¿CÓMO DISTINGUIR UNA PIEDRA PRECIOSA VERDADERA DE UNA FALSA?

PIEDRA PRECIOSA FALSA

¿CÓMO DISTINGUIR UNA PIEDRA PRECIOSA VERDADERA DE UNA FALSA?


¿CÓMO DISTINGUIR UNA PIEDRA PRECIOSA VERDADERA DE UNA FALSA? CONSEJOS PARA ASEGURARNOS DE QUE NUESTRA PIEDRA ES VERDADERA

 

No es sencillo distinguir una piedra verdadera de una falsa. Para empezar, no sólo hay verdaderas o falsas. Además, estos términos no deben ser utilizados en nuestro sector. Las posibilidades son múltiples y variadas. En este artículo trataré de explicar los distintos tipos de piedras en función de su naturaleza, y con ello, daré una serie de consejos para que podamos estar tranquilos a la hora de comprar o vender piedras preciosas.

Las piedras preciosas (diamantes y piedras de color) a las que me referiré en este artículo son sólo las piedras pertenecientes a la familia de las gemas inorgánicas, es decir, a todas aquellas que no son orgánicas (como pueden ser las perlas, el coral, el ámbar… que provienen de un ser vivo).

PIEDRAS PRECIOSAS NATURALES Y PIEDRAS PRECIOSAS SINTÉTICAS.

 

CERTIFICADO GEMOLÓGICO

 

Así pues, las piedras preciosas pueden clasificarse, en primer lugar:

  • Naturales: Son aquellas que han sido creadas por la propia naturaleza, sin intervención humana ninguna. Son producto de miles y miles de año bajo Tierra, a temperaturas y presiones concretas, que han dado como resultado minerales inorgánicos que fueron emergiendo a la superficie terrestre a través de, entre otras, erupciones volcánicas. Son aquellas que se encuentran en las minas, en los ríos…

A su vez, las naturales pueden ser:

– Tratadas: Son aquellas que, siendo naturales, han recibido algún tratamiento para ensalzar su color o alguna característica concreta. Por ejemplo, es muy común el tratamiento de calor en los rubís y en los zafiros para intensificar los tonos rojos y azules respectivamente. Cuando una piedra natural recibe un tratamiento, automáticamente su precio se devalúa en cierta medida. Digamos que no ha sido una maravilla de la naturaleza, sino que se ha convertido en maravilla gracias a una pequeña ayuda del ser humano.

¿Cómo se puede saber si ha sido tratada? Sólo podemos detectar este tipo de tratamientos en el laboratorio, con microscopio de 30 aumentos. Es muy recomendable preguntar a nuestro joyero de confianza si esa piedra ha sido tratada o no. En el certificado gemológico aparecerá este tipo de

– No tratadas: Son aquellas piedras naturales que se comercializan sin haber sido tratadas por el hombre. Su valor suele ser mayor en el mercado si, sin ayuda del hombre, el color es intenso y atractivo para el mercado.

 

LAS PIEDRAS SINTÉTICAS.

 

 

  • Sintéticas: Las piedras sintéticas son aquellas que han sido creadas por el hombre en el laboratorio, pero tienen exactamente la misma composición química que la de las piedras naturales. Digamos que es como hacer una piedra “siguiendo una receta” y mediante procesos complejos que pueden crear diamantes y otras piedras de color en tan sólo unos minutos.

 Seguramente hayáis oído hablar de los diamantes “lab-grown” o diamantes de laboratorio. Estos son, precisamente, diamantes que han sido generados en laboratorio por el hombre, tratando el elemento químico del Carbono (un diamante tiene 99,9% de Carbono) a altísimas temperaturas y presiones.

Este tipo de piedras suelen ser mucho más baratas en el mercado, aunque también, mucho menos especiales. Lo que la Tierra ha creado durante miles de millones de años, ahora lo puede hacer el hombre en tan solo unos minutos. El precio de los diamantes de laboratorio suele estar entre un 30% y un 70% más abarato que los naturales.

 

CERTIFICADO GEMOLÓGICO Y PIEDRAS SIMULANTES.

PIEDRA PRECIOSA FALSA

 

En el certificado gemológico que se puede solicitar también se valora este tipo de cuestiones.

  • Simulantes: Los simulantes son los que han dado lugar a escándalos en algunos momentos de la Historia. Hace pocos años se descubrió que un grupo organizado estaba vendiendo Moisonita (enormemente más barato) en lugar de Diamante, aprovechándose de la dificultad y especialización que se necesita para distinguirlas.

Pero entonces, ¿Qué son los simulantes? Son piedras que se emplean para dar la falsa impresión o apariencia de otra piedra (normalmente de mayor valor). Exactamente como en el ejemplo comentado más arriba.

Este tema ha sido perseguido por los gremios y actualmente es fácil distinguirlos bien por el conocimiento propio, por la lupa de 10 aumentos, por el microscopio de 30 aumentos o bien con la ayuda de los laboratorios gemológicos oficiales.

Ahora que ya sabemos todo esto, hablemos de cómo podemos detectarlo. Mi recomendación es, siempre, acudir a nuestro joyero de confianza. Igual que tenemos un dentista de confianza, un peluquero, un abogado… todos necesitamos nuestro joyero de confianza. El sector es complicado de entender, muy técnico y son muchas las explicaciones que se deben ofrecer al cliente. Por esta razón es tan recomendable.

A partir de ahí, otra medida recomendable puede ser solicitar un dictamen o certificado gemológico a uno de los laboratorios gemológicos oficiales. Ellos están familiarizados con los distintos tipos de tratamiento o de creación sintética y saben cómo reconocerlo con la ayuda de material y equipo adecuado para estas circunstancias.

En el diamante, los esfuerzos van hacia la identificación de los tipos de tratamiento que son bien tratamientos de color (para un resultado más incoloro) o de pureza (intentar quitar impurezas del interior de la piedra); hacia la divulgación y transparencia si se trata de un diamante de laboratorio; y la detección de posibles simulantes. El objetivo es que el mercado sepa al 100% lo que se está comprando y vendiendo.

En las piedras de color, muchos de los esfuerzos van dirigidos a los tratamientos de color precisamente, que suelen ser en su mayoría, tratamientos de calor, porque a través del calentamiento de las piedras, logran que estas adquieran un color más intenso. Por tanto, más atractivo para el mercado aunque renuncien a parte de su valor por haber realizado dicho proceso. ¿Cómo podemos distinguirlo? De nuevo, acudiendo a nuestra joyería de confianza y a través de los laboratorios gemológicos.

En las piedras de color, antiguamente, podías encontrar plástico como simulante. Por ejemplo, debemos tener cuidado cuando vamos a un mercadillo en el sudeste asiático, porque nos pueden intentar vender Jade, que en realidad es plástico con la misma apariencia. ¿Cómo lo podemos detectar aquí? Por el peso (el Jade es más pesado), y por olor. Si, así es. Si quemamos parte de la piedra con un mechero, si es Jade no ocurrirá nada. Si es plástico… nada más que decir.

También era común el simulante utilizando cristal. Por ejemplo, un cristal azul oscuro para simular un Zafiro azul. ¿Cómo podemos detectar esto? Bien con lupa (si somos diestros en su uso) o bien al microscopio de 30 aumentos. Allí podremos ver cómo siempre el cristal posee algunas burbujas en forma de “donut”. Inmediatamente al detectar esto, sabemos que se trata de cristal (de un valor infinitamente inferior al de un Zafiro azul).

Distinguir un tratamiento de color o un simulante puede resultar fácil, pero… ¿Cómo distinguimos una piedra de color sintética de una natural, si resulta que la sintética tiene exactamente la misma composición química? Los gemólogos también pueden identificarlo al conocer los distintos procesos existentes para la elaboración de piedras sintéticas, además de ciertos “trucos” como que las facetas y aristas entre las facetas son siempre mucho más lustrosas y afiladas que las de las piedras o minerales naturales.

En cualquier caso, los productos que están expuestos en las joyerías, sean cadena de tiendas, joyerías de barrio, joyerías icónicas, históricas, marcas internacionales… son productos verificados y contrastados, y ofrecen siempre la mayor transparencia en la información sobre los mismos.

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE PIEDRAS PRECIOSAS TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES ENTRADAS:

PIEDRAS PRECIOSAS: RUBÍ.

PIEDRAS PRECIOSAS: ESMERALDA.

PIEDRAS PRECIOSAS: ZAFIRO.

PIEDRAS SEMIPRECIOSAS 

 PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR VERDE

 PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR AZUL.

PIEDRAS PRECIOSAS DE COLOR AMARILLO.

LAS PIEDRAS PRECIOSAS.

 

TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES PUBLICACIONES SOBRE DIAMANTES O PIEDRAS PRECIOSAS QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!