Jeff Bezos antes de Amazon

Jeff Bezos antes de Amazon

Su apellido es el del padre adoptivo

Jeff Preston Bezos, nacido como Jeffrey Preston Jorgensen en Albuquerque, estado de Nuevo México, Estados Unidos, un 12 de enero de 1964.

Reside entre Houston, Miami, Alburquerque, Seattle y Nueva York.

Miami Palmetto High School

 

Ha tenido una muy buena educación que va desde el Miami Palmetto High School a la Universidad de Princeton (B.S. en Ciencias de la Computación y Ingeniería electrónica entre 1982-1986).

Siempre se consideró un informático teórico además de tenerse esa confianza personal y seguridad para ser un emprendedor.

Carrera y orígenes de Amazon

Jeff mostró un notable talento para la  mecánica desde una edad temprana, que encaja bien con sus variados intereses científicos.

Cuando era pequeño, había logrado desmontar su cuna con un destornillador y, cuando era adolescente, había desarrollado una alarma eléctrica para mantener a los hermanos más pequeños fuera de su habitación.

Los padres de Jeff finalmente le pidieron que trasladara todas sus cosas a su garaje, que convirtió en un laboratorio para sus proyectos de ciencias.

 

Bezos comenzó su primer negocio en la escuela. Se llamaba The Dream Institute, y era un campamento educativo de verano para alumnos de cuarto, quinto y sexto grado.

 

Había algunos libros que Bezos requería que sus participantes leyeran. Eran: la novela El señor de los anillos de JRR Tolkien, la novela Dune de Frank Herbert, la novela Stranger in a Strange Land de Robert A. Heinlein, la novela The Once and Future King de TH White, la novela Watership Down de Richard Adams, Black Beauty novela de Anna Sewell, libro de viajes de Gulliver de Jonathan Swift, novela de David Copperfield de Charles Dickens y novela de Treasure Island de Robert Louis Stevenson, junto con las obras de teatro Our Town de Thornton Wilder y The Matchmaker de John B. Keane y Thornton Wilder.

La familia finalmente se mudó a Florida y Jeff fue transferido a Miami Palmetto Senior High School, donde se destacó en sus estudios y se dio cuenta de su pasión por las computadoras.

Incluso fue invitado a participar en el Programa de Entrenamiento de Ciencias Estudiantiles en la Universidad de Florida, donde ganó un Premio Silver Knight en 1982 y fue un Académico de Mérito Nacional.

Bezos se graduó como el mejor estudiante de la escuela y un Académico Nacional de Mérito, asegurando su lugar en la Universidad de Princeton.

Universidad de Princeton

 

Bezos tenía entre sus planes estudiar física en la Universidad de Princeton, pero pronto decidió volver a su amor por las computadoras. Se graduó con dos títulos de licenciatura en ciencias de la computación e ingeniería eléctrica de la Universidad de Princeton.

Por ello, en una declaración que hiciera años después al diario The Guardian dijera que “los físicos teóricos mediocres no progresan. Pasan todo su tiempo entendiendo el progreso de otras personas”.

Pasó por trabajos diversos, desde una compañía de fibra óptica y hasta un hedge fund de Wall Street.

Fitel

Después de graduarse de Princeton en 1988, Bezos recibió ofertas de trabajo de Intel, Bell Labs y Anderson Consulting. Bezos los rechazó para comenzar en la empresa de telecomunicaciones fintech Fitel.

Bankers Trust

El centro neurálgico de Wall Str4eet, el principal mercado de valores del mundo

 

En 1988, Bezos hizo la transición a la industria bancaria, convirtiéndose en gerente de producto en Bankers Trust.

D.E. Shaw & Co.

D. E. Shaw & Co.

 

En 1990, Bezos dejó Bankers Trust para unirse a un fondo de cobertura recién fundado, D. E. Shaw & Co.

A los 30 años, Bezos se convirtió en el cuarto vicepresidente senior del fondo de cobertura. El pertenecer a Shaw & Co., un banco de inversiones de Wall Street, le posiciona de manera tal, que ya en 1994, en solo ocho años, logra destacarse como vicepresidente.

 

Con su posición bien consolidadaen D.E. Shaw & Co. y con el cargo de vicepresidente en el bolsillo, Bezos invitó a su jefe a dar un paseo por Central Park para compartir con él una idea que le rondaba por la cabeza: vender libros a través de Internet. Era el otoño de 1994.

 

Su jefe, después de escucharle con atención, le dio un pequeño consejo: “Eso suena bien y sería una buena idea para alguien que no tuviera ya un buen trabajo”.

Jeff Bezos realizó diversos trabajos relacionados con su formación, pero no fue hasta 1994 cuando decidió abrirse camino de manera independiente fundando en aquel momento una librería en línea llamada Cadabra.com, abierta oficialmente el 16 de julio de 1995, con una inversión inicial de 1.300.000 dólares. Sus padres contribuyeron invirtiendo mucho dinero en la empresa de su hijo.

 

Desde el principio, Jeff Bezos había logrado tener una visión de en lo que se convertiría Internet en pocos años, apostando por la masificación de la red, la cual muy pronto tendría presencia en todos los mercados.

 

Por ello, le pareció una idea brillante poder ofrecer un catálogo de libros en línea en el que estuvieran compiladas las diferentes publicaciones de las editoras, y a través del cual el público podría buscar los libros disponibles dentro de un stock, para finalmente pedirlos de manera directa a través de Internet.

 

El plan de negocios de Amazon lo escribió durante un viaje

Bezos trabajó aquí hasta 1994, cuando se fue para iniciar Amazon después de escribir el plan de negocios en un viaje por carretera desde Nueva York a Seattle.

El garaje de su casa el origen del imperio

Aquel primer proyecto, que aún no había sido llamado Amazon, tuvo su primera oficina en el garaje de una casa que habían alquilado Jeff y su esposa Mackenzie en la ciudad de Seattle.

Allí instalaron los tres servidores con los que comenzaron a procesar la información del sitio.

Jeff fue un buen estudiante que, como muchos de sus amigos y compañeros, se estrenó en el campo laboral trabajando en un McDonald’s mientras estudiaba Ciencias de la Computación e Ingeniería Electrónica en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), uno de esos lugares donde estudian los futuros multimillonarios.

Cómo se ilumina su idea original de lo que sería Amazon

Bezos empezó a pergeñar su idea tras leer un informe que decía que Internet había crecido un 2.300 % en 1993. Y ahí vislumbró que las oportunidades de negocio con mayor potencial estaban precisamente en la Red.

En esa época, el tráfico de Internet apenas se utilizaba para enviar correos electrónicos y para consultar bases de datos.

Pero Bezos estaba convencido de que era cuestión de tiempo que la gente empezase a utilizar la Red para comprar productos y servicios. Y él se fijó en algo imperecedero, que no caduca: los libros.

Cuando habla de cómo surgió su idea en la Universidad de Princeton

“La idea de fundar una librería online con millones de títulos, algo que no podía existir en el mundo físico, me parecía muy emocionante”, afirmó Bezos en su discurso en la Universidad de Princeton en 2010.

Entonces agrega: “Así que dejé mi trabajo y me embarqué en esta locura. MacKenzie me animó. Siempre quise ser inventor y ella quería que siguiera mi pasión. Era una elección difícil, pero tenía que intentarlo. Podía fracasar, pero no quería arrepentirme de no haberlo intentado. Hoy estoy orgulloso de esa elección”.

Para llevarla adelante contó con el apoyo incondicional de su mujer MacKenzie (titulada como él en Princeton) y con el valioso apoyo financiero de sus padres, que le dieron los 300.000 euros que tenían ahorrados para su jubilación para que pudiera lanzar su nueva empresa.

Con su esposa a un lado y el dinero de sus padres al otro, Bezos se planteó que Nueva York no era el lugar adecuado para lanzar su proyecto y decidió que tenían que mudarse la Costa Oeste.

Eligió Seattle, una ciudad en la que podían encontrar un buen puñado de profesionales con experiencia en ordenadores.

Allí alquilaron una casa de dos dormitorios con un garaje que usaron como primer centro de operaciones para la empresa.

Jeff Bezos pensó bautizar a su empresa como Cadabra, y luego como Relentless, pero su abogado y Mackenzie le aconsejaron buscar un nombre menos siniestro.

Dándole vueltas, pensó que quizá sería una buena idea que su compañía empezase con la letra ‘a’, puesto que los directorios y las listas de Internet, generalmente alfabetizados, la colocarían en las primera posiciones.

Pensó en varias alternativas hasta que al final se quedó Amazon, que no es más que Amazonas en inglés, el nombre del río más grande del mundo.

Por eso declaró siempre que “ese nombre representaba muy bien mi idea: construir la librería más grande del mundo”.

REFERENCIAS

AMAZON GO GROCERY

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-go-grocery/

AMAZON Y SUS CENTROS LOGÍSTICOS EN ESPAÑA

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-y-sus-centros-logisticos-en-espana/

AMAZON: SUS PRIMEROS AÑOS

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-sus-primeros-anos/

AMAZON BOOKS, EL INICIO DEL IMPERIO

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-books-el-inicio-del-imperio/

AMAZON BOOKS, LA LIBRERÍA MÁS GRANDE DE LA TIERRA

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-books-la-libreria-mas-grande-de-la-tierra/

AMAZON, PROPIEDAD INTELECTUAL Y MODA

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-propiedad-intelectual-y-moda/

AMAZON, PATENTES Y DERECHOS DE AUTOR

https://enriqueortegaburgos.com/amazon-patentes-y-derechos-de-autor/

LA SALIDA A BOLSA DE AMAZON

https://enriqueortegaburgos.com/la-salida-a-bolsa-de-amazon/

 



error: Este contenido esta protegido !!