FOOD TRUCKS: VENTAJAS E INCONVENIENTES.

Food Trucks ventajas e incovenientes

FOOD TRUCKS: VENTAJAS E INCONVENIENTES.


CONOCE LAS VENTAJAS Y LOS INCOVENIENTES DE MONTAR UN NEGOCIO DE FOOD TRUCK.

 

Como continuación a la serie de entradas dedicadas a food trucks, que es posible leer aquí (Food truck: cultura gastronómica sobre ruedas) y aquí (Food truck: requisitos básicos para tener uno) es propósito de este post analizar las ventajas y desventajas que posee el modelo de negocio de restauración llevado a cabo mediante una “gastrocaravana”.

VENTAJAS

 

  1. Inversión

La inversión necesaria para emprender un food truck, es mucho menor que la que se requiere, como norma general, para iniciar la actividad de un restaurante.

La mayor inversión a realizar será la correspondiente a la adquisición o el alquiler del vehículo; sin olvidar que existe un mercado de segunda mano (se puede consultar aquí). A esto, le acompañará el gasto de habilitación de dicho vehículo para su adaptación según la normativa.

Cabe señalar, asimismo, que la inversión realizada no estará vinculada a un único lugar, lo que significa que, si el mercado de la ubicación inicialmente seleccionada no funciona, es posible desplazarse en busca de una zona que dé mayor rentabilidad; lo cual, es un aspecto bastante positivo, puesto que no limita la inversión realizada a que el mercado y la demanda sean favorables en un lugar determinado.

 

En resumen, a título ilustrativo podrían enumerarse los siguientes gastos iniciales de inversión para comenzar con la actividad:

  • Adquirir o alquilar un vehículo.
  • Adaptar el vehículo según la normativa sanitaria aplicable.
  • Adquisición de existencias, y otros activos de menaje necesarios.
  • Obtener un terminal de punto de venta (TPV) móvil, simple y económico.
  • Suscripción a Internet inalámbrico.
  • Diseñar una página web atractiva e inversión en redes sociales.
  • Diseño e implantación de la imagen de marca en el vehículo.
  • Inversión en gestión de costes, llevanza de la contabilidad y asesoramiento jurídico.
  • Desembolso del importe previsto para las licencias correspondientes y demás costes de permisos necesarios.

 

  1. Costes

Junto con lo anterior, el negocio de los food trucks también posee unos costes menores en comparación con los de un restaurante tradicional. En primer lugar, los costes de nóminas serán mucho más reducidos, puesto que, en el vehículo, aunque dependerá del tamaño del mismo, no habrá espacio para un gran número de trabajadores.

Además, los costes de mantenimiento del camión, en principio, también deberían ser más bajos que los necesarios para mantener un local habitual.

Sin querer presentar aquí un listado riguroso de los costes comunes en los que se incurriría mediante el ejercicio de esta actividad, ya que, podrán variar dependiendo de las circunstancias, cabe mencionar como ejemplos los siguientes:

  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Existencias y suministros.
  • Limpieza y mantenimiento del vehículo, además del combustible.
  • Nómina del trabajador o trabajadores.
  • Costes fijos por el TPV.

 

  1. Movilidad

Se viene destacando que uno de los aspectos positivos que conlleva el food truck es la itinerancia y movilidad que permite. Aunque es importante tener clara desde un principio la ubicación que se desea para localizar el food truck, por las limitaciones normativas existentes en España que comentamos en otro post; no es menos cierto que si la actividad no funciona en tal localización como se esperaba, es posible desarrollarla en nuevas ubicaciones e incluso nuevos territorios. Sin perjuicio, de los distintos permisos, licencias o formalización de contratos que sean necesarios.

 

 

A propósito de esta flexibilidad en la ubicación es necesario poner de manifiesto que será fundamental contar con una planificación de publicidad y estrategia de redes sociales que permita en todo momento tener al cliente informado de cual es la ubicación exacta de la “gastrocaravana”.

En este sentido lo explica la plataforma FoodtruckBooking.com al expresar que “el usuario debe inmediatamente saber dónde y cuándo puede comer en tu foodtruck para que el proceso entre conocer tu marca y decidirse por ella sea lo más corto posible. Imagínate que sucede lo opuesto: un potencial cliente entra en tu página y no sabe dónde ni cuándo operas ni que es lo que ofreces en tu foodtruck. Inmediatamente dejará la página y buscará otra alternativa.”

 

  1. Flexibilidad en las ventas

Junto con lo anterior, el food truck también posibilita una gran adaptación en la comercialización de los alimentos y la oferta de producto dependiendo del evento o ubicación en la que se preste el servicio. En este sentido existe mayor flexibilidad y capacidad de adaptación.

Debe de tenerse en cuenta que se debe elegir bien la oferta gastronómica, pues habría que decantarse por verdaderas experiencias gourmet, que añadiera ese plus de diferencia sobre los productos que se pueden probar en cualquier puesto de comida callejera o restaurante habitual.

En todo caso, un food truck, en muchas ocasiones sirve como una plataforma de publicidad móvil que puede promocionar a tu negocio todo el día, todos los días; por lo que si la intención es utilizarlo como atractivo y forma de captar la atención del público objetivo lo mejor es intenta maximizar la flexibilidad de las ventas y planificar la posibilidad de adaptación del producto a distintas formas de prestar el servicio.

Os ponemos los siguientes ejemplos: eventos como bodas o fiestas particulares dentro de propiedades privadas, prestando servicio de catering, en las fiestas locales y festivales, contactando con productores musicales para estar dentro de los recintos de los conciertos e incluso siendo un atractivo para el interior de centros comerciales.

A mayores, otra posibilidad que se presenta es la de ofrecer y acercar comida a esos movimientos que menos presencia tienen actualmente en restaurantes tradicionales como los veganos, healthy, defensores de valores sostenibles, e incluso amantes de productos locales, etc.

 

  1. Clientes

Supone otro punto a favor de este modelo de negocio la amplia base de clientes de la que puede disponer. Al ser un negocio versátil permite que se pueda vender un producto que vaya adaptándose al target objetivo, el cual, a su vez será amplio y no se ceñirá a un tipo de cliente concreto. Además, como la “gastrocaravana” irá desplazándose a distintos lugares y eventos, la base de clientes estará garantizada por el número de asistentes que acudan a ese tipo de celebración. Sin perjuicio, además de la notable popularidad que han adquirido a lo largo de los últimos años este tipo de experiencia gastronómica.

 

 

INCONVENIENTES

 

  1. Competencia

Si bien es cierto que las limitaciones normativas hacen que sea muy complicado que dos food trucks coincidan en la misma ubicación con la misma licencia. También lo es, que el lugar más habitual donde sirve un food truck en España no es la vía pública -precisamente por las limitaciones legales que comentamos-, sino que, normalmente, ofertan sus productos en eventos y otras celebraciones privadas en los que coinciden varios food trucks.

Tener en cuenta que la competencia para servir a los clientes en esos casos es mayor. Esta realidad implica la necesidad de alcanzar una mayor diferenciación: en primer lugar, en la imagen, porque es lo primero que verán los clientes; y en segundo, lugar en el producto.

 

 

  1. Limitaciones e impedimentos legales

Ya comentamos en el post que lleva por título Cómo poner en marcha un Food Truck las limitaciones normativas existentes en nuestro ordenamiento, al no disponer la actividad propia de las “gastrocaravanas de una normativa específica y completa.

Recordemos que por este motivo debemos acudir a normativa europea y nacional; y también normas específicas dependiendo de la Comunidad Autónoma y Municipio en el que se quiera ofertar comida con un food truck; siempre teniendo en cuenta las distintas materias aplicables: regulación técnico-sanitaria, regulación tributaria, administrativa, entre otras que ya analizamos.

En este contexto se hace complicado y excesivamente engorroso tener con claridad un conocimiento exhausto de la normativa aplicable y de los requisitos que ésta obliga a cumplir. Por ello, la mejor opción es confiar en un experto legal en la materia que se encargue de todos los trámites y control de los requisitos pertinentes.

 

  1. Climatología

 

En tanto el food truck se ubica al aire libre, y sin disponibilidad, en la mayoría de los casos, de una zona resguardada e interior; las condiciones climatológicas serán una desventaja real a la que el propietario de este tipo de negocio tendrá que hacer frente. Sobre todo, la lluvia, el frío e incluso la nieve, podrán causar una disminución de los clientes.

La forma idónea de hacer frente a este inconveniente será planificar la venta de tal forma que en aquellos meses de otoño e invierno la ubicación del truck sea una más propensa al buen tiempo. Aunque, nadie puede evitar un temporal repentino.

 

 

 

  1. Expectativas de precios de los clientes

Puede ocurrir que los consumidores relacionen el término Food Truck con precios bajos o calidades de producto inferiores por las que no estarían dispuestos a pagar ciertos importes. Sin embargo, la cultura gastronómica de los camiones de comida ha evolucionado y vela por ofrecer un producto de alta calidad que no siempre se logra poner a disposición de público a un precio tan inferior como imaginan.

Así pues, esta (a veces) falsa expectativa creada en la mente de los consumidores puede suponer un gran perjuicio para los food trucks, con el que habrá que lidiar; no solo mediante estrategias publicitarias sino mediante políticas de precios que logren atraer adecuadamente al público objetivo.

 

  1. Donde preparar el producto base y espacio para almacenar producto

Como es de imaginar, salvo que la furgoneta de la que se disponga sea de unas dimensiones considerables, el espacio útil de los food trucks es reducido en relación con las necesidades que podrían surgir para preparar el producto base que se quiera ofrecer.

Por este motivo, lo más aconsejable sería disponer de un lugar adicional habilitado y adecuado para preparar y conservar los alimentos. Sin perjuicio del espacio limitado que se pueda aprovechar del vehículo, no debe perderse de vista que la mejor opción es optimizar los espacios y los recursos, entre otros, las fuentes de energía necesarias para electrodomésticos.

 En este sentido, es fundamental elaborar un buen plan organizativo de almacenamiento, elaboración y forma de servir los alimentos. Aunque pueda ser un desafío, contar con la planificación adecuada facilita el trabajo diario e impide incumplir normas o requisitos de cumplimiento obligatorio, en relación con las condiciones técnico-sanitarias. Del mismo modo que se ahorrará tiempo y espacio a la hora del servicio en el truck.

 

  1. Horas de trabajo

Las horas de trabajo que requiere un negocio propio siempre son copiosas. Igual ocurre en los food trucks. Este hecho no siempre debe ser considerado un inconveniente, pero sí debe ser tenido en cuenta para lograr la mayor efectividad y eficacia posible en las largas jornadas de trabajo y al momento concreto de prestar el servicio.

No puede olvidarse que la actividad no se ciñe a la venta en un día y momento determinado de productos en el lugar elegido. Es mucho el trabajo que hay detrás: de compra de existencias, preparación y elaboración del producto, conservación, empatado, gestión de redes sociales para potenciar la imagen del food truck, etc.

Sin perjuicio de las ventajas y perjuicios hasta aquí expuestos, cabe señalar que la forma óptima para tomar decisiones sobre si emprender o no este modelo de negocio es a través de la herramienta de análisis estratégico generalmente conocida como ANÁLISIS DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Proviene de las siglas en inglés SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats).

 

Realizar este análisis implica cuestionarse sobre las características internas y el entorno externo que afecta al negocio de food truck, para obtener una representación gráfica de las:

  • Debilidades: Constituyen los factores limitadores de la capacidad de desarrollo de tu idea de food truck en relación con los competidores.
  • Amenazas: Son todos aquellos factores externos que pueden llegar a impedir o poner en peligro la ejecución o supervivencia del modelo de negocio. Cabría destacar en este sentido, la falta de flexibilidad de la normativa o la dependencia a las condiciones meteorológicas.
  • Fortalezas: Deberán incluir el conjunto de destrezas (recursos internos, posiciones de poder y cualquier tipo de ventaja) que diferencie tu propia “gastrocaravana” de la de los competidores.
  • Oportunidades: Son cualesquiera factores ajenos a tu negocio que favorecen su desarrollo o brindan la posibilidad de implantar mejoras en el futuro. Por ejemplo, nuevas ubicaciones de implantación del vehículo, aprobación de nueva legislación favorable, entre otros.

El siguiente modelo que hemos elaborado podrá servir de inspiración para obtener todos los elementos del análisis, antes o durante el desarrollo del modelo de negocio food truck.

 

SI QUIERES LEER Y CONOCER MÁS SOBRE FOODTRUCKS TE RECOMENDAMOS:

 

FOOD TRUCKS: VENTAJAS E INCONVENIENTES. 

REQUISITOS BÁSICOS PARA UN FOOD TRUCK.

FOOD TRUCKS 

FOOD TRUCKS EN EVENTOS PRIVADOS

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas