GUCCI S.P.A.: LA EMPRESA

GUCCI S.P.A.: LA EMPRESA


CONOCE TODOS LOS DETALLES DE GUCCI COMO EMPRESA: DATOS CORPORATIVOS, ECONÓMICOS E HISTÓRICOS

Ahora que conocemos la biografía de su fundador, el diseñador de moda Guccio Gucci, y la de su nieto Maurizio Gucci, que fue presidente de la compañía hasta principios de los noventa, pondremos en contexto la historia de esta empresa familiar que a día de hoy es uno de los mayores iconos de la moda y el lujo.

 

¿Cuál es el objeto social de Gucci?

 

Guccio Gucci S.p.A. (Sociedad por Acciones) es una firma italiana de productos de moda y lujo con sede en la ciudad de Florencia, Via Tornabuoni 73/r, Italia. Su objeto social es el diseño y la fabricación de artículos de moda, entre los que destacan: sus bolsos, sus zapatos, joyas, relojes, ropa y hasta perfumes.

 Conocida por todos nosotros como una de las marcas de moda más deseadas del mundo, ello no es de extrañar cuando sabemos que su capital social asciende a la cifra de cincuenta millones de euros (50.000.000€), íntegramente desembolsado.

 

 

¿Qué es una Sociedad por Acciones?

 

Gucci está constituida como una Sociedad por Acciones. Una S.pA. o Sociedad por Acciones es un tipo de sociedad cuyas obligaciones sociales gozan únicamente de la garantía del patrimonio de la propia sociedad y en la que las cuotas de los socios están representadas por acciones.

Podríamos decir que se trata de una serie de híbrido entre una Sociedad Anónima y una Sociedad de Responsabilidad Limitada puesto que es más flexible y otorga una mayor protección a los socios, que no responden más que de las acciones suscritas. Es la sociedad la que responde con su patrimonio, y no el o los socios, que son deudores de la propia sociedad en última instancia.

 Este tipo de sociedades otorga a los accionistas la facultad de regular libremente la casi totalidad de los aspectos de la sociedad y su rasgo jurídico más relevante es que puede tener originaria o derivativamente un único accionista.

 

Gucci y el actual grupo Kering

 

La casa Gucci en la actualidad forma parte del grupo Kering. Antiguamente denominado PPR – por su referencia a las siglas de Pinault-Printemps-Redoutte – el ahora denominado grupo Kering es un grupo de empresas comerciales francesas de lujo fundado por el empresario millonario François Pinault.

Kering adquirió por primera vez el 42% de Gucci en el año 1999, para posteriormente fortalecer su participación en los años 2001 y 2004, después de que Gucci adquiriese Bottega Veneta y Balenciaga, y firmase acuerdos con Stella McCarntney y Aelxander McQueen. Para terminar en la actualidad por absorber la totalidad de la firma.

 

Datos corporativos y facturación de la compañía

 

 

Como ya sabemos, Gucci es una firma italiana de moda que se dedica al diseño y fabricación de artículos de moda y lujo, con domicilio social en la ciudad de Florencia (Italia). La Casa Gucci, en la actualidad, tiene tiendas y boutiques distribuidas por todo el mundo.

La sociedad está formada por Guccio Gucci, S.pA., a la que ya hemos hecho referencia, y por G. Commerce Europe, S.p.A.. Ambas son sociedades mercantiles constituidas y existentes al amparo de las leyes italianas.

G. Commerce Europe S.p.A. es una empresa que forma parte de la industria de la venta por Internet y por correo. Tiene su domicilio social en Scandicci, una ciudad en la región de la Toscana (provincia de Florencia) y su línea de negocio incluye la venta al por menor de diversos productos, así como por catálogo y por correo. Son cientos las empresas con las que colabora esta mercantil.

 

Facturación de Gucci en los últimos cinco años:

 

  • En el año 2017 Gucci llegó a uno de sus picos económicos más altos hasta aquel momento, llegando a facturar 211 millones de euros. Ese año en concreto, disparó sus ventas un cuarenta y dos por ciento (42%), frente al treinta y cuatro por ciento (34%) del año anterior.

Fue a partir de ahí cuando Marco Bizarri, el consejero delegado de la casa Gucci, incluyó como una de las mayores prioridades de la compañía el crecimiento en digital, lo que a día de hoy es el canal más demandado por la gran mayoría de los consumidores en el sector retail. En dicho año, las ventas online se dispararon un 108% en el primer trimestre, llegando a la impactante cifra de 270 millones de euros en total, a final del año.

No obstante, no debemos pasar por alto que el canal offline en el caso de Gucci, es decir, sus tiendas físicas, suponen también un altísimo porcentaje de sus ventas, más del 80% en el año 2017. Tanto es así, que el propio Marco Bizarri señaló en una entrevista a Modaes que “en nuestro negocio, tenemos que ser acogedores e inclusivos; la exclusividad es un mito, solo existe en términos de producto”.

  • En el año 2018 las ventas de Gucci alcanzaron los 284,9 millones de euros, un treinta y tres con cuatro por ciento (33,4%) más que el año anterior. 
  • En el año 2019 Gucci seguía al alza, con el robusto crecimiento de un dieciséis con dos por ciento (16,2%) más con respecto al período de 2018, alcanzado los 628 millones de euros al cierre del ejercicio. 
  • En el año 2020, con la llegada en el mes de marzo de la pandemia mundial del Covid-19, prácticamente a principios de año, los ingresos de Gucci disminuyeron un veintiuno coma cinco por cierto (21,5%), cerrando el ejercicio pandémico con un total de 7.440,6 millones de euros. 
  • Por último, el corriente año en el que todavía nos encontramos, 2021, parece que vuelve a poner las cosas en su sitio con respecto a la facturación de la gran casa de moda italiana. Aunque hasta ahora solo conocemos las cifras del primer trimestre del año, las ventas de Gucci han crecido un veinte con dos por ciento (20,2%), alcanzando ya en este período los 167,7 millones de euros.

 

Gucci cuenta opera con 520 establecimientos alrededor de todo el mundo, de los cuales 165 fueron completamente renovados en el año 2017.

 

Origen, crecimiento y cambios: La historia de Gucci

 

Por supuesto para llegar a las cifras y al punto en el que se encuentra Gucci a día de hoy – considerada como una de las marcas más deseadas en la industria de la moda – la compañía italiana también ha pasado, a lo largo de los años, por algunos altibajos, principalmente causados por disputas familiares.

Gucci fue fundada por Guccio Gucci en el año 1921 con la apertura de su primera tienda en la ciudad de Florencia.

Ya en sus inicios, Gucci tuvo muy buena acogida en la venta de sus productos a personalidades de la más alta sociedad italiana y, poco a poco, el boom por Gucci empezó a expandirse fuera del país.

 

 

Los años cuarenta:

En los años cuarenta, cuando Italia se encontraba bajo la dictadura fascista y en plena Guerra Mundial, se produjo la crisis del cuero – el principal material con el que trabajaba Gucci – dada la falta de proveedores, y esto provocó que la firma tuviese que experimentar con otros materiales como: lino, yute, cáñamo o bambú.

Fue en esta época, cuando se creó el primer e icónico bolso con asa de bambú que Grace Kelly adquirió de las primeras, convirtiéndolo en un accesorio habitual de las mujeres de la época.

 

Los años cincuenta:

En esta década, Guccio Gucci encuentra una nueva inspiración ecuestre – que es la modalidad por la que se caracterizan sus productos, tal y como os contamos en su biografía – y nace la famosa franja verde–rojo–verde, que surgió de una cinta de una silla de montar. A día de hoy, uno de los elementos más reconocidos de la marca Gucci.

Es también en los años cincuenta cuando Gucci se expande a Nueva York por primera vez.

En 1953, muere Guccio Gucci, fundador de la compañía, y sus hijos se hacen cargo del negocio.

 

Los años sesenta:

En los años sesenta, el logo de la doble GG entrelazada en honor a Guccio, ya era todo un éxito. Los productos Gucci conquistaron a la socialité de Hollywood, a primeras damas, y a todo el planeta entero. Gucci comenzaba su expansión a nivel internacional y ya se consideraba una marca de estatus social y lujo.

 

Los años setenta:

De los años setenta en adelante, Gucci dio el salto a las prendas de vestir. Al igual que el resto de todos sus productos, la ropa de la marca Gucci destacaba – y destaca a día de hoy – por su innovación, calidad y la cuidadosa artesanía italiana.

 

Los años ochenta:

En el año 1981 Gucci organizó su primer desfile de pasarela en Florencia y en la misma década pasó a convertirse en una sociedad anónima (en la actualidad, es una Sociedad por Acciones).

En 1986, tras una batalla legal entre Maurizio Gucci, nieto del fundador, y Aldo Gucci, tío de Maurizio e hijo del diseñador, Maurizio adquiere la presidencia de Gucci. 

Sin embargo, en 1988 Maurizio vende casi la mitad de sus acciones a Investcorp, una sociedad de inversiones con sede en Bahréin.

 

Los años noventa:

En el primer período de los noventa, Dawn Mello pasa a ser la directora creativa de la casa Gucci. Y, dos años después, en 1993, Maurizio deja la presidencia de la firma, vendiendo el resto de sus acciones nuevamente a Investcorp.

Ya es en 1994 cuando el nombre de Tom Ford cubre de gloria la firma de moda italiana con su contratación como director creativo de Gucci. La imagen de la mujer sexy, fue su camino a seguir. Muy poco tiempo después y en plazo record, el icónico Ford y Doménico De Sole (director ejecutivo en aquel momento) construyeron un sólido conglomerado basado en la adquisición de YSL, McQueen y Stella McCartney, así como la revitalización de Balenciaga y Bottega Veneta.

En 1998, Gucci fue elegida “Empresa europea del año” por la Federación de prensa de negocios europea por su rendimiento económico y financiero, su visión estratégica y la calidad de gestión. Y, en 1999, la casa italiana pasa de ser una empresa con una sola marca a un grupo de varias marcas de lujo, tras la firma de su alianza estratégica con Pinault-Printemps-Redoutte (actual grupo Kering).

 

Los 2000:

Al inicio de la década de los dos mil, tras la marcha de Ford en el 2004 de la firma y el fugaz paso de Alessandra Facchinetti por Gucci, Frida Gianni se convierte en la nueva directora creativa. Uno de sus objetivos principales fue suavizar la imagen sexy y agresiva de la casa legada por Tom Ford y sustituir el mítico negro por el color y los estampados.

Unos años después, tuvo que enfrentarse a una nueva situación económica de orden mundial provocada por la crisis financiera, pero esto no fue un impedimento para Gianni. Al poco tiempo, se convirtió en triple directora creativa y pasó a ser diseñadora de las colecciones de mujer, hombre y accesorios.

Es también en esta década (2006) cuando sale a la venta el libro Gucci by Gucci, como tributo a los 85 años de la firma.

En su colección para el otoño-invierno 2010, Frida Gianni se acerca a los icónicos años ochenta y crea una colección basada en el glam y las figuras del pop-rock de la época. Pero se despide en el año 2014 con una última colección para el otoño/invierno de 2015-2016.

Alessandro Michele, el actual director creativo de la firma, alcanzó este puesto en el año 2015 tras años como mano derecha de Frida y adjunto al departamento. Y ya en 2016, anunció que presentaría sus colecciones de mujer y hombre en un solo desfile. La llegada de Alessandro ha sido toda una verdadera sorpresa (de las buenas) en la casa de moda italiana.

En la actualidad, Gucci es una de las empresas de moda más deseadas y codiciadas de todo el mundo, y continúa expandiéndose con la promesa de muchos éxitos más. Y este año 2021 se celebra el centenario de la  famosa firma italiana.

 

La responsabilidad social corporativa de Gucci: Filosofía “valores sostenibles”

 

Luxury and sustainability are one and the same.

 

Así versa el lema en materia de sostenibilidad del grupo Kering, al que pertenece Gucci. Necesidad ética, motor de innovación y creación de valor para el grupo, es como define François Perault el compromiso del Kering con la sostenibilidad, del que Gucci forma parte. No obstante, la firma italiana, también cuenta con su propia responsabilidad social corporativa, basada en la filosofía “valores sostenibles”.

 Con esta declaración, Gucci reconoce que la esencia de sus políticas de gestión y conducta corporativa, se inscriben dentro de esta filosofía. De este modo, han implementado un proceso destinado a integrar en sus operaciones empresariales las cuestiones sociales, medioambientales, éticas, de derechos humanos y de consumidores.

 

Nuestro modelo de negocio pretende suministrar a nuestros clientes los productos de máxima calidad, elaborados en Italia de forma responsable. Juntos, nos comprometemos a fomentar la conciencia y una cultura de capacidad de respuesta dentro del sistema Gucci” (formado por empleados, accionistas, clientes, proveedores, subcontratistas, socios comerciales y financieros, comunidades locales, instituciones, asociaciones sectoriales y sindicatos) mediante la promoción de una política de responsabilidad social y medioambiental.

 

La casa italiana se ha comprometido a poner en práctica un sistema de gestión de responsabilidad social y medioambiental, que ya se está llevando a cabo, más allá del mero cumplimiento de la Ley. Como firma referente en el sector de la moda y lujo, no podía faltar el compromiso de Gucci con el medio ambiente, algo de lo que Guccio Gucci estaría muy orgulloso.

 

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE GUCCI, TE RECOMENDAMOS, ENTRE OTRAS, LAS SIGUIENTES ENTRADAS:

GUCCI: SUS MARCAS

GUCCIO GUCCI.

GUCCI: LA EMPRESA

MAURICIO GUCCI

GUCCI: LA HISTORIA.

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas