JOHN GALLIANO. ENFANT TERRIBLE DE LA MODA.

JOHN GALLIANO ENFANT TERRIBLE

JOHN GALLIANO. ENFANT TERRIBLE DE LA MODA.


JOHN GALLIANO. ENFANT TERRIBLE DE LA MODA.

 

“Mi papel es seducir. Mi trabajo es hacer soñar a las mujeres con mis diseños y hacerlas sentir bellas.” Jhon Galleano

 

John Galliano, menos conocido en la industria de la moda internacional como Juan Carlos Antonio Galliano Guillén, nació en Gibraltar un 28 de noviembre de 1960. Creció en un hogar de clase media y profundamente católico. Sus padres tenían ascendencia española y, siendo un niño, se mudó con ellos a Londres en busca de mejores oportunidades. Ya asentado en la capital británica, estudió en St. Anthony’s School y después en la Wilson’s Grammar School, donde sufrió de bullying debido a su orientación sexual.

En 1986 egresó de la St. Martin’s School of Arts, donde se graduó con la colección ‘Les Incroyables’ (Los increíbles) que se inspiró en la Revolución Francesa. Este trabajo fue el punto de partida de su promisoria carrera. Al poco tiempo fundó su propia marca y en 1987 le otorgaron por primera vez el premio de Diseñador Británico del Año.

Se mudó a París a inicio de la década del noventa, pero las cosas no le fueron bien en un principio. Al no ser tan conocido en la llamada capital de la moda, sus ventas no resultaron lo que esperaba, por lo que se declaró en bancarrota.

Cobró un nuevo impulso en 1993, gracias al apoyo de prestigiosos editores de moda (entre ellos la archipoderosa Anna Wintour) quienes lo ayudaron a presentar su colección primavera/ verano de ese año en el Paris Fashion Week. A partir ahí, nada lo detuvo.

 

JOHN GALLIANO ENFANT 3

El empresario Bernard Arnault, cabeza del conglomerado de lujo LVMH, lo designó como director creativo de la maison Givenchy en 1995. Después de un año, se tomó la decisión de redireccionar al diseñador a otra de sus casas, Christian Dior, con la que alcanzó la cúspide en la industria de la moda. Hasta antes de su despido, en 2011, Galliano producía seis colecciones de alta costura al año. Su trabajo era ovacionado por la crítica y Charlize Theron, Kate Moss y Nicole Kidman se convirtieron en sus musas.

En una de sus últimas entrevistas con Tim Blanks, editor de The Business of Fashion, Galliano afirmó que se siente más libre en su nueva etapa como director de Martin Margiela. “Mis puntos de inspiración son mucho más libres. Soy más abierto ahora, dejo las cosas un poco más abiertas”, refirió a la publicación. Hace unas semanas se anunció la renovación de su contrato con la reconocida firma de moda gracias a su “acento revolucionario”, según palabras de Renzo Ruso, presidente la marca de origen belga.

 

Las tendencias pasan, pero John Galliano sigue fiel a su provocadora esencia.

¿Por qué y de donde se le adjudica el seudónimo el enfant terrible de la moda a Jhon Galleano?

 

 

En la búsqueda en las diversas fuentes sobre diseño de  moda, nos encontramos con la descripción que mejor define, en su contexto cultural al; enfant terrible de la moda que proviene del francés, niño terrible.

 

“Expresión en sentido figurado que se refiere a una persona precoz, brillante, rebelde y transgresora, cuyas opiniones y creaciones se apartan de la ortodoxia, son innovadoras de vanguardias en el arte”. Y podríamos dejarlo aquí después de conocer el significado, pero si algo hemos aprendido en la redacción sobre él es que no nos conformamos con poco.

 

La prensa internacional y la alta esfera de la costura mundial lo ha definido como ‘L’enfant terrible’ de la moda. Y es un término que según la opinión pública  le encaja a la perfección.

 

 

Transgresor, rebelde, polémico, provocador, romántico, nostálgico, creativo, teatral… Todo esos adjetivos aparecen en el imaginario colectivo al pensar en Galliano, y sin ningún orden de prioridad específico.

 

Cuando nombramos a John Galliano, lo primero que pensamos es en su ambición. La casa francesa Gala, contó con él como imagen durante quince años. En 1996, siendo el 50 aniversario de la firma, él se puso a capitanear su primer desfile, siendo amo y señor de su marca personal. No solo sigue creando colecciones para esta, sino que desde 1999 ha sido director de todas las líneas de Dior.

La moda para el enfant terrible es eso, no dejar de ser un niño. Terriblemente creativo y diferente. Su potencial a veces causa estupefacción y es la envidia de los incipientes, también de los más conocidos. Porque no para de reinventarse, porque todo le sale bien con poco esfuerzo.

Sabemos que alguien hace verdadero arte cuando no se frustra tanto por qué hacer, cómo lo verá el público y una larga lista. Sin embargo, su juego es la dirección creativa y vivir. Polémico, rebelde sin causa, soñador, teatral y nostálgico. Siempre busca una reacción y provocar. Provocar desde muy joven, provocar mucho… Y provocar a todo el mundo. Sus shows lo dejaron claro: set, ubicación, música, maquillaje, modelos y vestuario.

Una narrativa envolvía en un clímax muy cálido al público, que veía la moda como lo que realmente es: arte en estado puro, un viaje del diseñador, una liberación de ese Enfant Terrible que todos tenemos dentro en menor o mayor proporción. Él sí ha sido capaz de hacer de la moda una visión artística, de toda la comunidad además, añadiendo cine y literatura, por ejemplo.

Desde muy niño sabía que quería ser artista, pero nunca encontró la cuerda a la que agarrarse para saltar hasta que se decantó por la moda. Pero es amante del arte en general y de un estilo de vida apto para pocas personas con ese mundo interior y ganas de comerse el mundo. A través de la ilustración fue como se dio cuenta.

Las vidas caóticas no siempre son malas. Las personas más inteligentes son un auténtico caos, o eso dice la psicología. Su misterio, su agresividad y su magia sigue ahí pese a todo lo ocurrido. Sus musas lo adoran y lo visten para la recogida de premios y eventos muy especiales. Sus admiradores lo apoyan, la moda lo ha recibido de nuevo con los brazos abiertos y él sigue su camino en la Maison haciendo de las suyas y dando aires nuevos a la moda y al arte en su conjunto. Nos ha recordado al joven Saint Lauren, preso de sus nervios y estrés, su estilo de vida.

Y es que el ser humano es imperfecto y provocador por naturaleza, aprender cuál es nuestro límite es un reto que nos marcamos diariamente. Pero, cuando eres tan reconocido, la industria de la moda te adora y “odia” a partes iguales y te sientes en un juego porque sabes que nadie más lo hará como tú, ¿qué te queda en un mundo lleno de arte y lleno de sentimientos volcados en él?.

¿Experimentar con tus límites? Puede que sea así la vida de los artistas, es inevitable y tradición en la fama. Pero si algo queda claro es que su esencia y rebeldía nos abre los ojos, queremos esto en nuestras vidas y que su personalidad está tatuada en el mundo del arte in aeternam.

 

El genio creativo del enfant terrible de la moda.

 

 

John Galliano, considerado uno de los mejores diseñadores de moda del siglo XXI, nos deleitaba a través  del gozo de ver al propio Galliano al final de cada uno de sus Fashion shows, que con aires de grandeza y orgullo iba por la pasarela acompañado de sus  dos guardaespaldas, recogiendo entre ovaciones y aplausos los resultados de meses de esfuerzo y dedicación en su atelier.

El viaje de conquista en el mundo de la moda comenzó en los 90’s cuando fue director creativo de Givenchy y luego de Christian Dior, cargo en el que  se consolidó como un grande, donde colección tras colección, nos ofrecía una combinación entre moda y teatro.

Siempre siguiendo los estamentos de Dior, como el New Look, los sumergía dentro de un híbrido entre el genio creativo de Galliano y diferentes temáticas o influencias históricas y culturales; desde un Fashion show veneciano, un jardín encantando, la inclusión de la cultura china hasta llevar las obras de arte más importantes a la alta costura. Cada colección era algo diferente que atiborraba lo antes presentado, signo de su creatividad y sensibilidad de todo aquello que lo rodeaba, que además nos hacía soñar y vivir a través de la indumentaria, historias de un libro de fantasía.

 

«Galliano llevó la moda a un lugar más sensual. Puso la belleza de nuevo a la vanguardia. Tenía una compañía pequeña e independiente en la que él mismo teñía las piezas a mano. Cuando llegó a Dior se perdió: los espectáculos se volvieron demasiado te Al diseñador le salvó sin duda el apoyo incondicional de Anna Wintour y Oscar de la Renta, que fue el primero en tenderle la mano para que volviera a crear.

 

A pesar de que su gloria se vio opacada luego de que un ebrio Galliano vociferaba insultos antisemitas en un bar de París, que le costó su cargo y perdida de contrato con el conglomerado de marcas LVMH, no se puede negar su gran influencia en la moda y en la indumentaria de la mujer contemporánea.

Tras casi dos años del suceso el nombre de John destilaba una vez más en el sistema moda, cuando fue anunciado como director creativo de la firma avant-garde Maison Martin Margiela y que en la cual tendría que recurrir al anonimato para poder seguir la estructura de la firma.

Desposeído incluso de la marca que llevaba su nombre, y que hoy tiene poco que ver con lo que creó el gibraltareño, Galliano trabaja desde 2014 en Martin Margiela, a la que ha aportado su afán por la deconstrucción y el dramatismo.

 

«Creo que en la fuerza del anonimato de Martin Margiela ha encontrado una especie de penitencia», para quien Galliano no ha perdido su saber hacer y su creatividad. Sin embargo, sus creaciones levantan aplausos pero no parecen haber apasionado al público ni tener el eco cultural del primer Galliano.

 

La oportunidad en Margiela le ha permitido, eso sí, volver del exilio, aunque el creador aún lucha por recuperar su influencia. Para nadie es un secreto las diferentes hazañas de John Galliano en la firma francesa, donde con creatividad, extravagancia y teatro revivió los cimientos de una de las marcas más importantes nacidas en la primera mitad del siglo XX. Alguien que es admirado y que gracias a su puestas en escena, hizo que naciera ese amor y afinidad hacia la moda.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE OTROS DISEÑADORES CÉLEBRES COMO KARL LAGERFELD, NO TE PIERDAS

 

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA PARTE 1

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA PARTE 2

KARL LAGERFELD: SU BIOGRAFÍA PARTE 3

KARL LAGERFELD EN CHANEL 1983-2019

KARL LAGERFELD: SU MARCA

KARL LAGERFLED VS YVES SAINT LAURENT

 

TE RECOMENDAMOS LOS SIQUIENTES LIBROS Y PRODUCTOS SOBRE JOHN GALLIANO QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON Y QUE HEMOS SELECCIONADO PARA TI.

 

John Galliano for Dior
JOHN GALLIANO: Unseen
Galliano: spectacular fashion
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)
John Galliano for Dior
JOHN GALLIANO: Unseen
Galliano: spectacular fashion
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)
-
John Galliano for Dior
JOHN GALLIANO: Unseen
Galliano: spectacular fashion
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)
John Galliano for Dior
John Galliano for Dior
-
John Galliano for Dior
JOHN GALLIANO: Unseen
JOHN GALLIANO: Unseen
JOHN GALLIANO: Unseen
Galliano: spectacular fashion
Galliano: spectacular fashion
Galliano: spectacular fashion
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)
Dioses y reyes: Ascenso y caída de John Galliano y Alexander McQueen: 3 (Moda y memoria)

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!