NIVEA: su historia. Parte I

NIVEA: su historia. Parte I

Diferentes tipos de piel y necesidades

La compañía NIVEA, líder mundial indiscutible en el cuidado de la piel lo dice rotundamente:

“Inventamos hace más de cien años, el cuidado moderno de la piel gracias a NIVEA Creme”.

 

Hoy en día millones de personas de todo el mundo con diferentes tipos de piel confían en la marca NIVEA.

Esta es la razón por la que los investigadores de NIVEA se centran especialmente en la individualidad de la piel humana y en las diferentes necesidades de cuidado derivadas de la cultura, el género y la edad.

Lo que ha dado como resultado que en las últimas décadas se hayan creado numerosos productos innovadores para el cuidado de la piel, desde desodorantes hasta productos de protección solar.

Acuerdos con instituciones internacionales

La compañía trabaja con más de 50 instituciones a nivel mundial para asegurar que todos sus productos son los adecuados para tu piel.

En la sede principal de Hamburgo se ha instalado el laboratorio para Asia y Latinoamérica donde las investigaciones se dirigen especialmente a los tipos de piel y las condiciones climáticas típicas de estas regiones.

El sueño y objetivo de la compañía

Que algún día todas las personas del mundo confíen en los productos NIVEA para cuidar su piel.

100 años de NIVEA

La primera lata de NIVEA creme de 1911

Todo empezó con “Nix”.

Antes de que pudiera comenzar la exitosa historia de NIVEA Creme, tenía que inventarse otra cosa totalmente diferente: el Eucerit.

El Eucerit funciona como emulsionante que combina aceite y agua para crear una mezcla muy estable y refinada.

 

Afortunadamente, el Doctor Isaac Lifschütz desarrolló este emulsionante totalmente nuevo en 1911, y el dermatólogo y catedrático Paul Gerson Unna que admiraba los conocimientos del Doctor Lifschütz, se lo presentó al Doctor Oscar Troplowitz, el químico y cofundador de la compañía Beiersdorf.

Este último se dio cuenta de inmediato que gracias a este descubrimiento la emulsión de agua en aceite era la base perfecta para una crema cosmética para la piel, dando origen así a NIVEA Creme.

Qué dio origen al nombre

Recibió este nombre no gracias al color de la propia crema de color blanco como la nieve.

El nombre “NIVEA” procede por tanto de las palabras de origen latino “nix, nivis”, que significan “nieve”; por lo que si traducimos NIVEA literalmente significa «blanca nieve».

Período 1911-1949

NIVEA va ganándose la fama mundial.

Siguiendo la estela de este éxito, se amplió la gama con talco, jabón y leche capilar.

Publicidad de los años 40 y 50

 

El espíritu de estos tres investigadores sigue latente en la empresa, donde más de 500 empleados llegaron a trabajar en los departamentos de investigación y desarrollo.

A lo largo de todos estos años, el compromiso en investigación ha posibilitado numerosos avances en el cuidado de la piel que hoy en día se dan por sentados.

1914

Los transatlánticos y los primeros hidroaviones conectan países y continentes, con lo que los viajes a larga distancia se vuelven más fáciles y la expansión a mercados internacionales se hace realidad.

La recién fundada Beiersdorf aprovecha esta oportunidad: solo tres años después de su lanzamiento, NIVEA Creme está presente en todos los continentes.

Gracias a su fórmula estable NIVEA Creme puede resistir largos viajes en diferentes zonas climáticas.

Hoy en día, NIVEA está disponible en más de 200 países de todo el mundo y el 42% de las ventas se generan fuera de Alemania.

Ya desde 1914, NIVEA Creme está disponible en todos los continentes.

Su producción ya no se realiza en exclusiva en Hamburgo, sino también en Buenos Aires, Copenhague, México, Moscú, Nueva York, París y Sidney.

Desde Hamburgo a todo el mundo

1925

Las chicas NIVEA

Aunque ahora abunden los formatos: “Tú sí que vales”, “Operación Triunfo” o “Supermodelo”, este tipo de concursos de talentos organizados por los medios de comunicación eran totalmente desconocidos en 1925.

Por eso cuando NIVEA puso un anuncio en un periódico berlinés para anunciar la búsqueda en todo el país de tres chicas NIVEA, este causó un gran revuelo entre el público.

Más si cabe porque NIVEA no buscaba una modelo glamurosa, sino una chica normal y corriente:

Margot, Elfriede y Hertha

 

“No buscamos bellezas deslumbrantes, chicas glamurosas vestidas de gala ni señoritas arregladas a la última moda, sino chicas jóvenes maravillosas con aspecto sano, natural y fresco”

La Sra. Fröhlich, una madre joven de Flensburgo, una ciudad al norte de Alemania, vio el anuncio y pensó que sus tres hijas Margot, Elfriede y Hertha se ajustaban exactamente a la descripción.

Cuando el padre descubrió el plan les dejó muy claro que no quería ver a sus hijas como “chicas de cartel”, así que la madre siguió adelante sin contárselo.

Su decisión fue una suerte para las hermanas Fröhlich, que al final se impusieron a las más de 1000 chicas que también participaron en el concurso.

Lo más llamativo es que la familia nunca había oído hablar de NIVEA porque se acababa de mudar a Alemania procedente de Samoa, donde los productos NIVEA no eran comercializados.

Desde ese momento, la Sra. Fröhlich se entusiasmó con la idea de que sus hijas se fuesen a convertir en las chicas NIVEA y así se convirtieron en las estrellas de la nueva publicidad.

Y al igual que había ocurrido anteriormente con los chicos NIVEA, no pasó mucho tiempo hasta que la gente empezó a saludar a las hermanas Fröhlich en cualquier parte con un alegre: ¡Hola, NIVEA!.

 

NIVEA identifica perfectamente la necesidad que en 1924 existía sobre el cuidado de la piel

No solo las mujeres modernas e interesadas en la moda de los años veinte y treinta son las que caracterizan esta época; el hombre de mundo lleva bigote.

NIVEA identifica la necesidad de cuidado de la piel facial masculina antes y después del afeitado y su jabón de afeitado se convierte en el primer producto desarrollado especialmente para hombres.

El deporte y las actividades de ocio se vuelven cada vez más populares en la sociedad.

La palidez típica de la aristocracia da paso al deseo de vitalidad y de un bronceado ligero.

Por casualidad, Juan Gregorio Clausen, jefe de publicidad de Beiersdorf, descubre a tres jóvenes hermanos alegres, pícaros y de aspecto fresco.

En 1924, los “chicos NIVEA” se convierten en las nuevas estrellas de la publicidad de NIVEA.

Los primeros ídolos, los tres hermanos NIVEA

 

Al mismo tiempo nace un nuevo concepto de diseño: NIVEA aparece por primera vez en la famosa lata azul, un símbolo de la marca NIVEA que permanece hasta hoy.

Uno de los primeros anuncios de NIVEA de crema y jabón de 1911-1912.

 

 

Los 34 años a partir de 1950

NIVEA se convierte en pionera en protección solar.

En los años cincuenta resurgen la vitalidad, el optimismo y el dinamismo.

La creciente prosperidad permite viajar cada vez a más gente.

Tener coche propio hace que la gente tenga más movilidad y los destinos más populares son los de la soleada zona sur.

Italia se convierte en el destino ideal para los alemanes.

El departamento de investigación de NIVEA lleva tiempo investigando a fondo los efectos de la radiación solar en la piel y es el momento de satisfacer las necesidades del público: NIVEA lanza *Ultra-Oil Spray*, una auténtica novedad.

Su sencilla aplicación y la sensación agradable y ligera que deja en la piel reflejan el espíritu liberador de toda una generación, que junto al mítico balón hinchable de NIVEA se convierte en el accesorio perfecto de las vacaciones.

Fácil de guardar e incluso más fácil de inflar, proporciona diversión para toda la familia.

Un icono muy querido y valorado en todo el mundo que sigue vigente hoy en día.

¿Sabías que en los últimos cuarenta años NIVEA ha fabricado más de 20 millones de balones?

El balón de nivea al sol en las publicidad alemana de la compañía de los años 60

 

La rebeldía de los años 60

Corría el año 1963 y sabemos que esta década fue una expresión continuada de rebeldía.

Cada vez más mujeres se hacen valer en su vida familiar y también en sus puestos de trabajo defendiendo sus propios intereses, pero este cambio de ritmo de vida provoca que no tengan mucho tiempo para los rituales de belleza y cuidado.

En este momento nace *NIVEA Milk*, un tipo nuevo de emulsión que revoluciona el cuidado de la piel.

 

La “crema líquida” es muy sencilla de aplicar,  se absorbe rápidamente y aporta una hidratación intensiva a la piel.

Pero NIVEA también contribuye a facilitar la vida de la familia moderna en otro área: coincidiendo con el “baby boom”, lanza la gama de productos de cuidados *Baby Fine* para proteger la delicada piel de los bebés.

 

La nueva gama de productos para bebés de NIVEA permite a la nueva generación de padres cuidar y proteger la delicada piel de sus recién nacidos.

La gama de productos para bebés incluye polvos, productos de baño, crema, jabón y bastoncillos de algodón y se amplía en la década de los noventa.

Las mujeres irradian seguridad en sí mismas

Las mujeres realizan los mismos trabajos que sus maridos, aunque esto no significa que tengan que renunciar a sus rituales de belleza y cuidado.

Con *NIVEA Milk*, presentada en 1963, NIVEA mima todo el cuerpo de forma rápida y fácil.

 

Y llegan los glorisoos 70 y la protección solar

En 1975 al echar una mirada retrospectiva a las revistas de esta época, queda claro que ha empezado el culto al cuerpo.

Los bikinis se vuelven cada vez más pequeños y las más atrevidas hacen incluso topless en la playa, por eso en la década de los setenta, la protección solar gana cada vez más relevancia.

Los investigadores de NIVEA desempeñan un papel importante en el desarrollo de un método para determinar el factor de protección solar.

Este factor hace posible por primera vez la comparación directa de la eficacia de la protección solar de varios productos.

Y así, en 1975 NIVEA ya es capaz de indicar el factor de protección solar en sus productos.

Verano, sol y protección solar NIVEA

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!