SASTRERIA I: SU HISTORIA

SASTRERIA I: SU HISTORIA


 

LA HISTORIA DE LA SASTRERÍA, SUS ORÍGENES

 

Siempre se ha dicho que la profesión mas antigua del mundo era la prostitución. Sin quitarle a este dato ningún tipo de veracidad, hay otra que le pisa los talones como si de una carrera se tratase. Hoy en día esta profesión se conoce en todo el mundo y seguro que hay un establecimiento en cada ciudad que la lleve a cabo. Por supuesto, si ustedes no lo habían adivinado ya, estoy hablando de la sastrería.

Si quieres conocer sobre la ropa hecha a medida de la haute couture (alta costura), haz click aquí.

Para hablar de esta profesión milenaria, hay que remontarse a la Edad Media.

En aquellos tiempos, el uso de la ropa no era lo que conocemos ahora.

Para la gente de la época, la ropa tenia un solo objetivo, cubrir el cuerpo para no pasar frio. A pesar de que las prendas eran muy diferentes dependiendo de la clase social a la que se perteneciese, los sastres (o lo que se podría acercar más al termino, teniendo en cuenta que estamos hablando de la Edad Media), se dedicaban a la confección de prendas que llevasen mas tarde los caballeros debajo de sus armaduras.

Pero todo esto evolucionó y llego el maravilloso Renacimiento. Los sastres de aquella época se convirtieron en unos de los profesionales mejor valorados. Hay que tener en cuenta que empiezan los gremios y como en ellos, en las sastrerías había una jerarquía.

Estas, pertenecían al maestro sastre, conocedor de todas las técnicas necesarias para elaborar una prenda, ya fuese, cortar, coser, medir, bordar…  Por otro lado, estaban sus oficiales, que llevaban a cabo trabajos menores. Y como en todo negocio, en la parte más baja de la pirámide, los aprendices, cuya función era empaparse de todos los conocimientos de sus maestros para poder aprender el oficio y dedicarse a el en un futuro.

 

Gremio de sastres

 

Pero dado que, por razones de la tecnología de antaño, no se podía fabricar las telas con la facilidad de ahora y muchas de ellas solo se fabricaban en ciertas partes del mundo, como la seda. Por ello empezaron a aparecer sastres ambulantes, que viajaban por el mundo para ofrecerles a los nobles y burgueses sus servicios en sus propias casas y palacios.

 

 

Beau Brummell

Con la aparición de los primeros dandis (XVIII-XIX), el sastre volvió a aparecer en la historia como una figura importante. Todo esto gracias al primer dandi que se conoce: Beau Brumell, del que ya hablare en otro momento.

Gracias a este británico de exquisitos gustos, la idea de que el hombre tenia que ir elegantemente vestido y a la “moda”, empezó a coger fuerza. Por ello, la única figura que podía ayudarles a los partidarios de este movimiento fue el sastre, al que estos caballeros, ya no con armadura y escudo, sino con levitas oscuras y medias ajustadas, acudían al maestro a pedirles nuevas formas de prendas.

Por suerte o por desgracia, el sastre poco a poco fue cayendo en el olvido, hasta que, en el siglo XX, una nueva forma de vestir hizo que otra vez, se volviera una figura fundamental, hasta el día de hoy.

Fue el uso de trajes con chaqueta, chaleco y pantalón, los que empezaron este movimiento, donde prácticamente toda la sociedad masculina hacia uso de ellos. Debido a la Gran Guerra, la forma de vestir de los caballeros se relajo mucho, buscando prendas que estilizasen a la hora de llevarlas puestas. Esto lo conseguían ensanchando la espalda y apretando la cintura.

Además, especialmente los ingleses y americanos, hacían uso de marcadas hombreras y grandes solapas. Además, empezaron el uso de estampados en los trajes, ya fuesen cuadros o la famosa raya diplomática. Se puso como practica frecuente el hecho de que el caballero se cambiase de traje varias veces al día, debido a que, en aquellos años, lo normal era un dress code diferente por la mañana, por la tarde y sobretodo por la noche.

 

 

Pero también es muy importante otra de las funciones que tenia el sastre en materia de confección y esta es la sastrería militar.

 

Agustín y Lucia, de Sastrería Serna

Pongamos de ejemplo la emblemática Savile Row, actualmente, conocida por la calle londinense que abandera la sastrería a nivel mundial. ¿Como empezó?, siendo ésta una calle donde se juntaron una serie de sastres que su única función era confeccionar los uniformes militares para los altos cargos del ejercito. Este tipo de sastrería sigue existiendo hoy en día; en España, por ejemplo, esta la exquisita Sastrería Serna, famosa por prendas de gala de uso militar.

 

Y como no, con tantos años a sus espaldas, fueron en distintas sastrerías y por diferentes sastres de épocas diversas, donde se crearon las prendas que, a día de hoy, se llevan, ya sea el clásico traje con chaqueta, el esmoquin o el ya menos visto frac.

 

Hablando de este ultimo, su historia se remonta al s. XVIII, donde inspirado en un abrigo para montar a caballo, y buscando mayor comodidad, aparece el frac. Esta prenda fue la seña de identidad del ya mencionado Beau Brumell,  que usaba en color negro.

 

S.M. el Rey Felipe VI, con un frac

Carlos de Inglaterra con chaqué (Photo by Tim Graham/Getty Images)

Otra de las prendas consideradas formales, y aquí en España de uso generalizado para bodas, es el chaqué, que cuenta ya con casi 200 años de historia. Gracias al chaqué y a alguno que otro miembro de la realeza británica, se empezó a usar otros colores, como el gris, que, en su día, fue una autentica revolución en la moda, ya que, para ceremonias, no se concebía otro color que no fuese el negro, ya que este le daba al acto la mayor formalidad posible.

 

Otra prenda que también tiene una historia curiosa es la Teba, la chaqueta española por excelencia, que se creo con el único propósito de cazar, con algo que fuese cómodo y flexible, debido al movimiento que se hace cuando uno practica este deporte.

Su creador fue el conde de Teba, que se inspiró en una chaqueta que S.M. el Rey Alfonso XIII usaba en sus cacerías, y que posteriormente confecciono en Zaragoza, María Sorreluz.

 

 

 

Chaqueta Teba

 

Actualmente, la sastrería, puede parecer a simple vista, que esta en desuso, ya que lo que antes elaboraba una persona, ahora grandes cadenas de montaje hacen el mismo trabajo en menos tiempo y en muchísima mas cantidad.

Esto, está lejos de la realidad ya que en estos últimos años, la sastrería esta cogiendo mucha fuerza debido a que muchos maestros se han actualizado y han empezado a enseñar este maravilloso mundo por las redes sociales, ofreciendo a las personas de escasos conocimientos en esta materia, poder aprender y animarse a ir a un sastre y tener un traje para toda la vida.

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas