Observatorio coronavirus: el impacto en las fortunas de los más ricos y respuestas positivas como Jeff Bezos con sus donaciones y apoyos  

Observatorio coronavirus: el impacto en las fortunas de los más ricos y respuestas positivas como Jeff Bezos con sus donaciones y apoyos  

Las críticas a los más ricos

amancio Ortega

Es frecuente que los comentarios sobre lo que hacen los más ricos con sus fortunas sea casi siempre despectivos. Lo hemos visto a nivel local de España en las críticas que ha venido recibiendo Amancio Ortega desde diversos sectores políticos, tanto en la donación para equipos en la lucha contra el cáncer, como en el presente su contribución a la lucha contra el Covid-19.

Este fenómeno es universal, y personalidades como Jeff Bezos no se libran de la crítica y cuestionamiento sobre qué es lo que hacen con sus dineros. La cuestión es que, cuando nos arrecia una pandemia como la que estamos viviendo a escala global, esas voces ya se lo piensan dos veces, porque justamente es esa contribución la que se necesita.

Pero no por ser criticados van a dejar de cumplir con su consciencia, esa que les indica que tiene un poder especial para ayudar, como en el caso de Bezos, incluso al gobierno estadounidense.

El impacto del coronavirus ha afectado todo, incluso sus fortunas.

Wall Street desierta

 

Cuando Jeff Bezos además de otros muchos altos directivos, vendieron acciones de su compañía a tiempo para evitar unas pérdidas multimillonarias en plena caída de Wall Street a máximos históricos, surgen las preguntas ¿por qué lo hicieron? ¿Es esto bueno? ¿Poseían información privilegiada con la connotación criminal que conlleva?

Con los más ricos las sociedades de sus respectivos países son siempre exigentes. Se les pide mucho más de lo que a veces pueden hacer. Pero lo que sí es cierto, que si procedieron a ventas millonarias días previos a la caída bursátil por el coronavirus en todo el mundo, es para salvaguardar sus fortunas, que en realidad coincide en todos los casos que son creadores de millones de puestos de trabajo directo e indirecto a escala global. Y esto sí que merece una especial consideración.

Es el Wall Street Journal el que da la información de que son varios e importantes los altos directivos de empresas que cotizan en Wall Street que vendieron cerca de 9.200 millones de dólares en acciones de sus propias empresas entre principios de febrero y finales de la tercera semana de marzo.

Como en otras crisis anteriores el arte de vender a tiempo

En todas las crisis económicas del siglo XX y lo que va del XXI, siempre ha habido inversores que sea por su gran olfato inversor y especulativo, o también por contar con información privilegiada (tener buena información o hacer análisis y seguimiento de la valoración de acciones no es delito), pudieron desprenderse de acciones, fueran de sus propias empresas o de terceros, sabiendo que iban a sufrir un fuerte retroceso.

 

Esta apuesta a jugar en corto no implica que después vuelvan a recomprar, ganando cuando se salieron de un valor que cotizaba alto y volviendo a ganar (hacia el futuro) con valores que había caído, generalmente en este tipo de situaciones, a máximos históricos.

 

En la coyuntura excepcional del Covid-19, estos directivos, entre los cuales muchos de ellos pertenecen al sector financiero, se han librado de unas pérdidas (al menos teóricas) que según los expertos pueden ascender a 2.000 millones de dólares.

Esto se debió a que el índice S&P 500 cayó un 30% desde su pico el 19 de febrero hasta el cierre de las operaciones el 20 de marzo.

 

Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin

 

A pesar de que la Reserva Federal diera un paso para dar tranquilidad al mercado, con el anuncio del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, que afirmara se iba a poner en marcha un plan de rescate para amortiguar las caídas por la crisis del Covid-19, los operadores de Wall Street no lograban frenar esas caídas durante esos días.

Jeff Bezos el principal vendedor de acciones

Parece ser una nota dominante: Jeff Bezos siempre es el primero, incluso en esos momentos de venta de acciones. Porque en la primera semana de febrero, poco antes de que el mercado de valores alcanzara su punto máximo, realizó una venta de sus propias acciones de Amazon por valor de 3.400 millones de dólares. Esto le permitió evitar pérdidas por valor de 317 millones de dólares, por el simple cálculo de cuál hubiese sido estimativamente el valor si hubiese mantenido las acciones hasta el 20 de marzo.

Sólo un porcentaje de la tarta

SEC-Securities and Exchange Commission).

 

Las ventas representaron aproximadamente el 3% de los títulos a nombre de Bezos, según los datos de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC-Securities and Exchange Commission).

Las ventas de Bezos, durante una sola semana de febrero equivalía a todas sus operaciones de venta en los inmediatos doce meses anteriores.

El mercado de valores alcanzó un máximo histórico en febrero, y es frecuente que los ejecutivos vendan acciones a principios de año, entre otras razones, por las fiscales, lo que incluye razones estratégicas comerciales preestablecidas.

 

Pero el volumen de las ventas de altos ejecutivos y directivos de empresas de Wall Street aumentó en torno a un 30% durante este período referido, si se compara con el mismo periodo de los últimos dos años.

 

Durante el mismo período en febrero y marzo de 2019, los directores corporativos vendieron acciones por valor de 6.400 millones de dólares.

Mientras las ventas efectuadas por Bezos representaban más de un tercio del total en lo que va de 2020, fueron muchos miles más de inversores los que vendían acciones, que según estimaciones de fuentes solventes, ascendió a poco más de  150 ejecutivos y directivos cuyas ventas fueron al menos de un millón de dólares en acciones.

El común denominador ha sido que durante los últimos doce meses anteriores a estas operaciones no habían vendido una sola acción.

Es también del todo cierto, que no ha habido una coincidencia, sino una decisión colectiva (tomada a nivel individual cada uno, por supuesto) motivada por las medidas de apoyo del gobierno, en concreto un plan como el conocido por 10b5-1, que permiten a los directivos establecer de antemano la venta de acciones a ciertos precios o en ciertas fechas.

Wall Street recupera al S&P 500

Standard & Poor’s

 

Los máximos volvieron a darse en el S & P a las dos semanas. El incremento de las peticiones, debido al cierre de actividades como respuesta a la epidemia de Covid-19, superó el récord histórico de 695.000 solicitudes que se dieron en 1982

Todas esas pérdidas parecen haberse evaporado una vez que los inversores finalmente han creído el mensaje de la Reserva Federal

Millonarios venden sus acciones justo antes de la debacle financiera

Aunque en principio en ese momento no había informaciones que indicasen una caída brusca del mercado, los datos muestran que los ejecutivos vendieron un tercio más de acciones en comparación con los dos últimos años.

En el mismo periodo del pasado año, por ejemplo, los ejecutivos vendieron acciones por un valor total de unos 6.400 millones, lejos de los 9.200 registrados este año.

Impacto del coronavirus en la fortuna de ricos como Jeff Bezos, Bill Gates, Bernard Arnault, Warren Buffett, Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg

 

Jeff Bezos y los multimillonarios rankeados en primeras posiciones, llegaron a perder una sustancial parte de su riqueza en un solo día.

Las cifras asustan: 30 mil millones de dólares en un día, según el índice de multimillonarios que elabora la cadena Bloomberg. Jeff Bezos, Bill Gates, Bernard Arnault, Warren Buffett, Mark Zuckerberg y otros perdieron varios miles de millones de dólares a medida que las acciones de sus respectivas empresas se desplomaban.

Los mayores perdedores fueron el Jeff Bezos (que ocupa el ranking nº1 y el presidente de la compañía de artículos de lujo LVMH, Bernard Arnault (en el puesto número 3), cada uno de los cuales perdió más de 4.800 millones de dólares.

A pesar de esto, Bezos continúa en el núcleo privilegiado de los más ricos del mundo con una fortuna de 121.000 millones de dólares.

 

Sede de LVMH en Paris

 

LVMH se vio particularmente afectado porque China se encuentra entre sus principales mercados. De hecho, el país representa casi el 40 % de todas las ventas de artículos de lujo en el mundo.

Bill Gates, que ocupa el puesto número 2 en el índice, perdió alrededor de 2.100 millones de dólares, con un patrimonio neto de  114.000 millones.

Amancio Ortega, fundador y CEO de Inditex SA que posee la marca de Zara, perdió 4.000 millones.

Mark Zuckerberg recibió un golpe de 3.400 millones ya que las acciones de Facebook disminuyeron 4,4%.

Mukesh Ambani

 

El presidente de Reliance Industries, Mukesh Ambani, quien es la única fortuna de origen indio en el top 15, perdió 903 millones de dólares, estimándose su fortuna después de esta pérdida en 54.500 millones de dólares.

Opiniones contrarias sobre el efecto del coronavirus

A pesar de las preocupaciones obvias que rodean el brote de coronavirus, algunos empresarios y analistas de mercado tienen una opinión contraria.

Ray Dalio

 

A principios de febrero, Ray Dalio, fundador de Bridgewater (el fondo de cobertura más grande del mundo) dijo que estas preocupaciones eran “exageradas” y esperaba que no fueran permanentes.

Nos parece interesante su apreciación sobre la situación que nos ha sobrevenido en los mercados: “las preocupaciones de los inversores sobre la pandemia probablemente tuvieron un efecto un poco exagerado en la fijación de precios de los activos debido a la naturaleza temporal de eso, por lo que esperaría un mayor rebote”.

Jeff Bezos apoyando al gobierno de Washington

El equipo directivo de Amazon ha estado en contacto regular con la Casa Blanca a fin de apoyar en la lucha que se libra contra el coronavirus.

Se ha estado trabajando a medida que se iba evolucionando en la respuesta que tanto gobierno como empresas iban dando día tras día al Covid-19.

El mismo presidente Trump en una rueda de prensa afirmó que “hemos recibido un gran apoyo de muchas personas que pueden ayudar, y esto es muy bueno”.

Googleplex es la sede de la compañía Google LLC, ubicada en el 1600 Amphitheatre Parkway, en Mountain View, Santa Clara, California,

 

Se sabe por diversas fuentes que el gobierno norteamericano está en permanente contacto y reuniéndose con las grandes compañías tecnológicas, además de Amazon, también Facebook, Google, Twitter, Apple y Microsoft en un esfuerzo por ayudar a coordinar las acciones para contener el virus.

Si bien no están definidas todas las medidas y procedimientos que se van a ir tomando, Amazon está sintiendo claramente el impacto del brote de virus global, incluido un aumento en la demanda que lo llevó a poner en marcha la contratación de 100.000 personas para sus almacenes de distribución.

Jeff Bezos y los test de diagnóstico

Jeff Bezos durante estos días se ha puesto en contacto con la OMS (Organización Mundial de la Salud) y le ha sugerido que Amazon podría entregar los test de diagnóstico del coronavirus en cualquier lugar del mundo.

Pero además, Amazon ya está apoyando a la OMS con soporte tecnológico y brindando inteligencia artificial para ayudar a sus herramientas de mapeo de epidemias.

Bezos en el encuentro virtual con la dirección de la OMS, ha discutido sobre la necesidad urgente de una acción colectiva para producir y distribuir abundantes kits de prueba COVID-19″.

Jeff Bezos y Leonardo DiCaprio se involucran con donaciones

Leonardo DiCaprio

 

Jeff Bezos dona 100 millones de dólares a los bancos de alimentos y Leonardo DiCaprio y Apple han recaudado 12 millones de dólares

Ante esta emergencia sanitaria que se vive a nivel mundial por el coronavirus, son muchos los rostros conocidos que han donado dinero o material sanitario para los más necesitados. Es el caso del actor y productor Sean Penn que está afrontando los costes del test de coronavirus en barrios humildes de Los Ángeles en directa colaboración con el Ayuntamiento.

Presidente de AEEN (Asociación Española de Escuela de Negocios) y secretario general de EUPHE (European Union of Private Higher Education).

Antonio Alonso lleva más de 25 años en el sector de la formación superior en España, habiendo sido CEO de EEN. Es consultor académico y estratégico para Escuelas de Negocios, así como para diferentes instituciones de formación de Latinoamérica.

Miembro del consejo académico de e-Latam del grupo media-tics. Miembro del Jurado del Foro ECOFIN. Autor de más de 80 artículos sobre liderazgo, especialmente en cuanto al futuro de la formación y el trabajo.

Ponente y conferenciante en temas de educación superior, innovación y emprendimiento.