wales High Court), emitió la sentencia de este caso, y sin duda sus razonamientos nos da luces en cuanto como afrontar los casos que se presenten entre marcas de smartwatch y relojes, y cómo estas industrias están cada vez más relacionadas.

Ahora bien,  en cuanto al argumento de Samsung de que las apps fueron creadas por terceros y que ellos no tuvieron nada que ver en la creación, el Tribunal señala que Samsung establece unos lineamientos para los creadores de apps, entre ellas que no viole la propiedad intelectual de terceros, sin embargo, la empresa no hizo la vigilancia correspondiente para evitar la inclusión de las marcas de otras empresas.

Además, el Tribunal también menciona que aunque las apps fueron creadas por terceros, en este caso no aplica lo decidido en casos como Coty vs Amazon, en los cuales se considera que la plataforma de Marketplace no hace uso de las marcas de los vendedores, sino lo contrario. En este caso, las apps creadas por terceros para la plataforma SGA, fueron diseñadas exclusivamente para y operadas en los smartwatches de Samsung. En consecuencia sí se beneficia del uso de las marcas.

Por lo tanto, en la mente del usuario no se considera que son apps de terceros, ya que al descargarla en la SGA para los smartwatches de Samsung, el usuario las ubica como apps de Samsung.

También el Tribunal señala que sí bien los smartwatches cumplen más que un reloj, Samsung ha promocionado en varias publicidades los  smartwatches Galaxy como relojes e inclusive su diseño están pareciendo más y más a un reloj y un usuario no usa un smartwatch y un reloj al mismo tiempo, por lo que de cierta forma hay competencia entre ambos.

Además, si bien las apps son software un principio no tienen relación con los relojes, al ser descargadas para los smartwatches cambia su uso, por lo que le están dando al smartwatch una nueva apariencia, lo cual hará que el usuario crea que existe una colaboración entre Swatch y Samsung.  Es preciso indicar que los smartwatches se encuentran en la clase 9 del Clasificador Niza, y tanto Samsung como las empresas de Swatch tienen marcas registradas en esta clase, siendo uno de los grandes criterios que el Tribunal toma en cuenta en estos casos de marca.

En relación a los daños causados, Samsung borró las apps en conflicto de su plataforma, por lo que a futuro no existe el riesgo de confusión.

En consecuencia, el Tribunal declaró con lugar la demanda de Swatch, por lo que Samsung cometió actos de infracción de marcas de la demandante y también incurrió en actos de competencia desleal, por cuanto se aprovechó de la fama y prestigio de las cuales gozan las marcas de Swatch.

 

COMENTARIOS FINALES

 

Sin duda esta sentencia es relevante tanto para los smartwatches como los relojes, por cuanto la relación entre ambos actores es más evidentes. Muchas compañías relojeras tradicionales tienen marcas registradas para smartwatches y como lo señalaba la demanda, Apple y Hermés han colaborado en los Apple Watch y marcas de relojes como Citizen y Tag Huer han sacado sus smartwatches.

En consecuencia, ambas industrias cada vez compiten pero a la vez se complementan en sus respectivos mercados. Y es probable que en el futuro cercano existan más casos entre los relojes y smartwatches.

 

PARA LEER LA SENTENCIA DE ESTE CASO HACER CLIC AQUÍ (EN INGLÉS)

 

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE LA INDUSTRIA DE LA RELOJERIA O LOS SMARTWATCH, NO TE PIERDAS:

LAS 6 MAYORES EMPRESAS DE SMARTWATCHES

EL GRUPO SWATCH

LOS RELOJES SUIZOS

LOS RELOJES MÁS CAROS DEL MUNDO. PARTE II

LOS RELOJES MÁS CAROS DEL MUNDO. PARTE I

 

TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES PUBLICACIONES SOBRE FASHION LAW QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

Fashion Law (Derecho de la moda): 963 (Gran Tratado)
Tratado De Derecho De La Moda (Fashion Law): Volumen 1: Propiedad Industrial e Intelectual, Contratación mercantil, Derechos de las nuevas tecnologías, penal y aduanas: 1351 (Gran Tratado)
European Fashion Law: A Practical Guide from Start-up to Global Success (Elgar Practical Guides)
Fashion Law: A Guide for Designers, Fashion Executives, and Attorneys
Fashion Law: Direito da Moda (Monografía)
Derecho de la moda en Iberoamérica (Fashion Law) (Gran Tratado nº 1302)
Fashion Law (Derecho de la moda): 963 (Gran Tratado)
Tratado De Derecho De La Moda (Fashion Law): Volumen 1: Propiedad Industrial e Intelectual, Contratación mercantil, Derechos de las nuevas tecnologías, penal y aduanas: 1351 (Gran Tratado)
European Fashion Law: A Practical Guide from Start-up to Global Success (Elgar Practical Guides)
Fashion Law: A Guide for Designers, Fashion Executives, and Attorneys
Fashion Law: Direito da Moda (Monografía)
Derecho de la moda en Iberoamérica (Fashion Law) (Gran Tratado nº 1302)
-
58,00 EUR
72,34 EUR
74,69 EUR
93,68 EUR
157,34 EUR
123,49 EUR
Fashion Law (Derecho de la moda): 963 (Gran Tratado)
Fashion Law (Derecho de la moda): 963 (Gran Tratado)
58,00 EUR
Tratado De Derecho De La Moda (Fashion Law): Volumen 1: Propiedad Industrial e Intelectual, Contratación mercantil, Derechos de las nuevas tecnologías, penal y aduanas: 1351 (Gran Tratado)
Tratado De Derecho De La Moda (Fashion Law): Volumen 1: Propiedad Industrial e Intelectual, Contratación mercantil, Derechos de las nuevas tecnologías, penal y aduanas: 1351 (Gran Tratado)
72,34 EUR
European Fashion Law: A Practical Guide from Start-up to Global Success (Elgar Practical Guides)
European Fashion Law: A Practical Guide from Start-up to Global Success (Elgar Practical Guides)
74,69 EUR
Fashion Law: A Guide for Designers, Fashion Executives, and Attorneys
Fashion Law: A Guide for Designers, Fashion Executives, and Attorneys
93,68 EUR
Fashion Law: Direito da Moda (Monografía)
Fashion Law: Direito da Moda (Monografía)
157,34 EUR
Derecho de la moda en Iberoamérica (Fashion Law) (Gran Tratado nº 1302)
Derecho de la moda en Iberoamérica (Fashion Law) (Gran Tratado nº 1302)
-
123,49 EUR