VF CORPORATION: SUPREME

VF CORPORATION: SUPREME


En esta entrada conoceremos la trayectoria de Supreme, marca de culto de la cultura skater de Nueva York, por excelencia fundada por James Jebbia en 1994; dentro del paraguas de VF CORPORATION, conglomerado estadounidense con una trayectoria de más de 100 años, que agrupa marcas como Vans, The North Face, Patagonia, Timberland, entre otras, la cual adquirió Supreme a finales de 2020 por un monto de 2.100 mil millones de dólares.

Conoceremos los detalles de la transacción y el lugar que Supreme ocupa dentro de VF Corporation, tomando en cuenta la popularidad y exclusividad que han hecho de Supreme la marca de streetwear más deseada. Comencemos

 

SUPREME: LA MARCA SKATER MÁS EXCLUSIVA

 

 

 

Supreme fue fundada por el británico James Jebbia, residente en la ciudad de Nueva York, cuando estableció una pequeña tienda dedicada a la cultura patinetera  (skate) ubicada en Lafayette Street en Manhattan. El sitio de ubicación de esta tienda sería la primera de la marca Supreme.

La tienda prontamente se volvió un punto de encuentro para los skaters neoyorkinos donde podían compartir  un rato agradable conversando, fumando, conociendo otros skaters y adquiriendo piezas tanto de Supreme como de otras marcas.

Supreme comenzó confeccionando prendas propias tales como t-shirts, hoodies y gorras. Para finales de los 90 y principios de los 2000, Supreme ya era una marca popular entre los skaters y los seguidores de la cultura urbana o streetwear. En consecuencia, es a partir de los años 2000 que la marca comenzó a realizar colaboraciones que ayudaron a aumentar su perfil fuera de los círculos de la cultura urbana.

En este sentido, la primera colaboración de alto perfil y que marcaría el inicio del hype por Supreme fue con Nike.  En el año 2001, Supreme comenzó a vender en su tienda un número limitado de los sneakers Japanese Co. Jp Dunks y los Dunk Low Pro B. Pero sería al año siguiente, 2002, cuando una edición limitada de los sneakers Nike Dunk SB fue vendida en la tienda Supreme, generando el hype entre los fanáticos de los sneakers quienes hicieron colas en la tienda de Supreme para conseguir esa algún para de esta edición limitada. La primera cola de lo que ahora caracteriza el hype de esta marca.

 

Gracias a esta colaboración con Nike Supreme fue logrando hacerse un nombre fuera de la comunidad skater. Además de Nike, que es una marca con la que colabora habitualmente, Supreme ha colaborado con marcas tales como Vans, Clark, Dickies, Spitfire, Girl Distribution Company, Thrasher y Comme Des Garcons. De esta última colaboración Jebbia ha dicho: “Creo que abrió muchas puertas, muchos ojos”.

Supreme también ha colaborado con artistas como Jeff Koons, Mark Flood, Christopher Wool, Nate Lowman, John Baldessari, Damien Hirst, entre otros. Pero el momento cumbre y que significó la “entrada” de Supreme en el mundo de high fashion,  fue la colaboración que hizo con Louis Vuitton en 2017, la cual fue posible gracias al entonces director creativo de Louis Vuitton  Homme, Kim Jones, un fanático del streetwear y las tendencias urbanas y quien sin dudas abrió el camino para la posición de su sucesor, Virgil Abloh, dentro de la casa de moda francesa.

El éxito de Supreme radica en la escasez de sus lanzamientos lo cual causa un hype entre los seguidores y fomenta el “boca a boca” como principal medio de publicidad. De hecho, desde sus inicios y aun en la actualidad es muy poco el presupuesto que destina para la publicidad.  Además, posteriormente, los lanzamientos de Supreme alcanzan altos precios en el mercado del reselling debido a los codiciados que se vuelven sus artículos.

En la actualidad la marca tiene 13 tiendas alrededor del mundo, abarcando Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Francia. Con todos estos antecedentes es obvio que muchos conglomerados tendrían en mente incorporar a Supreme como parte de su paraguas, siendo finalmente adquirida por  VF CORPORATION.

 

SUPREME ANTES DE VF CORPORATION.

 

Foto cortesía: harpersbazaar.com

 

Supreme se mantuvo como una marca independiente de cualquier conglomerado hasta 2017. Sin embargo, después de la exitosa colaboración de la marca con Louis Vuitton, surgieron rumores muy fuertes que afirmaban que el titán de la moda y el lujo LVMH había adquirido Supreme por un monto de 500 millones de dólares. Inclusive un hecho que acrecentó el rumor fue la renuncia de uno de los Directores de Supreme, Angelo Baque, de quien se dijo que se fue de la marca antes de que se verificara el cambio de propietario.

Pero prontamente estos rumores fueron desmentidos por el portal The Business of Fashion mencionando lo siguiente: “Fuentes próximas a LVMH dicen que el reporte fue un rumor infundado y negaron un posible acuerdo entre el conglomerado de lujo francés y la marca culto de streetwear, a pesar de la colaboración entre Louis Vuitton y Supreme develada en la Semana de la Moda de París.

Ahora bien, en octubre de 2017 se dio a conocer que Jebbia vendió el 50% de las acciones de Supreme al fondo de inversiones Carlyle Group. No se dio a conocer el precio de la transacción, pero se estima que la misma tuvo un monto de 500 millones de dólares.

El fondo de inversiones Carlyle Group ha invertido en marcas como Moncler, Vogue International, Dunkin’Donuts, Dr Pepper y en Beats Electronics,  esta ultima es la empresa detrás de los famosos audífonos Beats By Dr. Dre y cuyas acciones en esta última, posteriormente, las vendió a Apple.

Sin embargo, la adquisición de parte de las acciones de Supreme por este fondo de inversiones causó bastante polémica, ya que Carlyle Group también está vinculada a la empresa que se dedican a la fabricación y comercialización de material bélico United Defense Industries. Además, políticos como el expresidente de los Estados Unidos George W Bush y el exprimer ministro británico John Major trabajaron para Carlyle Group.

Pero es la vinculación de la empresa con la familia saudita Bin Laden (sí, la misma familia de Osama Bin Laden) la que ha causado mayor controversia ya que poseen inversiones en esta firma cuyo capital es abierto, es decir, cotiza en la bolsa de valores.

Según Jebbia, la elección de Carlyle Group como inversionista de Supreme se debe a que tiene la experticia operacional requerida para mantenernos en la trayectoria constante en la que hemos estado desde 1994”. Además, de tener a su disposición todos los recursos con los que cuenta una de las firmas de inversiones más poderosas del mundo, se dice que otra de las razones de Supreme fue que ayudaría a la marca a expandirse en el codiciado mercado chino, el cual se ha convertido en uno de los más importantes de la industria de la moda.

El modelo de negocios que aplica Carlyle Group es hacer inversiones en las empresas y después venderlas, generalmente a un precio mayor del cual las adquirió. Y sin dudas el fondo de inversiones lo logró con Supreme,  aunque la marca no haga pública sus cifras, se sabe que pasó de facturar 200 millones de dólares en  2017 a facturar 500 millones de dólares en 2019.

Con este aumento en la facturación de Supreme, resulta lógico que Carlyle decidiera ver las ganancias de la inversión que hizo en la marca conocida como “Chanel del streetwear”.

 

ADQUISICIÓN DE SUPREME POR VF CORPORATION

 

Foto cortesía: hypebeats.com

 

En noviembre de 2020 se dio a conocer que el conglomerado norteamericano adquirió Supreme por un monto de 2.100 millones de dólares, un precio que casi triplica lo previamente pagado por Carlyle Group.

