Tadashi Yanai: el dueño de Uniqlo

TADASHI YANAI UNIQLO

Tadashi Yanai: el dueño de Uniqlo


 

CONOCE LA VIDA, BIOGRAFÍA Y ANÉCDOTAS DE TADASHI YANAI EL FUNDADOR Y DUEÑO DE LA EMPRESA DE FAST FASHION JAPONESA UNIQLO.

 

En esta entrada analizaremos el dueño de Uniqlo, Tadashi Yanai, centrándonos especialmente en su papel como líder de la compañía que fundó, su fuerza impulsora y la filosofía de trabajo que ha impuesto en la empresa y que la ha llevado a la posición de privilegio que ostenta hoy día en el mercado y cuando se analiza el valor de marca, así como la misión y visión que ha transmitido siempre a todos sus empleados.

 

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE UNIQLO HAZ CLIC AQUÍ.

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE TADASHI YANAI HAZ CLIC AQUÍ.

 

 

La fuerza impulsora de Tadashi Yanai.

 

La pregunta de cuál es la fuerza impulsora de Uniqlo debe formularse ¿quién es?, ya que tiene nombre y apellido: el carismático propietario fundador Tadashi Yanai.

Tadashi Es un líder práctico que apoya una cultura fuerte y única que es difícil de imitar. La influencia que ejerce en la organización se puede observar por todas partes, ya que los valores y objetivos de Uniqlo se traducen en procesos, medidas, estructura organizativa y personas, para lo cual ha promovido una organización plana (sin niveles jerárquicos) y se anima a los empleados a hacer sugerencias.

Sin duda parte del éxito internacional es que, rompiendo un poco con la tradición japonesa, tomó la decisión, muy poco común en Japón, de realizar todos los negocios de la firma en inglés. Al mismo tiempo ha logrado evitar los problemas de silos más graves que frenan a la mayoría de las empresas japonesas, de hecho, a la mayoría de las empresas que se globalizan. Para neutralizar todos esos elementos organizacionales negativos ha establecido apoya la cultura de la innovación, la experiencia del cliente, el trabajo en equipo y el cumplimiento de los objetivos organizacionales.

 

 

El énfasis en la experiencia en la tienda es exagerado

Además, implica la contratación, la formación y la microgestión de todos los puntos de contacto. Cada actividad realizada por cada empleado, desde la técnica de plegado de una persona hasta la forma en que los asesores (a los vendedores de piso se les llama asesores) devuelven las tarjetas de crédito a los clientes (estilo japonés, con las dos manos y contacto visual completo) se registran y analizan. Cada mañana, los empleados practican las formas en que se les enseña a interactuar con los compradores, incluidas las seis frases estándar como “Hola, mi nombre es (en blanco), ¿cómo estás hoy?”

 

La misión que Yanai ha impuesto.

 

Una política de transparencia que da por resultado unas finanzas completamente transparentes, haciéndose los registros contables pertinentes diariamente. Para capacitar a su personal ha creado un centro especializado al que se llama Universidad Uniqlo que tiene por objetivo la capacitación de unos 1.500 nuevos gerentes de tienda cada año, tarea ardua para la que se requiere dicha escuela de formación en el cuartel general de Uniqlo en Tokio.

Sin duda Yanai piensa a lo grande y quiere ir más allá de la misión principal de enriquecer la vida de las personas al proporcionar ropa realmente excelente para ofrecer a los clientes de todo el mundo las mejores tiendas, servicios y productos a escala global.

La idea que siempre estuvo en la cabeza de Yanai es superar a Zara para convertirse en el principal minorista de marcas blancas del mundo. Ya empatada en el puesto número 2 de la marca en Japón (y HeatTech está en el top 50), Yanai quiere convertirse en la marca número uno en todos los países donde opera Uniqlo.

La visión que ha transmitido a su gente creció a medida que se desarrollaba Uniqlo Way bajo el lema “Cambiarse de ropa. Cambiando la sabiduría convencional. Cambiar el mundo.” Hay un elemento de responsabilidad social corporativa que muestra cuán serio es Uniqlo en contribuir al mundo. Su esfuerzo de reciclaje, por ejemplo, ha trasladado a decenas de millones de ropa Uniqlo desechada a personas necesitadas de todo el mundo.

El 46% de Fast Retailing es propiedad de un solo hombre: Tadashi Yanai. Un 40% adicional es copropietario de la esposa y los dos hijos de Tadashi. Yanai comenzó con una tienda de ropa masculina en ruinas que heredó a regañadientes de su padre.

Para que pueda tenerse una idea de lo omnipresente que es Uniqlo en Japón, se puede hacer una comparación con la firma “The Gap” de Estados Unidos, ya que la compañía americana cuenta con aproximadamente 2.400 tiendas es este país, cuando Uniqlo tiene 900 en Japón, pero en comparación, esto significa que hay más de 1/3 del número de Uniqlos en un país que es aproximadamente el 3% del tamaño de Estados Unidos. Para que “The Gap” tenga el mismo alcance per cápita, necesitaría abrir 21.000 nuevas tiendas en los Estados Unidos.

 

Tadashi Yanai joven y maduro.

TADASHI YANAI UNIQLO

Los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial fueron extremadamente difíciles para todos los ciudadanos japoneses. Justamente estas circunstancias complicadas coexistían en el momento en el que se hace cargo de la tienda de ropa masculina de su familia. Yanai tenía diseños para darle su propio toque al negocio y para sus ambiciones, es claro que una tienda no le era suficiente porque en su mente quería construir un imperio.

Tadashi ha admirado siempre al gran consultor y escritor estadounidense Peter Drucker, al que se considera uno de los padres del management moderno a partir de los años 50 del siglo pasado y el impulsor de la cultura corporativa.

Tadashi había aprendido de Drucker que la filosofía empresarial decía que el dinero y la moralidad no tienen por qué ser mutuamente excluyentes. Sabía que podía construir su imperio y convertirse en un hombre muy rico sin corromper su alma.

De las enseñanzas de Drucker, Yanai aprendió que era mejor pensar primero en lo que quieren los clientes, en lugar de lo que la empresa (o el propietario) quiere vender. Esto es lo que le llevó a hacer un giro estratégico en el negocio agregando ropa de mujer a su tienda de ropa masculina y renombró toda la operación en 1984 como Unique Clothing Warehouse (que luego acortó a Uniqlo), y en paralelo buscó la expansión también hacia los suburbios.

A finales de la década de 1980, Tadashi Yanai contactó a Mickey Drexler, entonces presidente de The Gap, durante una época en la que Uniqlo estaba experimentando un enorme crecimiento y al mismo tiempo se producía una saturación del mercado.

Tadashi invitó a Mickey a desayunar y se dispuso a estudiar cada uno de sus movimientos para replicar perfectamente todo lo que hizo para la compañía “The Gap”. Su carácter y fuerte personalidad no le amilanó para dar un paso al frente y de alguna manera emular a la compañía americana, por lo que inmediatamente después de reunirse con Drexler, Uniqlo comenzó a copiar el modelo comercial de The Gap de producir y vender exclusivamente toda su ropa.

Incluso Yanai contrató publicidad en la que eran del mismo estilo de “The Gap”con celebridades bailando en pantalones caqui. Desde el punto de vista estrictamente comercial, haber imitado el modelo americano demostraría ser una estrategia de gran éxito para Uniqlo y su empresa matriz Fast Retailing.

 

Expansión de Uniqlo en tiempos difíciles.

 

A principios de la década de 1990, una recesión en Japón ayudó a poner a Uniqlo en el mapa. La gente quería productos más baratos y Uniqlo se los entregó. En 1993, Tadashi hizo un movimiento sin precedentes para una empresa japonesa: trasladó toda la producción a China. Esto le permitió reducir el coste de la ropa que vendía y aumentar aún más las ganancias. En 1994, diez años después de que Tadashi se hiciera cargo del minorista de ropa de su padre y lo rebautizara como Uniqlo, había 100 tiendas en Japón.

Pero hubo algunos grandes tropiezos en el camino. En 2002, Yanai estaba lista para expandirse globalmente. Abrió 21 tiendas en Londres y sus alrededores. Unos años más tarde, Uniqlo abrió en tres centros comerciales de Nueva Jersey. Esta expansión global demostraría ser un completo y absoluto fracaso que personalmente le costó a Yanai decenas de millones de dólares. Un error importante involucró las métricas de tamaño de Uniqlo.

Las métricas de tamaño estándar de Uniqlo fueron recibidas con burla, ya que el hombre y la mujer japoneses promedio suelen ser mucho más pequeños que el adulto estadounidense promedio. Esto llevó a la compañía a aumentar descuidadamente su ropa para el mercado estadounidense. En Nueva Jersey, Uniqlo fue superado por Abercrombie, The Gap, Express y otros minoristas estadounidenses que ofrecían ropa barata que se ajustaba a los cuerpos estadounidenses.

En 18 meses, Uniqlo cerró 16 de sus tiendas en Londres y las tres ubicaciones de Nueva Jersey.

Este fracaso inicial de la expansión de Uniqlo en el extranjero le enseñó a Tadashi una lección muy importante: Uniqlo había tenido éxito en Japón al igual que Gap (y Starbucks) tuvieron éxito en Estados Unidos, sin embargo, para que Uniqlo tuviera éxito en Europa y Estados Unidos, también tenía que tener estilo. Tenía que ser genial.

 

Haciendo que Uniqlo sea genial.

 

Yanai una vez más estudió el éxito de otras empresas y estableció un nuevo plan para la expansión de Uniqlo en el extranjero. Decidió llamar a un famoso diseñador japonés llamado Kashiwa Sato y le pidió que liderara un equipo creativo que establecería tiendas insignia en ciudades de todo el mundo, comenzando por Nueva York.

Sato le dijo a Yanai que la marca Uniqlo se había convertido en un equivalente a prendas consideradas poco “cool” (que no eran guay) y que si quería tener éxito en Nueva York, Londres y otras ciudades cosmopolitas occidentales tendría que construir desde cero un negocio nuevo, para lo cual Yanai le dio luz verde.

Soto y su equipo trajeron líneas modernas como Charlotte Ronson y Vena Cava. La esposa de Yanai sugirió acercarse a Jil Sander con una oferta monetaria suficientemente importante como para sacarla de su retiro. Y todo este nuevo enfoque demostró que empezaba a funcionar.

Desde que la tienda insignia Uniqlo abrió el distrito SoHo de Nueva York, se ha convertido en una de las ubicaciones con mayor recaudación del mundo. La colaboración de la compañía con Jil Sander, con la marca + J, hizo que los clientes redescubrieran la marca y Uniqlo estaba preparada ya que había inventario más que suficiente para todos.

Durante la recesión económica en 2008 y 2009, Yanai se embarcó en una ola de adquisiciones. Compró Theory y Helmut Lang, ambos diseñadores de alto nivel de componentes básicos de vestuario. Todas las adquisiciones ahora pertenecen a la corporación Fast Retailing, de la cual Uniqlo sigue siendo el activo más importante.

 

La filosofía Yanai.

 

TADASHI YANAI UNIQLO

 

Yanai ha demostrado una y otra vez que aprende de los errores y fracasos, porque como él mismo siempre ha declarado, lo hace más fuerte. Está decidido a seguir produciendo buenos productos a los buenos precios que desean sus clientes. Pero además, Uniqlo en general no se trata de estilo, sino que se especializa en conceptos básicos. Vende ropa, no moda. A diferencia de los competidores Zara y H&M, que producen cientos de productos de moda diferentes cada temporada, los productos básicos de Uniqlo son jeans, suéteres, chaquetas, etc.

Uniqlo no presta atención a las tendencias. Vende piezas que encajan a la perfección en el guardarropa del cliente. Todos los adornos y diseños se eliminan. En muchos sentidos, nada destaca en una pieza de Uniqlo. Mientras tanto, los grandes pedidos de producción ayudan a mantener los precios muy bajos.

Hace varios años, la compañía vendió un par de jeans por el equivalente a 9.90 dólares en todo el mundo, en todas las monedas.

Porque el lema de Uniqlo es “Hecho para todos” y la empresa lo dice en serio porque la ropa de Uniqlo está hecha para todas las personas independientemente de su edad, género, etnia, discapacidad, etc.

También se refleja en otras partes de la empresa, incluidos los modelos en sus anuncios y la selección de los embajadores de la marca global.

Esta filosofía de Yanai que ha impregnado al 100% todas las acciones que implementa Uniqlo, ha hecho que Fast Retailing opere actualmente más de 1900 tiendas en todo el mundo. En 2016, Uniqlo tenía un valor de 7.000 millones de dólares y se ubicó en el puesto 91 en la lista de Forbes de las marcas más valiosas del mundo. Es la tercera marca de moda más grande del mundo detrás de H&M y Zara.

A principios de la década de 1990, la economía japonesa sufrió una fuerte recesión. Y una vez más la filosofía de Yanai de ropa barata de Uniqlo se hizo popular rápidamente. La recesión económica japonesa a menudo se llama “La Gran Recesión” y duró una década.

Fueron malas noticias para el país en su conjunto, pero Uniqlo cosechó grandes beneficios al atender a los ciudadanos que estaban tratando de recortar el gasto. Una de las razones para este éxito era y sigue siendo que la mayor parte de su ropa se produce de manera masiva en todos los colores para los diferentes gustos que un comprador pueda desear.

 

Algunas personas han llamado a la cadena “la respuesta de Japón a Gap”.

 

A pesar de ser una empresa japonesa, alrededor del 70% de su ropa se fabrica en China. Eso ha causado algunos problemas en años recientes debido a las protestas anti-japonesas de China. Pero Yanai no tiene planes de mudarse y le dijo a Forbes que quiere abrir cientos de tiendas más en China.

También mantiene los precios bajos comprando productos directamente a los proveedores. Y se puede comprar en grandes volúmenes ya que se focaliza en ropa que no pasa de moda y resalta cada artículo en una variedad de colores. Facts and Details informa que Uniqlo admite mantener la ropa en los estantes por más tiempo que la mayoría de sus rivales y, a veces, fabrica un artículo hasta en 50 colores diferentes.

A finales de 2011, la empresa estaba valorada en 1,4 billones de yenes (14.000 millones de dólares), según Bloomberg. Y ya para ese entonces Yanai pretendía aumentar eso a 5 billones de yenes (alrededor de 65.000 millones) para 2020, según Bloomberg. Algunas características del negocio de Uniqlo que se destacan de otros minoristas, es por ejemplo, que Yanai ha propuesto un sistema de pago global en el que los gerentes de todo el mundo recibirían el mismo salario.

 

Él cree que “una cantidad igual de trabajo merece un salario igual”.

 

Yanai le dijo a Forbes que Uniqlo se distingue por no perseguir tendencias. En cambio, se centran en lo básico, como los zapatos Oxford y los polos, y los hacen asequibles.

Su personalidad le hace que sea muy difícil la sucesión en la compañía que ha fundado. Por ello, en unas declaraciones recientes a Women’s Wear Daily le declaró a este medio que “quizás no pueda jubilarse” porque no hay nadie que aún cumpla con sus expectativas como sucesor.

 

Situada en la madrileña calle de Goya, en pleno corazón del barrio de Salamanca, Uniqlo abre su primera tienda con más de 1.500 metros cuadrados de superficie tal y como muestra el siguiente video seleccionado para ti:

 

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE UNIQLO O SOBRE SU FUNDADOR, TE RECOMEDAMOS:

TADASHI YANAI: SU BIOGRAFÍA E HISTORIA

TADASHI YANAI: EL FUNDADOR DE UNIQLO.

LA HISTORIA DE UNIQLO

 

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas