Swarovski: historia 2

Swarovski: historia 2


En esta entrada analizaremos los aspectos destacados del Grupo Swarovski, tales como la continua adaptación a las nuevas tendencias en loas primeras décadas del siglo XX y cómo fue afrontando los años del nuevo cambio de siglo.

 

¿Qué es lo que más caracterizaba a Daniel Swarovski?

Son muchas las fuentes que hemos revisado para redactar esta entrada, pero todas ellas coinciden en una cosa fundamental: que la empresa fundada en 1895 por Daniel Swarovski tenía ese valor añadido que era el buen ojo que poseía este emprendedor inquieto para la innovación, lo que convirtiera en todos sus años posteriores en su legado y eslogan, de “un diamante para todos”.

Fuente Swarovski.com

 

Quería (su deseo) que cualquiera pudiera poseer determinados lujos y pieza originales.

Llegado el cambio de siglo, eran por entonces los compradores de élite de París quienes se dieron cuenta por primera vez de las creaciones de Swarovski y defendieron las exquisitas creaciones de la marca.

El inicio del siglo XX le estaba dando a Daniel Swarovski la oportunidad de colaborar con Charles Frederick Worth y los cristales de Swarovski pronto se convirtieron en ingredientes preciados para los talleres parisinos, así como en una inspiración para dos de las diseñadoras francesas más icónicas de la época: Coco Chanel y Elsa Schiaparelli.

Los inicios de Swarovski

Daniel formó una empresa de joyería y en 1886, tenían más de 70 empleados y suministraban joyas para la reina Victoria.

Pero cuando en 1891, Daniel registró una patente para la máquina cortadora de cristal que creó ya estaba en sus planes la fundación de su nueva empresa en 1895 para lo cual se trasladó de Bohemia a Wattens, en Austria para la producción de cristales.

Adaptarse a las tendencias

En 1911, Daniel Swarovski y su familia construyeron su propia fábrica de vidrio y produjeron vidrio de primera calidad.

 

Entrada del parque temático de los Mundos de Cristal de Swarovski.

 

Durante la década de 1920, la tendencia de la moda “flapper” provocó un aumento en la demanda de diseños Swarovski de moda.

Los peinados de mujer más cortos llevaron a Swarovski a crear una diadema de tela con adornos de cristal, que también se usó como adorno para la ropa.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, la empresa fundó Swarovski Optik, que utilizó su experiencia en la fabricación de vidrio para crear lentes, binoculares y telescopios, lo que convirtió a Swarovski en un líder del mercado en óptica de precisión.

El boom de la moda

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la moda se convirtió en una gran tendencia.

Diseñadores populares como Coco Chanel, Christian Dior y otros diseñadores de Hollywood tomaron diseños de cristales de Swarovski.

Los cristales de Swarovski también se utilizaron para las zapatillas de rubí en “El mago de Oz” y aparecieron en “Sabrina” y “Breakfast at Tiffany’s”.

En 1974, la empresa desarrolló la tecnología Hotfix que permite fijar los cristales directamente a la ropa y las telas sin engastes de metal o plástico.

En 1989, Swarovski reemplazó su logotipo original de Edelweiss con el logotipo Swan, que se utiliza en los envases y escaparates de Swarovski en todo el mundo.

Un auténtico trabajo de diseño y creatividad Fuente Swarovski.com

 

El paso del umbral del siglo XX

La experiencia tecnológica de Swarovski llevó a la creación del Grupo Tyrolit en 1919.

Hasta el día de hoy, el Grupo Tyrolit es uno de los principales proveedores mundiales de herramientas de amolado, taladrado y pulido.

Pero tenía que llegar la llamada era de la decadencia de la posguerra, porque fue una época espectacular (y brillante al mismo tiempo), también llamados los gloriosos años 20, en los que los cristales de Swarovski tenían una mayor demanda que nunca.

Decoraron superficies en todo el mundo de la moda, desde vestidos flapper y joyas, hasta diademas y zapatos adornados.

Ya entrado los años 30 los cristales de Swarovski hacen su debut en la pantalla grande en 1932 en ‘Blonde Venus’ protagonizada por Marlene Dietrich.

Desde entonces, Swarovski ha agregado aún más deslumbramiento a las brillantes estrellas de Hollywood, mejorando el aspecto de algunas piezas seriamente económicas, como zapatillas rubí y zapatillas de cristal.

La creación de Swarovski Optik

En 1949, se crea Swarovski Optik, que incluye binoculares, telescopios y otras ópticas de precisión líderes.

En 1956, Swarovski colabora con Christian Dior, creando un innovador revestimiento de cristal que permitía que la luz se refractara de sus cristales en todos los colores del arco iris.

Cristóbal Balenciaga también utilizó cristales de Swarovski para su colección de Alta Costura de 1958 (en la foto).

Llamaron a los cristales “Aurora Boreal” y Dior los incorporó a algunas de sus creaciones más bellas.

Además, en uno de los papeles más icónicos de Marilyn Monroe como la estrella de ‘Los caballeros las prefieren rubias’, podría haber estado cantando ‘Los diamantes son el mejor amigo de una niña’, pero en realidad estaba goteando cristales de Swarovski.

Un auténtico trabajo de diseño y creatividad Fuente Swarovski.com

 

La transformadora década delos 60

En un momento que el mundo no olvidará pronto, Marilyn Monroe cantó “Feliz cumpleaños” al presidente John F. Kennedy en 1962 vestida con un ajustado vestido de gasa transparente cubierto con 10,000 cristales Swarovski.

En 1966, Swarovski creó su asombroso diseño ‘Sputnik’ en honor a la inauguración de la Ópera Metropolitana de Nueva York (en la foto).

Y surgió el ratón de cristal

Mientras estaban en el taller, los artesanos de Swarovski pegaron juguetonamente piezas de araña en forma de ratón y, sin saberlo, dieron a luz a la primera figura de Swarovski.

La marca regaló un juego de ratones de cristal a los Juegos Olímpicos de Invierno de 1976, que resultaron tan populares que Swarovski comenzó a fabricarlos, entre muchas otras figuras a lo largo de las décadas.

El primer centenario

Después de casi un siglo de existencia, ya en 1980, Swarovski lanza su primera línea de joyería y abre su primera boutique en Londres en Bond Street.

Después de un éxito comprobado en su ubicación insignia, la marca decidió expandirse también a los bolsos.

En 1988, la empresa pionera comienza a cortar pirita natural, dando como resultado la piedra preciosa Marcasita (en la foto).

Los noventa Swarovski continúa con su legado de innovación al desarrollar un tejido a medida: un tejido de malla de cristal flexible.

Vivienne Westwood es la primera en utilizar el producto y posteriormente Alexander McQueen comienza a incorporarlo a sus colecciones.

En el centenario de la marca, construyen una experiencia interactiva en su ciudad natal de Wattens, Austria, llamada “Kristallwelten” (Crystal Worlds), que fue diseñada por el famoso artista multimedia André Heller.

Además, Swarovski creó su primer anillo totalmente facetado, apropiadamente llamado “Nirvana”, que presentaba una hermosa disposición de facetas que mostraban la ilusión óptica de un corazón en el centro del anillo (en la foto).

A día de hoy, es una de las piezas más icónicas de la marca.

A lo largo de la década y en el futuro, la marca continuó innovando y asociándose con los mejores nombres del diseño de moda, desde Alexander Wang y Proenza Schouler hasta Christopher Kane.

Un auténtico trabajo de diseño y creatividad Fuente Swarovski.com

 

Nuevo cambio de siglo

Dado que el agua es el elemento clave en la creación de cristales, Swarovski decidió establecer Swarovski Waterschool para ayudar a proteger este preciado recurso que ha sido tan integral para la marca durante más de un siglo.

La escuela ahora se ha expandido más allá de Europa para tener presencia en América Latina, Asia y África.

Luego, la compañía lanzó Atelier Swarovski, una colección de accesorios de cristal de alta costura, que celebró el diseño innovador a través de sus colaboraciones con talentos del mundo de la moda, la joyería y la arquitectura.

Los diseñadores han incluido a Karl Lagerfeld, Maison Martin Margiela (en la foto), Viktor & Rolf y Joseph Altuzarra.

En la era actual, Swarovski sigue destacándose con Advanced Crystal, una nueva composición de cristal sin plomo pionera que garantiza que todos los productos Swarovski se fabriquen ahora con estándares de cristal avanzados.

En 2010, se recurre a Swarovski para crear el telón de los Oscar, que está hecho con más de 100.000 cristales.

Se crea la Fundación Swarovski

En 2013, se establece la Fundación Swarovski para consolidar el compromiso de la empresa con las donaciones caritativas mediante el fomento de la creatividad y la cultura, la promoción del bienestar y la protección del medio ambiente.

 

La era moderna

En 2000, Swarovski presentó la perla con un núcleo de cristal, que proporciona el peso, la textura y el brillo de una perla natural, combinados con la calidad de un cristal Swarovski.

Swarovski continúa asociándose con diseñadores de moda y arquitectos para innovar y crear nuevos diseños impulsando las capacidades del diseño de cristal.

Actualmente, Swarovski vuelve a sus raíces, reintroduciendo la forma Edelweiss como un nuevo colgante para la temporada Otoño / Invierno.

Si quieres seguir leyendo el modelo de negocio de Swarovski debes hacer clic en este enlace Parte 3

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop