TOKENS Y MODA.

TOKENS Y MODA.


 

CONOCE LA RELACIÓN DE LOS TOKENS CON LA INDUSTRIA DE LA MODA. 

 

Para explicar que relación puede desarrollarse entre los tokens y la industria de la moda, debemos partir de la base de lo que es el conocido como NFT, por sus siglas en inglés (tokens no fungibles en castellano); ya que esta va a ser la pieza fundamental en todo esto.

 

¿QUÉ ES UN NFT? NON-FUNGIBLE TOKEN.

 

Los NFT, Non-Fungible Token son activos digitales mediante los cuales se crean objetos coleccionables y únicos, cuyo valor lo otorga el usuario, o  el que este dispuesto a pagar el mercado en un momento determinado. Dicho valor generalmente se estima en metálico, lo que hace evidente el interés e influencia actual como un nuevo modelo de negocio en el sector de la moda digital.

Hoy en día, la comprobación de la veracidad de la propiedad y la autenticidad es sumamente complicado, por lo que, los NFT se presentan como una herramienta más para garantizar esos aspectos que tanto preocupan al consumidor; convirtiéndose así en un activo digital cada vez más valioso. En otras palabras, un NFT es una prueba de propiedad que se puede transferir a nuevos propietarios y demuestra quién es propietario del original, sin importar cuántas copias digitales haya disponibles.

De hecho, tal ha sido su importancia en estos últimos años que ha traído consigo la realización de pagos estratosféricos, ejemplo de ello fue con la marca de moda virtual RTFKT, la cual vendió una chaqueta digital por más de $ 125,000 y, por supuesto, la famosa venta de arte digital Beeple de $ 69 millones.

 

 

Aunque, evidentemente, esto puede explicarse dada la novedad y excitación inicial que está presente en el mundo digital. A medida que vaya pasando el tiempo los precios de los NFT se nivelarán.  De hecho, cualquier marca o persona puede “acuñar” un NFT, lo que ha llevado a una avalancha de NFT a la venta, y a menudo las marcas no están familiarizadas con la audiencia criptográfica que forma la base central de los compradores de NFT. Además de que los vendedores de NFT a menudo no entienden cuán pequeña es la base de compradores de NFT.

De hecho, tal es así que la compañía de análisis de blockchain Covalent descubrió que menos de 2,000 compradores representaron el 80 por ciento del volumen total de compras en Rarible, el segundo intercambio de NFT más grande.

Incluso las celebridades más conocidas están luchando por vender NFT: solo uno de los NFT de la supermodelo Kate Moss se ha vendido, mientras que otro sigue sin licitarse. Aún así, las marcas de moda que construyen algo específico y accesible para sus bases de fanáticos pueden encontrar en los NFT un gran éxito.

Lo que sí está más que claro es que las marcas de moda cripto-nativas están liderando el camino, como no podría ser de otra manera ya que la inversión en tecnología es considerable. Tal es así que, muchas de los NFT en este sector, que han funcionado bien, provienen de casas de moda nativas digitalmente que no tienen escaparates físicos o reconocimiento de nombre familiar, pero que sus productos resuenan en la comunidad de criptografía,

Pongamos como ejemplo a NBA Top Shot, un sitio de comercio electrónico para comprar e intercambiar NFT de videoclips de los mejores momentos de los jugadores de baloncesto, el cual puede proporcionar un modelo de comercialización para las marcas de moda que no lo hacen.

 

“Los NFT tienen que ver con los objetos de colección, al igual que el mundo de la moda”, dice Benoit Pagotto, fundador de RTFK.

 

Un ejemplo conocido del éxito de RTFKT, quien recientemente anunció que ya han vendido $ 4.5 millones en productos digitales este año, son sus artículos característicos: las zapatillas coloridas y digitales que rinden homenaje a la cultura del juego, a las que se hace referencia simplemente como “zapatillas”.

 

TOKENS MODA NFT

 

En la misma línea, destaca la conocida como ”NFT portátil”, la cual hace referencia a una zapatilla de deporte de la vida real que en algunas subastas de edición limitada, permite a los compradores reclamar un “NFT portátil” inspirado en el zapato digital. Concretamente, su fundador, Benoit Pagotto, quien trabajó en la moda de lujo antes de fundar RTFKT, atribuye su éxito a prestar una atención entusiasta al mundo digital de los adolescentes.

Otro éxito del uso de las NFT en la industria de la moda viene de la marca de moda NFT, Overpriced™, quien pudo vender una sudadera con capucha NFT por $ 26,000 al conectarse con la naturaleza autorreferencial y centrada en los memes de la cultura criptográfica.

 

 

Fundada por Leighton James de Adventure Club, nominado al Grammy, y la agencia creativa Impossible Brief, la primera colección consta de 25 sudaderas negras con grandes códigos QR y su eslogan, “Fuck you (r) money“, en graffiti de neón. El lema es un comentario contundente sobre cómo la moda consiste en mostrar cuánto dinero tienes, al tiempo que reconoce que sus sudaderas con capucha son realmente caras, dicen los fundadores de Overpriced. ™.

Por otra parte, DressX, una tienda de moda digital, está apostando por una idea novedosa que tiene como principal objetivo que los consumidores de lujo ansíen conseguir los NFT de moda. En DressX, los clientes compran una prenda de moda a la vez que envían una foto de ellos mismos y, a cambio, reciben una foto digital de ellos usando la prenda de moda. La idea es que, a sabiendas de la importancia de las redes sociales en nuestra sociedad y del único objetivo de publicar fotos, los clientes puedan directamente cumplir con su objetivo social sin la necesidad de haber comprado nunca el artículo de moda en físico.

 

 “No creo que la moda digital reemplace la moda física, pero creo que será una extensión integral de la industria en el futuro”, dice Krista Gambrel, una clienta de DressX que recientemente compró un conjunto de falda y top corto NFT a juego.

 

De hecho, hay quienes consideran que plataformas como DressX ofrecen un camino para resolver algunos de los problemas de sostenibilidad de nuestro pasado al tiempo que abren formas fascinantes de autoexpresión, creatividad y oportunidades comerciales.

 

 

Por otra parte, no podemos obviar el hecho de que es probable que las marcas tradicionales moneticen en el mundo digital. Sin embargo, no es de extrañar que se muestran cautelosas ya que son conscientes de que el cambio tomará un tiempo y es importante no perder clientes por el camino.

Por ejemplo, un bolso “Baby Birkin” se vendió por casi $ 25,000 en una subasta en la plataforma de comercio electrónico exclusiva para miembros Basic.Space. Lo relevante de este caso es que, a diferencia de los bolsos que vende Hermès, el pequeño bolso no es un artículo de cuero hecho a mano por artesanos en un taller propiedad de Hermès, sino que es un token no fungible (“NFT”) creado por los artistas Mason Rothschild y Eric Ramirez, quienes ofrecieron el NFT animado de 2000 x 2000 píxeles que describen como “un guiño irónico al icónico Birkin Bag de Hermès”.

El problema radica en que una persona anónima mordió el anzuelo y pagó el equivalente en criptomonedas de $ 23,500 por la oportunidad de poseer el “Baby Birkin”. Obviamente,  Hermès no participó en el proyecto NFT y, con toda probabilidad, la marca de lujo de 184 años tampoco aprobó el uso de su marca registrada. Luego, existe la posibilidad del enfrentamiento entre ambos, aunque a día de hoy, no parece haber ningún proceso legal en curso entre Hermès y los creadores de Baby Birkin. Sin embargo, el potencial conflicto es digno de mención debido a que es representativo de esta tendencia, a la vez que se pone de manifiesto el posible incremento de su uso de manera fraudulenta.

No es necesario mirar más allá de la popular plataforma de subastas NFT Open Sea para observar la frecuencia con la que los creadores de NFT buscan marcas famosas y sus marcas comerciales con capacidad comercial, a menudo sin autorización. Desde versiones digitales de cosas como el logotipo de la caja colaborativa que surgió a través de la colaboración de Louis Vuitton con Supreme hasta NFT asociados con artículos de lujo físicos, como una mochila Louis Vuitton x Supreme (que puede ser auténtica o no).

 

PROBLEMAS Y RIESGOS LEGALES DE LOS NFT TOKENS.

 

Siguiendo con los problemas legales incipientes en el espacio digital, Garko, Puzella y Simons establecen que

 

copiar, vender o exhibir públicamente obras sin la autorización del creador original (o la compañía que encargó el trabajo por encargo) puede: 

 

  1. constituir una infracción de derechos de autor; 
  2. constituir una infracción de marca registrada, si los consumidores están confundidos acerca de la fuente o el patrocinio de la NFT; 
  3. infringir las patentes de diseño, asumiendo una similitud sustancial; y / o
  4. violar el derecho de publicidad de una persona, si la NFT representa a personas”. 

 

Además de los posibles problemas de infracción de la propiedad intelectual, las NFT no autorizadas y las ofertas de moda virtual podrían crear conflictos desde el punto de vista del derecho de publicidad. Así lo aluden los abogados de Skadden, Anthony Dreyer y David Lamb, quienes, acertadamente, establecen que todo esto va más allá de la responsabilidad potencial que existe para los fabricantes de NFT y las plataformas de subastas de infringir los derechos de autoría sino que afectan directamente a la imagen de un individuo.

 

Los compradores de NFT en los que el trabajo subyacente viola un derecho de publicidad corren el riesgo de responsabilidad no solo si intentan revender el NFT, sino también si utilizan el trabajo subyacente para promover sus intereses comerciales (como usar su propiedad de un objeto valioso o deseable NFT para llevar a los clientes a sus negocios”.

 

Luego, parece obvio que los mineros de NFT y los creadores de moda virtual, deban asegurase de tener todos los derechos, licencias y permisos necesarios sobre los productos que están creando, con independencia de si son imágenes protegidas por derechos de autor o marcas comerciales.

Aunque, evidentemente, también será necesario que las propias marcas revisen sus registros para determinar si las clasificaciones de bienes / servicios enumerados actualmente les brindanla cobertura suficiente ante las NFT y la moda digital de manera más amplia. Y, si no lo hacen, deberán, en todo caso, buscar la construcción de nuevos derechos siempre que sea posible.

Sin embargo, a pesar de los inconvenientes mencionados con anterioridad, por lo que parece, Gucci está ganando actualmente la carrera para ser la primera marca de moda en comenzar a vender productos NFT a los consumidores. Recientemente, la marca confirmó a Vogue Business que es “sólo una cuestión de tiempo”.

 

 

Como sabemos, actualmente, la compañía está asociada con Wanna, una aplicación de zapatillas virtuales, para lanzar sus primeras zapatillas de realidad aumentada y según Input, las zapatillas vienen en un paquete de 25 pares por alrededor de $ 12; de tal manera que, los zapatos de realidad virtual se pueden comprar en las aplicaciones Wanna y Gucci. Aunque, si bien es cierto, que las zapatillas deportivas no tienen una contraparte en la vida real, por lo que, solo se pueden “probar” y “usar” en un espacio digital.

 

Pero entonces, ¿cuál es la finalidad de estas zapatillas?.

 

Pues la respuesta no es otra que la de permitir a los consumidores sentirse más cerca de la marca de sus sueños, ya que su adquisición les permite involucrarse con la marca Gucci; hecho que a menudo no podrían hacerlo. Obviamente, todo eso se debe al precio más bajo de los artículos que atrae más allá de los compradores de lujo y se dirige a aquellos que son fanáticos de la marca.

Ahora bien, estos zapatos de realidad virtual no entran técnicamente en el ámbito de los tokens no fungibles, que son los que venimos estudiando hasta el momento, pero no dejan de ser un paso en la dirección correcta para la empresa. Una vez que Gucci ingrese oficialmente al mercado NFT, las posibilidades serán infinitas para la marca.

La accesibilidad del mercado de fabricación de NFT junto con la aceptación y la demanda más amplias de artículos de moda digital, particularmente por parte de los consumidores de la Generación Z, ha hecho que cada vez sean más las empresas de lujo que quieran incorporarse al mundo digital. No obstante, todavía existe una brecha entre los mercados objetivo de la moda de lujo y los NFT. 

La razón de esa brecha radica en el hecho de que el mercado de la moda de lujo está orientado a las generaciones mayores, a menudo mujeres, con grandes cantidades de ingresos disponibles, mientras que los NFT, por otro lado, están experimentando una demanda por parte de los hombres más jóvenes. Por lo que, va a ser crucial convencer a este mercado más antiguo de que vale la pena.

Además de que no podemos obviar el hecho de que a pesar de que los tokens no fungibles son activos que existen por completo en el mundo digital y de que operan a través de la tecnología blockchain, que es una red global de ordenadores. Lo cierto es que las NFT crean muchos problemas para el medio ambiente como consecuencia de un proceso llamado ” minería “, que es el que permite que funcione la cadena de bloques. Aún así, las marcas de moda de lujo como Gucci están buscando formas de expandir su marca al mundo digital.

De hecho, a medida que las empresas de moda de lujo ingresen al mundo de los activos digitales, podrán promover el aspecto experiencial de su marca, lo que les permitirá vender bocetos de su diseño digital, expandir productos de realidad virtual y vender videos de pasarelas en formato NFT.

 

 

 

SI QUIERES SABES SOBRE NUEVAS TECNOLOGÍAS Y MODA, TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES ENLACES:

BLOCKCHAIN Y MODA

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y MODA

FASTTECH Y MODA

ABOGADO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas