POR QUÉ ESTUDIAR UN CURSO EN DERECHO CORPORATIVO (CORPORATE)

Mejores Másteres en Derecho Corporativo

POR QUÉ ESTUDIAR UN CURSO EN DERECHO CORPORATIVO (CORPORATE)


POR QUÉ ESTUDIAR UN CURSO EN DERECHO CORPORATIVO (CORPORATE)

En primer lugar, el derecho corporativo es la rama del derecho que se centra en las empresas y en su todo los relacionado con ellas desde un punto de vista legal, es decir, las distintas clases de sociedades, la relación de la empresa con los consumidores, el análisis de la tributación o la contratación mercantil.

La especialización en Corporate es una de las más demandadas del mercado y una posibilidad real de acceder a un mercado laboral tan complejo y exigente como el actual y ello porque está íntimamente relacionado con las empresas, su ciclo de creación de riqueza y su expansión, por lo que se necesita que los profesionales estén altamente especializados.

Las diferentes salidas de los abogados y consultores especializados en Corporate van desde la abogacía de empres y consultoría, hasta la asesoría jurídica en empresas o bancos. Es una especialización con muchas posibilidades.

En este sentido, el Derecho Corporativo es una de las mejores profesionales y laborales que nos ofrece el Grado en Derecho. Muchos estudiantes se preguntan si estudiar un curso para especializarse en Corporate ayuda en las salidas profesionales de Grado en Derecho o del Grado en Derecho y Administración de Empresas, y la respuesta se basa, en primer lugar, en los intereses del estudiante, es decir en lo que realmente les gusta, y en segundo lugar en las empleabilidad y desarrollo profesional de sus intereses.

Debemos ser conscientes que la carrera de derecho esta masificada y que cada año salen miles de abogados al mercado y por ello debes de ser competitivo y tratar de destacar entre tantos. El graduado en Derecho está capacitado para desarrollar su actividad en cualquier ámbito profesional que requiera conocimientos jurídicos, pero es especialmente demandado en el sector empresarial y para ser el candidato ideal debes tener amplios conocimientos en Derecho Mercantil y Corporativo. Existe el error de que con el Máster de Acceso a la Abogacía puede ser suficiente. No obstante, si se quiere trabajar como abogado corporativo es imprescindible ampliar conocimientos, pues las cuestiones empresariales están prácticamente excluidas del programa del examen estatal del Ministerio del Justicia de acceso a la abogacía. Un curso puede ser una magnifica opción para compaginarlo con el Máster de Acceso para especializarse. Esto es así porque los conocimientos exigidos, normalmente no son abordados en el Grado de Derecho, sino que se aproximan a estos de una forma muy parcial y poco práctica, motivo por el cual los cursos de especialización son elementales.

Un curso en Derecho Corporativo puede ser también una opción muy recomendable para abogados que quieran actualizarse, para mejorar su trayectoria profesional, o incluso para reciclarse. Los asuntos corporativos requieren un altísimo grado de especialización y solo se puede adquirir a través de experiencia profesional, o cursando un curso de especialización.

QUÉ ESPERAR DEL PROGRAMA DE UN CURSO EN DERECHO CORPORATIVO (CORPORATE)

El experto en Derecho Corporativo debe tener conocimientos jurídicos, empresariales, financieros y fiscales esenciales de las sociedades de capital, las operaciones corporativas, concursales, fiscales y de financiación de empresas más relevantes en la práctica. Es recomendable que el abogado tenga conocimientos sobre productos financieros, operaciones de financiación de empresas y Mercados, a través de los cuales la empresa puede obtener recursos desde una óptica jurídica, fiscal y de negocio.

Si quieres especializarte en Derecho Corporativo, ya sea como abogado de empresa (in house) o abogado externo, deberás tener conocimientos sobre fusiones, escisiones, modificaciones estructurales, compraventa de empresas, activos y unidades productivas, derecho concursal, derecho societario, fiscalidad corporativa y de grupos, así como una base sobre financiación empresarial bancaria y parabancaria, productos y mercados financieros donde las sociedades operan. Es también importante que el abogado corporativo tenga conocimientos fiscales. Una cuestión que se debe tener clara antes de decidir especializarse en esta rama, es que debes de estar familiarizado a trabajar con números.

El profesional en Derecho Corporativo asesorará en cuestiones de derecho societario (sociedades de capital), a compañías cotizadas y no cotizadas, desde el inicio de su vida societaria, al tiempo de su constitución, y hasta la extinción de su personalidad jurídica, pasando por el acompañamiento recurrente en la búsqueda de soluciones a todas las necesidades legales que se puedan manifestar en el días a días de las mismas.

El abanico de las salidas profesionales del abogado corporativo es amplio: despachos de abogados nacionales e internacionales, consultoras, asesoría jurídica corporativa de empresas, bancos de negocio y de inversión, entidades de capital riesgo, fondos, gestoras y sociedades de inversión.

Las funciones de este tipo de abogados varían dependiendo del giro empresarial. Estos especialistas les dan la seguridad necesaria a los empresarios en cada operación realizada. Deben planear cada uno de los pasos que la empresa dará para evaluar las oportunidades y riesgos.

Si observamos el mundo de la abogacía de los negocios, tal y como citaba Iberian Lawyer, las estrellas de la abogacía mejor pagadas suelen pertenecer al ámbito mercantil, fusiones y adquisiciones, en segundo lugar al área bancaria y financiera y en tercer lugar al área fiscal. Sin duda estas son las áreas que maneja un abogado corporativo. Basta analizar estos datos para comprender que el asesoramiento de empresas requiere de forma intensiva este tipo de profesionales que suelen situarse entre los mejores pagados del sector. Firmas como Uría Menéndez, Linklater o DLA son los despachos de abogados que más socios tienen implicados en las grandes operaciones corporativas en España y aunque mercantil es la prácticas estrella de los principales despachos de abogados del mundo de los negocios, las grandes operaciones corporativas implican mas departamentos, desde fiscal hasta competencia, pasando, en ocasiones, por las áreas de laboral o propiedad intelectual e industrial, motivo por le cual se requiere potentes conocimientos en diversas ramas (laboral, mercantil. Fiscal, financiero, competencia, etcétera).

Si estás decidido a realizar un curso de Derecho Corporativo, recomendamos que se evalúen los diferentes programas,  que deberán abarcar todas las materias mencionadas previamente, o al menos la mayoría de ellas, si quieres formarte adecuadamente y de manera completa. No vale de nada que obtengas un título de un curso de Corporate y que luego no sepas nada. Una vez hayas comparado los programas, deberás de tener en cuenta qué modalidad te interesa más. Normalmente, los cursos se compaginan con otros másteres o con un trabajo, por lo que los cursos online suelen ser los más cómodos. Es importante que el curso que elijas sea el que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas