LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUELE. PARTE 2

LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUELE. PARTE 2


SEGUIMOS PRESENTÁNDOTE LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUELE DE MILÁN, SIN DUDA UNA DE LAS MÁS FAMOSAS DEL MUNDO.

 

El Salón de Milán es una de las galerías comerciales más famosas del mundo, se encuentra en el epicentro de esta conocidísima ciudad, diseñada en el siglo XIX. En ella se pueden encontrar las tiendas más lujosas y elegantes de Italia, además de agradables restaurantes con terrazas. Se encuentra ubicada entre dos de los principales monumentos de Milán; la Catedral y el Teatro alla Scalla.

Si quieres conocer más sobre las galerías de Milán, haz clic aquí.

 

HISTORIA DE LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUELE

 

El edificio fue construido entre 1865 y 1877, está formado por dos arcadas perpendiculares cubiertas por una bóveda de vidrio y hierro.

Su construcción es obra del arquitecto boloñés Giuseppe Mengoni, quien, falleció al caer de un andamio la víspera de su inauguración. El proyecto de construcción fue llevado a cabo 1000 trabajadores, 700.000 días de trabajo, 353 toneladas de hierro y un coste de 40 millones de euros.

La galería Vittorio Emanuele, acoge uno de los establecimientos más antiguos de Milán, el famoso Café Bifii”, fue fundado en 1867 por Paolo Biffi, que fue chef pastelero de su majestad. Otros locales históricos que se encuentran en este espacio emblemático son el famoso restaurante Savini, un local que solo se pueden permitir unos pocos, debido a su exclusividad. También, nos podemos encontrar dos bares, Zucca y Camparino, que destacan por su exclusiva gastronomía.

Algo que destaca mucho en este espacio, es la bóveda de cristal y acero que cubre la Galería. Se trata de una edificación en forma de cruz que está cubierta por una bóveda de cristal y acero de aproximadamente 50 metros de altura que le otorga un frio exagerado en invierno y temperaturas frescas en verano.

Esta construcción inspiró la espectacular torre Eiffel de París. Está formada por dos arcadas perpendiculares que se cruzan formando un octágono. Es un lugar, en cualquier caso, muy peculiar ya que conecta la Piazza del Duomo, con la Piazza della Scala, por lo que está ubicada junto a unos de los mayores atractivos turísticos de la ciudad. La catedral y el Teatro alla Scala.

Dentro de las galerías se encuentra un escudo de todas las ciudades importantes italianas: Turín, Florencia, Roma y Milán. Además, en el techo de la bóveda central hay un mosaico que representa los continentes de Asia, África, América y Europa.

Una curiosidad es que, en el octágono central de la galería se encuentra un mosaico que muestra el escudo familiar de los Saboya con un “famoso” toro. Es una familia noble del norte de Italia que tuvo su solar en el Ducado de Saboya y que en los siglos XIX y siglo XX llegó a ostentar las coronas del Reino de Italia y del Reino de España (1871- 1873). mosaSegún la tradición, tendrá buena suerte aquel que dé un giro completo por encima del toro, con el pie derecho y con los ojos cerrados. Si se hace el 31 de diciembre a las 12 de la noche, se dice que la suerte durará todo el año nuevo.

Galleria Vittorio Emanuele II Milán, Italia

 

Como hemos mencionado previamente, las galerías son conocidas también por llamarse “El Salón de Milán”, al ser un lugar de encuentro para compras y almorzar en sus lujosos restaurantes. El nombre de estas procede del primer rey de la Italia unificada. En los últimos siglos era muy habitual que los notarios y abogados de la ciudad tomarán aquí un café expreso mientras que, por la tarde eras las mujeres de la clase alta de Milán que les tomaban el relevo y la costumbre era pedirse un buen panettone.

Además de ser uno de los monumentos más interesantes de la Europa del siglo XIX, la galería es un espacio de encuentro entre las personas, y el lugar por excelencia donde se respira el espíritu y el ritmo de Milán.

Ahora el trayecto es sencillo, pero hace dos siglos para ir de la Catedral al Teatro de La Scala se debía caminar por un laberinto de viejas casas populares de varias plantas, incomodísimo de atravesar. Por esta razón, en abril de 1860, se convocó un concurso internacional de ideas para poder facilitar la circulación en el centro, uniformar los lados de la plaza de la Catedral y construir una galería comercial. Se presentaron alrededor de unos 176 proyectos.

El dato más interesante es que se eligió un proyecto caracterizado por la funcionalidad y el pragmatismo. El autor no era milanés, sino Emiliano, y no era ni siquiera arquitecto, sino ingeniero de ferrocarriles.

ARQUITECTURA, ESTILO Y UBICACIÓN DE LAS GALERIAS VITTORIO EMANUEL II EN MILÁN.

 

La primera piedra se colocó solemnemente en marzo de 1865, y con una velocidad asombrosa para aquellos tiempos, en el periodo de dos años, la Galería estaba lista. Diez años después, se completó también el arco monumental de la plaza de la catedral, pero no se realizó ninguna celebración, debido a la muerte del arquitecto Mengoni. A día de hoy sigue sin saberse si ha sido un accidente o un suicidio.

Desde hace poco se puede subir a la Galería gracias a un ascensor, desde allí se puede ver todo desde las alturas y admirar la ciudad con una vista de 360 grados. El coste es un poco elevado, como la mayoría de cosas, pero se pueden admirar las bóvedas desde arriba y también los pináculos de la cercana Catedral. Si se hace la visita al atardecer o cuando anochece y toda la ciudad comienza a iluminarse, la experiencia es aún más gratificante.

Otra curiosidad que podemos destacar y que tuvo lugar en 2012 en esta edificación, fue que McDonald´s no pudo renovar su contrato de alquiler después de 20 años de permanencia en las galerías, e interpuso una demanda a la ciudad por daños y perjuicios de 24 millones de euros. El local había sido adjudicado a la firma de alta costura “Prada”. Finalmente, la cadena de comida rápida retiró la denuncia tras aceptar la oferta que les propusieron de abrir un nuevo local frente a la Plaza del Duomo.

La calle está cubierta por unos arcos de cristal y techo de hierro fundido, un diseño popular para arcadas durante el siglo XIX, como la Burlington Arcade de Londres, que fue el prototipo de las grandes galerías comerciales acristaladas, como las Galeries Royales Saint-Hubert en Bruselas (abierta en 1847), el “Pasaje” en San Petersburgo (abierto en 1848), la Galería Umberto I de Nápoles (abierta en 1890) y la Galería de Budapest.

El espacio central es octogonal rematado con una cúpula de cristal. La Galería de Milán es mayor que sus predecesoras y se considera un gran paso para la evolución del moderno centro comercial acristalado y cerrado, del cual fue el precursor directo.

Su arquitectura es neorrenacentista, este estilo comprende muchos aspectos historicistas del siglo XIX, que no se inspiraban en la arquitectura gótica, ni en la griega, sino que lo hacían en un amplio rango de modos clasicistas italianos.

Bajo la amplia designación de esta arquitectura, los arquitectos y críticos de ese siglo fueron más allá del estilo que se había iniciado en Florencia y el centro de Italia a principios del siglo XV como una expresión del humanismo y además incluyeron estilos que se podrían identificar como manierismo o barroco.

Por otra parte, la ubicación tan céntrica de las galerías, permite continuar visitando puntos clave de la ciudad, ya que se encuentran a escasos metros de estas, así como seguir disfrutando del animado ambiente del centro milanés.

  1. En primer lugar, está la catedral, con una preciosa fachada de mármol, se trata de uno de los ejemplos góticos más elegantes de Italia. Lo más sorprendente de su arquitectura son los 135 pináculos que están posicionados mirando al cielo.
  2. En segundo lugar, se encuentra el Palazzo Reale Milano, donde antiguamente estaba situado el Consistorio milanés y hoy en día acoge exposiciones muy interesantes. Finalmente, también se puede visitar el moderno Museo del Novecento, con sus controvertidas colecciones de arte del siglo pasado.

 

LA CÚPULA Y EL TEJADO DE LAS GALERÍAS DE MILÁN.

GALERIAS VITTORIO EMANUELE

Según “Geist”, la galería de Milán y el techo no tenían precedentes en  cuanto a las dimensiones de las galerías comerciales construidas anteriormente. Una diferencia con los pasajes ya existentes, que eran el carácter monumental del techo de Milán.

La construcción fue fruto de la colaboración internacional, especialmente en lo que se refiere a la parte de la bóveda y el tejado: los herrajes fueron instalados y fabricados por el Atelier francés “Henry Joret”. Las placas de vidrio fueron fabricadas por “Saint-Gobain” con un vidrio especial.

Este tejado histórico estaba muy dañado durante la Segunda Guerra Mundial. Previamente a ese acontecimiento, el tejado había necesitado muchas intervenciones de mantenimiento. En 2015, en la preparación para “la Expo de Milán”, las fachadas, estatuas y los mosaicos se sometieron a una limpieza y reparación.

“Pevsner y Hitchcock” han reconocido la galería de Milán y su tejado como una importante referencia de la arquitectura de hierro y cristal del siglo XIX. 5 m de altura que están coronadas por la enorme cúpula (de unos 37,5 m de diámetro interior y 17,10 m de altura).

Jorini señaló los logros de esta cúpula teniendo en cuenta especialmente sus grandes dimensiones.

Podemos afirmar que esta edificación es otra muestra de las elegantes construcciones que existe en la ciudad desde hace mucho tiempo.

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE MILÁN COMO CIUDAD DE LA MODA, NO TE PIERDAS LAS SIGUIENTES ENTRADAS:

EL LUJO ITALIANO PARTE 1

EL LUJO ITALIANO PARTE 2

MILÁN Y EL CUADRILATERO DE LA MODA PARTE 1

MILÁN Y EL CUADRILATERO DE LA MODA PARTE 2

VIA MONTENAPOLEONE EN MILÁN: HISTORIA

VIA MONTENAPOLEONE EN MILÁN: LUJO

LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUEL PARTE 1

LAS GALERÍAS VITTORIO EMANUEL PARTE 2.

VIA MONTENAPOLEONE: SUS TIENDAS DE MODA.

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas