MILAN FASHION WEEK. PARTE 1.

MILAN FASHION WEEK. PARTE 1.


CONOCE LA HISTORIA DE LA MILAN FASHION WEEK O SEMANA DE LA MODA DE MILÁN UNA DE LAS GRANDES PASARELAS MUNDIALES DE LA MODA.

 

¿Cuántas veces habremos escuchado esas dos palabras “Fashion week”?, pues bien, nos vamos a centrar concretamente en este evento de una de las capitales de este ámbito de Europa. Pero realmente ¿Qué es la Semana de la Moda de Milán? Tiene lugar dos veces al año, en febrero y septiembre, este acontecimiento pone la moda en el punto de mira y la celebra en el corazón de la ciudad atrayendo a consumidores, prensa y aficionados de este mundo.

El evento es organizado por la Cámara Italiana de la Moda. La “Fashion Week” presenta alrededor de 70 desfiles y 90 presentaciones de diseñadores a un público proveniente de países de todo el mundo, acogiendo desfiles de moda, presentaciones en showrooms y presentaciones estáticas. Un acontecimiento de este calibre conlleva muchas polémicas, discusiones sobre el calendario y los presuntos favoritismos existentes, sobre todo en cuanto a la hora y el momento de los desfiles, algunas casas de moda como Cavalli critican a la institución.

 

 

Mientras que Dolce & Gabbana, por ejemplo, ha optado por desfilar fuera del calendario oficial. En el aspecto económico, se calcula que, en el desarrollo de cada “Fashion Week”, los hoteles y todas las empresas que participan en la semana de la moda facturan aproximadamente unos 15 millones de euros. Además de los desfiles de moda femeninos, la ciudad también acoge en los meses de verano eventos como “Milano Moda Uomo”, dedicado a la moda masculina, pero de tamaño y alcance considerablemente menores.

 

EL ORIGEN DE LA SEMANA DE LA MODA: NUEVA YORK 1943.

¿Cuál es el origen de la semana de la moda? La primera semana de la moda se celebró en Nueva York en 1943, con el fin de desviar la atención que acaparaba la moda francesa durante la segunda guerra mundial. Aparte, con Europa en guerra, los expertos de la moda no podían ir a París a observar los desfiles.

Eleanor Lambert fue una publicista de moda que tuvo un papel muy importante en los inicios de la Fashion Week. Esto se debe a que organizó un evento denominado “Semana Editorial”, que tenía como propósito que los diseñadores americanos mostrasen sus colecciones a periodistas de moda.

Los compradores no estaban autorizados para poder asistir a los desfiles, solo tenían la opción de visitar directamente a los diseñadores y ver sus muestras. Este acontecimiento fue un auténtico logro y revistas de moda como Vogue empezaron a publicitar más diseños americanos que franceses.

Cuando acabó la guerra, la gente regresó a las capitales de la monda como París, Londres y Milán, donde las semanas de la moda fueron creadas para cada ciudad. La Semana de la Moda de Milán se creó en 1958 y forma parte de los “Cuatro Grandes”, los cuatro eventos que se consideran especialmente importantes por celebrarse en capitales de la moda. El calendario comienza con Nueva York, sigue con Londres luego con Milán y termina con París.

Semana de la Moda de Nueva York 1943.

LA PRIMERA SEMANA DE LA MODA DE MILÁN: MILAN FASHION WEEK 1.

Este acontecimiento tiene su origen en el aristócrata italiano Giovanni Battista Giorgini que, inspirado por Eleanor Lambert, organizó una serie de desfiles en el Palacio Pitti de Florencia. Giovanni astuto hombre de negocios, vio de inmediato el potencial de la moda italiana, que en esa época era casi desconocida en el mundo. Todo tuvo lugar en París, donde los pocos diseñadores no franceses abrieron sus talleres (Elsa Schiaparelli, Balenciaga).

Él tomó la iniciativa de organizar el “Primer desfile de Alta Moda Italiana” en su residencia privada en Florencia. Este tuvo lugar el 12 de febrero de 1951, con un público formado por seis compradores estadounidenses, quienes, como él mismo afirmó en diversas Entrevistas, acudieron a la ciudad como una simple visita de cortesía.

El noble italiano presentó 18 modelos de 10 casas de modas italianas, entre las que cabe destacar el atelier Simonetta, la sastrería Vanna, Vita Noberasco, Alberto Fabiani, etc. Fue un evento totalmente extraordinario, porque a partir de ese momento realmente comenzamos a hablar de la “moda italiana”.

 

 

EL II DESFILE DE LA MODA ITALIANA EN 1952.

 

El segundo desfile de moda tuvo lugar en julio del mismo año, en los pasillos del exclusivo “Gran Hotel” de Florencia. A partir del año siguiente 1952, durante 5 días, la dedicación en la “Sala Bianca del Palazzo Pitti”, se organizaron dos temporadas de desfiles al año, una en el mes de enero y otra en julio para anticipar los desfiles de las “maisons francesas”.

 

LA EVOLUCIÓN DE LA MILAN FASHION WEEK.

 

En la década de los años 60, logró conquistar el mercado japonés, vendiendo algunas creaciones de moda italianas a “Isetan” que era uno de los almacenes más importantes del país. Además, consciente de la importancia del pret-à-porter logre introducirlo en los desfiles de moda florentinos, pero esto conllevó un conflicto con las grandes casas de moda romanas que decidirán en 1967 crear desfiles de alta costura directamente en Roma. Gracias a Giorgini, la moda italiana ganó legitimidad internacional, ya que anteriormente los desfiles de moda italianos eran celebrados en pequeños talleres de costura o incluso almacenes.

Su labor tuvo muchísimo éxito y esto provocó hasta problemas de hacinamiento en la ciudad de Florencia. Para solucionar esto y poder gestionar mejor el tráfico de clientes de este evento, los desfiles se trasladaron a Milán, donde en el año 1975 tuvo lugar la primera Semana de la moda. En la década de los 60, Roma se convirtió en la capital de la alta costura italiana, gracias a la publicidad que le otorgó el cine en muchas películas, dejando atrás la superioridad que tenía la alta costura parisina.

Asimismo, a mediados de los años setenta muchos diseñadores, entre ellos Missoni, Walter Albini y muchos más, empezaron a dejar de lado las pasarelas romanas de Alta Costura y dieron origen a una nueva corriente en el sector de la moda. Fue en esta época cuando nació el pret-a-porter en las pasarelas milanesas.

 

LA CÁMARA NACIONAL DE LA MODA ITALIANA.

 

Este evento es organizado por la Cámara Nacional de la Moda Italiana, es la asociación sin ánimo de lucro que regula, coordina y promueve el desarrollo del “Made in Italy”. Representa los más altos valores culturales de la moda italiana y tiene como objetivo proteger, coordinar y mejorar su imagen, tanto Italia como en el extranjero.

Desde 1958, año de su fundación, lleva a cabo una política de apoyo organizativo dirigida al conocimiento, la promoción y el desarrollo de la moda a través de eventos de gran exclusividad en Italia y en el extranjero. El 11 de junio de 1958 se creó en Roma en el Grand Hotel, la “Camera Sindacale della Moda Italiana”, lo que más tarde tomó el nombre de “Camera Nazionale della Moda Italiana”. La sede de la Asociación se estableció provisionalmente en esta ciudad.

 

 

Al acto fundacional asistieron los propietarios de las más importantes casas de alta costura italianas y algunos particulares que, en aquella época, desempeñaron un importante papel en la promoción del sector, como Maria Antonelli de Borrello, Roberto Capucci, la princesa Caracciolo Ginnetti,etc. “La Camera Sindacale della Moda Italiana” fue concebida como una asociación apolítica y sin ánimo de lucro con una duración de 10 años prorrogables.

Sus objetivos eran proteger, potenciar y regular los intereses morales, artísticos y económicos de las actividades profesionales de las categorías de los múltiples sectores relacionados con la moda, tanto en relación con las instituciones públicas como con otras asociaciones nacionales y extranjeras.

Además, esta asociación promovió la coordinación, el estudio y la puesta en marcha de todo aquello que pudiera ser útil para esta industria, en referencia a los eventos de moda como la Semana de la moda. Otro compromiso fue el establecimiento gradual de los siguientes sectores de competencia: Casas de moda de alta costura femenina, masculina, etc.

Los acuerdos sobre calendarios internacionales que han llevado a la firma ítalo-francés han otorgado a Milán y a esta Cámara el papel de protagonista indiscutible en la escena internacional de la moda, contribuyendo también a la consolidación de alianzas con Londres y Nueva York.

Cabe destacar que el protocolo de Entendimiento “italo-francés” firmado en París el 26 de junio de 2000, representa la voluntad de la Cámara nacional de la moda italiana y de la “Federación Francesa de la Costura” de llevar a cabo una política común destinada al desarrollo y la difusión de los productos de lujo en las zonas no europeas.

 

 

Una curiosidad relacionada con la “Fashion Week de Milán”, es la “Fondazione Prada”, desde 2015 se trata de una antigua destilería de la ciudad que posteriormente, fue reconvertida en fundación, además destaca como sede del diseño, laboratorio de ideas y complejo artístico, alberga la colección de arte de Miuccia Prada y su marido, Patrizio Bertelli.

Durante la Semana de la moda en Milán, los consumidores pueden asistir al desfile de la firma de esta marca que tiene lugar en la fundación.

Finalmente podemos reconocer que una de las novedades más importante que aportó la moda italiana fue la creación de las diferentes prendas pret-à-porter, que se trata de la producción masiva e industrialización de las prendas de vestir. Teniendo como referencia la “haute couture parisina”, asequible solamente para consumidores muy exclusivos, Milán supuso una nueva corriente al conseguir democratizar la moda.

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas