ANILLOS DE COMPROMISO: ESMERALDA, RUBÍ, ZAFIRO.

ANILLOS DE COMPROMISO

ANILLOS DE COMPROMISO: ESMERALDA, RUBÍ, ZAFIRO.


LOS ANILLOS DE COMPROMISO:DIAMANTE, ZAFIRO, RUBÍ Y ESMERALDA

 

Como ya hemos tenido oportunidad de comentar en otros artículos, los anillos de compromiso nos han acompañado desde tiempos inmemoriales, en diferentes materiales, en diferentes diseños, con diferentes piedras preciosas, con diversos significados… Pero si hay algo claro es que los anillos de compromiso que más han destacado a lo largo de los tiempos, y que hoy siguen siendo los más buscados, son aquellos que tienen diamantes, zafiros, esmeraldas o rubís, como piedra o piedras principales.

También conocemos que los diseños son muy variados, entre los que destacan solitarios, solitarios con acompañamiento, tresillos, cinquillos, medias alianzas, alianzas completas… pero en este artículo nos vamos a centrar en el valor añadido que aportan estas piedras preciosas en el anillo. Es decir, hablaré sobre ellos imaginando un solitario de oro de 18 kilates con un Diamante, o con una Esmeralda… y así sucesivamente con las 4 protagonistas.

 

EL DIAMANTE EN UN ANILLO DE COMPROMISO.

 

Anillo de compromiso con Diamante: Este tipo de anillo es el más clásico, y el que más significado guarda con el romance. La célebre marca De Beers comercializó la campaña “Un Diamante es para siempre” hacia el año 1948 con un éxito espectacular. Desde entonces, era raro imaginarse un anillo de compromiso sin Diamante.

Un Diamante es algo extraordinario. Se encuentra en los lugares más remotos del planeta Tierra y es una de las piedras preciosas más singulares y escasas. Su dificultad para extraerlos de las minas es extrema. Por ello, es una piedra de gran valor, y una de las piedras preciosas más deseadas.

Su asociación con la pureza, la transparencia y lo verdadero lo hacen que el Diamante sea un sinónimo de amor o romance. Su brillo y excepcionalidad hacen que cuando regalamos un Diamante, entregamos esta piedra única a una persona que para nosotros es, también, única.

Además, el Diamante es el mineral con más dureza (con más resistencia a posibles arañazos). Sólo puede ser rayada por otro Diamante. Por ninguna piedra más. Esta condición hace que también lo asociemos con un amor fuerte, resistente, inalterable.

EL ZAFIRO EN UN ANILLO DE COMPROMISO.

 

Anillo de compromiso con Zafiro (azul): El Zafiro proviene de la especie mineral Corindón. De esta especie surge tanto el Zafiro como el Rubí. Y no todos los zafiros son azules. El azul es el color que más se valora en el mercado para el Zafiro, pero a menudo lo vemos presente en incoloro, rosa, amarillo… Concretamente, el color más caro es el catalogado como Royal Blue, originario de Sri Lanka.

El Zafiro azul en nuestro anillo de compromiso simboliza la lealtad y la sinceridad. Uno de los anillos más famosos que han pasado a la historia fue el perteneciente a la Reina Isabel II de Reino Unido, que posteriormente pasó a manos de Lady Di, y hoy día luce en el dedo anular de Kate Middleton. Precisamente por esto, desde hace tan sólo unos años, se volvió a poner de moda y son muchos los clientes que vienen buscando una pieza similar o por lo menos, una pieza con Zafiro como piedra central.

Es muy común encontrar un anillo de compromiso con Zafiro azul como piedra central y diamantes como acompañamiento bien a lo largo del brazo del anillo o bien a los lados del Zafiro en estilo tresillo.

El Corindón, es decir, tanto el Zafiro como el Rubí, explicado más abajo, son la piedra más dura por detrás del Diamante. Es decir, son piedras que sólo pueden ser rayadas por un Diamante o por sí mismas. Esto también hace que se asocien estas piedras al romance. Quizás, al conocer este dato, muchos entiendan por qué en muchos relojes de gama media-alta y alta el cristal que protege la esfera es de Zafiro. Este tipo de cristal aguantará o resistirá más ante posibles arañazos o rasguños.

 

 

 

EL RUBÍ EN UN ANILLO DE COMPROMISO.

 

Anillo de compromiso con Rubí: Como adelantábamos hablando del Zafiro, el Rubí proviene también de la especie mineral Corindón. Lo más interesante de esta piedra es que la única fina línea que separa al Rubí del Zafiro rosa (ambos Corindones) es el color. Cuando un Corindón entra en los estándares de color que lo catalogan como Rubí, éste pasa a denominarse así y automáticamente aumenta su valor en el mercado. Este intenso color rojo lo recibe por una impureza presente en la piedra que es el óxido de cromo.

El color más valorado en el mercado es el “sangre de pichón” o “pidgeon blood” como se le conoce en el comercio internacional, cuyo origen se encuentra en Myanmar, en la ciudad de Mogok.

El anillo de compromiso que posea un Rubí simboliza la pasión, la fuerza, el coraje, el poder. Al igual que ocurre con el Zafiro, es muy común encontrar diseños que combinen el Rubí con otras piedras preciosas, especialmente, el Diamante. La combinación de Rubí con diamantes es pura belleza.

 

LA ESMERALDA EN UN ANILLO DE COMPROMISO.

 

Anillo de compromiso con Esmeralda: La Esmeralda es una piedra preciosa de la familia del Berilo. Normalmente, en el mercado, con una calidad y color excepcional en las tres, la Esmeralda se sitúa por encima del Rubí y del Zafiro en precio. Al igual que las demás piedras preciosas, las esmeraldas pueden adoptar distintas intensidades en su color en función de su origen. Por ejemplo, una Esmeralda de Zambia tiene un tono verde más oscuro que una Esmeralda de Brasil o Colombia.

La Esmeralda siempre ha estado asociada a la esperanza, a la bondad y a la buena suerte. Es muy común ver en algunos países de África diseños de anillos que dejan la parte inferior del anillo abierta para que la Esmeralda roce el dedo y traiga buena fortuna.

Una de las características más peculiares de esta piedra preciosa es que posee una gran cantidad de inclusiones en su interior. Muchos clientes rechazan esmeraldas espectaculares sólo porque tienen impurezas visibles en su interior. Pero esto es algo muy común en ellas y forman parte de la belleza de misma. Esto es, precisamente, lo que nos indica que la Esmeralda es natural y no ha sido creada por el hombre (Berilo de laboratorio) o se trata de un simulante.

Un detalle importante sobre esta piedra es que es muy delicada. Un golpe puede fracturarla. Por ello, tallar o cortar una Esmeralda es toda una obra de arte. La talla más común suele ser, precisamente, la talla esmeralda. De hecho, no es muy común ver Esmeraldas de gran tamaño taladas en redondo o talla brillante.

El Rubí, el Zafiro y la Esmeralda conforman lo que mundialmente conocemos como “los tres grandes” o “the big three”. Son las tres piedras preciosas más valoradas en el mercado históricamente. A ellas, se le suma el “King of gems” o “Rey de gemas”, que es el Diamante, por encima de todas en valor y en escasez.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE PIEDRAS PRECIOSAS TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES ENTRADAS:

PIEDRAS PRECIOSAS: RUBÍ.

PIEDRAS PRECIOSAS: ESMERALDA.

PIEDRAS PRECIOSAS: ZAFIRO.

PIEDRAS SEMIPRECIOSAS 

 PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR VERDE

 PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR AZUL.

PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR AMARILLO.

LAS PIEDRAS PRECIOSAS.

 

TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES ANILLOS DE COMPROMISO O DE PEDIDA QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!