FOOD TRUCKS

FOOD TRUCKS


FOOD TRUCKS: CULTURA GASTRÓNOMICA SOBRE RUEDAS

 

Los food trucks (o, “gastronetas”, para los que prefieran huir de los anglicismos) se han convertido en un negocio con diversas posibilidades. Si bien es cierto que ha sido recientemente cuando se han empezado a ver más estas furgonetas de comida, no es todavía, sobre todo a causa de la legislación existente en nuestro país, una realidad del todo consolidada y generalizada. A pesar de ello, las nuevas tendencias en los estilos de vida, la ambición de los chefs y el creciente interés en eventos hacen que el atractivo por este tipo de negocio continúe latente, lo que puede llegar a vaticinar un cambio legislativo; porque, como sabemos por otras experiencias, la legislación en nuestro país no avanza tan rápido como las tendencias, pero finalmente, acaba por adaptarse a los cambios sociales.

 

Por todo, a lo largo de una serie de posts trataremos de conocer en profundidad este actual modelo de negocio del sector de la restauración. En concreto, en las próximas líneas trataremos el origen de los “restaurantes sobre ruedas”, comentaremos también las características básicas del modelo de negocio y enumeraremos los ejemplos más conocidos de food trucks tanto a nivel nacional como mundial. Mientras que, será objeto de las próximas entradas: los requisitos necesarios para iniciar la actividad con un food truck, legislación aplicable, ventajas y desventajas, entre otras cuestiones.

  

UN POCO DE HISTORIA

 

Fuente: https://mobile-cuisine.com/business/history-of-american-food-trucks/

El origen de este modelo de negocio gastronómico fue en Estados Unidos. Los primeros puestos de comida callejera sobre ruedas datan del siglo XVII en determinadas poblaciones del Antiguo Oeste, los cuales tenían la finalidad de acercar los alimentos a lugares en los que había necesidad; así como, acompañar a trabajadores durante largos trayectos para proveerlos cuando fuera necesario. Aquello fue evolucionando, existiendo evidencias más modernas de food trucks en el siglo XX cuando Oscar Mayer sacó a la calle el primer carrito de perritos calientes (1936) y posteriormente, en 1974 Raúl Martínez convirtió un carrito de helados en un food trucks de tacos en los Ángeles.

 

Pero, no fue hasta 2008 cuando este tipo de negocio alcanzó mayor popularidad en América con la llegada de Kogi BBK, otro food truck de tacos de barbacoa asiática.

 

Fuente: https://mobile-cuisine.com/business/history-of-american-food-trucks/

 

Desde hace algunos años también tienen una consolidada tradición en distintos países de Europa. Por su parte, en España, la cultura de comida callejera y la oferta gastronómica servida en camiones o furgonetas reformadas y acondicionadas como si de un restaurante se tratara, no ha surgido hasta la segunda década del siglo XXI. En 2014 una película protagonizada por Jon Favreau, Sofia Vergara, John Leguizamo, Scarlett Johansson, Oliver Platt, Bobby Cannavale, Dustin Hoffman, titulada “Chef”, puso de relieve este modelo de negocio y sirvió para impulsarlo según afirman algunos emprendedores del sector. Desde entonces, es usual ver food trucks en eventos, ferias y también, poco a poco por distintos puntos de algunas ciudades de nuestra geografía, con una oferta gastronómica muy dispar.

 

ANÁLISIS DEL NEGOCIO

 

El concepto de negocio del food truck no solo está pensado para aquellos empresarios amantes de la gastronomía que quieran ofrecer un producto de una manera distinta, siendo que sobre todo sirve como medio potenciador para las grandes marcas. Nos referimos a la posibilidad de que se convierta en un medio publicitario por el que acercar el producto al cliente objetivo.  Esta ha sido la idea de Navidul o Starbucks al promocionar sus “gastrocaravanas”. Del mismo modo, estos restaurantes sobre ruedas se están convirtiendo en una forma de traslación de la cocina de chefs consolidados. En cualquiera de los casos, los food trucks son un medio de venta, una herramienta.

 

La realidad es que un “food truck” es una forma de negocio con un coste menor al de un restaurante tradicional, más flexible y con mayores posibilidades de distribución del producto. Asimismo, actualmente es un modelo de negocio que pretende proporcionar una oferta gastronómica de alto nivel y calidad a un precio asequible, alejándose de los antiguos clichés que asociaban las furgonetas de comida con un producto muy específico basado en perritos calientes, hamburguesas o porciones de pizza de mala calidad. Logrando, de esa forma, ofrecer menús alternativos y únicos que cambian constantemente y fácil de comer en la calle.

 

Con todo, pretenden ser una propuesta divertida que incluya una nueva experiencia gastronómica.

 

Con las premisas anteriores, iniciar la actividad de un food truck, como con cualquier otro negocio, requiere un estudio y reflexión previos para profundizar en las características del modelo, a lo que posteriormente se añadirá la necesaria elaboración de un plan de negocio. A tal fin, se quiere apuntar que esta actividad puede ejercerse, principalmente de dos formas, (i) bien por cuenta propia realizando la inversión necesaria y emprendiendo un food truck a medida y gusto del emprendedor en cuestión o, bien (ii) iniciar la actividad de un food truck franquiciado. Veamos en profundidad estas dos posibilidades:

 

NEGOCIO PROPIO FOOD TRUCK

 

Sin perjuicio de que en otra entrada analizaremos los requisitos necesarios para montar un food truck; merece especial atención destacar aquí que la idea de emprender una actividad de restauración sobre ruedas propia requiere, inicialmente, unas decisiones previas importantes, relativas (i) al tipo de vehículo que se utilizará y (ii) el tipo de comida que se desea ofrecer. Estas dos decisiones deberán ir conjugadas de tal forma que se logre crear una imagen de marca única y diferenciadora. Siempre, por supuesto, junto con lo anterior se debe tener en cuenta los costes y la viabilidad de la inversión.

 

Quizá una idea de restaurante sobre ruedas incluya una oferta en una “gastroneta” vintage con encanto para ofrecer repostería; o, por el contrario, la intención sea ofrecer un producto culinario innovador en una furgoneta inspirada en el futuro. Las posibilidades son infinitas, pero cada una de ellas habrá de ser analizada en profundidad, pues habrá diferentes factores que afecten; y será decisión del emprendedor optar por una u otra vía.

 

Sobre todo, debe ponerse de relieve que la normativa actual no imposibilita que se pueda llevar a cabo un negocio food truck, pero sí limita su uso o ámbito de venta al sector privado o a la concesión de una licencia para ocupar suelo público. Lo veremos con más detalle en otras entradas.

 

Con todo, montar un food truck, como cualquier otro negocio, requiere asesoramiento, formación, diligencia y determinación, y por supuesto, conocimiento o interés por conocer del mundo de los negocios.

 

LOS FOOD TRUCKS TAMBIÉN SE FRANQUICIAN

 

Como alternativa a lo anterior, si la idea es iniciar un nuevo negocio, pero no existe ese afán por un concepto de food truck en concreto, es importante conocer que los food trucks también se franquician y que, además, esta idea de la franquicia casa perfectamente con este modelo de negocio, permitiendo grandes ventajas a sus franquiciados y franquiciadores.

 

La opción de la que hablamos ofrece la oportunidad como segundo negocio o como forma de autoempleo a personas que no deseen o no puedan acceder a modelos más tradicionales de franquicias o negocios, de las que ya hablamos en otro post. Aunque como veremos en otro momento, se encontrarán también con limitaciones legales en cuanto a ubicación y requisitos.

 

Además, a diferencia de quien opte por un negocio sobre la base de sus propias decisiones, el empresario que prefiera un negocio sobre ruedas franquiciado tendrá que asumir la imagen de marca y demás requisitos que ofrezca el franquiciador, esto es, no contará con margen de decisión. Pero ese mismo inconveniente, se puede convertir en una fortaleza, toda vez que el food truck franquiciado da la oportunidad de explotar un negocio o una imagen de marca ya consolidada en el mercado con el aval de la misma, un equipo de expertos, un centro logístico y una propuesta gastronómica que triunfa.

 

Fuente: https://www.businessinsider.es/food-trucks-autonomos-llegan-china-mano-kfc-761537

Como se puede observar las dos formas de negocio ofrecen ventajas y oportunidades dependiendo de la intención del emprendedor.

 

La cuestión no queda ahí. Las empresas ven potencial en los food trucks. Tanto es así que recientemente en China se ha puesto en marcha por la cadena KFC un innovador experimento que podría ser un avance de lo que nos espera en unos años.  Se han puesto en el mercado food trucks autónomos para llevar los productos de la marca a la calle para venderlos sin contacto humano como medida frente a la situación provocada por el COVID-19.

 

Sin lugar a duda, este hecho anuncia la siguiente evolución que puede que se dé a nivel mundial en este modelo de negocio. Aunque quizá solo al alcance de marcas con un producto definido, sencillo de tener cocinado y fácil de conservar.

 

 

EJEMPLOS DE FOOD TRUCKS

 

Siempre resulta inspirador conocer ejemplos reales de negocios, por lo que, a continuación, se enumeran algunos de los más sonados food trucks nacionales e internacionales, no solo creados por chefs de renombre, sino, por emprendedores entusiastas.

 

Fuente:https://www.expansion.com/directivos/estilo-vida/rincones-gastronomicos/2020/12/12/5fd3b830468aebd9088b456e.html

GoXO el food truck de un chef con tres estrellas Michelin.

 

Grandes chefs con estrellas Michelin se han atrevido a poner en marcha nuevas líneas de su negocio, más aún tras la Pandemia del COVID-19 que tanto ha limitado al sector de la restauración. Recientemente lo ha hecho Dabid Muñoz con un food truck, GoXO, que promete la experiencia del “mejor perrito del mundo”. Como vemos, en esta ocasión se ha apostado por reinventar un concepto tradicional de comida rápida. Se halla en la plaza de Manuel Gómez-Moreno, junto a la puerta del Gourmet Experience de El Corte Inglés.

 

 

 

 

Fuente: https://dc.eater.com/2013/4/16/6449845/burger-slinging-food-trucks-where-are-they

PEPE, el food truck del chef José Andrés que ofrece los mejores bocadillos “Made in Spain” en Washigton DC.

 

En 2012, José Andrés se lanzaba a la aventura de su primer food truck en América en el que ofrecía bocadillos con ingredientes y de estilo español. En esta ocasión, la “gastrocaravana” va circulando por la ciudad de Washigton DC, y se puede ir localizando por Twitter y Facebook. De nuevo, para este cocinero este modelo de negocio implica una vía más para acercarse a sus clientes de una manera innovadora.

 

 

Fuente: https://koldoroyo.com/proyectos/el-perrito-callejero/

El Perrito Callejero de Koldo Royo.

 

Se le conoce como pionero en el mundo de los food trucks de nuestro país. Su apuesta es también por los perritos calientes de gran calidad, en esta ocasión situados en Mallorca.

 

 

 

Fuente: https://www.delpopolosf.com/food-truck/

Del Popolo

 

Del Popolo nació en San Francisco como una “pizzería móvil” en el año 2012 produciendo pizzas de inspiración napolitana en un camión con una enorme cristalera de lo más original, que incorpora su propio horno

 

 

Existen muchos más ejemplos que pueden verse en la Web y plataforma de referencia “Foodtruckya.com” (http://www.foodtruckya.com/foodtrucks/localizador), donde además se puede obtener mucha más información relativa a este modelo de negocio.

 

Como ya hemos mencionado, un food truck franquiciado puede ser una buena opción, a continuación, algunos ejemplos de marcas que han apostado por el modelo de negocio de food truck franquiciados:

 

El Kiosko

 

Una compañía madrileña que optó como pionera por la concesión de franquicias para la puesta en marcha de vehículos de restauración, equipados por una inversión inicial de 40.000 euros.

Fuente: https://www.elkiosko.es/kiosko-food-truck/

 

LLAOLLAO

 

Sin perjuicio del caso madrileño, este es el primer gran grupo que franquicia food trucks a nivel masivo. La empresa facilita a los franquiciados el camión cuyo diseño será idéntico para todos y se entregará totalmente equipada para prestar el servicio. La inversión por realizar es, según fuentes consultadas, de 45.900 euros.

 

Fuente: https://www.llaollaoweb.com/es/franquicia/#gallery-1

 

IceCoBar.

 

La compañía de los “helados enrollados” también se ha sumado a esta opción estableciendo un food truck dentro de un Centro Comercial ubicado en Jerez de la Frontera, Cádiz. La inversión en este caso es de 44.500 €.

 

Fuente: https://www.icecobar.com/es/blog/2020/06/food-truck-jerez-de-frontera.html

 

Con todo, es necesario fomentar la cultura de los food trucks, ya que, amplía las posibilidades a los empresarios y, para los consumidores son una forma de conocer la gastronomía y disfrutar de las ciudades. Además, como hemos podido comprobar, el modelo de negocio cuenta con gran potencial que se va a ir adaptando a las nuevas realidades y tendencias sociales. Continuaremos profundizando en este modelo de negocio, en los próximos posts.

 

BIBLIOGRAFÍA

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas