LORENZO CAPRILE: SU BIOGRAFÍA Y TRAYECTORIA 2

LORENZO CAPRILE: SU BIOGRAFÍA Y TRAYECTORIA 2


En esta entrada continuaremos analizando la vida personal, biografía y trayectoria profesional de Lorenzo Caprile, una de las figuras más relevantes del diseño y la moda en los últimos treinta años. Su opinión sobre las novias y sus vestidos, así como su visión de la vida y su filosofía muy transparente y directa. Su estudio de diseño y todo su conocimiento sobre el sector de la moda.

 

Y la parte económica ¿cómo juega en esta industria tan terrible?

A la hora que se habla de dinero, Caprile no cree que sea una cuestión de riqueza o de pobreza.

En el estudio de Lorenzo Caprile. Fuente https://www.vogue.es/moda/tendencias/en-el-estudio-de/articulos/lorenzo-caprile-estudio-taller-madrid/33778

 

Ahora tienen más importancia otros mensajes: “Yo soy de esta tribu y tú, no”, “yo pienso así y tú, no”, “yo soy poderoso y tú, no”.

O sea, que deja de lado el dinero por el poder de influencia y relevancia de un profesional de la moda, lo que lo hace más relevante que saber si tienes más o menos dinero.

Y Caprile lo tiene muy claro: “el  poder no tiene nada que ver con el dinero, ¿eh? ¡Ojo! Ese es uno de los grandes mitos de la cultura contemporánea”.

 

Nacer en una familia acomodada

Esta es  una cuestión que siempre surge cuando se analiza la vida de una personalidad como Caprile.

Porque la pregunta obligada al admitir que nació en una familia acomodada, es si ¿Le hubieran dejado sus padres dedicarse a esto si hubiese nacido en una humilde?

Según su propia historia, parece ser que Caprile rompió la baraja con las profesiones raras ya que fue su hermano Pasquale, el fotógrafo, y él sí que lo pasó mal porque su padre le dijo que ni hablar y fue su madre la que intercedió.

Porque cuando Caprile cumplió los diez años diciendo que quería ser modista, su padre tiró la toalla.

En el estudio de Lorenzo Caprile. Fuente https://www.vogue.es/moda/tendencias/en-el-estudio-de/articulos/lorenzo-caprile-estudio-taller-madrid/33778

 

Sobre las novias y si es borde con ellas

Caprile siempre ha gozado de una fama de borde, pero parece que está muy circunscrita al mundo de las novias.

Él describe perfectamente el por qué sucede esta apreciación sobre su persona:

En mi mundo de novias sí que tengo fama de borde. No me importa reconocerlo”.

“El momento de escoger un traje de novia es muy especial, la susceptibilidad está a flor de piel”.

“Casi todas las mujeres que deciden casarse viven el momento novia durante unos meses: parece que las únicas que se casan son ellas y todo es un melodrama de Douglas Sirk”

Y cuando llegan al taller y de repente Caprile les dice que eso que le piden no tiene ni pies ni cabeza, que ese día es para estar guapísimas y no para llevarse likes en Instagram, el castillo de naipes se les cae y se van muy enfadadas.

Unas no lo entienden, pero otras se dan cuenta de que él les está haciendo un favor.

Y esto debe ser así porque con esta forma de actuar tan honestamente lleva 30 años.

Sus trajes se convierten en piezas clásicas

Caprile sabe que es así porque cuando la crítica y/o los medios se ponen a considerar que sus trajes de de novia envejecen todos muy bien, finalmente terminan por darle la razón.

En el estudio de Lorenzo Caprile. Fuente https://www.vogue.es/moda/tendencias/en-el-estudio-de/articulos/lorenzo-caprile-estudio-taller-madrid/33778

 

Este es el caso de  doña Cristina [de Borbón], que según Caprile se ve hasta eb la sopa, 25 años después, cuando muchos medios se hicieron eco de que el de Meghan Markle era prácticamente el mismo vestido que el de Cristina.

Su opinión sobre la moda y su filosofía de vida

 

Caprile cree que cuando la gente se pregunta si hay mucha política en la moda, hay que remitirse a unas palabras de Marx: “La moda es la hija favorita del capitalismo”.

Caprile cree que el que diga lo contrario, o es tonto o miente.

“Hay un texto fundamental para todos los que nos dedicamos a esto que se llama Manual anticapitalista de la moda, de una editorial que era tan roja, tan roja que ya no existe. Y el que no encuentre ese que se lea Fashionopolis, que es de una editorial que están sacando unos libros de moda maravillosos”

Cuando se escucha a Caprile, sus  pensamientos claros y libres, se tiene la sensación que es muy conservador para los de izquierdas y demasiado moderno para los de derechas. 

Pero él cree que esto tiene que ver según dónde cada persona está, porque dice que a veces es muy facha y otras el rojo de la pandilla.

“Pero yo, como Unamuno: “No”. Para empezar, “no”. A este buenismo y a este pensamiento único, a esta ausencia de autocrítica y reflexión, me voy a oponer siempre”.

Caprile prefiere oponerse y compartir esa soledad con Unamuno.

En el estudio de Lorenzo Caprile. Fuente https://www.vogue.es/moda/tendencias/en-el-estudio-de/articulos/lorenzo-caprile-estudio-taller-madrid/33778

 

Se formó como modisto en el Fashion Institute of Technology de Nueva York y en el Politécnico Internacional de la Moda de Florencia.

Para completar su formación estudió Lengua y Literatura en la Universidad de Florencia.

“Me inicié en el mundo de la moda a través del dibujo, que es la peor manera de empezar en esta profesión”, comentaba.

En 1986 comenzó su andadura profesional en firmas de moda, tanto italianas como españolas, como Ratti, Lancetti, Gruppo Finanziario Tessile, Cadena y Lienzo de los Gazules.

No sería hasta el año 1993 que abriría su propio taller en Madrid, más concretamente, en el barrio de Salamanca.

“En Italia tuve una experiencia de casi cinco años, que fueron muy intensos, en los que aprendí la profesión y descubrí que el prêt-à-porter no me gustaba porque exigía ritmos muy rápidos”, confesaba.

A lo largo de su dilatada carrera, Lorenzo Caprile ha vestido a personalidades de la talla de la Reina Letizia o la Reina Sofía, y ha recibido numerosos premios y galardones como el premio Ceres de Teatro 2013 al mejor vestuario, el premio Ciudad de Alcalá de las Artes y las Letras 2014 o la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes que concede el ministerio de Cultura.

Modista de cabecera para la aristocracia y la alta sociedad españolas y epecializado en trajes de ceremonia hechos a medida, es uno de los diseñadores españoles habituales en bodas de alto copete y también sobre alfombras rojas.

Además, trabaja como figurinista y ha diseñado vestuarios para teatro, danza, ópera y cine.

En 2018 se estrena como jurado del talent Maestros de la costura de TVE.

Al respecto afirmaba: “Vamos a permitir que las jóvenes generaciones tengan acceso a todo lo que sucede detrás, porque hoy viven abducidos por las redes sociales y la hegemonía de personajes de dudosa capacidad didáctica”.

En el estudio de Lorenzo Caprile. Fuente https://www.vogue.es/moda/tendencias/en-el-estudio-de/articulos/lorenzo-caprile-estudio-taller-madrid/33778

 

Tras el estreno, Caprile se confirmó como la revelación del programa en Twitter.

Su Historia breve

2018

Es uno de los miembros del jurado del talent show de TVE Maestros de la costura. Recibe la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes del ministerio de Cultura.

2015

Publica el manual De qué hablamos cuando hablamos de estilo.

2014

Recibe el premio Ciudad de Alcalá de las Artes y las Letras.

2005

Comienza a crear vestuarios para obras y películas.

2004

La Reina Letizia acude a la boda de los príncipes herederos de Dinamarca con un espectacular diseño rojo de Caprile.

Fuente https://www.vogue.es/moda/news/articulos/maestros-de-la-costura-estreno-primer-programa/33151

 

2003

Publica su primer libro Vamos de boda.

1997

Crea el traje de novia de la Infanta Cristina. Un diseño elaborado en seda, con manga larga y cuello barco.

1993

Abre su propio taller de costura en el barrio de Salamanca.

 

En el estudio de Lorenzo Caprile

De su ‘taller a medida’, como el modista se empeña en decir, han salido las mujeres más elegantes de España.

Este año celebra sus tres décadas y abre sus puertas a Vogue.es

Durante años fue el secreto mejor guardado de la aristocracia española. Ahora, Lorenzo Caprile (Madrid, 1967) es un grande del diseño patrio al tiempo que se adapta a su nuevo rol de estrella televisiva.

Pero antes de seguir, vayan por delante algunas objeciones que, aunque a priori podrían atribuirse a su marcada personalidad, se apoyan en un discurso irrevocable.

– Como bien saben los que alguna vez se han aproximado al universo Caprile, detesta que le llamen modisto. “Modista es una palabra que no hay que perder, modisto no existe”.

Y este alegato tiene un componente reivindicativo: lo considera sexista, pues en femenino se reserva para las costureras de toda la vida que hacen remiendos y pequeños arreglos, “muy infravaloradas”, mientras que en masculino se atribuye a los grandes creadores.

Tampoco le llamemos creador.

“Me parece presuntuoso. Y más en este momento, que crear, crear, crear, no creo que estemos creando nada.

Más bien actuamos de estilistas.

Proponemos, combinamos, repescamos y saqueamos épocas e inspiraciones pasadas, le damos un toque actual, pero crear desde cero un volumen, una silueta, una proporción…

La única que está creando algo totalmente nuevo es Iris Van Herpen, la holandesa, con el 3D, la aplicación de la tecnología…

Eso sí que es algo que no habíamos visto nunca.

Fuente https://www.vogue.es/moda/news/articulos/lorenzo-caprile-maestros-de-la-costura-juez-estrella/33155

 

El resto, es más tocar la tecla adecuada en el momento adecuado, pero crear, en el sentido puro del término, no.

No solo me parece presuntuoso, sino que no es cierto”, señala.

Esta puntualización no la hizo de manera deliberada, pero sí implícita.

¡Bienvenidos al taller a medida de Lorenzo Caprile!

Estos días decíamos adiós a Hubert de Givenchy, el último gran couturier.

Con él no despedíamos a un diseñador, tampoco al autor del vestuario de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, sino una época.

Hay quienes miran obsesivamente la novedad, aunque, como decía Coco Chanel, “solo es nuevo lo que no se recuerda” y Lorenzo Caprile es de los que recuerdan y disfrutan con ello.

“Entre 1925 (ó 1926) y 1955 (ó 1956) se rozó la perfección en nuestro oficio”.

A partir de ahí, las cosas son de otra manera.

En cuanto a todo: concepto de patronaje, de elegancia, de glamour

Era el Hollywood de la edad de oro, de Chanel, Schiaparelli, Balenciaga, Vionnet, la primera etapa Yves Saint Laurent.

Pero no se equivoquen, Caprile no es de los que espetan un “cualquier tiempo pasado fue mejor” y se niega a la modernidad.

Aunque admite que le da “mucha tristeza” el estilo de la calle, que por él se mantendrían los códigos clásicos del vestir, nadie le puede negar que haya sido un visionario.

Cuando llegó de formarse en Nueva York e Italia, a finales de los 80, el sector de la costura estaba muy parado en Madrid.

“Eran tiempos aburridos”, rememora. La movida madrileña, el punk… había una corriente alternativa que era el foco de toda innovación y atrevimiento; mientras que los ambientes más clásicos se mantenían intactos.

Entonces llegó él, el joven Lorenzo.

Lorenzo Caprile, al límite en ‘Maestros de la costura’ con gritos y un golpe sobre la mesa Fuente https://vertele.eldiario.es/noticias/Lorenzo-Caprile-limite-Maestros-costura-gritos-golpe-sobre-mesa_0_2214078584.html

 

Los primeros encargos

Empezaron los encargos: Paloma Alonso Martínez y Carla Royo-Villanova fueron sus primeras clientas.

En un momento en el que la moda nupcial “todavía vivía las consecuencias del estilo princesa de Lady Di “, Caprile apostó diferente y, sin quererlo, a ganador.

De vestidos con influencia Art Déco a corpiños inspirados en los trajes del Renacimiento.

Lo viejo se convirtió en lo más nuevo. Todo esto desembocó en una vena coleccionista.

Colecciono vestidos de época.

¿Alguna adquisición especial?

Va mucho al Humana y de vez en cuando encuentra algún tesorito.

Lo último fue un vestido de Pauline Trigère, que aquí, en España, nadie sabe quién es, pero fue la que hizo el vestuario de Desayuno con diamantes con el señor Givenchy.

Givenchy hizo los vestidos de Audrey Hepburn y Trigère se encargó del de Patricia Neal, que interpretaba a la ricachona que mantiene al protagonista”.

Casi tres décadas después, concilia su trabajo en el taller, situado en la madrileña Claudio Coello, con su papel de juez en el talent show de costura de TVE, Maestros de la Costura, donde se ha encontrado con una nueva generación de aprendices.

“En la mayoría de los oficios artesanales, ya sea en un taller de costura o de coches, una carpintería… Tener a un chaval o una niña que quiera aprender desde abajo es muy complicado. Es mucho papeleo, permisos…”, comenta nostálgico.

No obstante, en sus años de trabajo ha percibido un miedo generalizado hacia lo manual por parte de los más jóvenes. ”

En este oficio tienes que perder el miedo a la tijera, a la máquina de coser, a equivocarte, a pincharte con una aguja.

Caprile lo tiene muy claro que su oficio es un trabajo manual. Tienes que saber probar, coger el patrón, cortarlo, montarlo… Es como un pintor o un escultor, incluso hasta un electricista.

Cuando recogía la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, que le concedieron en 2016.

“Siento que me ponen ya en el museo”, decía entre risas a Vogue.

Pero, ¿qué balance hace de todo esto el señor Caprile?

“El taller lleva muchos años, hemos entrado ya en una dinámica, tienes que estar pendiente de lo que demanda la clientela, el mercado, porque al final esto es un negocio. Las cosas tienen que cuadrar y vamos muy acelerados porque siempre nos falta tiempo para todo. Esa parte más loca, más irresponsable de cuando uno empieza, eso sí que lo echo de menos. Esa ilusión e inconsciencia la sustituyes por profesionalidad, por el oficio, pero en todas las profesiones pasará lo mismo”, responde.

Con esa sinceridad tan entrañable como punzante, el modista recuerda que se le acaba el tiempo, que se le echa encima su siguiente recado, reunión o cita, y se despide del equipo.

Aunque lo suyo no son las despedidas ceremoniosas: siempre deja la sensación de que volverás a verle pronto (al tiempo que se esfuerza en confirmar que su estudio, perdón, su taller a medida, es nuestra casa).

Ah, y cuando decimos que nos lo encontraremos de nuevo, no nos referimos al prime time de cada lunes.

A Caprile le queda todavía mucho, mucho Caprile.

Si quieres leer más sobre moda debes entrar en los siguientes enlaces

Las Mejores Escuelas de Moda

https://enriqueortegaburgos.com/las-mejores-escuelas-de-moda/

Las 5 mayores franquicias de moda del mundo

https://enriqueortegaburgos.com/las-5-mayores-franquicias-de-moda-del-mundo/

LOS DISEÑOS DE MODA Y LOS DERECHOS DE AUTOR

https://enriqueortegaburgos.com/los-disenos-de-moda-y-los-derechos-de-autor/

MARTIN ACROSS (DISEÑADOR EMERGENTE) – MODA & REGISTRO DE MARCA EN ECUADOR

https://enriqueortegaburgos.com/martin-across-disenador-emergente-moda-registro-de-marca-en-ecuador/

El color de las marcas de moda. Parte I

https://enriqueortegaburgos.com/el-color-de-las-marcas-de-moda/

 

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas