LAS 10 PATENTES MÁS INTERESANTES DE KFC

Patentes KFC

LAS 10 PATENTES MÁS INTERESANTES DE KFC


Desde su mítica manera de freír el pollo, hasta los utensilios con los que puedes comer sus productos, KFC, marca propiedad de YUM BRANDS, ha protegido numerosas invenciones. ¿Quieres conocer las 10 patentes más interesantes de KFC? Empezamos.

 

1. EL MÉTODO DE KFC PARA FREÍR SU POLLO

Vayamos directos a los años 60 cuando, en la parte de atrás de la gasolinera que regentaba, Harland Sanders abrió una zona de restaurante y comenzó a servir su famoso pollo frito.

Como ya vimos en la entrada sobre la Receta Secreta de KFC, además de su particular mezcla de 11 hierbas y especias, lo que hace especial al pollo del Coronel Sanders es la manera en que se fríe.

Y es que, al ver que con una sartén tradicional se tardaba demasiado tiempo, decidió probar un nuevo método.

En 1962, Sanders presentó una solicitud de patente en la Oficina Estadounidense de Patentes y Marcas (USPTO) para un “proceso de producir pollo frito utilizando presión” (nº. US 3,245,800).

El factor diferencial de esta invención, según se explica en el documento de patente, es la siguiente:

  • Al elevar la presión, por ejemplo, quince libras, por encima de la presión atmosférica al nivel del mar, el punto de ebullición del agua se eleva.
  • La diferencia entre la temperatura de ebullición en condiciones de presión al nivel del mar y esa nueva temperatura, más alta, hacen que el tiempo de cocinado sea de 2 a 10 veces menor.

 

2. KFC PATENTA UN APARATO PARA SIMULAR CARNE A LA PARRILLA

El aspecto, importa. Pero, en un negocio, como ya hemos visto, también importa el tiempo de preparación. Y mucho.

Está claro que también comemos por los ojos y un producto con una buena apariencia nos parece mucho más apetecible.

Cuando uno va a un sitio en el que se sirve carne, siempre se imagina esa pieza marcada por la parrilla con sus características líneas oscuras y ese olor a brasas.

Sin embargo, en un modelo de negocio como es el de la comida rápida, cocinar cada pieza a la parrilla puede llevar demasiado tiempo y no ser eficiente. Además, en según qué piezas de carne, como el pollo, puede ser muy difícil lograr que la carne quede en un punto óptimo de cocinado.

Por eso, KFC presentó una solicitud de patente, en la USPTO, que fue concedida en 1991 sobre un “aparato para simular productos de carne cocinados en un asador de llama” (nº. US 5,033,365).

 

3. LA PATENTE DEL MÉTODO PARA SIMULAR CARNE A LA PARRILLA

Una vez se tiene el dispositivo para hacerlo, KFC patentó, en 1993 (USPTO), el “método para cocinar la carne simulando que está cocinada en un asador de llama” (nº. US 5,185,172).

En concreto y, como se puede observar en el dibujo anterior, se comienza colocando las piezas de carne encima de una estructura ondulada y encima, un elemento parecido a un grill de los usados en las parrillas.

Estas dos estructuras, se fijan con unas abrazaderas para mantenerlas juntas y mantener la carne sujeta entre ambas. Esto, además, comprime las piezas hasta alcanzar un grosor uniforme, lo que facilitará que todas queden bien cocinadas.

El grill que se coloca encima de la carne ha sido previamente cubierto con un producto que contiene caramelo, de manera que, al cocinarse, dejará esas marcas oscuras tan características de un asador de llama.

La última parte del proceso consiste en introducir la carne así dispuesta, en un horno que utiliza chorros de aire caliente a gran velocidad que inciden sobre la carne y la cocinan de manera uniforme.

En este dibujo, la carne dispuesta entre el grill y la estructura ondulada está representada en el centro, con los números 11 a 15. Puede verse la disposición de los chorros de aire caliente que salen de arriba y abajo logrando, así, una cocción uniforme y rápida.

 

4. KFC Y LA PATENTE DEL MÉTODO PARA CONSERVAR LA COMIDA MIENTRAS ES SERVIDA

Ya sea el clásico pollo frito de KFC o una hamburguesa “a la parrilla”, una vez tenemos el producto preparado, es posible que no se sirva justo al terminar de cocinarse.

Como indica la compañía en su documento de patente, en un tipo de negocio como es el de la comida rápida, los picos de demanda hacen prácticamente imposible poder cocinar y servir los productos inmediatamente después.

Normalmente, los productos se van cocinando, almacenando y, posteriormente, se sirven según se vayan pidiendo, para evitar una suerte de rotura de stock y no quedarse sin existencias.

Indica KFC que los productos de pollo, por ejemplo, pueden llegar a ser cocinados con más de una hora de antelación al momento de servirse. Por ello, es de vital importancia que el sabor, la textura y, en general, las propiedades del producto, sean mantenidas para satisfacer las demandas de los consumidores.

Con esto en mente, se presentó, en 1991, en la Oficina Europea de Patentes (EPO), una solicitud de patente de un “método para extender el tiempo de espera de la comida cocinada” (nº. EPO546229).

Dicho método consiste en introducir los productos en una cámara cuya atmósfera es controlada. El objetivo es lograr unas condiciones de elevada humedad relativa, lo que se consigue a través de vapor de agua a altas presiones. Esto evitará que la humedad de los productos se escape, dejándola seca y sin sabor.

Así, es posible incrementar la eficiencia en la preparación de la comida (piezas de pollo, especialmente, pues son las que más rápido pierden sus propiedades una vez cocinadas).

Con este método, se mantiene la frescura del 99% de los productos durante periodos largos de espera, reduciendo las pérdidas a consecuencia de la degradación de los mismos, que los convierte en no aptos para la venta.

 

5. KFC Y LA  PATENTE DE UNA “RECETA” PARA PREPARAR POLLO

Generalmente, el pollo (o pavo) empanado y rebozado se prepara, primero, rebozando la pieza en distintos ingredientes y, después, empanándolo.

Sin embargo, con los ingredientes y métodos tradicionalmente empleados, no se cumple correctamente con el objetivo de esta preparación, que es mantener la pieza hidratada para lograr un resultado jugoso. Principalmente, porque los elementos no se adhieren bien a la carne.

Por ello, en 1993, se concedió a KFC una patente sobre un producto y un método para llevar a cabo esta “receta” (nº. US 5,246,719).

Según la descripción realizada, esta invención consiste en tomar la pieza cruda de pollo, adherir a su exterior un polvo de harina gelatinizada con alto contenido de gluten, hidratar tal recubrimiento bajo determinadas condiciones (con agua) y añadir una capa de empanado.

Este procedimiento hace que tanto el rebozado como el empanado se adhieran perfectamente a la pieza, conservando todas sus propiedades y logrando un resultado óptimo.

En cuanto al producto que se patenta, se proponen dos ejemplos.

  • Para el rebozado:

  • Para el empanado:

 

6. LA FREIDORA PORTÁTIL DE KFC

En 1999, se concedió a KFC, en EE.UU., una patente (nº. US 5,865,103) con el nombre “open fryer griddle” que, traducido literalmente, sería “plancha abierta para freír”. Este nombre no nos dice mucho, así que vamos a profundizar.

El resumen de la patente ya nos da un poco más de información sobre esta invención. Se trata de un dispositivo, una “open fryer griddle” que va a ser usada para deep-frying (es la técnica consistente en sumergir el producto en un líquido a gran temperatura).

Se mencionan como ventajas de este aparato que es portátil, barato de producir y eficiente.

Se trata de un contenedor similar las freidoras de toda la vida, en el que se coloca el líquido en el que se va a cocinar. Y, por otro lado, se tiene un elemento plano, similar a una plancha.

La plancha se acopla a los bordes de la freidora, de manera que el fondo queda por debajo de la superficie del líquido que se use para freír. Este líquido será el que caliente la plancha y el aire entre las paredes de la misma, logrando, según se indica, una cocción más eficiente.

 

7. EL PACKAGING PATENTADO DE KFC

A primera vista, uno podría pensar que se trata de una patente de diseño (diseño industrial, en la normativa europea). Sin embargo, estamos ante una patente de invención concedida, en EE.UU. en 2007, para un “envase de comida compartimentado e interactivo” (nº. US 7,293,695 B2).

Antes de nada, vamos a echar un vistazo al envase, ya que la descripción del mismo, sus funcionalidades y características son más fáciles de entender si lo visualizamos a la vez.

El envase interactivo para servir comida (10), está construido a partir de una pieza de cartón.

En la base, tiene una bandeja (11) con diferentes aberturas (19) donde se colocarán los productos. La tapa (12) tiene unos bordes que se conectan con la bandeja para cerrar el envase.

Como puede verse, en la pared superior (18), existen unos cortes, con diferentes formas, creando diferentes secciones y huecos.

Si acudimos a la descripción del prior art (estado de la técnica), la propia KFC indica que los envases compartimentados de comida son ampliamente usados en restaurantes de comida rápida, eventos deportivos… Asimismo, están construidas de maneras similares.

La diferencia, es que este envase, diseñado por KFC, se puede transportar y almacenar de forma plana (desmontado, podríamos decir). Una vez en el establecimiento, sería el personal del mismo el que lo ensamblaría.

Es barato de producir, fácil de manipular, duradero y no se va a desmoronar con el uso. La distribución de los huecos, además de para sujetar los distintos productos, tiene una función de entretenimiento para atraer el interés de los niños.

 

8. EL HORNO DE KFC QUE SE LIMPIA SOLO

En la restauración, es de vital importancia la limpieza de los instrumentos de cocina. Por lo tanto, hay que asegurarse de que se hace correctamente y, en entornos con gran número de elementos, que dicho proceso es eficiente.

Según indica KFC, el método utilizado tradicionalmente en estos hornos con función de auto limpiado, es la pirolisis. Esta consiste, básicamente, en calentar el horno a una temperatura de alrededor de 500ºC, durante varias horas. Una vez terminado, se barren las cenizas.

Sin embargo, los hornos pirolíticos no son habituales para usos profesionales. No es común que los restaurantes utilicen este tipo de hornos. Aunque ha habido intentos, ninguno ha tenido éxito, principalmente, por dos razones:

  • Los efectos que tiene la pirólisis en los elementos estructurales del horno
  • La dificultad de conservar los componentes electrónicos a esas temperaturas.

Para solucionar todas las desventajas de estos hornos y crear un dispositivo que pueda ser usado en aplicaciones comerciales, KFC patentó, en 2012, un “horno de convección que se limpia solo” (nº. US 8,193,470 B1).

Al contrario que los hornos pirolíticos, que se basan en la temperatura para eliminar los residuos, este horno de convección se basa en una limpieza de carácter químico.

Su funcionamiento es el siguiente. A través de una bomba, se introduce agua en el interior del horno, que se ayuda del ventilador del mismo para distribuirse por toda la cavidad. A continuación, se añade una solución de limpieza que también es distribuida por todo el interior. Una bomba de recirculación recoge el agua mezclada con la solución de limpieza y los residuos.

 

9. KFC PATENTA UNA SALSERA

Sí. Como lo lees. En 2014, se concedió a KFC una patente sobre una “bandeja para salsa y un sistema para acoplarla a un envase de comida” (nº. US 8,770,431 B1).

Realmente, la invención va más allá de ser una simple salsera y, de hecho, plantea una solución muy interesante para ahorrar espacio al servir los pedidos.

Básicamente, en la parte superior se colocan, en los huecos, los típicos envases monodosis de salsa. Una vez lo abres, sacas los distintos elementos, incluida la bandeja (que es el tercer elemento que se representa) y echas la salsa en ella.

Mientras está todo montado, en el envase de abajo se almacena la comida (pollo frito, por ejemplo). Así, se entrega todo en uno al cliente.

 

10. EL TENEDOR/CUCHARA DE KFC

Para terminar este recorrido por las patentes más interesantes de KFC, vamos a hacer referencia a una patente de diseño registrada por la compañía del Coronel Sanders.

Se trata de este utensilio para comer del que se registró su diseño ornamental, en 2013, tal y como se muestra a continuación (nº. US D686,467 S).

A la vista de su diseño, podríamos decir que se trata de un utensilio que puede ser usado tanto como tenedor, como cuchara. Además, tiene unos huecos en el mango. Realmente, no se dice nada más sobre esta herramienta.

 

Si quieres leer más sobre KFC en nuestro portal puedes entrar en estos enlaces

Los mayores fracasos de KFC

LAS 10 MARCAS MÁS FAMOSAS DE KFC

KFC: su historia. Parte I

KFC: su historia. Parte II

KFC: su historia. Parte III

POPEYES VS KFC: COMPARATIVA DE NEGOCIOS.

Yum Brands: la propietaria de KFC

 

 

 

Tags:
,


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas