Librería
 

¿Cuánto cobra un influencer?

¿Cuánto cobra un influencer?

El tema económico en los influencers ha sido siempre entendido o tratado como un tabú. Nunca un influencer habla de forma abierta o clara del dinero que gana, alegando “que los ingresos varían mucho de un mes a otro y que es muy difícil hablar de cifras concretas”. De lo que sí existen datos es sobre cuánto pueden cobrar por publicación, por tanto, la pregunta no debería ser cuánto cobra un influencer, sino cuánto invierte una marca en una campaña con un influencer o cuánto le cuesta a una marca contratar a un influencer.

Según Captiv8, una compañía estadounidense que analiza las redes sociales, en Instagram se paga por cada publicación entre 800 dólares a las personas con menos de 250.000 seguidores hasta 150.000 dólares a aquellos que tienen más de 7 millones.

En España, Macarena Vayá, directora general de La empresa Sortlist, especializada en generar y aprovechar sinergias y oportunidades de negocio entre anunciantes y actores del mercado publicitario, señala que la remuneración de un influencer se establece valorando la calidad de la información y el número de followers: “Existen medidores de influencia que detectan el contenido, con cuántas personas y cómo se comparte y también cómo de influyentes son con su comunidad.

 

Además es importante determinar el retorno de esa actividad sobre la marca”. Por esta razón, esta experta asegura que a la hora de determinar la calidad de estos profesionales es clave analizar la frecuencia de las publicaciones y su contenido, “si no se realiza de manera constante el alcance será menor”. Establece una horquilla salarial que va de los 300 euros por publicación en Intagram, a los 2.000 euros por un vídeo en Youtube. Por otro lado, la sección económica Euribor, del periódico CincoDías, da cifras algo más elevadas, situando el precio por un vídeo en Youtube en cifras que llegan a los 10.000 euros, una foto en Instragram por hasta 3.000 euros, una entrada en un blog rondaría los 1.000 euros y un tuit, 500 euros.

Macarena-vaya

Las cifras son muy elevadas, pero, ¿realmente merece la pena? Actualmente se considera que el Retorno de la Inversión (más conocido como ROI) del Marketing de Influencer es de 7€ por cada euro invertido, lo que supone una rentabilidad media del 700% sobre la inversión inicial. Significa que los influencers son capaces, de media, de multiplicar por 7 lo que les pagan las marcas por sacar un producto en un vídeo, acudir a un evento o enseñar una prenda de vestir en una fotografía. Y esta cifra aumenta en los influencers más reconocidos, como Lovely Pepa (@LovelyPepa) o Chiara Ferragni (@ChiaraFerragni).

La startup valenciana Brandmanic, dedicada precisamente al marketing de influencers, ha lanzado recientemente un estudio sobre el marketing de influencers, realizando una encuesta a 104 profesionales responsables de marketing, ya fueran de marcas o de agencias,  acerca de la experiencia en este tipo de campañas publicitarias y su tendencia de cara al futuro. En él se concluye que los principales objetivos de las marcas tras una campaña publicitaria con un influencer son, en resumen, la captación de nuevas audiencias, la fidelización de las ya existentes el aumento de la comunidad en redes sociales y el lanzamiento de nuevos productos.

 

Además, se concreta que las marcas retribuyen a los influencers de tres formas diferentes: Compensación económica directa por publicación, Compensación económica por packs de publicaciones prolongadas en el tiempo, o con la entrega de muestras de productos o packs de muestra. Todos hemos visto los famosos “Unboxings” o hemos escuchado a un influencer decir “el equipo de marketing de Nivea me ha mandado un paquete para que os enseñe este nuevo producto y os diga qué me parece…” Esto ha llevado a que algunos de estos profesionales de las redes sociales hayan visto más que cuestionadas sus opiniones, si bien suelen aclarar al principio de la reseña que no han recibido contraprestación económica alguna o hayan firmado ningún tipo de compromiso con esa marca en concreto.

 

Es por este motivo que en varias ocasiones, se contrata a varios influencers para una misma campaña, ya que tienen el mismo público objetivo, si bien se les ha acusado tanto a ellos con a las marcas de campañas de publicidad encubierta perfectamente orquestadas.

Además, el poder de una recomendación por parte de uno de estas personas es tal, que muchos de ellos suben su caché, llegado a cifras astronómicas por una simple fotografía o 15 segundos de vídeo en Instagram. Es por esto que muchas marcas recurren a los “microinfluencers”, personas con un número de seguidores mucho menor, especializados en un área concreta-como la informática o la cocina-,con un ROI que nada tiene que envidiar a los influencers más conocidos. Y es que la reputación en internet se labra día a día, pero es tan frágil como el cristal, como se ha mencionado en el post anterior.

 

Por tanto, es cierto que es complicado determinar cuál es la remuneración económica de un influencer, puesto que depende de la red social en la que actúe, el grado de impacto que presentan sus posts y el dinero que la marca está dispuesta a invertir en la campaña publicitaria, cifra que va en aumento a medida que pasa el tiempo en vista de los resultados de estas campañas, reduciéndose hasta un 40% las campañas de menos de 3.000 euros y aumentándose aquellas cuyo presupuesto ronda los 10.000 euros. Los anuncios molestan, las recomendaciones no.

Entonces, ¿Ahora las marcas sólo juegan con el marketing de influencer? No. Nuestra sociedad vive gran parte de su tiempo en internet, por lo que a día de hoy, lo más valioso no es el marketing en sí, recordemos que la información es poder. Es por este motivo que las marcas y las agencias de publicidad no sólo pagan por publicidad, pagan por algo mucho más valioso: los datos con los que cuentan los influencers. Gracias a ellos,  las marcas y a las agencias, realizan estudios de la trazabilidad de un producto o el posible impacto de la campaña que lleven a cabo.

Datos de Captiv8 (EEUU) para publicaciones en Instagram:

Menos de 250.000 Followers 800$0%
Más de 7.000.000 Followers 150.000$0%

Datos de Euríbor – CincoDías (España)

Vídeo en Youtube hasta 10.000€0%
Foto en Instagram hasta 3000€0%
Tuit 500€0%

Datos aportados por Macarena Vayá (España)

Horquilla General Desde 300.-€ (Instragram) a 2.000.-€ (Youtube)0%

Esports: La actividad más rentable y para muchos, la más desconocida.

Habiendo explicado todo esto, hay un tipo de influencer que aún no se ha mencionado y mueve más dinero que cualquiera de ellos, sobrepasando incluso, a muchas celebridades: los gamers profesionales.

Un gamer profesional es aquél dedicado a los deportes electrónicos o esports, no sólo bien pagada por las empresas desarrolladoras de producto, sino con tantos seguidores a sus espaldas, que incluso han llenado estadios enteros por verles jugar en línea en campeonatos cuyos premios alcanzan cifras astronómicas.

Los videjuegos más rentables, con base en las competiciones internacionales más importantes son tres: Dota 2, League of Legends (LoL) y Counter Strike. Son los videojuegos más jugados y más demandados por los consumidores de esports, que no sólo exigen cierta dificultad y coherencia en el juego, sino también espectáculo.

Actualmente, la competición más importante es The International Dota 2, celebrado en agosto de 2018 en Canadá durante 5 días y cuyo primer premio final ascendió a un total de 11.234.18 dólares, aunque si tomamos todos los premios repartidos en esta competición y los sumamos, obtenemos un total de 25.532.200 dólares. El equipo OG (@ogesports) se alzó con la victoria y el premio, que repartido entre sus 5 integrantes supuso unas ganancias de 2.247.000 dólares por persona. Sin contar los patrocinios recibidos por los jugadores, por ejemplo, OG está patrocinado por Red Bull.

A esta competición le siguen CS GO y LoL Championship, que diferencia entre la competición europea y la norteamericana. Sin embargo, en 2017, una competición irrumpió de forma abrumadora en el mundo de las competiciones de esports: Fortnite Fall Skirmish Series 2018, cuya cifra total de premios ascendió a 4.000.000 de dólares, siendo el premio final de 1.500.000 de dólares.

Son torneos en los que juegan equipos de alrededor de 5 o 6 personas, que duran entre 3 y 5 días, en los que las marcas invierten cantidades muy importantes de dinero en patrocinios, tal  como en los eventos deportivos tradicionales, como la SuperBowl o la Final de la Champions League.

 

Unos ingresos que muchos consideran inmerecidos, por jugar a videojuegos de ordenador sentados sin ningún tipo de esfuerzo físico, pero que requieren  una destreza y fuerza psicológica impresionante por parte de los jugadores. Sin duda, es la actividad de la red que más ingresos genera a quien las desarrolla.

¿Son estas profesiones rentables? ¿De verdad tienen futuro, o son una moda pasajera que en unos años desaparecerá? ¿Cobran demasiado por “no hacer nada”? ¿Se puede considerar trabajo? Son preguntas que todos se hacen pero a día de hoy generan opiniones muy dispares.

La tendencia actual dice que si bien puede ser una moda pasajera, generan ingresos cuantiosos siempre y cuando, la campaña y el influencer realmente presenten una sinergia. Pero no se debe destacar que, aunque las redes sociales son una herramienta muy potente a día de hoy, esto puede cambiar en 10 años. Tendremos que ver cómo se desarrolla el futuro.

CompeticiónPrimer PremioCuantía por integrante del equipoCuantía total en Premios de la Competición
The International Dota 211.234.180.-$2.247.000.-$25.532.200.-$
CS Go1.500.000.-$300.000.-$* Cuantía Indeterminada
LoL Championship806.250.-$2.418.750.-$6.450.000.-$
Fortnite Fall Skirmish Series 20181.500.000.-$300.000.-$4.000.000.-$
[qbutton size=”big_large” target=”_self” font_weight=”” text=”Visita el articulo relacionado ¿Que es un Influencer?” link=”/que-es-un-influencer/”]

Por Enrique Ortega Burgos,

 

Y Beatriz Rodríguez Arroyo

Noticias relacionadas

  • La condición de trabajador o colaborador de los influencers ha traído de cabeza al mundo jurídico en los últimos tiempos. La colaboración entre marcas y famosos se remonta al inicio de la propia publicidad, pero, ¿Podemos equiparar a Amaia Salamanca, Blanca Suárez o Mario Casas con Dulceida, Oto Vans o…
  •   Influencers, Marketing y Publicidad engañosa: ¿Todo vale en internet?   No es ninguna novedad que la revolución tecnológica a la que estamos asistiendo en los últimos 30 años está siendo la más importante de la historia, ni que cada día se acelera más. Asimilamos diariamente avances que en otra…
  • CAROLINA HERRERA: HISTORIA DE LA FIRMA   Carolina Herrera, de origen venezolano, es la famosa diseñadora que da nombre a su marca de moda de Nueva York. Sus inicios como diseñadora comenzaron cuando tenía 42 años, animada por Diana Vreeland, directora Harper’s Bazaar y Vogue, y con su apoyo Carolina…