La incorporación de las nuevas tecnologías en la industria de la moda II La Inteligencia Artificial

La incorporación de las nuevas tecnologías en la industria de la moda II La Inteligencia Artificial

Cada día que pasa, las nuevas tecnologías van ganando terreno, por lo que, no es de extrañar que con las tendencias actuales el uso de los sistemas de Inteligencia Artificial estén cada vez más presentes en la cadena de valor; desde el proceso creativo hasta en el marketing y las ventas.

La utilización de la IA en el mundo de la moda está siendo una completa revolución tecnológica, desde los grandes retailers hasta las firmas más importantes dentro del mundo del lujo están haciendo uso de la misma para transformar el negocio textil. Tal es así que según un informe de la compañía de análisis de Juniper Research, se prevé que la inversión en IA ascienda a siete mil trescientos millones de dólares en el año 2022. Sin embargo, otro informe publicado por Insights Partners reconoce que a pesar de ese creciente interés, la realidad es que va a aumentar la preocupación relacionada con la privacidad y la seguridad de los datos de los consumidores.

 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

 

Pero ¿qué es la IA?. La IA es un conjunto de máquinas/sistemas que pueden llegar a imitar el intelecto humano al realizar actividades en las que puede ir mejorando, en otras palabras, puede aprender a través de la incorporación de nuevos datos y de información. Aplicado a la industria de la moda, la IA juega un papel cada vez más relevante en las ventas y en el marketing. Esto es así debido a que con la integración de este tipo de tecnología, los minoristas pueden, entre otras cosas, detectar con una mayor precisión cuales son las necesidades y los gustos de los clientes en determinados momentos, para así ofrecer el producto demandando; incrementando su ventaja competitiva.

Si bien es cierto que hay quienes consideran que el diseño en sí mismo nace de la inspiración y que por eso la condición humana continuará siendo insustituible en el proceso creativo. De hecho, no son pocos los ejecutivos del sector fashion los que consideran que la IA es una tecnología excesivamente mecánica para llegar a captar la pasión y el corazón de la industria, por lo que se muestran escépticos ante las evidentes ventajas de su implementación. Sin embargo, muchos analistas han llegado a la conclusión de que la IA está cogiendo fuerza en todas las facetas del sector de la moda, inclusive en el proceso creativo. Esto es así debido a que se está utilizando para crear ideas y nociones clave sobre las tendencias con la finalidad tanto de agilizar el desarrollo de diseño como para anticiparse a la demanda de determinados artículos.

 

Antaño, las marcas confiaban en empresas de análisis de tendencias para revisar las miles de fotos de las pasarelas con la intención de saber qué colores, formas y diseños iban a triunfar; ahora, esa labor larga y costosa se puede realizar de forma rápida gracias a la IA. Y no solo eso, la encuentra de BoF- McKinsey Global, ha dado como resultado que el 20% de los ejecutivos consideran que la IA reinventará la cadena de valor, aumentando la velocidad de los procesos y mejorando el coste y la flexibilidad.

 

Pero la utilización de este tipo de tecnología va más allá, puesto que también sirve para ofrecer a los consumidores experiencias de compra personalizadas, no solo a nivel online sino también en físico. De hecho, no nos extraña que a la vanguardia de este movimiento esté el gigante Amazon con la utilización de un algoritmo que diseñará la ropa a través del análisis de imágenes.

Evidentemente, como en todos los procesos de revolución tecnológica existe la gran incertidumbre de si la utilización de este tipo de tecnología supondrá la pérdida de puestos de trabajo y, de hecho, según la encuesta realizada por Business of Fashion, entre un 20% y un 30% de los trabajos podrán automatizarse. Esto es muy probable debido a que las tiendas están siendo reemplazadas por el e-commerce, lo cual disminuye no solo la necesidad de la presencia de los asistentes personales sino también de los arrendamientos locales. Pero como bien dice el dicho “cuando una puerta se cierra otra se abre”; por lo que, la incorporación de la digitalización creará nuevos puestos de trabajo.

 

Experiencia única donde tú eres el protagonista

 

Como ya hemos venido diciendo, una de las muchas aplicaciones de la IA en la industria de la moda es la de hacer de la compra una experiencia única e inigualable, que tenga como finalidad que siempre quieras más y más.

Estrategias comerciales como las basadas en la utilización de los chatsbots fueron todo una primicia. Sin embargo, al llevarlas a la práctica, algunas empresas como Everlane se vieron en la obligación de eliminarlas debido a la dificultad de su utilización para los usuarios.

Sin embargo, a medida que se han realizado diversos estudios, se han ido creando nuevas iniciativas, como la de Everywear. Una plataforma de estilismo digital, la cual reinventa el modelo de compra creando data points a través de una lista de artículos que el consumidor tiene en su armario para que así el algoritmo del sistema pueda contrastar sus outfit con las distintas prendas de la plataforma para darle sugerencias que combinen con la ropa que ya tiene. Otro ejemplo es el de Finery, una app que a través de los recibos de compras de ropa que están en el correo electrónico del consumidor, analiza cuáles son las prendas que se encuentran en su armario y en base a eso elabora un catálogo con ropa de estilo similar que le permita realizar múltiples combinaciones.

Lo que está claro es que ya sea como revolución o como riesgo, la incorporación del sistema de Inteligencia Artificial forma parte de nuestro día a día, por lo que, lo recomendable sería centrarnos en todo aquello que nos puede ofrecer como la practicidad, pertinencia e idoneidad, sobre todo dadas las circunstancias que estamos viviendo a nivel mundial debido al COVID-19.

 



error: Este contenido esta protegido !!