VOGUE PARÍS: 100 AÑOS DE HISTORIA

VOGUE PARIS FRANCE

VOGUE PARÍS: 100 AÑOS DE HISTORIA


CONOCE LA HISTORIA DE LA REVISTA VOGUE PARÍS: 100 AÑOS DE HISTORIA EN EL MUNDO DE LA MODA.

 

REPASAMOS LA HISTÓRICA TRAYECTORIA DE LA ICÓNICA EDICIÓN FRANCESA DE VOGUE.

Aunque el origen de esta famosa revista de moda radica en Estados Unidos, dirigida actualmente por la carismática Anna Wintour, su éxito mundial es a todos los efectos indiscutible.

La revista Vogue se ha abierto camino en prácticamente todos los rincones del mundo: desde evidentemente Vogue Estados Unidos, pasando por Vogue Reino Unido, Vogue Francia, Vogue España, Vogue Italia, Vogue Brasil, Vogue Australia, Vogue China, Vogue India, Vogue Japón, Vogue Rusia y hasta Vogue Arabia, entre otras ediciones internacionales.

Ahora bien, que Francia en sí misma, y París en especial, son cuna y capital –respectivamente– de la moda internacional es un hecho que queda exento de debate. Quizás tenga algo que ver que la palabra ‘Vogue’ sea un término procedente del francés que significa moda.

Por eso, para cerrar 2021, no podía faltar una entrada sobre el centenario de la edición francesa de Vogue: Vogue París.

 

EL ORIGEN DE VOGUE.

VOGUE PARIS

Empezando por el principio, como redundantemente suele decirse, el origen de Vogue tiene lugar en Estados Unidos en el año 1892 de la mano de Arthur Baldwin Turnure. Fue cuando su fundador falleció, en el 1909, que la revista pasó a ser dirigida y coordinada (hasta día de hoy) por la editorial Condé Nast Publications, Inc.

Actualmente, y prácticamente desde su nacimiento, Vogue es conocida en el mundo como «la biblia de la moda». Es la editorial de moda más apetecida por los diseñadores para presentar sus colecciones.

La revista ofrece producciones fotográficas de las marcas de moda más importantes y lujosas del mundo como Dior, Chanel, Gucci, Louis Vuitton, Prada, y un larguísimo etcétera.

Sus reportajes sobre las últimas tendencias, nuevas promesas de la moda, jóvenes diseñadores o los valores sociales son el pilar fundamental de su éxito en la industria. En sus publicaciones mensuales, Vogue suele contar con la colaboración de los escritores y escritoras, fotógrafos y fotógrafas, diseñadores y diseñadoras e ilustradores e ilustradoras más reconocidos en sus respectivos campos.

Desde la matriz de Vogue en los United States of America han sido varias las mujeres que han pasado por el puesto de editora jefe, el cargo más importante de la revista ya que bajo su responsabilidad se encuentran, al fin y al cabo, todas las ediciones internacionales de la revista. En orden cronológico, estas supermujeres han sido:

 

  • Josephine Redding (1892 – 1901)
  • Marie Harrison (1901 – 1914)
  • Edna Woolman Chase (1914 – 1951)
  • Jessica Daves (1952 – 1963)
  • Diana Vreeland (1963 – 1971)
  • Grace Mirabella (1971 – 1988)

 

Hasta llegar a la actual editora jefe: Anna Wintour (1988 – actualidad). De padre inglés y madre norteamericana, la escritora, periodista y directora de Vogue es todo un icono y una de las personas más influyentes en la industria de la moda a nivel mundial. Y no nos engañemos, también fuera de la industria.

 

 

¿CÓMO NACE VOGUE PARÍS? AHORA VOGUE FRANCIA.

 

VOGUE PARIS

 

Lanzada en el año 1920 por la gigante editorial neoyorquina Condé Nast, la ahora Vogue Francia  –que hasta unos meses era Vogue París– tuvo su nacimiento como un apéndice de la Vogue matriz estadounidense.

En un principio, la edición que aterrizó en Francia no era más que una traducción de la original Vogue americana. Sin embargo, el fuerte carácter cultural parisino –de la mano de la élite de la moda francesa–, llevó a la idea de que la edición gala merecía tener una autonomía propia acorde a la marcada identidad parisina.

Fue así como comenzó el eterno tira y afloja norteamericano-francés.

 

TÚ A NUEVA YORK Y YO A PARÍS, Y VICEVERSA.

 

El interminable vaivén disputado entre Nueva York y París, por lo que a la revista se refiere, se remonta al lanzamiento de la edición francesa de Vogue.

Cuando arrancó el despegue de manera independiente de la edición parisina de la revista, comenzó la historia (de estado civil «es complicado») entre el poderío económico estadounidense y el arte cada vez más arriesgado e independiente francés.

Pero como en prácticamente cualquier relación, siempre hay algo en común. En el caso de Vogue es que fue la encargada de marcar el paso en el mundo de la moda tanto en Nueva York como en París, y en Londres, desde su aparición en el mercado. Pero el embrollo era entre la Gran Manzana y los parisinos.

Toda la historia de Vogue Francia ha sido de idas y venidas con la editorial neoyorquina (Condé Nast), volviéndose más independiente durante unos años, y volviendo posteriormente a ser controlada por la gigante editorial. De hecho, actualmente, las ediciones internacionales de Vogue se encuentran bajo el control directo de la editora jefe Anna Wintour.

Pero ello no quita que durante todos estos y aquellos años ambas partes hayan sabido limar muy bien sus asperezas (o al menos aparentarlo) porque el éxito de la revista es innegable e irrebatible en cualquier lugar del mundo.

Dijo Sylvie Lecallier, prestigiosa fotógrafa francesa y encargada de la exposición de ‘Vogue París 1920 – 2020’ que:

 

«París era el lugar para buscar talento y contenido y llevarlo a Nueva York».

 

En realidad, la relación no es que llegase a ser conflictiva, sino que, volviendo a palabras de Lecallier, “del lado estadounidense, prima un espíritu práctico y comercial; y del lado parisino, la rebeldía y la fantasía. Pero con una pasión en común: la moda”. Y la verdad, no hay un cóctel mejor.

 

 

Buen ejemplo de ello traído a la actualidad lo podemos ver –clichés a parte– en la serie de Netflix Emily in Paris en la que, a lo largo de su desarrollo, reina la picaresca entre los norteamericanos y los parisinos. Ahora bien, tampoco podemos dejar pasar uno de los aspectos por los que más destaca la producción de Darren Star (creador de Sex in the City) para los apasionados de la moda, que son los looks con los que nos deleitan las protagonistas Emily y Camille, norteamericana y parisina, respectivamente.

Sin entrar a valorar la economía misteriosa de ambos personajes en la serie, lo que queda más claro que el agua es el gusto y la pasión que las dos tienen por la moda a pesar de sus diferentes orígenes: ‘New York y La France’,. La misma pasión que mantuvo a flote a Vogue París a pesar de los rifirrafes con su hermana mayor y vecina al otro lado del Atlántico.

EL NÚMERO 1021 DE LA EDITORIAL FRANCESA.

 

VOGUE PARIS 1021

 

 

Después de todos estos años y con el número 1.021, el pasado mes de octubre de 2021 se comercializó la edición especial de Vogue París en homenaje a sus cien años de historia.

Aunque el centenario, matemáticamente hablando, fue el pasado año 2020, no se pudo realizar ningún evento especial a causa de la pandemia del Covid-19 que nos azotó de manera totalmente imprevista. Por eso, ha sido este año 2021 el elegido para hacer homenaje al aniversario de Vogue Francia.

Estrellas y modelos internacionales como Karlie Kloss, Naomi Campbell, Irina Shayk, Natalia Vodianova o Alessandra Ambrosio no se perdieron la fiesta de celebración del centenario de la edición francesa de la revista de Condé Nast.

Pero la cosa no quedó solo ahí, en el número de la revista y este elegante evento, sino que los parisinos también quisieron hacer un homenaje más duradero a estos 100 años de historia. ¿Cómo? Mediante una exposición.

EXPOSICIÓN – HOMENAJE EN EL PALAIS GALLIERA.

 

 

Inaugurada el 2 de octubre de 2021 y todavía abierta hasta el próximo 30 de enero de 2022, el aniversario de Vogue París se festejó a lo grande. Una exposición dedicada al centenario en el Palais Galliera de la ciudad fue el gran regalo que la editorial francesa nos ha hecho en honor a su cumpleaños.

Vogue Paris 1920–2020 es la exposición a gran escala y sin precedentes que celebra el centenario de la revista Vogue París, que ahora ha pasado a llamarse Vogue Francia, con Sylvie Lecallier como comisaria de arte.

Haciéndonos eco de la propia descripción de este museo de la moda, esta exposición traza la historia de la revista a través de los editores que le dieron forma mediante sus elecciones editoriales y artísticas, desde Michel de Brunhoff hasta Emmanuelle Alt, incluyendo a Edmonde Charles-Roux, Francine Crescent y Carine Roitfeld. Sus personalidades, la duración de sus colaboraciones y el compromiso por parte de todos ellos y ellas, marcan la especificidad y coherencia de Vogue Paris.

 

“Espejo de su tiempo y defensora de la creación artística, Vogue Paris es un actor muy importante en la moda, cuestionando las nociones de gusto, belleza y elegancia”.

 

La exposición da testimonio de la capacidad de creación, adaptación y anticipación que, durante 100 años, caracterizó –y caracteriza– a la revista. Además, se destaca el talento de grandes ilustradores, y, en particular, de los fotógrafos que ha promovido Vogue Paris, como por ejemplo: Hoyningen-Huene, Horst, Bourdin, Klein, Newton, Watson, Lindbergh, Testino, Inez &Vinoodh, entre muchos otros.

Siguiendo la línea temporal de los redactores jefe de Vogue París, así como de los destacados ilustradores, fotógrafos, modistos y modelos, los visitantes del museo podrán comprender las personalidades y mentes creativas que han dado lugar al carácter y consistencia únicos de la revista francesa.

Destacan firmas y sus respectivos modistos como Yves Saint Laurent y Karl Lagerlfeld que Vogue París ha apoyado a lo largo de toda su carrera. E iconos de la moda como Kate Moss y Catherine Deneuve, como protagonistas de muchas de las portadas de la edición parisina.

Vogue Paris 1920-2020 reúne hasta casi 400 obras de los archivos de la revista (fotografías, ilustraciones, revistas, documentos, películas), así como una quincena de modelos de alta costura y prêt-à-porter.

 

 

¿SON POSIBLES OTROS 100 AÑOS DE EDICIÓN IMPRESA EN UN MUNDO QUE HOY ES DIGITAL?.

 

La moda digital es una realidad. Por extraño que parezca, ya existen “prendas” en formato non fungible tokens (NFT, por sus siglas en inglés) que se venden por miles de euros, o la moneda correspondiente. Por no hablar de la ahora reciente ampliación del mundo físico al virtual conocido como metaverso.

Pero no es necesario irnos a tal extremo para darnos cuenta de que vivimos en la era digital. Cada día se consume más contenido online y menos en papel (aunque algunos todavía sigamos siendo fieles a este formato) y este es un hecho del que no podemos escapar; más bien, al contrario.

En un mundo en el que las nuevas tendencias pueden saltar a todo el planeta en cuestión de segundos, se vuelve más complicado marcar el ritmo físico para las revistas de periodicidad mensual, entre ellas, Vogue.

Emmanuelle Alt, la que fue editora jefe de Vogue Paris desde 2011 hasta 2021 dijo en 2019 que, antiguamente, solía trabajar para una revista y hoy “trabajo para una marca”. Esto es lo que son las empresas hoy en día, marcas. Marcas que conectan con los consumidores y usuarios de las mismas. En el caso de Vogue, con los apasionados de la moda.

El experto en medios Douglas McCabe de Enders Analysis manifestó también en este sentido que hoy en día la forma de publicitarse para llegar al consumidor –esto es, la forma de vender– es muy diferente a la de hace unos cuantos años. Ahora, con la presencia y éxito de las redes sociales, las formas de obtener la información son otras y, por tanto, el marketing también.

En referencia a Vogue, dijo McCabe:

 

«No es que no pueda sobrevivir durante otros 100 años, pero tendrá un tamaño diferente”.

 

Ya adelantamos en la mitad de este artículo que actualmente la editora jefe Anna Wintour es la encargada de controlar todas las ediciones internacionales de Vogue, lo cual ha tenido como consecuencia la eliminación del puesto de editora jefe de cada una de las revistas en sus respectivos países. El motivo es sencillo, una nueva generación acostumbrada a lo digital, requiere una reestructuración empresarial.

Ahora, Condé Nast ha creado el puesto de “jefa de contenido editorial” que, en el caso de Vogue París, ha sido adjudicado a Eugénie Trochu, quien dirigirá las operaciones, la estrategia y la visión editorial del online de la revista.

Desde luego a los pasos agigantados a los que avanza la tecnología quien sabe qué pasará de aquí a cien años. La mayoría de nosotros ni siquiera podremos verlo. Pero lo que está claro es que, aún con el alto consumo de contenido online por el que sobre todo optamos millennials y generación Z, la edición impresa de la revista sigue siendo una pequeña obra de arte mensual que, aquellos que somos fieles a Vogue, seguiremos comprando. O hasta podríamos decir que coleccionando.

 

SI QUIERES SABER SOBRE VOGUE, TE RECOMENDAMOS LAS SIGUIENTES ENTRADAS.

 

ANNA WINTOUR

LAS PORTADAS MÁS CÉLEBRES DE VOGUE

EL INICIO Y LOS ORÍGENES DE VOGUE.

LAS PORTADAS MÁS POLÉMICAS DE VOGUE.

LOS FOTÓGRAFOS DE VOGUE.

VOGUE EN EL SIGLO XXI.

 

 

TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES LIBROS DE VOGUE QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

 

Tags: