El ranking anual Branz™ clasifica y enumera las marcas más valiosas del mundo

El ranking anual Branz™ clasifica y enumera las marcas más valiosas del mundo

El ranking anual Branz clasifica y enumera las marcas más valiosas del mundo, demostrando que el sector del lujo sigue aumentando pese a la crisis sanitaria

 

 

Como cada año se ha publicado el ranking BranZ™, en que WPP y Kantar valoran más de dos docenas de mercados para establecer el listado de las marcas más valoradas, así como la variación de su valor respecto al año anterior. El informe del año 2020 coloca a Amazon, Apple, Microsoft, Google y Visa en los primeros 5 lugares. El ranking demuestra que las marcas más valiosas del mundo han registrado un constante aumento de un 6%, un punto porcentual menos que el año pasado pese al enorme coste económico que ha supuesto la pandemia COVID-19. El valor total ha alcanzado los 5 billones de dólares.

 

Según el análisis, las grandes marcas, que son las que están fuertemente establecidas en el mercado, han demostrado brindar resistencia en el mercado de valores durante los períodos de volatilidad, proporcionando un rendimiento confiable y positivo del dinero invertido para construir marcas valiosas.

 

Centrándonos en las valoraciones de las marcas de lujo, que se calculan combinando las finanzas de las marcas con los puntos de vista del consumidor a través de una investigación que cubre casi 4 millones de entrevistas a consumidores, e incluye a más de 165.000 marcas en unos 50 mercados, los nombres que encabezan la lista en el sector del lujo no  ha variado significativamente respecto al año 2019. Louis Vuitton, Chanel, Hermès y Gucci volvieron a ocupar los cuatro primeros lugares, y los números 19, 34, 39 y 49, respectivamente, en la lista de las 100 marcas más valoradas independientemente del sector.  Les siguen Rolex, Cartier, Dior, Yves Saint Laurent, Burberry y Prada, que completan respectivamente el resto de los 10 primeros de la lista de lujo. Sin embargo estas úlitmas no han logrado entrar en la lista de las 100 mejores marcas, según su valor. En conjunto, estas diez marcas tienen un valor combinado de 177 mil millones de dólares.

 

 

El informe atribuye el aumento de valor al hecho de que “las marcas de lujo, en comparación con las marcas en otras categorías, tienden a disfrutar de un fuerte valor de marca que agrega resistencia”. Además, el consumo duradero de los compradores chinos, que representan un tercio estimado de las compras de lujo en todo el mundo, ha ayudado a las marcas de lujo a seguir creciendo a pesar de las difíciles condiciones del mercado.

 

Parece que en los últimos tiempos las marcas de moda han hecho hincapié en llegar a los jóvenes, por ejemplo Louis Vuitton a través de Supreme, o LVMH a través de Fenty, asociada a Rihanna. De este modo, han logrado integrar el lujo en la sociedad, atrayendo el interés de los más jóvenes. El informe asegura que los compradores chinos son, incluso los de corta edad, los que más lujo consumen.

 

Cabe añadir que la tendencia hacia materiales sostenibles se ha convertido en un territorio creativo, ya que se ha llegado a la conclusión de que el uso de dichos materiales para el diseño, la fabricación y el envasado de los productos pueden mejorar la deseabilidad, e incluso la exclusividad. Las pieles de animales son cada vez más rechazadas y numerosas compañías de lujo han decidido adaptarse a los nuevos valores. El deseo de productos elaborados con materiales sostenibles y presentados con un embalaje mínimo convierte la sostenibilidad en el nuevo lujo. Es por ello que mas de 32 empresas (bajo cuyo paraguas se encuentran 150 marcas), entre ellas Inditex, firmaron en París el ‘Fashion Pact’,  pacto global de la moda por la sostenibilidad. La iniciativa fue liderada por François-Henri Pinault, presidente del grupo Kering, propietario de marcas como Gucci y Balenciaga.

 

Es llamativa también la nueva corriente que existe, por la cual los consumidores de lujo no compran con el fin de demostrar un estatus de riqueza, sino para  expresar la individualidad.

 

Aunque los rankings anuales en el sector del lujo demuestran que las marcas más históricas están en cabeza, y teniendo en cuenta la importancia de su herencia histórica y su comercialización, el informe de WPP y Kantar afirma que “la herencia de dichas marcas ya no es suficiente para mantener su oferta en el futuro, y que la repetición del legado de la marca por sí sola no va a atraer al consumidor moderno”. Por tanto, no deben de dejar de encontrar formas de hacer que las historias de ayer se conecten con los clientes del mañana.

Las fases de desescalada y reapertura que se está viviendo en casi todo el mundo parece que está llevando a la consolidación de la venta online de los productos de lujo.

También se puede apreciar una corriente que lleva a las marcas a conglomerarse. Un claro ejemplo es la reciente adquisición de Tiffany & Co. por parte de LVMH (https://enriqueortegaburgos.com/lvmh-se-queda-con-los-diamantes-de-tiffany/). LVMH es precisamente un imperio construido sobre fusiones y adquisiciones, lo que le ha llevado a ser el número 1 en el ranking en el sector de lujo. Puede conocer la historia completa de LVMH en el artículo https://enriqueortegaburgos.com/lvmh-historia-imperio-fusiones-y-adquisiciones/

En cuanto a las 100 mejores marcas en general, el presidente de BrandZ, David Roth, dice que “el crecimiento continuo en el valor de estas marcas muestra que las marcas fuertes están en un lugar mucho mejor que en la crisis económica mundial de 2008-2009, lo que es un resultado de la inversión que realizan las marcas en la contracción de la marca para hacerlas más fuertes y resistentes, algo a lo que no se le daba tanta importancia hace 10 años.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!