A pesar de que los rumores apuntaban a la adquisición por el conglomerado LVMH debido al gran éxito que tuvo la colaboración Supreme-Louis Vuitton, no debe olvidarse que la marca ha tenido exitosas colaboraciones con marcas que forman parte de VF Corporation, tales como Vans, The North Face y Timberland.

El CEO de VF Corporation, Steve Rendle,  dijo de esta adquisición:  “No venimos a hacer a cambios. Estamos para ayudar y hacer posible… un negocio de gran desempeño”. En este sentido, VF Corporation la da a Supreme oportunidades para fortalecer su cadena de distribución global, las plataformas internacionales y sus capacidades digitales. Por su parte,  Supreme la da a VF Corporation  acceso a un atractivo mercado de consumidores que de por sí han tenido contacto con sus marcas.

Sin embargo, esta adquisición encontró detractores entre algunos seguidores de Supreme, quienes alegaron que la marca podría masificarse y perder ese estatus de marca de culto que ha contribuido a hacerla una de las favoritas de los hypebeast. La adquisición se hizo efectiva en enero de 2021.

 

SUPREME DENTRO DE VF CORPORATION

 

vf corporation supreme

Fachada de la nueva tienda de Supreme en Milán: Foto cortesía highsnobiety.com

Debido al precio de esta adquisición, 2.100 millones de dólares, ha sido la más grande del conglomerado VF Corporation a lo largo de sus más de 100 años de historia, superando la que hizo de Timberland una década antes. El conglomerado estima que la marca tenga un crecimiento de entre 8% a 10% para el año 2024.

Gracias a sus lazos con la cultura skate y urbana en general, esta adquisición era más lógica que una posible adquisición por parte de conglomerados de lujo como LVMH o Kering, por cuanto permite que Supreme mantenga su aura de marca de culto y no tener la imagen de ser una marca que ha vendido sus valores.

En este sentido, aunque vendió la compañía, James Jebbia se mantiene a la cabeza de Supreme. De hecho, la junta directiva de VF Corporation ha sido bastante reiterativa en indicar que no tendrán injerencia en la directiva de Supreme y no interferirá en las decisiones que tome la marca.

Uno de los proyectos del conglomerado es expandir la presencia física de Supreme a nivel internacional, aumentando las actuales 13 tiendas que la marca tiene a nivel mundial a mercados donde la marca tiene alta demanda.

A pesar de los temores que pueda causar en relación a la exclusividad que Supreme ha mantenido, en VF Corporation aseguran que lo harán de una manera que mantendrá la exclusividad de la marca de streetwear. Probablemente el conglomerado tenga a China en mente considerando que opera en la región de Asia-Pacifico. También otro mercado en mente es Corea del Sur, país famoso por imponer tendencias y una cultura hypebeast bastante fuerte. Por lo pronto, en mayo de este año fue abierta la primera tienda de Supreme en Italia, específicamente en Milan.

El conglomerado estima que Supreme facturará más de 500 millones de dólares durante este 2021, y  prevé que la marca puede facturar 1.000 millones de dólares en un futuro no tan lejano.

Al ser una compañía de capital abierto, VF Corporation debe publicar sus resultados anuales, por ello, a principios de 2022 veremos los primeros resultados de esta adquisición.

Será interesante ver cómo se irán materializando los planes de expansión de Supreme como marca de VF Corporation. Pero lo más importante será ver si a larga plazo logrará mantener su aura de exclusividad y marca de culto.

 

 

SI QUIERES LEER SOBRE LAS MARCAS MÁS CONOCIDAS DEL MUNDO, VISITA ESTAS ENTRADAS:

Off-White: marcas

Hypebeast: Las 10 mejores marcas 2021

Hypebeast: ¿qué es?

Las 10 mejores marcas de Nike

Adidas: sus marcas. Parte 1

Las 10 marcas más famosas de McDonald’s

 

 

 

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas