Mercadona, comida lista para llevar

Mercadona, comida lista para llevar

Mercadona, comida lista para llevar

 

Lo primero que observamos en la Web de Mercadona en dónde pone la pregunta ¿Cuáles son las tiendas con la sección listos para comer?, es la advertencia Debido a las medidas excepcionales, este servicio no está disponible de momento”.

Es obvio que la pandemia ha paralizado gran parte de la actividad económica, y la comida para llevar es una de los servicios que Mercadona se ha visto obligado a suspender.

El cambio de las pautas culturales

Pero nos parece de interés que analicemos un poco esta oferta y cómo están cambiando las pautas culturales respecto a la comida hecha y lista para comer.

Estamos viviendo una época de aceleración del tiempo que nos obligan a administrarlo mucho mejor. En un importante porcentaje de nuestra agenda diaria, estará influida por todas aquellas cosas que nos faciliten las tareas y nos hagan ahorrar tiempo. Utilizar los servicios de comida a domicilio o bien recurrir a la comida rápida, son parte de esos facilitadores a los que recurrimos a diario.

 

Esto es lo que ha ocurrido con la telefonía móvil y sus aplicaciones, que entre otras cosas, nos permiten hacer una compra online o saber las calorías que estamos consumiendo a medida que hacemos nuestra diaria sesión de gimnasia.

 

Y dentro de estos cambios de hábitos en que vamos incurriendo, también como consecuencia de sacarle más partido a nuestro tiempo, es la comida precocinada, la que poco a poco se ha ido implantando en los supermercados, porque nuestras costumbres cotidianas se han tenido que ir adaptando, especialmente en cuanto al ahorro de tiempo.

El consumidor y la confianza en la marca

Ninguna duda que el público consumidor tenderá a satisfacer esta necesidad en sus supermercados de confianza, siendo Mercadona quizás el que posea la más elevada dosis de confianza de la clientela.

Y haber incorporado este nuevo servicio a las ya tradicionales ventas de calidad y servicio de excelencia de Mercadona, ha tenido una muy buena acogida tanto en sus clientes habituales, como en la ciudadanía en general.

Fue en la primavera de 2019 que el presidente de Mercadona Juan Roig en ocasión de la presentación de los resultados económicos de la empresa, aprovechaba para anunciar la incorporación de una sección tan importante para los supermercados de la marca, proyecto para el cual se había asignado una inversión de 120 millones de euros.

Gráfica 1

 

Como se puede apreciar en la Gráfica1, para cada una de las diferentes provincias de las comunidades autónomas, se detalla la tienda y su dirección, así como si tiene este local mesas y sillas para quedarse a comer.

El plan original es extender el servicio hasta que lo puedan brindar unos 250 supermercados de la cadena.

 

Simplificar las tareas de la casa y variedad de comida

Es evidente que la acogida de la clientela ha sido excelente porque ésta valora, tanto la variedad de los platos como los precios asequibles. En cuanto al primer elemento, la variedad, incluye además la complejidad que significa, en caso que una persona tenga el tiempo para ir a comer a su casa, por ejemplo, cocinarse una tortilla de patatas.

No sólo es algo sencillo de hacer, pero lo que sí lleva su tiempo. Entonces ese ahorro puede producirse con la visita al supermercado y llevarla lista para comer.

¿Pero es suficiente este factor que señalamos?

No necesariamente, porque además del tiempo ahorrado están las preferencias individuales, que la cocina preparada de Mercadona tiene en cuenta. En el caso de la tortilla, será una tradicional española que respeta el gusto medio mayoritario de los clientes.

Cuando surge una modalidad de venta que, como la cocina precocinada ha tenido éxito en las principales cadenas de supermercados de España, se produce un efecto contagio, tanto de la diversidad de cocina así como formatos de venta de parte de todas las marcas que compiten en condiciones similares.

Que sea lista para llevar no implica bajar la calidad del producto

Si algo ha caracterizado a Mercadona para posicionarla al primer lugar en el sector de la distribución alimenticia en España, es la calidad.

Obviamente, también este principio se aplica a la comida para llevar. Lo barato, en el caso de Mercadona, no quiere decir que se baje la calidad de los productos ofrecidos. Esto iría en contra de la filosofía de la compañía que es la que le ha hecho ganar más y más clientela año tras año.

Productos marca Hacendado

Dentro de la sección listo para comer de Mercadona, nos encontramos con productos gourmet de la marca Hacendado que además es sinónimo de calidad.

 

La mayoría de los supermercados de la cadena disponen de un espacio dedicado a la consumición en el mismo local, provisto de mesas y sillas. Algo muy de agradecer cuando por horario, no nos da tiempo de llegar a casa.

 

La combinación de la calidad con la comodidad y el buen precio, es una ecuación que no falla: satisfacción del cliente y una recomendación automática al que aún no lo ha probado.

La cocina propia con una infinidad de platos preparados en las propias instalaciones de los locales, es una garantía de ese servicio de excelencia al que la marca ya nos tiene acostumbrados.

Comidas adaptadas a cada región de España

 

Era lógico que así fuera, dada la riqueza y variedad de platos regionales en la vasta geografía española. Y este factor ha sido especialmente tenido en cuenta a la hora de planificar qué comidas figurarían en la carta del menú para llevar en las diferentes ciudades españolas.

Así en Madrid podemos encontrar platos como los callos a la madrileña, mientras que en los supermercados de Valencia  encontraremos la convencional paella valenciana. Además, cada supermercado pone a disposición de la clientela un folleto donde se puede elegir el menú.

La amplia selección gastronómica nos ofrece de momento hasta 35 platos diferentes, todos ellos reciíen cocinados. Pero además, Mercadona nos brinda la posibilidad de poder personalizar la carta, que será distinta dependiendo de la región en la que nos encontremos.

Entre los platos preparados más comunes, la oferta es:

– Ensaladilla rusa.

– Albóndigas a la jardinera.

– Fabada.

– Lentejas.

– Magro de cerdo con pisto.

– Paella mixta.

– Migas.

– Fideuá.

– Pollo asado.

– Costillas asadas a la barbacoa.

– Berenjena rellena.

– Tortilla de patata y calabacín.

– Croquetas de cocido.

– Tortilla de patata y cebolla.

– Patatas asadas.

– Croquetas de jamón.

– Croquetas de pollo asado.

– Albóndigas de bacalao.

– Croquetas de Roquefort y Cebolla caramelizada.

– Bocadillos al gusto.

– Serranitos.

– Croquetas de espinacas, pasas y piñones.

– Hamburguesas con queso.

– Sándwich de pollo.

– Ensaladas al gusto.

– Sushi.

– Pastas.

-Pizzas a la carta.

-Callos.

-Canelones.

-Fabada.

-Carnes.

Precios competitivos

Listo para comer de Mercadona tienen la gran ventaja de contar con precios muy competitivos, así podemos decir que las croquetas rellenas tienen un precio de 0,50 euros por unidad.

Las raciones de muchos de sus platos se mueven en una horquilla de entre 3 y 5 euros y las pizzas de tamaño familiar por 8 euros. Las pizzas de tamaño mediano rondan los 5 euros.

La lucha por la cuota de mercado

Cuando una marca líder como Mercadona entra en un sector de actividad como el de la comida lista para llevar, hay otras empresas que si bien no son competidoras directas se ven afectadas por tal decisión política.

El mercado es así: ningún nicho ni ninguna cuota de mercado está garantizada de por vida para ninguna empresa, por más importante que sea.

 

Se ha llegado a sostener en algunos medios que, desde hace meses, aunque no se puede precisar el quantum, se ha producido un goteo de clientes que han sido “robados” a Burguer King, McDonald’s o Telepizza. Pero incluso, también se extiende este impacto a bares y restaurantes que sirven comida para llevar.

 

Por su puesto, que no se han librado de este nuevo competidor empresas de reparto a domicilio como Deliveroo o Just Eat, ya que Mercadona tiene una filosofía de venta agresiva por precio y calidad, siendo un elemento fundamental la credibilidad y confianza que los consumidores tienen en la marca.

 

Según algunos estudios, la tendencia de consumir comida preparada en casa o pedirla a domicilio, está en alza, ya que los españoles han adquirido de media el hábito de comer seis veces al mes este tipo de comida.

Por tanto, cuando las costumbres van sufriendo una transformación en la sociedad, los agentes económicos tienen que ir adaptándose a dichos cambios si quieren seguir compitiendo con resultados razonables. Y este tipo de adaptación está más que probado cuando de los estudios, como Nielsen, se concluye que el 20% de los restaurantes de España ya cuenta entre sus productos-servicios el de comida para llevar.

Pero si bien en el sector de los supermercados ya había empresas como Dia o Carrefour que ofrecían desde hace tiempo comida para llevar, la llegada de Mercadona al “campo de batalla” ha sido decisiva para que tanto supermercados como bares y restaurantes lo consideren una auténtica amenaza.

También se estima que Mercadona ha tomado la pole en cuanto a la demanda de este tipo de comidas, por lo que se cuantifica aproximadamente en poco más de un 60% de cuota.

Referencias

Mercadona y Juan Roig: una historia empresarial de éxito

https://enriqueortegaburgos.com/mercadona-y-juan-roig-una-historia-empresarial-de-exito/

 



error: Este contenido esta protegido !!