Gigi Hadid, Khloé Kardashian y Justin Bieber, casos de celebrities influencers y propiedad intelectual

Gigi Hadid, Khloé Kardashian y Justin Bieber, casos de celebrities influencers y propiedad intelectual

Gigi Hadid, Khloé Kardashian y Justin Bieber, casos de celebrities influencers y propiedad intelectual.

Que todos han vivido una situación parecida:

En 2016 KhloéKardashian fue demandad por haber utilizado una fotografía sobre la que el Daily Mail tenía derechos exclusivos.

Desde 2017 Gigi Hadid ha tenido varias demandas por usar fotografías en sus redes sociales sin mencionar al autor y sin tener su correspondiente autorización. En 2019 está pendiente la resolución del caso.

Hace apenas una semana Justin Bieber ha sido demandado por utilizar una fotografía en sus redes sociales realizada por un paparazzi. Como apunte Justin Bieber, tras recibir la demanda, citó al autor de la foto en su publicación.

Las demandas que reciben las celebrities por utilizar fotografías en redes sociales es un caso repetitivo que estamos empezando a ver de seguido. Pero ¿Por qué pueden demandar a las personas que aparecen en la fotografía?

La respuesta está en la Ley de Propiedad Intelectual.

La fotografía no pertenece a la persona que aparece en ella, sino a la persona que toma la fotografía. En cuanto la cámara hace clic y se crea una fotografía con suficiente originalidad se genera una obra. El autor será dueño de la obra y tendrá sobre ella una serie de derechos que nacieron con ese clic, sin necesidad de cumplir cualquier otro requisito.

Entre los distintos derechos que pertenecen al autor y que afectan a esta situación en concreto están:

  • Que se reconozca la autoría (derecho de paternidad).
  • Reproducción.
  • Comunicación pública.
  • Distribución.

Al ser obras protegidas, solo el autor podrá entregar (licenciar) estos derechos a quien desee, generalmente a cambio de un precio.

Así que, en sí, si no tenemos permiso del autor de la fotografía no podríamos utilizarla de ninguna manera o podríamos encontrarnos con una reclamación por el uso sin permiso de la fotografía.

¿Pero esto quiere decir que podemos fotografiar a cualquier persona en cualquier momento? (y prohibirle usar la foto en sus redes sociales)

La respuesta es no.

Sucede que las celebrities se ven afectadas por una excepción de la ley orgánica sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen:

Cuando les hacen una fotografía en un sitio público y al ser personas con notoriedad pública no les protegerá la ley al entenderse que no se ha dado una intromisión ilegítima(una vulneración) a su derecho de propia imagen.

La norma general es que no podemos captar y difundir la imagen de otras personas sin permiso, porque estaríamos vulnerando un derecho fundamental.

¿Lo mismo ocurriría a un influencer?

Dependerá de la notoriedad que tenga el influencer en su ámbito, puede que ya acumule cientos de miles o millones de seguidores por lo que podríamos encontrarnos con que la excepción se le aplica al ser considerada una persona de notoriedad pública y no vería vulnerado su derecho a la propia imagen si le fotografían en un sitio abierto al público.

Si no fuera este el casocualquier captación de la imagen del influencer sin consentimiento o la difusión no consentida de su imagen, ya sea en redes sociales o en cualquier otro medio, podría ser reclamable.

Sabemos que las celebrities y los influencers ayudan a realzar el valor de las marcas dando su imagen para publicitar los productos y servicios de las empresas, es por esto que debemos saber cómo defender nuestros derechos, cuándo podremos actuar, negociar inteligentemente nuestros derechos y tenerlos bien definidos.

Fotógrafos e influencers.

En el caso de que las fotos delinfluencer sean realizadas por un fotógrafo, la autoría de las fotografías y los derechos de la fotografía pertenecerán al fotógrafo, por lo que tendréis que llegar a un acuerdo para la utilización de las fotografías que incluya (como mínimo) el ámbito territorial de la cesión, el tiempo, remuneración y los derechos, exclusivos o no exclusivos, que se obtienen sobre las fotografías.

Es bastante usual que el fotógrafo lo suba también a sus redes y web personal como parte de su portfolio, es un elemento que también tendremos en cuenta a la hora de saber qué pasará con el uso de la imagen del influencer, donde estará y que se hará con ella.

¿Podría darme alguna otra sorpresa la propiedad intelectual?

Así como veíamos que los fotógrafos tienen los derechos sobre las fotografías que realizan, lo mismo ocurrirá con la música, los dibujos y vídeos, por lo que siempre hay que tener en cuenta que toda obra tendrá seguramente un autor y este tendrá los derechos exclusivos, lo que está en internet tiene dueño y no vale con decir “créditos al artista”.

Lo mismo ocurrirá con las marcas, tendremos que respetar su reputación, usar sus signos con autorización previa (o mirando si tienen alguna nota al respecto en su sección de FAQs) ni tampoco podremos usar su contenido sin mencionarla.

La propiedad intelectual protege toda obra original desde el mismo instante de su creación, pero también existen los derechos afines, donde los artistas intérpretes o ejecutantes  ven protegidos sus derechos, estas personas son todos aquellos que canten, reciten, lean represente, interprete o ejecute una obra.

Los intérpretes o ejecutantes, como los autores, tendrán derechos exclusivos sobre su actuación y podrán hacer con esos derechos lo que estimen oportuno.

Si eres el tipo de influencer que acude a eventos a grabar un recital, un concierto (pensemos en el típico cantautor que va con su guitarra al sitio de moda) para luego comentarlos podrías encontrarte con la sorpresa de que no permitan grabar (fijar) la actuación del artista, por lo que si este es el caso tendrías que dejar de grabar o hablar con el intérprete y llegar a un acuerdo para poder seguir cubriendo el evento y comentarlo.

Al final todo se basa en lo mismo, respeto a la obra y a su autor, a todos nos encanta que reconozcan nuestro trabajo, así que lo más acorde sería citar al autor de la obra que tanto nos ha gustado y hacerle saber qué hace un trabajo estupendo.

También deberemos tener el permiso del autor para usar la obra, no sea que nos pase como alguna celebritie y terminemos con una demanda sorpresa.