5 PATENTES ESPAÑOLAS FAMOSAS

PATENTES ESPAÑOLAS

5 PATENTES ESPAÑOLAS FAMOSAS


TE PRESENTAMOS 5 PATENTES ESPAÑOLAS FAMOSAS E HISTÓRICAS QUE DEBERÍAS CONOCER.

El mundo tecnológico en el que nos desarrollamos hace que cada vez sea más importante la protección de las invenciones por la vía de la propiedad industrial y más concretamente por el sistema de las patentes. En España, la Oficina de Patentes y Marcas (en adelante, OEPM) demuestra ese incremento de registro a través de este sistema. Las empresas nacionales actualmente buscan cómo proteger sus activos intangibles novedosos y tecnológicos, aunque esta tendencia está presente en nuestro país desde hace ya años.

 

HISTORIA DE LA PROTECCIÓN DE LAS PATENTES.

 

La Constitución Española de 1812 promovió la protección de las invenciones de sus creadores, por lo que en 1820 las Cortes Liberales de Madrid promulgaron el Certificado de Invención, Mejora e Introducción en donde por primera vez se regulaba el proceso de protección de patentes.

Durante tres años este Certificado estuvo vigente y, en 1826 fue derogado, entrando en juego el Real Decreto de Privilegios Exclusivos de Invención e Introducción.

Una vez vigente, el 27 de marzo de 1826 Jean-Marie La Perriere solicitó la primera patente española, un molino movido a brazo. En estos momentos, no existía un verdadero Registro de la Propiedad Industrial, constituyéndose éste en 1902.

Este Registro estuvo en funcionamiento hasta que en 1992 cambió el nombre al de Oficina Española de Patentes y Marcas. Actualmente, la OEPM se encuentra en Castellana 75 en donde se registran diariamente patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, marcas, nombres comerciales y topografías de productos semiconductores.

 

LA OFICINA ESPAÑOLA DE PATENTES Y MARCAS (OEPM).

 

En la actualidad, la OEPM es un Organismo Autónomo de la Administración General del Estado cuya finalidad no es más que la de apoyar e impulsar el desarrollo tecnológico y económico otorgando protección jurídica mediante los sistemas que nos ofrece la misma.

Asimismo, representa España a nivel internacional en lo que se refiere a propiedad industrial e intelectual.

Por esta razón, en 2007, firmó un Convenio Marco de colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid con el fin de desarrollar un Campus de Excelencia Internacional dirigido a la formación, investigación e innovación.

No quedándose ahí, este organismo confeccionó su Plan Estratégico de la OEPM 2021-2024 (en adelante, PE) en donde plantean cómo contribuir al desarrollo económico sostenible y tecnológico mediante el uso de la Propiedad Industrial. El plan se centró en 5 objetivos generales los cuales son

  • Promover un uso estratégico de la Propiedad Industrial.
  • Favorecer la investigación, el desarrollo y la transferencia de tecnología.
  • Contribuir a la gobernanza internacional multinivel de la Propiedad Industrial.
  • Impulsar la lucha contra la falsificación y vulneración de los derechos de la Propiedad Industrial.
  • Avanzar hacia una OEPM más centrada en las personas, sostenible, digital, innovadora, transparente y eficaz”.

Pero,

 

¿CUÁLES SON LAS 5 PATENTES ESPAÑOLAS MÁS FAMOSAS?

 

1.- LA NAVE SUMERGIBLE DE ISAAC PERAL 

 

 

Isaac Peral nació en 1851 en Cartagena y pertenecía a una familia con arraigo a lo naval pues su padre y sus hermanos eran marines. Por esta razón, continuó con la tradición familiar ingresando a los 14 años en el Colegio Naval Miliar de San Fernando de Cádiz.

Asimismo, Isaac Peral fue ingeniero por lo que en 1885 presentó el proyecto de un torpedo sumergible, continuando con el desarrollo de éste en los años posteriores.

El submarino de Isaac Peral era una nave fabricada en plancha de acero por lo que era fusiforme y podía navegar hasta los 30 metros de profundidad. La propulsión de este submarino se obtenía mediante unos acumuladores eléctricos suministrando corriente a unas dinamos y permitiendo que se giraran las hélices de tal forma que la resistencia de éstas eran inferiores a la presión del agua.

Este gran invento el cual estaba dotado de unas características precisas no volvería a verse hasta 30 años después, durante la I guerra mundial. La nave sumergible de Isaac Peral ha sido uno de los grandes inventos mundiales para la época en el que lo desarrolló, pues conectaba el mundo naval con la ciencia y la tecnología de una manera singular.

Este invento tan excepcional fue definido por la propia Real Academia española comoel de guerra que puede cerrarse herméticamente, sumergirse a voluntad con su tripulación y, por medio de una máquina eléctrica, navegar dentro del agua para hacer reconocimientos en los buques enemigos y lanzarles torpedos, o para exploraciones submarinas”, convirtiéndolo, por tanto, en el primer buque sumergible de guerra de la historia

2.- LA FREGONA

 

 

Quizás, uno de los inventos más usados por cualquier persona en el día a día sea la fregona, una solución española cuya patente procederemos a explicar a continuación.

Su inventor fue Manuel Jalón, un ingeniero aeronáutico logroñés fallecido hace una década. Durante más de 12 años trabajó en el mantenimiento de aviones en donde usaban un cubo y rodillos para limpiar estas aeronaves.

En 1964 se obtuvo la patente titulada como “mejoras en los sistemas escurridores por compresión”.  Tras esta patente, se solicitaron posteriormente certificados de adición . Ambas consistían en mejoras al primer invento, por lo que estamos ante una reivindicación independiente.

Es una de las patentes que han suscitado más conflictos jurídicos en tanto en cuanto su titularidad fue cuestionada. Esta controversia fue resuelta por la Audiencia Provincial de Zaragoza en donde se declaró que Manuel Jalón era el inventor de la fregona y no Emilio Bellvis Montesano.

La sentencia número 196/2009 de la Audiencia Provincial de Zaragoza, de fecha 1 de abril, ratifica otra sentencia previa de fecha 6 de noviembre de 2008 del Juzgado de lo Mercantil 1 de Zaragoza, en cuyo fallo se declara textualmente “que el invento de la fregona corresponde a Manuel Jalón Corominas en virtud de la patente nº 298.240 y debo condenar a los demandados a pasar por dicha declaración, cesando en la atribución pública del invento de la fregona a Emilio Bellvis Montesano o cualquier persona distinta del demandante”.

Quizás, sea uno de los inventos más utilizados en el día a día de cualquier persona, por lo que ha sido una de las patentes más rentables durante sus años de protección como patente.

3.- EL LIBRO ELECTRÓNICO.

 

 

La primera respuesta que nos viene a la cabeza sobre las patentes de un e-book es que se encuentran registradas en Estados Unidos. Sin embargo, su origen se remonta a 1949 cuando la maestra Ángela Ruiz Robles obtuvo la patente núm. 190.698 para un “procedimiento mecánico, eléctrico y a presión de aire para lectura de libros

La pretensión de esta inventora es favorecer la lectura y el aprendizaje a través del avance y el progreso.

Posteriormente, en 1962 presentó otra patente “aparato para lecturas y ejercicios diversos”, cuya idea realmente no era más que mejorar el primer invento.

Es decir, pese a que el mérito se lo ha llevado Michael Hart, hemos de mirar años atrás para verificar que realmente él no fue el inventor del sistema e-book, sino que fue la española Ángela Ruiz su precursora en 1949.

 

4.- LA PATENTE DEL BOTIQUÍN DE EMERGENCIA.

 

Pese a que la idea de un botiquín de primeros auxilios ya la encontramos en el Antiguo Egipto, su versión moderna tal y como la conocemos hoy, no llegaría hasta 1910.

Es el farmacéutico Jacinto Pifarré quien registró la patente española núm. 48.632 del botiquín de emergencia. Este incluía distintos materiales médicos etiquetados con un número, por lo que la cura del paciente era mucho más rápida.

El problema de esta patente y, de otras muchas más, radicó en que su inventor no tenía suficiente dinero como para mantener el registro de la patente, por lo que en 1915 caducó su protección.

 

5.- EL CHUPA CHUPS.

 

 

Por último, hemos de hablar del Chupa Chups, ese caramelo redondo con palo que todos hemos podido disfrutar al menos una vez en nuestra vida.

Su creador, Eric Bernat, fue un confitero español con una larga tradición familiar en este sector. Su gran creación se basó en dos hechos,

  • Los caramelos suelen consumirlos los niños.
  • Estos niños son tendentes a sacarse el dulce de la boca con sus manos.

Esta creación que consideramos como patente, en realidad no fue patentada como tal en tanto en cuanto en 1963 intentó protegerla como patente (núm. 292.094) pero fue denegada por no cumplir los requisitos exigidos por la ley, concretamente por carecer de novedad. Es entonces cuando Eric Bernat solicitó numerosos modelos de utilidad, aunque muchos de ellos le fueron denegados.

No quedando ahí, existen patentes similares previas al intentó de Eric como fue la patente núm. 70.454 del fabricante de caramelos José Segura Martínez

Pese a no estar patentada, el éxito de la empresa que desarrolló este caramelo fue más que notable en el mercado, pasándose a llamar a esta creación culinaria como Chupa Chups, por lo que la empresa que la desarrolló aumentó sus beneficios significativamente.

 

CONCLUSIONES SOBRE LAS PATENTES ESPAÑOLAS.

 

Los avances de la tecnología en biotecnología, comunicaciones o robótica permiten mejorar la vida del ser humano. Por esta razón, la quinta patente que analizaremos será una vinculada al porvenir, concretamente en lo relativo a la energía eólica.  En este sentido, las palas eólicas contienen varias patentes pues éstas abarcan desde los productos más complejos y grandes hasta los procesadores más diminutos que nos podamos imaginar.

Ejemplo de estas patentes españolas de energía eólica es la ES 2265760, la cual es una pala para generadores eólicos subdividida en tramos independientes

Es decir, las patentes son símbolo de protección del futuro innovador y tecnológico en el que nos desarrollaremos.

Asimismo, y como colofón a esta publicación, recordamos que cada vez son más mujeres las que presentan solicitudes de patentes. Estos datos prometedores suponen un avance hacia la igualdad entre el hombre y la mujer puesto que poco menos del 13% de esas solicitudes de patentes son realizadas por mujeres.

Mujeres como Fermina Orduña, primera española en registrar una patente, Ángela Ruiz Robles con su libro electrónico o Margarita Salas son algunas de las precursoras en esta paridad que deseamos que llegue cuanto antes también al mundo de la Propiedad Industrial.

 

 

Tags:


0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas