Grupo Richemont: historia. Parte V

Grupo Richemont: historia. Parte V

El impacto de Covid-19

Los efectos sin precedentes de la pandemia de Covid-19 en los últimos meses han tenido un profundo impacto en la vida de millones de personas en todo el mundo.

Debemos esperar que sea un evento único en la vida.

La industria de artículos de lujo se encuentra en una posición privilegiada.

Vacheron Constantin

 

Los productos de “lujo duro” no son pasajeros, sino que representan siglos de herencia y habilidades artesanales.

Cartier se estableció en 1847 y ha sobrevivido a dos guerras mundiales; Vacheron Constantin comenzó a fabricar relojes en sus instalaciones actuales de Ginebra en 1755.

Nuestras MaisonsTM sobrevivirán a estos tiempos difíciles, respaldadas por la solidez del balance de Richemont.

El presidente del Grupo Richemont, Johann Rupert en su última memoria y teniendo en cuenta la situación generada por el Covid-19 afirma que hay una visibilidad muy limitada sobre lo que depara el año que viene.

Afirma que los países se encuentran en diferentes etapas del ciclo Covid-19. China fue la primera en sucumbir, pero aparentemente ha vuelto a los negocios como siempre con notable rapidez.

Y cree que si bien Asia parece haber pasado lo peor del virus y Europa muestra algunos signos de recuperación, Estados Unidos y muchos otros países siguen sufriendo mucho. Aunque hay buenas noticias sobre la mejora de las pruebas de anticuerpos, parece que una vacuna contra el virus en sí puede estar todavía muy lejos.

Solo una vez que una vacuna eficaz esté disponible para todos, tal vez solo el próximo año en el mejor de los casos, podremos decir que el virus está vencido.

La industria del lujo depende de que la gente gaste

La industria del lujo depende de la disposición de los clientes a gastar, el llamado “factor de sentirse bien”, y se ha beneficiado del aumento de los viajes internacionales en los últimos años.

Johann Rupert dice que “habrá vientos en contra en los próximos meses, aunque sin embargo, hay señales de mejora en términos de nuestro negocio”.

Desde que las 462 boutiques de Richemont en China reabrieron después del virus, se ha visto una fuerte demanda.

Richemont en China se alía con Alibaba

 

Igualmente, los pasos que el grupo ha dado en los últimos años para cambiar la forma en que operan, lo que hace que las Maisons estén bien posicionadas.

El enfoque de Richemont ha sido pasar de una base operativa de coste fijo a un modelo más flexible.

Ven el marketing online como un elemento clave para este nuevo escenario.

Johann Rupert dice que “nuestra empresa conjunta con Alibaba en China y nuestros ‘Pabellones’ en línea iniciales están presentando Cartier y las otras Maisons a una nueva generación de compradores”.

Lo que significa lujo se le puede preguntar a Cartier

 

“Habiendo comenzado a comprar en línea, estos compradores de Internet también tienden a convertirse en buenos clientes en nuestras boutiques”.

En momentos en que el tráfico de turistas se ve afectado por las preocupaciones sobre el virus, las compras por Internet han demostrado ser una vía clave y seguirán siendo clave para el crecimiento del negocio del lujo.

Estos desarrollos minoristas se complementan con adquisiciones mucho más eficientes y una capacidad de fabricación y desarrollo de productos más flexible en las Maisons.

Johann Rupert dice que todos los equipos de trabajo del Grupo Richemont deben ser felicitados por sus logros en estas áreas. A su vez, afirma que nadie puede decir cuándo se podrá ver una actividad económica normalizada.

Cree que es muy probable que a otras economías les resulte difícil emular a China y que es posible que nos enfrentemos ante 12, 24 o 36 meses de graves consecuencias económicas.

Resumen de resultados hasta el estallido de Covid-19 en enero

El Grupo registró un buen comportamiento de ventas, teniendo en cuenta las protestas en Hong Kong y Francia.

MONTBLANC

 

Sin embargo, en el cuarto trimestre del año financiero, casi todas las regiones se vieron afectadas por la pandemia, con una caída de las ventas del 18% a los tipos de cambio reales, incluida una caída del 67% en las ventas en Hong Kong.

Para el año en su conjunto, los buenos resultados en América, Europa y Japón compensaron con creces la caída en Asia Pacífico.

Las Maisons de Joyería y los Distribuidores Online mostraron resistencia.

Una notable aceleración de las ventas online mitigó parcialmente la interrupción del turismo y el cierre de tiendas, todo lo cual afectó las ventas minoristas y mayoristas.

Las ventas en línea alcanzaron el 19% de las ventas del Grupo a fines de año, en comparación con el 16% hace un año, lo que refleja el enfoque continuo en expandir todas las capacidades del Grupo Richemont en un mundo cada vez más digital.

A pesar de las desafiantes ventas del cuarto trimestre, las Jewellery Maisons crecieron modestamente impulsadas por las ventas minoristas positivas y las fuertes ventas en línea.

Las colecciones de joyas icónicas, en particular Juste un Clou de Cartier y Perlée en Van Cleef & Arpels, y la nueva colección Clash de Cartier impulsaron un aumento de las ventas de joyas.

Pulsera de la nueva colección Clash de Cartie

 

El desempeño varió entre los relojeros especializados, con una contracción general de las ventas del 4%, en gran parte debido al impacto de Covid-19 y las protestas mencionadas anteriormente.

Sin embargo, Panerai con su nuevo Submersible Carbotech y A. Lange & Söhne con las ediciones Lange 1 aniversario generaron un buen crecimiento.

Los distribuidores en línea registraron una progresión de ventas de dos dígitos a pesar de los cierres temporales de los centros de distribución provocados por el brote de Covid-19.

Las MaisonsTM agrupadas bajo el epígrafe “Otros” registraron ventas más bajas a pesar del buen impulso en Peter Millar.

Las ventas online crecieron fuertemente impulsadas por Montblanc y Peter Millar.

La ganancia operativa disminuyó en un 22%, principalmente debido a la pandemia Covid-19.

El beneficio del año disminuyó un 67% hasta los 931 millones de euros, lo que también refleja el impacto de la no recurrencia de una ganancia contable no monetaria después de impuestos de 1378 millones de euros en la revalorización de las acciones de YNAP antes de la oferta pública y Pérdidas cambiarias netas sobre partidas monetarias.

Debido a la constante protección de la liquidez, el balance se mantiene saludable.

Panerai con su nuevo Submersible Carbotech

 

Al 31 de marzo de 2020, la posición de caja bruta ascendía a 6.347 millones de euros y la posición de caja neta era de 2 395 millones de euros.

Johann Rupert afirma con entusiasmo que “están encantados en el Grupo de dar la bienvenida a la empresa AZfashion de Buccellati y Alber Elbaz a la familia Richemont. La sólida artesanía y el diseño distintivo de Buccellati lo hacen altamente complementario a nuestras Maisons de joyería existentes y bien situado para beneficiarse del potencial a largo plazo del mercado de la joyería de marca. La visión y el talento de Alber Elbaz serán de gran valor para nuestro Grupo y estamos deseando que llegue esta nueva asociación”.

Prácticas comerciales éticas y sostenibles

Richemont siempre se ha comprometido con las prácticas comerciales éticas y sostenibles.

El año vio el lanzamiento de una nueva estrategia para todo el Grupo que refleja la continua ambición de Richemont de crear un futuro ético, inclusivo, sostenible y rentable.

La estrategia abarca objetivos a corto, medio y largo plazo y encarna el “Movimiento por un mejor lujo” de Richemont.

Política de dividendos

La Junta ha debatido extensamente cuál debería ser la política de Richemont con respecto al dividendo de este año.

Si bien el Grupo tiene un balance sólido y recursos en efectivo más que adecuados, la dirección cree que es apropiado ser prudente y mantener la mayor flexibilidad posible en este momento de visibilidad limitada en cuanto a la situación económica imperante.

Asimismo, el grupo quiere reconocer la contribución de las autoridades suizas en el apoyo de los colegas de Richemont durante estos tiempos difíciles en los que han sido temporalmente despedidos o puestos a trabajar a jornada reducida.

Por tanto, proponen pagar un dividendo en efectivo más bajo de CHF 1,00 por acción “A” (y CHF 0,10 por acción “B”), sujeto a la aprobación de los accionistas en la junta general anual.

Sin embargo, reconociendo la dificultad para predecir el alcance probable de la recuperación de la demanda y el momento de esa recuperación, el grupo está analizando la posibilidad de proporcionar a los accionistas alguna forma adicional de recompensa para compensar en parte la reducción del dividendo en efectivo por acción.

Este “bono de fidelidad” podría adoptar la forma de distribución a los accionistas de un instrumento que les autorice a adquirir más acciones en condiciones ventajosas.

La dirección cree que es necesario seguir trabajando en términos de los aspectos prácticos, legales y fiscales de dicho esquema y esperan poder hacer un nuevo anuncio a este respecto con tiempo antes de la reunión general anual.

En cuanto a las perspectivas

Johann Rupert dice que se están viviendo tiempos sin precedentes con graves perturbaciones en todo el mundo simultáneamente.

Los cierres de los puntos de venta internos y externos, el cambio de actitudes hacia el consumo y la moderada confianza del consumidor afectarán los resultados de este año.

Pero poco a poco el grupo está reanudando gradualmente las operaciones a medida que partes del mundo salen del bloqueo.

Johann Rupert tiene claro y así lo transmite que es imposible hacer predicciones significativas en este momento.

Insiste el presidente que el grupo está más comprometido que nunca con la protección de toda su gente, el valor de la marca, los activos y los socios.

Richemont cuenta con el apoyo de equipos profesionales y valientes y un balance sólido que ayudará a superar estos tiempos difíciles.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!