¿Con qué lujosa marca asocias las suelas rojas de tacón?

¿Con qué lujosa marca asocias las suelas rojas de tacón?

Los Tribunales responden a esta cuestión en la disputa entre Christian Louboutin e Yves Saint Laurent

 

Todos estamos familiarizados con las suelas rojas de los zapatos de tacón de la prestigiosa marca parisina Christian Louboutin. No obstante, pocos conocen de donde nace esta tendencia que ha marcado una diferencia entre los zapatos de este diseñador y los tacones de cualquier otra marca. Un invento que se le ocurrió, no satisfecho con el resultado final de uno de sus modelos de calzado, cuando vio que su asistente se estaba pintaba las uñas con un esmalte de color rojo y decidió hacer una prueba en un zapato usando esa pintura. Con eso, la suela del zapato pasó de un negro opaco a un rojo llamativo. Entonces apareció y nació la base de una revolución del calzado.

Años más tarde Louboutin vendía más de 600.000 pares de zapatos por año, todos con suelas Pantone 18-1663 TPX “rojo chino”. No había una alfombra roja que no estuviera llena de actrices en los zapatos de la marca, o una revista que no tuviera una editorial en la que aparecieran los zapatos Louboutin.

 

Poco tardaron el resto de marcas en intentar alcanzar el éxito mediante la copia. Bien es sabido, que la mayoría de los beneficios que obtienen las marcas de lujos provienen de los accesorios y el calzado.

De este modo se generó la batalla legal de calzado más infame en la historia de la moda.

El equipo legal de Christian Louboutin  presentó una demanda por infracción de marca registrada ante un tribunal federal de Nueva York. Y no, la parte demandada no era una empresa minorista, ni una marca de moda rápida o lowcost, sino que se trataba de una marca de lujo tan prestigiosa como es Yves Saint Laurent. El motivo de la demanda estaba claro,  la suela roja protegida por la marca registrada de Louboutin.

Las alegaciones de la parte actora se basaban en la infracción de su codiciado registro de marca federal que Louboutin había mantenido desde enero de 2008, mediante la venta de zapatos rojos de tacón alto de más de 800 dólares que también llevaban una suela roja.

Zapatos Christian Louboutin (izquierda) y Zapatos Yves Saint Laurent (derecha)

 

Después de tratar de manejar el asunto fuera de los tribunales, para evitar entrar en litigios, Louboutin presentó una demanda al no lograr alcanzar un acuerdo, cuando se hizo evidente que YSL no sacaría sus zapatos de suela roja de los estantes de sus boutiques y de algunas de las tiendas más exclusivas del mundo.

 

La denuncia fue firmada por Harley Lewin, el reconocido abogado de propiedad intelectual que dirige el grupo de propiedad intelectual en McCarter & English, una de las firmas de abogados más antiguas y más grandes de los EE. UU.

 

En su demanda, Louboutin afirmó que ambas marcas, además de en sus propias boutiques y páginas web, vendían sus productos en grandes almacenes y en plataformas webs donde se podían obtener los zapatos de ambas marcas. Para la parte actora esto significaba que YSL pudiera confundir a los consumidores y aprovecharse injustamente de la buena voluntad y el gran reconocimiento de su marca en el mercado; reputación y prestigio que ha logrado durante más de veinte años ofreciendo productos de alta calidad y con diseños innovadores.

Christian Louboutin

 

Adicionalmente, la demanda sentencia que Yves Saint Laurent estaba perjudicando activamente la capacidad de Louboutin para controlar su reputación y la calidad y cuidadosa distribución de su calzado.

Frente a la demanda recién presentada, YSL se negó a resolver el caso silenciosamente y fuera de los tribunales  y decidió tomar medidas por su cuenta. Louboutin era titular del registro de la suela roja por parte de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (“USPTO”) desde principios de enero de 2008, y a través de un intento de invalidación, YSL quería asegurarse de que dicha protección se detuviera abruptamente.

 

El Tribunal conocedor en primera instancia, a través de una orden judicial vinculante dijo “que nadie puede ser dueño de una marca que consiste en un solo color sin importar su uso”, sin tener en cuenta el hecho de que la marca se ha convertido en una marca reconocida mundialmente.

 

Louboutin recurrió la decisión argumentando que el tribunal no había aplicado correctamente el precedente existente del Tribunal Supremo de un caso de 1995, Qualitex Co. v. Jacobson Products Co., en que el Tribunal Supremo sostuvo que un color es, de hecho, capaz de cumplir con los requisitos legales para el registro de la marca, suponiendo que ha adquirido un significado secundario (es decir, el titular de la marca puede demostrar que los consumidores pueden identificar una marca comercial con una sola fuente).

En mitad del litigio, son muchos los abogados que han querido dar su opinión al respecto. Por un lado, los asesores jurídicos de Tiffany & Co. presentaron un escrito ante el tribunal, del lado de Louboutin y su capacidad para reclamar derechos en su uso específico del color rojo. Tiffany & Co. es conocido por mantener un arsenal de registros de marcas registradas para su característico azul turquesa.

 

Por otro lado, un grupo de once profesores de derecho de una variedad de escuelas diferentes de EE. UU presentaron un escrito de  en apoyo de YSL, argumentando que para preservar la innovación y la competencia en el mercado, la protección de los colores individuales en la moda debe ser rechazada.

 

El tribunal de apelación afirmó que la suela roja de Louboutin, había adquirido un significado secundario como un símbolo distintivo que identifica la marca Louboutin.  Sin embargo, YSL no salió de la corte ese día sin una victoria propia, ya que tres jueces de la corte de apelaciones sostuvieron que los derechos de Louboutin se limitaban a zapatos donde la suela contrastaba en color con el resto del zapato. En otras palabras: la marca registrada de Louboutin no se extiende a los zapatos que tienen un cuerpo rojo y una suela roja.

Zapato Yves Saint Laurent

 

El dictamen del Tribunal decía que los zapatos rojos monocromáticos de YSL no infringen ningún derecho de marca registrada de Louboutin, lo que garantiza que YSL puede continuar fabricando zapatos monocromáticos en un gran variedad de colores, incluido el rojo.

Mientras tanto, la marca Louboutin, de casi 30 años de antigüedad, ha continuado sus esfuerzos para dominar los mercados internacionales con su suela roja, aumentando su número de pares de tacones, zapatillas y zapatos de suela roja de más de 700 dólares, vendiendo al año desde 600.000 a más de 1 millón de pares (datos del años 2017).