EL ROJO VALENTINO.

EL ROJO VALENTINO.


El color rojo es uno de los tres colores primarios, junto al amarillo y azul, es decir, son  los colores base de todo el espectro de colores que existe. Además, este color, desde hace milenios, está relacionado con sentimientos tales como el amor, la pasión, sensualidad, fuerza, ira, poder y hasta realeza.

Obviamente, es uno de los colores favoritos de la moda (recordar las suelas de los Louboutin). Sin embargo, hay una tonalidad de rojo que ha hecho historia en la industria de la moda por la relevancia que ha alcanzado. El rojo de Valentino o rojo Valentino.

Por lo que en la presente entrada conoceremos la historia detrás del icónico color rojo de Valentino, una tonalidad de rojo que es el elemento distintivo de la casa de moda que lleva el nombre del maestro italiano. Un color que ha logrado ser símbolo de elegancia y femineidad, y el favorito de las famosas en la alfombra rojas. Sin dudas un color que se ha convertido en símbolo de la elegancia. Empecemos:

 

CÓMO VALENTINO SE ENAMORÓ DEL ROJO

 

Valentino Garavani comenzó su historia de amor con el color rojo temprano en su carrera, cuando aún era un estudiante de moda en París. Pero no comenzó en París sino en Barcelona.

Durante unas vacaciones, el entonces joven estudiante de moda Valentino Garavani fue a una noche en la Opera de Barcelona para ver la ópera Carmen de George Bizet, donde  vería el efecto del color rojo de las versiones. Sin embargo, hay dos versiones de cómo nació su predilección por el color rojo en esa noche de ópera:

  • La primera versión indica que Valentino quedó impactado por cómo el color rojo le lucía a las bailarinas e intérpretes de la ópera.
  • La segunda dice que Valentino en la opera vio a una mujer  de cabello canoso en los asientos luciendo un hermoso vestido de terciopelo en color rojo, que la hacía lucir única.

De cualquier manera como haya sido el “encuentro” de Valentino con el color rojo, lo cierto es que a partir de ese instante cayo hechizado bajo ese color, y se haría infaltable en su trayectoria profesional que abarcó más de 45 años. El maestro Valentino Garavani ha dicho del color rojo: “Creo que una mujer vestida de rojo siempre está magnifica”.

 

DEBUT DEL ROJO DE VALENTINO

 

Valentino Garavani hizo sus estudios de moda en Paris, en la École des Beaux Arts, y llegó a hacer prácticas para nombres relevantes de la moda parisina  como Jacques Fath, Jean Desses y Guy Laroche, de este último, Valentino dijo que fue trabajando con él donde supo todo lo que debía saber de la moda.

Al terminar su trabajo con Guy Laroche, Valentino regresó a Italia, estableciéndose en la ciudad de Roma. Durante la temporada primavera/verano de 1959, presentaría su primera colección,  llamada Alta Moda, donde debutaría el que se conocería como  “Rojo Valentino” en un vestido llamado “Fiesta”.

El vestido Fiesta es un modelo strapless del tipo coctel, hecho de un drapeado que mezclaba la seda y el tul, cuyas silueta está influenciada por el New Look de Christian Dior, en la parte inferior del vestido se encuentran unas aplicaciones de rosas que están unidas al vestido por medio del propio tul. Un hermoso trabajo de haute couture.

Aunque la colección no fue  un éxito comercial, obtuvo una excelente recepción por parte de la crítica especializada.

Se dice que el nombre de este vestido, Fiesta, está inspirado en la noche de opera en Barcelona, donde se enamoró del color rojo.

 

ESTRELLATO DE VALENTINO… Y DEL ROJO

 

Si bien la primera colección de Valentino no tuvo éxito comercial, su suerte en los negocios cambió cuando conoció a Giancarlo Giammeti, en 1960, y este  último tomó las riendas de los negocios. Ya para la década de los 70, Valentino Garavani era un diseñador famoso, contando entre sus clientas a mujeres tales como Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor, Sophia Loren, Grace Kelly, Audrey Hepburn y la ex Emperatriz de Irán Farah Diba.

En este sentido, el rojo comenzó a hacerse infaltable en las colecciones de Valentino, excepto en la colección de 1966 denominada The White Collection, donde todas las prendas eran de  la gama blancos, crema y beige.

Por lo tanto, las famosas que son clientas de Valentino comienzan a ser vistas usando el  ya conocido como Rojo Valentino. Ente los momentos más destacados se encuentran: Jacqueline Kennedy-Onassis fue vista luciendo un vestido  “rojo Valentino” en el año 1971, esa imagen llegó a ser portada de la célebre revista Life. En 1981, la actriz y modelo Brooke Shields lució un hermoso vestido rojo Valentino para la portada de la revista Time.

Ya para la década de los 90, Valentino es una leyenda viviente de la moda. Su color rojo ya es un tono icónico en las pasarelas y alfombras rojas.  Inclusive, ha sido tema de libros tales como: Valentino, que fue publicado con ocasión a los 40 años de la casa Valentino, escrito por Franca Sozzani, la fallecida Editora en Jefe de la revista Vogue Italia, donde el rojo ocupa una parte importante del libro.

En el año 2013, fue publicado el libro Rosso Valentino, escrito por Franco Rossi y Piera  de Sensi, donde cuentan la trayectoria del maestro Valentino Garavani.

No solamente las estrellas del cine han lucido vestidos del color rojo Valentino, sino que también mujeres de la realeza como la princesa Diana y la reina Máxima de los Países Bajos, han lucido este tono.

 

IMPACTO DEL ROJO DE VALENTINO

Ahora bien, antes de entrar en el tema del impacto (o legado) del rojo Valentino,  hay que definir realmente en qué consiste esta tonalidad. Pues bien, esa tonalidad tan característica consiste en una mezcla de magenta al 100%, amarillo al 100% y negro al 10%. También se dice que es una tonalidad del color amapola.

En 2003, para capitalizar el éxito de rojo  Valentino, fue lanzada la línea Red Valentino, una línea más juvenil y accesible de vestuario y accesorios. Sin embargo,  fue publicado por WWD que la línea peresentará su última colección en 2024, para que solamente la marca Valentino  la única línea de la empresa Valentino S.P.A.

Cuando Valentino Garavani presentó su última colección, en enero 2008, el cierre del desfile fue con modelos luciendo vestidos rojos. El mejor cierre para una de las carreras más exitosas de la historia de la moda.

Aunque Valentino Garavani se haya retirado del diseño, el color rojo sigue siendo el emblema de la casa Valentino. Por ello, los entonces directores creativos de la marca Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli dijeron en una entrevista para Interview lo siguiente: “Para la casa Valentino, el rojo no es solamente un color. Es una marca eterna, un logo, un elemento icónico, un valor”.

En este sentido, en el año 2013, la casa Valentino presentó una colección especial llamada Shanghái,  con motivo de la inauguración de la flagship store de la casa en dicha ciudad. Por ello, todas y cada una de las piezas presentadas en la colección eran de color rojo en cualquiera de sus tonalidades.

Por lo que esta colección sirvió, además de homenajear a la ciudad china (recordar que el rojo es un color asociado a China), homenajear al maestro Valentino, quien supo construir un imperio basándose en hermosos trajes y hacer del rojo un color icónico para las grandes ocasiones.

Ahora que Pierpaolo Piccioli es el director creativo de la casa en solitario, desde 2016, ha seguido diseñando trajes en el tono rojo Valentino. Uno  de sus modelos en el icónico tono fue el que lució Anne Hathaway en la gala de MET de 2018 y  el hermoso vestido rojo de la colección haute couture de 2019, inspirada en las Black Madonnas y donde la mayoría de las modelos eran negras.

 

¿ES EL ROJO  DE VALENTINO UNA MARCA COMERCIAL?

 

Una marca es todo signo que indica el origen empresarial de los productos y servicios para que así el comprador del producto, o el usuario de los servicios, conozca la proveniencia de lo que va a adquirir o usar. Ahora bien,  la protección de los colores por sí mismos como marcas ha sido un tema bastante polémico, y básicamente depende de la legislación y el criterio que cada país adopte en esta materia.

Los países en sus leyes establecen los requisitos que debe tener un signo para poder ser registrado como marca. Algunas legislaciones son muy concretas en relación a la prohibición de registro como marca de los colores.  De hecho, esa era la tendencia dominante a nivel mundial hasta hace unos años.

Pero muchas legislaciones han admitido la doctrina de la distintividad adquirida, que consiste en un signo que si bien no cuenta con los requisitos para ser registrado como marca, debido a su uso constante a lo largo del tiempo ha logrado que el público a la que va dirigido el producto asocie este signo con una empresa. Lo que significa que, de cierta forma, se han relajado algunas de las prohibiciones de registro de marca.

Sin embargo, en la industria de la moda el registro como marca de los colores es un tema aún más complejo. Los colores son una de las características principales de la ropa y accesorios. Muchos alegan que de otorgarse el registro como marca de un color en particular, se estaría poniendo una limitante a la libertad creativa de otros diseñadores, ya que se estaría otorgando un monopolio sobre un color.

En este sentido, el caso de Christian Louboutin vs YSL es, quizás, el más relevante del fashion law, por cuanto ratifica el carácter de marca de la suela roja. Sin embargo, es una protección bastante limitada, que inclusive, se permite que YSL continúe produciendo y comercializando sus salones totalmente rojos.

Hay que resaltar que el registro como marca de los colores  es más una excepción que lo usual, y  casi siempre son empresas de musculo financiero  importante para hacer importantes campañas de marketing  a lo largo del tiempo para que su público relacione el color con su empresa. El color debe ser parte del branding de la empresa.

El rojo sin duda forma parte de la imagen que la casa Valentino ha construido durante más de 50 años. En las pasarleas y las alfombras rojas es un color que roba todas las mujeres, y la mujer que lo usa se vuelve centro de atención. Es tanta la relevancia del rojo Valentino, que se dice que se ha convertido en una tonalidad Pantone, pero esto ha sido desmentido. Por lo que, todavía, no es una marca registrada

Para la casa Valentino, de acuerdo a las tendencias de muchas legislaciones marcarias, puede ser viable que su icónico rojo pueda alcanzar el registro como marca comercial. Ya lo logró con el famoso Rockstud. Ahora puede estar en posición de hacerlo.

Pero de lo que no quedarán dudas es que, quien sea el diseñador de la casa Valentino, el rojo Valentino será su signo distintivo. Ya ha logrado trascender al diseñador.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas