APROPIACIÓN CULTURAL Y COPYRIGHT: MYTHERESA VULNERA LAS LEYES DE ARTES Y OFICIOS INDÍGENAS

APROPIACIÓN CULTURAL Y COPYRIGHT: MYTHERESA VULNERA LAS LEYES DE ARTES Y OFICIOS INDÍGENAS

EL ÉXITO DE MYTHERESA.COM

 

MyTheresa.com se ha convertido en una de las tiendas online más importantes del mundo para la moda de lujo tanto para mujeres como hombres y niños. Cuenta con piezas de más de 250 mejores diseñadores internaciones, añadiendo 1.200 piezas cada semana. Entre esos diseñadores encontramos las casas de moda más reconocidas como Prada, Fendi, Givenchy, Balenciaga o Saint Laurent.

 

Christoph y Suzanne Botschen

 

Pero la tienda online nació tras el éxito que recibió su versión física, fundada por Christoph y Suzanne Botschen. Durante más de 30 años, la exitosa tienda Theresa consolidó su estatus en Munich como un pilar de estilo y gusto. En 2006 amplió su base de clientes a nivel mundial al lanzar una pequeña extensión de comercio electrónico. Mytheresa.com se fundó como la extensión en línea de la exitosa tienda Theresa y las primeras oficinas se ubicaron directamente encima de la boutique, en Munich, Alemania.

En su página web declaran que Mytheresa es única. ¿Y el motivo? Porque ofrece “una curación excepcional de productos para mujeres, hombres y niños de más de 250 de las marcas de moda más codiciadas del mundo; colaboraciones de diseñadores exclusivos; un excelente equipo de servicio al cliente compuesto por hablantes nativos en varios idiomas; y entrega rápida y confiable a más de 140 países en todo el mundo.

A mediados de septiembre de 2014, se anunció que tanto la tienda física Theresa como Mytheresa.com habían sido compradas por el Grupo Neiman Marcus. En la actualidad, la marca forma parte de la cartera de Neiman Marcus Group junto a Bergdorf Goodman y Neiman Marcus, mientras se mantiene como una sucursal independiente ubicada en Múnich. En enero de 2019 la selección se amplió con la categoría de moda infantil para niño, niña y bebé. Exactamente un año después, en enero de 2020, Mytheresa expandió su territorio a la moda de hombre.

 

APROPIACIÓN CULTURAL Y VULNERACIÓN DE LAS LEYES DE ARTESANÍA INDÍGENAS

Como ya sabemos, Mytheresa.com es un sitio web de comercio electrónico en el que se pueden encontrar las mejores marcas de lujo de la moda de la actualidad. Entre piezas de Balenciaga, Gucci y Alexander McQueen ha llamado la atención un jersey amarillo y negro “oversized” de la marca de moda italiana Alanui que se encuentra en venta desde agosto de 2019.

Se trata de un suéter de tejido Jacquard de punto geométrico hecho de lana, alpaca y fibras de cachemira, con acentos de adornos de flecos cuidadosamente tejidos, que se describe en la web como “objeto de arte usable”. Este abrigo de punto de Ravenstail se vende por 2.500 dólares y viene directamente del taller del fundador de Alanui, Nicolò Oddi en Milán.

 

Si bien Alanui es una marca que se define por “su colorido tejido de punto jacquard, que rinde homenaje a la iconografía de los nativos americanos”, Sealaska Heritage Institute, Inc. (en adelante, SHI), una organicación sin ánimo de lucro con sede en Juneau, Alaska, el suéter en cuestión vulnera la ley y, por tanto, MyTheresa y su empresa matriz Neiman Marcus también por venderlo.

La organización SHI declara que no solo se ha llevado a cabo una apropiación cultural de diseños característicos de grupos nativos americanos como los Tlingt, Haida y Tsimshian, si no que estos patrones se encuentran protegidos por derechos de autor por lo que han vulnerado las leyes de artesanía indígenas. Además, también coopta el nombre de un “estilo específico, definido y famoso de tejido y patrón”, que es el “Ravenstail”.

 

SHI, una organización sin fines de lucro que fue “establecido para perpetuar y mejorar las culturas Tlingit, Haida y Tsimshian del sudeste de Alaska”, afirma que los minoristas están violando la ley federal de derechos de autor al venderlo, ya que el suéter es una “copia sustancial” del original que proviene directamente de una obra de arte tejida, llamada “Descubriendo los ángulos de un corazón electrificado” creado por Clarissa Rizal, residente nativa de Alaska. Rizel creó su trabajo en 1996, y sus herederos protegieron el trabajo en septiembre después de su muerte en 2016, según la demanda.

 

La presidenta del Sealaska Heritage Institute, Rosita Worl, dijo en un comunicado el mismo lunes que el abrigo de Neiman Marcus es “uno de los ejemplos más flagrantes de apropiación cultural e infracción de derechos de autor que he visto”.

 

En una declaración el lunes, el abogado de SHI, Jacob Adams, dijo que la demanda presentada recientemente “es parte de un movimiento más amplio para reconocer los derechos de los pueblos indígenas a sus artículos culturales”, ya que estos artículos se han visto durante mucho tiempo como un recurso que cualquiera puede usar.

 

El resultado, dice Adams, “va más allá de la inspiración es una violación absoluta”. Ese tipo de uso de la propiedad cultural indígena puede “afectar negativamente la salud económica de los grupos indígenas, que ya luchan por encontrar bases económicas seguras para sí mismos colectiva e individualmente, al tiempo que erosionan elementos clave y críticos centrales para la identidad, el bienestar y sostenibilidad cultural de los pueblos indígenas y dañan la confianza que tiene el público en general en la compra de productos indígenas genuinos”.

 

SHI DEMANDA A MYTHERESA Y AL GRUPO NEIMAN MARCUS

El lunes 20 de abril de 2020, la organización SHI presentó ante un tribunal federal de Alaska una nueva demanda contra MyTheresa y Neiman Marcus, por infracción de los derechos de autor de un patrón indígena copiado por la marca Alanui. Cabe destacar que la propia marca italiana que ha fabricado el suéter objeto de litigio no ha sido acusada en la demanda presentada.

La demanda se sustenta en la infracción por parte de MyTheresa y Neiman Marcus de diversos derechos exclusivos de SHI, por hacer uso de un diseño que es “sustancialmente similar” al del trabajo registrado de Clarissa Rizal, para el cual SHI es el “licenciatario exclusivo mundial” (incluido su derecho para reproducir el trabajo y preparar trabajos derivados basados ​​en el original), y como resultado, han violado sus derechos de autor federales.

Esta misma conducta de MyTheresa y Neiman Marcus también da lugar a una violación de la Ley de Prácticas Comerciales Injustas de Alaska y Protección del Consumidor, según la demanda de SHI, ya que el trabajo de Rizal es “una auténtica pieza de artesanía nativa de Alaska creada por un residente de Alaska” y, por lo tanto, protegido contra “métodos injustos de competencia, y actos o prácticas injustas o engañosas en la realización del comercio”.

 

Sealaska Heritage Institute también ha afirmado que las ventas del abrigo violan la Ley Federal de Artes y Oficios Indígenas y vulneran la Denominación de Origen al usar el nombre “Ravenstail”, ya que su uso del “famoso y distintivo término Ravenstail en relación con la venta del suéter sugiere falsamente su origen en los Pueblos Tlingit, Haida y Tsimshian, y es probable que cause confusión o engaño en cuanto a la afiliación, el patrocinio o la aprobación del producto de los acusados”.

“Ravenstail”, o Yéil Koowú en el idioma Tlingit, es “un estilo específico, definido y famoso de tejido y patrón exclusivamente asociado con los pueblos Tlingit, Haida y Tsimshian del sudeste de Alaska y con una historia documentada que se remonta a más de 200 años”, según la demanda.

 

Aún así, SHI continúa acusando a MyTheresa y Neiman Marcus por violar la Ley de Artes y Oficios de Indígenas (en adelante, “IACA”). Una ley federal que se aprobó en 1991 y que prohíbe la “tergiversación en la comercialización de productos artesanales indios dentro de los Estados Unidos”. Dado que “los acusados ​​no son indios, tribus u organizaciones indias de artes y oficios según lo definido por IACA”, su venta del suéter bajo el nombre de “Ravenstail” es una violación de IACA.

 

Jacob R. Adams de Dumke Law LLP, que representa a la organización sin fines de lucro, dijo en un comunicado el lunes que el caso es innovador, ya que “se cree que es la primera vez que una entidad ha sido demandada en los Estados Unidos por protección de derechos de autor de un patrón tradicional”.

Si bien el caso es relativamente único en el que una reclamación de apropiación cultural tiene base en una ley de derechos de autor, dado que no hay derechos legales reconocidos internacionalmente para proteger los diseños de indumentaria y accesorios tradicionales, la IACA no es completamente desconocida. De hecho, se ha planteado contra compañías de moda en el pasado, como el famoso caso que la Nación Navajo presentó contra Urban Outfitters en 2012. Para saber más sobre este caso, podéis acudir al siguiente post: https://enriqueortegaburgos.com/apropiacion-cultural-urban-outfiters-y-el-pueblo-navajo/

Ni MyTheresa ni ningún representante del Grupo Neiman Marcus se ha manifestado sobre el caso ni han realizado declaración alguna a día de hoy.

 

Fuentes:

https://www.mytheresa.com/en-de/service/aboutus/

https://www.forbes.com/sites/walterloeb/2014/09/16/have-you-heard-of-mytheresa-com-neiman-marcus-has/#64dd7f583dd4

https://www.thefashionlaw.com/mytheresa-neiman-marcus-are-being-sued-for-sell-a-sweater-that-allegedly-violates-indian-arts-crafts-act/

https://www.law360.com/articles/1265804