LUXOTTICA: su historia. Parte III

LUXOTTICA: su historia. Parte III

Luxottica y Essilor, la fusión de 46.000 millones de euros para crear el gigante de las gafas

La italiana Luxottica LUX.MI y la francesa Essilor ESSI.PA acordaron en 2016 una fusión de 46.000 millones de euros (49.000 millones de dólares) para crear una potencia mundial en gafas con ingresos anuales de más de 15.000 millones de euros.

 

Hubert Sagnieres y Leonardo Del Vecchio 

El acuerdo all-share es uno de los acuerdos transfronterizos más grandes de Europa y reúne a Luxottica, el principal fabricante de gafas del mundo con marcas como Ray-Ban y Oakley, con el fabricante líder de lentes Essilor.

El fundador de Luxottica Leonardo Del Vecchio afirmaba en ese momento:

“Finalmente dos productos que son naturalmente complementarios, a saber, monturas y lentes, serán diseñados, fabricados y distribuidos bajo el mismo techo”.

En ese preciso momento las acciones de Luxottica subían un 8,6 por ciento a 53,80 euros a las 1405 GMT, mientras que Essilor subía un 12,2 por ciento a 114,60 euros.

La fusión entre los principales actores en el mercado de 95.000 millones de gafas tenía un objetivo claro: ayudar a las empresas a aprovechar al máximo la fuerte demanda esperada de gafas recetados y gafas de sol debido al envejecimiento de la población mundial y una mayor conciencia sobre el cuidado de los ojos.

 

Los analistas de mercado y demás expertos de este sector, estimaban ya en 2016 que el mercado iba a seguir creciendo entre un 2% y un 4% cada año, mientras que Luxottica y Essilor decían que al menos 2.500 millones de personas en el mundo todavía sufren problemas de visión sin corregir. Y esto ya no era un problema de mercado sino de salud.

El acuerdo también eliminaba, al menos en esa fecha, la incertidumbre sobre la sucesión en Luxottica, que había perdido a tres directores ejecutivos desde 2014 debido a desavenencias con Del Vecchio.

“El fundamento estratégico es sólido”, dijeron los analistas de JPMorgan Cazenove en una nota, y agregaron que el acuerdo eliminaba el riesgo de una competencia creciente entre dos grupos que habían estado invadiendo las áreas de especialización del otro en los últimos años, con Essilor comprando minoristas en línea y Luxottica invirtiendo en la fabricación de lentes.

 

La fusión de Luxottica ayuda a Del Vecchio a gestionar los riesgos familiares

Luxottica y Essilor confirmaban los planes llevar a cabo la fusión de ambas empresas, pero enfocados en la línea.

¿A qué se debía la preocupación?

Ambas empresas habían estado lidiando con la desaceleración del crecimiento de las ventas, golpeadas por la debilidad en América del Norte, y enfrentan la creciente competencia de rivales más baratos y el desafío de la distribución en línea.

Si bien las empresas veían a Asia y América Latina como mercados de crecimiento potencial, el comercio electrónico también se convertía en una de las principales prioridades.

Los datos no engañaban y eran esperenzadores a partir de la fusión, ya que los resultados del tercer trimestre de Luxottica de ese año mostraron que los ingresos de sus plataformas en línea crecieron en un 18 por ciento, y la compañía declaró que el comercio electrónico se había apuntado como un área de crecimiento acelerado para 2017.

El crecimiento del comercio electrónico en el tercer trimestre superó con creces el de ventas, que aumentaron 1,4 por ciento a tipos de cambio constantes.

Se esperaba que la fusión impulsara las ganancias operativas hasta en 600 millones de euros a mediano plazo según lo que declararon las compañías en ese año.

Si bien los asesores del acuerdo lo habían presentado como una fusión entre iguales, Del Vecchio pasaba a ser el mayor accionista del grupo combinado con una participación de entre el 31% y el 38% a través de su holding familiar Delfin.

Interiores de LUXOTTICA oficinas centrales de Estados Unidos

 

Los derechos de voto se limitaron al 31 por ciento.

Los analistas dijeron que los accionistas de Essilor estaban obteniendo un buen trato porque la relación de intercambio de acciones implicaba un descuento del 5 por ciento sobre el precio de cierre de Luxottica que bajó un 27 por ciento desde su máximo de 2015.

La relación entre acciones

Delfin contribuyó con su participación del 62 por ciento en Luxottica a una proporción de 1 acción en el grupo italiano por cada 0,461 acciones de Essilor.

El fabricante francés de lentes lanzaría una oferta de canje obligatoria sobre todas las acciones restantes de Luxottica en la misma proporción, con el objetivo de excluir las acciones de Luxottica.

EssilorLuxottica fusionada pasaba a contar con una plantilla de 140.000 empleados teniendo su sede en Paris y también cotizando en este mercado.

Es evidente que de la fusión se derivó una estructura de gobierno compleja, con Del Vecchio y el director ejecutivo de Essilor,  compartiendo efectivamente la máxima jerarquía ejecutiva, mientras que la junta directiva de 16 miembros se constituía con una división equitativa de los ejecutivos de Essilor y Luxottica.

Del Vecchio, quien había regresado al timón de Luxottica se convertía en el CEO y presidente ejecutivo del grupo fusionado. Sagnieres, de 61 años, pasaba a ocupar el cargo de  vicepresidente ejecutivo y director general adjunto, pero ambos con los mismos poderes.

Siempre ambos líderes restaron importancia a las preocupaciones sobre el co-liderazgo.

“Tenemos y compartimos los mismos valores, tenemos y compartimos la misma visión, tenemos y compartimos el mismo interés en el producto. Si realmente queremos ofrecer a los consumidores el mejor producto, Leonardo y yo tendremos que co- administrar”, dijo Sagnieres.

 

Un gigante geográfico

Essilorluxottica opera en 150 países y genera una cifra de negocio de 15.000 millones de euros al año.

Cuena con una plantilla de 140.000 empleados.

Si bien el proceso de unión arrancó en enero de 2017, ha tardado en completarse, dado que la Comisión Europea inició una investigación con la finalidad de garantizar que la nueva empresa no vulnerase ninguna ley relacionada con la competencia.

Pero finalmente, Bruselas dio luz verde a la operación. En paralelo, las dos empresas solicitaron el visto bueno de las autoridades chinas para seguir adelante con el proceso.

China dio paso a la operación con la condición de que la nueva compañía resultante de la fusión no venda sus productos a un precio inferior al de sus costes de fabricación sin una razón que lo justifique.

Eye Once Was Blind (El Ojo una vez estuvo ciego)

¿Que esta pasando?

La empresa franco-italiana de 54.000 millones de dólares EssilorLuxottica, la empresa de gafas más grande del mundo, vio subir sus acciones el lunes después de anunciar un liderazgo más claro.

¿Qué significa esto?

Desde que sus empresas se fusionaron hace un año, los ejecutivos de la pulidora de lentes Essilor y la diseñadora de monturas Luxottica (famosa por Ray-Ban y Oakley) han estado luchando por la supremacía.

Lobby oficina central de Estados Unidos

 

Ambas partes prometieron un matrimonio igualitario, pero desde entonces se han acusado mutuamente de intentar dominar.

Y los ojos de los inversores se pusieron vidriosos: las acciones de EssilorLuxottica han caído un 15% desde la fusión.

Pero la gerencia finalmente ha visto la luz.

Acordar nombrar a un nuevo CEO sin vínculos de sangre con ninguna de las partes debería ayudar a EssilorLuxottica a seguir recortando costes duplicados y entregando los 675 millones de dólares en “sinergias” anuales que prometió a los inversores cuando se fusionó.

¿Por qué debería importar?

El panorama más amplio: erguido en integración vertical.

Essilor y Luxottica fusionaron dos partes de la industria de las gafas: la experiencia óptica de Essilor y la distribución y marca de monturas de Luxottica.

Tener dos eslabones en la cadena de suministro permite a EssilorLuxottica ofrecer a los minoristas precios más atractivos si aceptan vender sus armazones y lentes juntos.

Vender dos artículos a la vez aumenta las ventas y facilita la distribución.

Y la empresa combinada puede vender un paquete refinado de monturas con los lentes necesarios directamente a sus clientes, eliminando por completo al intermediario minorista y manteniendo las amenazas de comercio electrónico de los rivales fuera de la vista.

 

Para usted personalmente: espere más gafas y precios más altos.

EssilorLuxottica vende alrededor de mil millones de pares de armazones y lentes cada año.

Y eso está destinado a crecer: para 2050, la mitad del mundo será miope.

Sin embargo, la enorme participación de mercado (45% de las lentes recetadas y 25% de las ventas de monturas antes de la fusión) y la creciente demanda en medio de una competencia limitada pueden hacer que EssilorLuxottica se concentre en aumentar sus precios, lo que resultará en gafas más costosas para los consumidores.

Eso eventualmente podría impulsar a las autoridades de competencia a involucrarse, situación que se ha vivido recientemente con el gigante cervecero AB InBev que fue multado con más de 200 millones de dólares por parte de la Unión Europea por inflar artificialmente los precios de la cerveza belga.

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!