CÓSIMA RUIZ DE LA PRADA.

Cosima Ruiz de la Prada Portada

CÓSIMA RUIZ DE LA PRADA.


CÓSIMA RUIZ DE LA PRADA. BIOGRAFÍA Y TRAYECTORIA PROFESIONAL. 

 

En esta entrada analizaremos la vida personal y profesional de Cósima Ruiz de la Prada, sus estudios e incorporación a la compañía AGATHA RUIZ DE LA PRADA. ¿Cómo es la relación con su madre?. ¿Cómo es el equipo que conforma ahora con su hermano Tristán en este relevo generacional? . ¿ Cómo es su responsabilidad  en el marketing y la representación de la marca a escala internacional?.

Cósima Ramírez Ruiz de la Prada

Fecha de nacimiento: 1990

Padres: Ágatha Ruiz de la Prada, Pedro J. Ramírez

Hermanos: Tristán Ruiz de la Prada. 

 

MANTENERSE FUERA DEL FOCO DE SUS PADRES. 

 

 

Cósima, nació en el año 1990 y al igual que su hermano siempre se ha querido mantener al margen de toda la presencia constante que sus padres tenían en los medios, sencillamente porque cualquier cosa que hicieran o dijeran tenían repercusión inmediata.

Parece ser que los dos jóvenes sufrieron mucho por el divorcio de sus padres, especialmente Cósima, que estaba muy unida a su progenitor.  Pero finalmente, como suele suceder una vez que se produce el impacto, han tenido que seguir cada uno su camino en la vida, aunque la joven siempre lo hace de la mano de su madre, ya que tiene un importante cargo en la marca Ágatha Ruiz de la Prada.

LAS RESPONSABILIDADES DE CÓSIMA EN ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA.

 

Cósima Ruiz de la Prada, antes de su lapsus temporal, se encargaba del Departamento de Relaciones Internacionales de la compañía AGATHA RUIZ DE LA PRADA, cuidando permanentemente que el valor de marca y la presencia que tiene en los mercados internacionales se mantenga y aún más, se revalorice.

A pesar de los viajes y vivencias en el exterior, Cósima, ha encontrado en España su lugar ideal para vivir. Ella estudió Historia fuera de nuestras fronteras pero finalmente tomó la decisión de regresar a nuestro país para hacerse cargo del departamento de Relaciones Internacionales de la marca.

Más allá de su papel profesional como nueva directiva, Cósima siempre intenta acompañar a Ágatha y, hace unos meses, estuvieron juntas en el plató de Sábado Deluxe. Es por eso que es muy común ver a Cósima junto a su madre en más de un evento de la empresa y, también, desfilando para la marca.

Sí que es cierto que, tanto Ágatha como Pedro J., siempre les han dado la educación más exclusiva a sus hijos, algo que ellos siempre han reconocido y agradecido. Esto es evidente porque basta escucharlos como se les ha visto juntos en un plató de televisión que fue durante un programa de Volverte a ver. Y, aunque no son muy dados a hablar de su vida privada, sí que tenían la necesidad de hacerle saber a su madre lo mucho que la querían y la necesitaban.

Además, junto a Carlos Sobera, también hablaron del complicado divorcio de sus padres y todo lo que ellos sufrieron.

Dos jóvenes que además de estar preparados para enfrentarse al trabajo con muy buena formación, demuestran tener bien sentada la cabeza que les llevan a expresar ante una cámara de televisión cosas como, por ejemplo, ha dicho Tristán  que “ves a tus padres como dioses y descubres que son personas reales, más humanos, que sufren y que cometen los mismos errores que todos”, y esto lo hizo al al borde de las lágrimas.

Su hermana Cósima que siempre se ha llevado a las mil maravillas con su padre, probablemente por ser mujer en dicho programa fue muy directa y un poco más clara diciendo que “se desmitifican un poco (en relación a que siempre los padres se tienen en un altar), pero ha sido una oportunidad muy buena, aunque hemos tenido movidas y momentos, aunque hemos acabado siendo mucho más amigos de nuestros padres”.

Cósima Ramírez, es todo puro marketing para heredar Agatha Ruiz de la Prada. Cuando habían transcurrido doce meses de su incorporación a la empresa familiar, tomó la decisión de iniciar un MBA en el Instituto de Empresa, ya que quería sumar formación muy orientada a la gestión por la posición que ya ostentaba. Cósima Ramírez Ruiz de la Prada, si bien es heredera de la enseña de moda Agatha Ruiz de la Prada, tiene muy claro la responsabilidad que tiene por delante.

Y aunque cause la misma impresión que su madre por ese impacto que produce la imagen extravagante de la diseñadora que ha sido una de las empresarias que mayor partido ha sabido sacar de una marca de moda en España, la de su hija, es además una mezcla de los genes y de la edad, lo que permite percibir desde el primer momento que se la conoce, a alguien que ha entendido cómo funciona la industria de la moda y, sobre todo, el negocio de licencias sobre el que se asienta Agatha Ruiz de la Prada.

Es una personalidad de la que sale por los poros de la piel su capacidad de representación de la compañía y la marca y su buen hacer en el marketing de uno de los más llamativos buques insignias de la moda española. 

 

HEREDAR EL ACTIVO MÁS PRECIADO.

 

Cósima Ruiz de la Prada, está llamada a heredar la empresa cuyo activo más preciado es la marca y la capacidad de que siga generando beneficios futuros, porque sin duda es una de las enseñas más rentables de la moda en España.

Aunque la facturación del estudio de Agatha Ruiz de la Prada no sea abultada, se calcula que todas las licencias que utilizan la marca suman un negocio conjunto de alrededor de 200 millones de euros.

Cuando Cósima se incorporaba a la empresa venía de haber pasado quince años fuera de España estudiando, coincidiendo su entrada en la dirección al proceso similar que otras tantas empresas del sector fueron llevando a cabo en el progresivo traspaso de poderes de una generación a otra, como MangoAdolfo Domínguez o Uno de 50.

Cósima demuestra haber comprendido a la perfección el rol de representación pública. Es evidente que, como Licenciada en Historia, tiene una amplísima formación cultural, además de haber completado su formación con un MBA para poder hacerse cargo de la gestión de la empresa. Pero ella, con mucha sencillez dice que, en realidad, es el área que ya lleva su madre, que se ocupa del negocio.

Y esto lo explicaba en una de sus primeras conferencias en un foro de carácter empresarial, organizado por la escuela de negocios Esden en el marco de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. No hay duda que en su ADN está el sello de su madre y qué bien la está representando.

A ella le parece que el momento en el que se realiza una venta o un acuerdo es todo un misterio, pero también al estilo de su madre, despliega el mismo halo de excentricidad que cultiva su madre que es la mayor embajadora de la marca. Por ello, debido a ese peso indudable que Agatha tiene en toda la actividad y expansión de la firma, Cósima es consciente de la imagen que debe proyectar para estar en sintonía con la marca que representa como responsable de relaciones internacionales, de ahí que hace tantas apariciones públicas o como en el blog que escribe, La vía cósmica.

Una personalidad propia, ya que sea en una conferencia, en una reunión con empresarios, o representando la marca en otro país, su risa constante, su imparable teléfono móvil, demuestran que tiene todo totalmente planificado (un orden dentro del desorden) que muestran de ella su faceta más frívola, pero pequeños detalles (como citas de Jack Kerouac que se cuelan en su discurso o reflexiones sobre el negocio de la moda) desvelan que Cósima es mucho más consciente de lo que quiere aparentar.

 

SU VISIÓN DEL MODELO DE NEGOCIO. 

 

Sostiene que la firma tiene un modelo de negocio hecho a medida de la personalidad de su madre, y que las licencias le quitan a la empresa en parte responsabilidad, porque no hay que encargarse de vender, ni de producir. Esto es una ventaja para ella, que a la vez abre muchas posibilidades que permiten pensar en cualquier producto, aunque sea difícil coordinar una imagen unificada.

Su visión del sector de la moda le hace decir cosas como la moda es mucha fiesta y mucha tontería, pero todo tiene un objetivo comercial, es esencial venderse bien”, porque la firma tal y como ella misma explica, está presente allá dónde la reclaman. Cósima está convencida que conforman una empresa hiperactiva, como su madre, lo que le lleva a veces a ir a tantos eventos que con frecuencia no sabe qué hace allí.

De hecho, el primer encargo que recibió en Agatha Ruiz de la Prada fue viajar sola a Sri Lanka para representar a la marca en la semana de la moda del país. Y de Sri Lanka viajó a Polonia, Serbia y Gambia, ejerciendo siempre de embajadora de la colorida enseña.

Cósima tiene clara una cosa: que la imagen rompedora y atrevida de los desfiles es lo que después vende bolígrafos o cuelgabolsos. Las ventas siempre han estado precedidas de un impacto visual de color, originalidad e incluso extravagancia, de alguna manera todas virtudes que se nuclean para conformar el sello de identidad de la marca.

Su proyecto más ambicioso

Ella cree en el continente asiático como un auténtico pozo de sorpresas, que se lo viene proponiendo desde siempre a su madre, aunque Agatha no lo tenía tan claro. Para entrar fuerte en la región hace falta inversión y según lo que Cósima cree, hay que hacerlo con cautela, empezando por Japón, que es donde mejor encajaría la marca. De ahí que como responsable de marketing de la firma, busca rutas alternativas de entrada, como Malasia, Indonesia o Filipinas, para conseguir que todo Asia esté agathizado”.

Para la joven, el secreto de la complicidad de los tres en el trabajo tiene un nombre, que es su hermano Tristán al que califica como El buda de la familia: “Trabajar en un espacio colorido, como el nuestro, ayuda a generar buen ambiente, pero desde que él entró ha sido maravilloso, porque nos aporta calma. Mi madre y yo cada vez nos parecemos más y hay choque de egos”.

Cósima está Londres, donde vive desde septiembre de 2020, cuando decidió realizar un paréntesis laboral y volver a la universidad.  Ella dice que “en este momento tan confuso, he intentado ver el lado positivo y buscar otras salidas”. Allí sigue los pasos de Virginia Woolf, escritora a la que admira por su feminismo y sentido del humor. Tiene una cierta tendencia a idealizar el pasado.

De Ágatha Ruiz de la Prada asegura que ha heredado su sentido del humor, igual le sucede a su hermano. Ella ve las cosas siempre con optimismo, igual que su madre, del mismo modo que una gran capacidad de adaptación y que junto a su hermano mayor han hecho suyo su refrán preferido: “Ande yo caliente, y ríase la gente”. 

 

Cósima Ruiz de la Prada

ALGUNAS FRASES QUE PERMITEN CONOCER A CÓSIMA RUIZ DE LA PRADA

 

Cósima Ruiz de la Prada, ha heredado de su padre Pedro J. Ramírez el gusto por lo intelectual y la historia que lo define de manera tan simple: “frente al entretenimiento rápido está el consumo lento de un libro”. Aunque este placer no la ha inhibido de hacer otras cosas, tales como participar en el programa Quien viene a cenar edición Gourmet, pero su ideal sería un reality de libros que ella cree se podría llamar “La isla de los intelectuales”.

La palabra dicha y cómo se dice, además de los pensamientos, sin duda conforman la personalidad de un individuo. En el caso de Cósima, es una mujer joven y simple, pero profunda e inteligente.

Cósima cree que sus padres tuvieron suerte con ellos porque no les trajeron problemas, pero su hermano le recordó que ella de adolescente se declaró anti-Ágatha y se vestía completamente de negro.

Cósima sueña con realizar un viaje gastronómico por el País Vasco, ya que durante el confinamiento perfeccionó su faceta culinaria.

 

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas