EL CORTE INGLÉS: LA GUERRA DE SUS HEREDEROS

EL CORTE INGLÉS: LA GUERRA DE SUS HEREDEROS

PARTE I: HISTORIA

 

La historia de El Corte Inglés debe empezar con el nombre de su fundador Ramón Areces Rodríguez, hijo de agricultores, nacido en La Mata (Asturias) y, antes de embarcarse en crear la historia de El Corte Inglés, estudió y trabajó muy duro para ayudar a su familia.

En 1920 emigró a Cuba -con dos de sus hermanos- dónde su tío Cesar Rodríguez le ofreció un puesto de trabajo en unos almacenes de los que era gerente, “El Encanto”, años después, junto con su tío viajó a Estados Unidos y Canadá para perfeccionar las relaciones comerciales de la empresa estudiando el mercado. En 1935 regresaron a Madrid y comienzan su aventura empresarial.

 

Almacenes El Encanto, Cuba (1930)

 

 

César Rodríguez y Ramón Areces

El mismo año que regresó, Ramón, avalado por su tío César, compra una pequeña sastrería, fundada en 1890 y situada entre las calles Preciados, Carmen y Rompelanzas, en Madrid. En 1940 adquiere una finca en calle Preciados nº 3, de la que la planta baja, la primera y parte de la segunda se dedica a la venta. Esta primera tienda constaba de 7 dependientes, actualmente, existen alrededor de 94.000 empleados directos.

 

Fue en junio de ese mismo año, cuando Ramón promovido por el desarrollo del negocio que estaba experimentando constituye la sociedad El Corte Inglés, con su tío César Rodríguez como socio y primer presidente de la empresa. Esta compañía ha crecido hasta convertirse en el grupo de empresas de El Corte Inglés, siendo uno de los mayores grupos de distribución de España.

 

 

El Corte Inglés, Madrid (1940)

 

En aquellos años, su tío César y su mayor competidor Galerías Preciados, la misma fundada y dirigida por Pepín Fernández -primo de César Fernández-, tenían lazos en común y, no solo familiares sino también empresariales, ya que Pepín también emigró a Cuba y trabajó en los almacenes de “El Encanto”, ambos con los conocimientos adquiridos en Cuba pretendían desembarcar en España para poner en práctica lo aprendido y que su aventura empresarial fuera conjunta en línea recta, pero no fue así, debido a que Pepín y César rompen sus relaciones comerciales por entender que se estaba dando una inevitable competencia entre las dos compañías -El Corte Inglés y Galerías Preciados-, por ello, Pepín decide apartarlo de la sociedad liquidando su paquete accionarial, así César se queda sin una de las líneas empresariales y sigue su aventura empresarial de la mano de su sobrino Ramón Areces en El Corte Inglés. A consecuencia de ello, además de ser competidores, se inicia una batalla para controlar el mercado de la distribución, que finaliza en el año 1995 de la mano de Isidoro Álvarez, por la razón que más adelante -cuando corresponde- exponemos.

 

Galerías Preciados, Madrid.

En la década de los cincuenta, el negocio seguía creciendo y, surgió un nuevo concepto que a día de hoy les sigue caracterizando, la venta por departamentos brindándole características propias de “gran almacén”. Su ansia por crecer no se detenía, por ello asiduamente realizaba cambios para ofrecer al cliente una imagen moderna de la compañía, que fuera conforme tanto a las necesidades de la sociedad como a la demanda del cliente.

 

La década de los sesenta vino cargada de hitos para la compañía, durante la misma, comenzó su expansión nacional inaugurando centros en Sevilla, Bilbao y Barcelona. Además, Ramón y su equipo de colaboración -con el estilo de gestión propio del fundador- siguen innovando y crean un nuevo concepto de pago para los clientes, facilitándoles sus compras, éste es la “tarjeta de compra de El Corte Inglés”. En esta década no todo fueron cosas buenas, ya que se dio la muerte de César Rodriguez, pasando a ser Ramón Areces el presidente de la compañía y ostentando el cargo Consejero Director General Isidoro Álvarez.

 

 

La tarjeta de compras de El Corte Inglés, Madrid (1966)

 

 

En la década de los setenta y los ochenta predomina la línea de constitución de nuevas sociedades que pertenecen al grupo como Viajes El Corte Inglés, Óptica 2000, Hipercor, Correduría de Seguros El Corte Inglés, Informática El Corte Inglés. Éstas sociedades eran espacios dedicados a servicios especializados en dichos sectores, destacamos que con Hipercor nació el concepto de hipermercado con diferentes secciones, desde textil, hasta bazar u hostelería.

A finales de la década de los ochenta, concretamente en 1989, se dio fallecimiento de Ramón Areces, su fundador, quién había preparado en aquellos años a su sobrino Isidoro Álvarez para ser el sucesor y seguir al mando de la compañía. Una característica que identifica a ambos y, discutiblemente, no muy brillante, es que proseguían un proceso de expansión desde la autofinanciación y prudencia en la inversión, es decir, prescindían -en la medida de lo posible- de la financiación ajena para su expansión. Aun así -a su manera- se observaba, como comprobamos en estas líneas, la expansión del negocio.

 

Isidoro Álvarez, tras una complicada infancia, estudió económicas en Madrid y durante su época universitaria trabajaba por las tardes descargando camiones en el centro de Preciados de El Corte Inglés. A sus 22 años finalizó sus estudios con una importante mención de “Licenciado con Premio Extraordinario”, a sus 24 años fue designado como Consejero de la sociedad y, pocos años después como Consejero Director General, este nombramiento supuso el inicio del despegue de El Corte Inglés, almacén de distribución que se basaba y se sigue basando en el “conjunto de calidad” -concepto que implantó Isidoro Álvarez-  que se trata de la calidad en conjunto, desde que inicias tu experiencia en El Corte Inglés hasta que la finalizas, ofreciendo calidad tanto en el servicio, como en el producto y su marca.

Finalmente, a la muerte de su tío Ramón, se convirtió en el Presidente del Consejo de Administración de la compañía, merecedor cargo por su andadura dentro del negocio, desde el puesto más bajo al puesto más alto, que le permitió conocer a fondo el Grupo de empresas de El Corte Inglés.

 

Isidoro Álvarez, presidente (1989-2014)

Los años de Isidoro en la presidencia han sido claves en la compañía para su crecimiento y expansión, uno de los hitos más destacados fue la adquisición de Galerías Preciados, debido a que la misma fue su mayor competidor durante décadas.

Galerías Preciados, que en ese momento se encontraba en manos de la sociedad “Abartak” y que se venía tambaleando desde hace años, presentó una suspensión de pagos, ya que no podía hacer frente a los 90.406 millones de deuda y a los 4.162 millones de déficit. Poco tiempo después, el Ministerio de Comercio se comprometió en la búsqueda de un comprador que cumpliera con los requisitos necesarios para que las galerías siguieran en activo, consiguiendo cuatro ofertas de compra -todas españolas-, entre las que apareció su máximo competidor, El Corte Inglés, en junio de 1995 se adjudicó estos grandes almacenes a El Corte Inglés por valor de 30.000 millones de pesetas, siendo ésta la mejor oferta, a causa de la solvencia financiera que presentaba la compañía. El 1 de septiembre de 1995 El Corte Inglés y Galerias Preciados, los mayores rivales comerciales que existían en España, se convertían en la misma empresa, a pesar de las promesas y juramentos que existían en sentido contrario por parte de sus dos míticos fundadores -Ramón Areces y Pepín Fernández-.

 

Anuncio cierre Galerías Preciados por la compra por parte de El Corte Inglés, Madrid (1995).

Hasta ese momento, El Corte Inglés seguía cerrado a los “vientos internacionales y, se produjo otro hito importante de la compañía en los años de presidencia de Isidoro Álvarez, que fue la expansión del negocio al extranjero por la que desembarca en Portugal, concretamente en Lisboa, con la inauguración de uno de sus centros comerciales. Actualmente, El Corte inglés cuenta con 97 centros distribuidos entre España y Portugal, éste  último cuenta únicamente con dos centros en Lisboa y Oporto.

Otros hitos que podemos citar son la aparición de nuevas cadenas especializadas en: supermercados, denominada Supercor; moda y complementos de mujer, hombre y niños, denominada Sfera; bricolaje y decoración, denominada Bricor; salud y belleza creando un espacio de bienestar al cliente con servicios de tratamientos cosméticos, denominado Espacio de Salud y Belleza; etc.  Todas estas nuevas líneas de negocio -y las aparecidas anteriormente- resaltan la estrategia de diversificación que caracterizaba -desde hace años y hasta hoy día- a estos grandes almacenes.

En 2010, una vez ampliado el centro del Paseo de la Castellana en Madrid, se apuesta por el lujo en todas sus vertientes, dándose la implantación en el centro de grandes firmas de moda como Christian Dior, Chanel, Cartier, Gucci, Loewe y un largo etcétera. En ese mismo sentido, también se apuesta por el lujo y el prestigio en la gastronomía, inaugurándose el primer “Gourmet Experience, un espacio gastronómico que, además de reunir firmas y cocineros de prestigio, se dedica a la venta de productos gastronómicos de alta calidad. A día de hoy, este servicio de gastronomía gourmet se encuentra en 4 centros de Madrid, 2 de Málaga, Sevilla, Alicante y Las Palmas.

 

Vistas Gourmet Experience Gran Vía, Madrid (2010)

 

En julio de 2014, el señor Álvarez nombra a Manuel Pizarro en el consejo de administración de la compañía, directivo con amplia experiencia en las finanzas y la banca, con el objetivo de reforzar el equipo financiero del holding. Decía Álvarez que el señor Pizarro “es buen conocedor de las tripas de las cuentas de resultados”.

 

Dimas Gimeno, presidente (2014-2018)

En septiembre de 2014, Isidoro Álvarez, a sus 79 años de edad y tras 25 años ostentando la presidencia de El Corte Inglés, fallece a causa de una insuficiencia respiratoria. Este señor, en sus últimos meses reseñaba como mermaba su salud, por ello había comenzado a sentar las bases y el año antes de su fallecimiento ya había nombrado a su sobrino, Dimas Gimeno, como director general de la compañía, ya que profesionalmente conocía la marca y su grupo, y estaba al corriente de las expectativas de su tío Álvarez para el negocio que, pretendía modernizar la gestión de la misma, en aquel año, ambos pusieron al mando de dicho objetivo a varios expertos en gestión de la distribución comercial para “reconstruirla”, enlazando los nuevos tiempos de distribución con las nuevas generaciones.

Dos días después de la muerte de Isidoro Álvarez, el 16 de septiembre de 2014, Dimas Gimeno es nombrado presidente del Consejo de Administración de la compañía.

Hace 5 años, lanza un servicio muy útil y rápido, que tiene bastante aceptación entre los clientes por las facilidad, efectividad y rapidez de la compra online que ofrece, se denomina “Clic&Express”, en el que realizas una compra de manera online y recibes el pedido en la dirección de entrega que se facilite en menos de dos horas o en la franja horaria que señales de ese mismo día.

 

Click&Express, nuevo servicio de El Corte Inglés (2015)

 

En 2017 la compañía se compromete con el medio ambiente y con el fomento de los hábitos de alimentación saludable y crea un nuevo concepto comercial, un espacio denominado “LA BIOSFERA” en el que la totalidad de sus productos son ecológicos, es decir, se trata de supermercados que ofrecen una gran variedad de productos bio, ecológicos y orgánicos, con sus respectivos certificados.

 

LA BIOSFERA, Madrid (2017)

 

A su vez, en este mismo sentido, crea su propia marca “El Corte Inglés BIO”, a día de hoy la misma cuenta con más de 100 referencias en las principales categorías.

 

Packaging marca El Corte Inglés BIO

 

Jesús Nuño de la Rosa, presidente (2018-2019)

La etapa del señor Gimeno como presidente de El Corte Inglés no fue especialmente brillante y la compañía iba “cojeando”, sobreviviendo pero no viviendo y en junio de 2018, tras un acuerdo de socios, Dimas Gimeno debe abandonar el cargo de presidente de la compañía, entrando a ocupar el mismo Jesús Nuño De la Rosa, así nos encontramos ante un escenario novedoso para la compañía, por un lado, por primera vez se rompe la línea de que el sucesor de dicho cargo sea sobrino de quién deja el mismo y, por otro lado y en el mismo sentido, es el primer presidente de la empresa que no pertenece a la familia originaria.

Aunque el escenario anteriormente expuesto fue novedoso, parece que no fue el adecuado y duró aproximadamente un año el cargo de la presidencia en manos de De la Rosa, debido a que en Julio de 2019 pasa a ostentar el cargo Marta Álvarez Güil, una de las dos hijas adoptivas del difunto y antiguo presidente Isidoro Álvarez. De nuevo la gestión de la compañía está en manos de la familia fundadora, ahora bien, la gran diferencia de Marta Álvarez con todos los antecesores del cargo es que no solo tiene experiencia laboral en la empresa familiar, aunque ha tenido una pequeña trayectoria dentro de ella hasta conseguir el cargo, pero no conoce como sus antecesores las “entretelas del grupo”.

Marta Álvarez, presidenta (2019-)

A principios del 2020, Jesús Nuño de la Rosa, tras 31 años trabajando en el grupo, pactó su salida del mismo, pasando de ser uno de los principales directivos de la compañía a abandonar todos sus cargos, dejando vía libre al equipo de Marta Álvarez, heredera de Isidoro Álvarez.

Los motivos por los que se da repetidos cambios en el cargo de presidencia serán expuestos en la siguiente entrada, en la que se analizarán, además de otros puntos relevantes de la compañía, los conflictos familiares existentes en El Corte Inglés.

En conclusión, observamos que la compañía crecía sin obstáculos cuando la compañía “estaba en paz”, pero una vez dado el fallecimiento de Isidoro Álvarez, la compañía no ha estado inmersas en sus mejores años, todo lo contrario, hay trabas no resueltas y, una de ellas, es el mayor obstáculo al que se enfrenta una empresa familiar, el relevo generacional, debido a que la compañía se encuentra en la 3º generación a causa de la muerte inesperada del presidente de la 2º generación que, a sabiendas del mismo, no dejó el grupo “bien atado” para afrontar ese cambio de generación.

El señor Álvarez, en el hospital sus últimas horas las pasó rogando a los médicos que encontraran la forma de conseguirle un año más de vida para garantizar que “el grupo no se diluyera como un azucarillo”, porque sabía que los problemas del grupo traerían cola y estaba en lo cierto, no se equivocó, la empresa que fue un icono empresarial y alcanzó resultados arrasadores, ahora lucha por sobrevivir financieramente amenazada por las luchas de sus herederos.

 

Los seis presidentes de El Corte Inglés, Madrid (1940-2020)

 

Te contamos más sobre ello en el siguiente post.

 



error: Este contenido esta protegido !!