AGATHA RUIZ DE LA PRADA: EMPRESA.

AGATHA RUIZ DE LA PRADA: EMPRESA.


CONOCE LA EMPRESA DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA.

 

En esta entrada analizaremos la empresa Agatha Ruiz de la Prada, si quieres conocer su biografía o sus diseños puedes verlos en nuestro blog. Los resultados de los últimos años, el cierre de tiendas, lo que significó la incorporación a la firma familiar los hijos de Agatha, Tristán y Cósima, cómo ha encajado la marca en la moda española, el valor de la misma y cuál es su modelo de negocio.

ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA: BAILE DE RESULTADOS Y CIERRE DE TIENDAS.

 

Una de las características más destacadas de la personalidad de Agatha Ruiz de la Prada es su perseverancia. Su capacidad de adaptación ha sido fundamental para que su marca de ropa, Agatha Ruiz de la Prada, siga desfilando en las principales pasarelas del mundo.

Sin embargo, los resultados de sus cuentas han bailado mucho, en los últimos años han pasado de estar en cifras negativas a sufrir un repunte y cerrar en positivo, eso sí, se ha enfrentado al cierre de más de la mitad de sus tiendas.

Durante el año 2017, Ruiz de la Prada obtuvo el Premio Nacional de Moda por su larga trayectoria, lo que supuso un reconocimiento a sus treinta años en la industria del textil. Además, es imagen de ourtime.es, una web de citas para personas mayores de 50 años, y es la Presidenta de honor de la primera titulación universitaria de influencers, Intelligence influencers: Fhasion & Beauty, impartido en la Universidad Autónoma de Madrid.

 

¿Quieres información sobre cursos o máster sobre influencers? Contacto con nosotros.

 

La diseñadora cuenta con varias empresas, que componen un holding llamado Enjoy y Laught Ana Sandra, S.L, es la que se dedica a la explotación de los inmuebles, es decir de los locales de las tiendas. Esa sociedad sufrió un batacazo en 2016, cerrando el ejercicio con pérdidas de 195.000 euros.

La empresa con CIF B83775130, tiene su sede en la Calle de José Ortega y Gasset, 5, 28006 Madrid.

Al año siguiente consiguió remontar hasta terminar el año con unos beneficios de 447.000 euros, debido a la venta de sus tiendas que era un paso necesario para sanear la cuenta de explotación. Dream of Beach Night con CIF B83614594es su empresa de ropa, la que distribuye sus colecciones de moda, fundada hace 16 años. 

Los resultados en el ejercicio de 2017 supusieron unas ventas de 375.000 euros y un resultado de 343.000 euros, por lo que obtuvo un margen bruto de apenas 75.000 euros. A pesar de esto datos Ruiz de la Prada ha copado las portadas de las principales revistas y ha vuelto a la televisión, tras años alejada de la pequeña pantalla.

Su divorcio de Pedro J. Ramírez, tal y como te contamos en su biografía, ha sido muy mediático, y desde ese momento la modista se ha prodigado en programas de televisión hablando de su vida personal y profesional, con una imagen muy renovada y triunfalista. Su agenda echa humo, es muy difícil encontrar a Ágatha en Madrid, y pueden pasar meses sin poder contactar con ella.

No para de viajar, sobre todo por Europa y por Latinoamérica y Agatha que es ella misma la empresa, acababa de volver de Nueva York, donde había presentado su nueva colección de ropa, en la semana de la moda de Nueva York Primavera 2019, una colección muy de su firma, hecha con cortinas, que se inspiró en la película Sonrisas y lágrimas y ya estaba pensando en la presentación del año siguiente.

La marca Agatha Ruiz de la Prada cuenta con colección de ropa de mujer, hombre, niños y bebé. También tiene joyería y perfumería. Además, diseña artículos de papelería y de hogar, entre los que destacan toallas, sábanas, mantas o cortinas. Sus corazones y espirales inspiran multitud de logotipos y es la imagen de muchas campañas, además de ser publicidad es sí misma. Es una de las firmas más reconocidas por sus colores y estampados un tanto histriónicos.

 

Agatha-ruiz-prada

¿CÓMO ES TRABAJAR CON SUS HIJOS CÓSIMA Y TRISTÁN?.

 

 

Agatha lo dice claro ante la eterna y repetitiva pregunta de ¿Cómo es trabajar los tres juntos?: que lo malo del día a día es que es un caos tremendo. Casi nunca coinciden los tres en la misma ciudad, porque se pasan la vida cambiando billetes.

La aportación de Tristán a la marca según Ágatha es un auténtico activo, ya que cuando nombra a su hijo máximo responsable, sin duda pensaba en el valor de la marca, además de que le produce felicidad y cierta tranquilidad la empresa va a ser suya y de su hermana. Esto le lleva a pensar que cuanto antes aprendan, mejor lo harán. Ella cree que era cuestión de empezar, porque parece muy fácil pero no lo es.

La rivalidad en el estudio no es una queja sin sentido de ninguno de los tres. Una personalidad como la de Agatha siempre se pregunta e incluso le surgen dudas de cómo va a gestionarse entre los tres las rivalidades naturales entre padres e hijos, o en concreto en el caso de dos hermanos la rivalidad que siempre aflora.

Sobre su hija Cosima en la empresa y la experiencia de Tristán, Agatha está feliz con Cósima porque cree que lo está haciendo muy bien y la ventaja que tiene Tristán sobre su hermana es cuando se integró a la dirección ya  venía con más de cinco años de experiencia. En cambio, ella vino directamente a Ágatha, y por eso no tenía muy claro el concepto de lo que es un trabajo, de lo que es un estudio y sobre todo de lo que es una disciplina.

Agatha sostiene que es justamente la disciplina que ayuda muchísimo a ser feliz, y lo irónico es que ella misma lo dice admitiendo que es una persona muy indisciplinada. Cree que el orden, sobre todo cuando se es muy desordenado, te da la vida y su hija Cósima aún no se ha dado cuenta de eso.

 

Agatha ruiz de la prada empresa

LA MARCA AGATHA RUIZ DE LA PRADA Y SU ENCAJE EN LA MODA ESPAÑOLA. 

 

Agatha cree que lo que necesita la moda española no son subvenciones, si no empresas grandes como LVMH; inversiones sí, pero privadas.

Diseñadores con burros que llevan ropa de un lado a otro, teléfonos sonando y gente llamando al timbre. En medio de todo esto, Jota, un cachorro de chow chow que el equipo de El Español regaló a Pedro J. Ramírez, campa a sus anchas, empleados hablan en más de un idioma entre ellos y un grupo de clientes chilenos llega a las oficinas de la firma Agatha Ruiz de la Prada para una visita comercial.

En otra habitación, Agatha Ruiz de la Prada explica a sus hijos, Tristán y Cósima (la segunda a través de Skype, ya que se encuentra en Italia), que el día anterior cenó con Richard Gere y Arianna Huffington, cofundadora de la web The Huffington Post.

En el aparente caos de la empresa hay un cierto orden. Pero llevar cuenta de todos los productos que tienen es un poco complicado, aunque según Tristán, si bien enumerarlos todos sería muy difícil, los conocen todos y es casi imposible que no conozca un producto que lleva su nombre. Y esto se resuelve también en que la empresa tiene una fundación donde se guarda una muestra de cada uno. Un archivo general.

Agatha una de las pocas marcas de diseñador que funciona en España. No es fácil llegar a esa posición de privilegio. Agatha y su equipo han trabajado mucho muy duro. Son muchos años ya de esfuerzo, pero la fundadora es honesta y dice que han tenido mucha suerte, además del apoyo de grandes grupos del país como El Corte Inglés. El perfume, que elaboran con Puig, también ha ayudado a vender marca y ha sido vital para el negocio.

 

Conoce las marcas de Agatha Ruiz de la Prada aquí.

 

Agatha sostiene que al final, el éxito no es solo fruto del producto, porque además debe existir una estrategia pensada. Y ella cree que la estrategia que están llevando es ir a tope con todo ya que nunca se saber por dónde va a saltar la liebre.

Por ejemplo, Agatha nunca pensó que el negocio de los azulejos fuera a salir tan bien, del mismo modo que ha habido otros productos que no han despegado.

 

Agatha ruiz de la prada empresa 2

¿CUÁL ES EL MODELO DE NEGOCIO?.

 

Si tuvieran que explicar Agatha o sus hijos Tristán y Cósima cuál es su modelo de negocio, ellos lo simplifican a que es un estudio de diseño con una marca muy icónica. El verdadero valor de la empresa, es que con lo que cuentan ellos muy poca gente puede contar, que es sin duda, que cualquier objeto o producto que diseñan es inmediatamente reconocible.

El haber hecho que los colores, los corazones o las nubes sean verdaderamente una cosa tan reconocible de la marca ha costado. Agatha dice que antes decían: “dónde van vestidos de payasos”. Y sin duda ha costado muchísimo que se aceptara su visión, pero es parte del secreto de que sean tan reconocibles.

El valor de las licencias lo es todo este negocio ya que gran parte del mismo se basa en ellas. Casos como el de Pierre Cardin pueden hacer que se le tenga un poco de miedo a esta fórmula. Pero para Agatha, Pierre Cardin, que por cierto le apasiona, es la primera generación de licencias y cree que él no le dio tanta importancia a que los productos que llevaban su nombre reflejaran su marca. Obviamente hay una razón: si se ve un producto de Agatha Ruiz de la Prada no es gris, sino de colores.

 

Esa es singularidad que la ha caracterizado desde el inicio.

 

En cuanto a las empresas españolas de moda que están dando entrada a la segunda generación, Agatha cree que al final, el fundador es el que tiene claro el ADN de la marca, pero que en el caso de su familia son los tres y que esto es lo bueno de que hayan empezado pronto.

Sobre el protocolo de empresa, Agatha dice que no les hace falta, ya que sus hijos conocen los mandamientos divinamente. Han vivido la estética de la marca desde que eran pequeños. Sus hijos lo dicen con naturalidad: hemos residido en casas agathizadas y siempre han sabido adaptarse o sobrevivir al mundo de colores.

Sobre plantearse si vender o no la empresa, Agatha y sus dos hijos no se han planteado hasta ahora vender la empresa y el fundamento que dan es que tendrían que buscarse un trabajo y que seguramente sería más aburrido que el que están haciendo ahora.

Tampoco en cuanto a si les conviene o no dar entrada a un socio. De momento no se lo han planteado ni tampoco lo necesitan. Y esto tiene que ver con que les gusta hacer las cosas a su manera y y sería muy complicado encontrar un socio que entrara y les dejara toda la libertad que han tenido hasta ahora.

Es una empresa en la que el marketing son ellos mismos. Por lo que no tienen un presupuesto de inversión fija para publicidad, ya que Agatha Ruiz de la Prada es la marca, que al fin y al cabo es la mejor embajadora, si bien Tristán también ha empezado a posicionarse como cara de la empresa, pero admite que está a años luz de ella.

Es que Agatha, por ejemplo en la región latinoamericana es una figura muy reconocida lo que hace que la marca tenga una imagen indudablemente vinculada a ella. Han logrado como marca que la gente vea colores y diga “esto es estilo Agatha”. Da igual si se lo pone Cósima o Miley Cyrus. Lo bueno de Agatha Ruiz de la Prada es que ya es reconocible por lo que es en cualquier latitud.

Y siendo ella misma el mayor valor de marca porque es un activo que fue la única que se atrevió a vestir de una manera distinta en una época, y eso la gente lo recuerda. Y la prensa, que siempre se hizo eco y les ayudó mucho a llegar al consumidor. En cambio se se tiene una estrategia muy cerrada, es fácil dejar de ver negocios que pueden ser rentables para cualquier compañía.

Para Agatha el universo de los corazones y las nubes no es finito. Porque con estos símbolos hacen productos comerciales y no tan comerciales. Además, ahora está subiendo una generación que se atreve a jugar con la moda y eso les ha beneficiado, tanto para continuar haciendo libretas estampadas de corazones como para hacer vestidos Bola o Michelin.

 

Agatha-ruiz-prada2

ARTE Y VENTA.

 

Entre los planes de Agatha Ruiz de la Prada no está relajar el producto para vender más, aunque siempre se hace en paralelo, porque les gusta la moda como arte, pero también deben vender para sostener la compañía.

Lo que les llevará permanentemente a crear productos que son más para imagen como los vestidos que usan las celebridades cuando eligen Agatha Ruiz de la Prada, y prendas para vender al gran público.

Según Agatha la moda es una parte muy importante del arte contemporáneo y gran parte del valor de la marca viene de exponer en galerías de arte donde han mostrado sus trabajo artistas como Klint o Francesco Guardi.

¿Qué es moda para Agatha? La moda no sólo se refiere a un estilismo o a la elegancia, sino que también es una industria. La moda de hoy en día es un campo competitivo, es casi como un algoritmo matemático. Se ha convertido además de un negocio, en un método de expresión individual que dice algo de ti. Y que te lo pones para decir al mundo quién eres.

 

 

 

Pero los diseñadores también pueden pasar a ser una empresa más industrial cuando crecen, aunque no es el caso de Agatha Ruiz de la Prada, ya que a ella no le importaría quedarse siempre como está ahora, siendo un estudio divertido y pequeño. Agatha señala, por ejemplo, el caso de Armani, que ha conseguido hacer diseño, ser muy grande y continuar siendo independiente, lo que podría ser una excepción.

Es que a mí Armani me emociona poquísimo. Lo mejor que puedes hacer es no compararte con los demás, porque entonces estarás en un nido de frustraciones.  Yo nunca podré llegar a ser como Inditex, es imposible.

Sí, bien el objetivo de la empresa es crecer, no es el único. Un crecimiento natural es lo más lógico. En este punto, Tristán como consejero delegado dice que hay que esforzarse en crecer, pero controlar todo lo que se hace. O sea, jamás perder el control. Esto implica que igualmente van a seguir siendo cercanos, como buena empresa familiar que es, pero hacer también muchas cosas que les apetece, caso de exposiciones. Saber qué es lo que pasa en todas partes. Estar muy informados y atentos.

Aunque la empresa, por más que diga esto, ejerciendo cautela y prudencia, sigue abierta a nuevos mercados que es un objetivo al que jamás ha renunciado. Es más, la razón por la que en opinión de Tristán Martínez siguen a flote es por tener cierta cautela. En pleno boom, no fueron de esas empresas que se lanzaron a abrir veinte tiendas, por ejemplo. Siempre buscaron crecer de manera orgánica y mesurada.

De ahí que la dirección de Agatha Ruiz de la Prada piensa que lo mejor que se puede hacer es no compararse con los demás, porque entonces surge un nido de frustraciones.  La empresa tiene claro, especialmente Agatha, que nunca podrá llegar a ser como Inditex, es imposible.

Tanto Agatha como su hijo Tristán en su rol de consejero delegado, están muy seguros de conocer los pasos que hay que dar en este mercado. Tienen una visión clara del sector. Dicen que España han creado grandes empresas como Inditex o Mango, pero no diseñadores.  Y ante la pregunta que una analista puede formularse sobre, ¿Cuál es el problema del diseño español?, Agatha y Tristán dicen que el modelo de negocio del diseño en España, es por ejemplo, muy diferente al de Francia.

A nivel local se parte de la base del diseñador más grande, que ha sido Cristóbal Balenciaga. Pero es muy difícil. Ahora bien, en Francia tampoco es fácil. Castelbajac, por ejemplo, es buenísimo y ha vendido su empresa veinte veces; Thierry Mugler, que fue lo más, no se sabe nada de él; Christian Lacroix es extraordinario y está quebrado. La diferencia es que allí hay unos grandes grupos que lo han hecho diferente a los españoles y que han apostado por el lujo.

Si se está bajo el paraguas de Arnault o Pinault la situación es completamente diferente. El problema es que históricamente ha habido un modelo de crecimiento distinto y no hay una cultura del lujo, mientras que en Francia sí.

En cuanto a lo que Agatha y Tristán piensan de las subvenciones para la moda española, no es de su agrado. No les gusta aprovecharse del dinero público para “metérmelo en el bolsillo”. Para eso, les parece mucho más importante ayudar a hospitales, colegios, policía, antes que a la moda. No es una prioridad.

Pero en cambio, lo que sí necesita la moda española no son subvenciones, sino empresas grandes como LVMH; inversiones sí, pero privadas. Pero esto es muy complicado depender de lo público, porque cuando una empresa se crea basada en las subvenciones se depende absolutamente de que haya consistencia en la política del país y de que no cambien los parámetros, como ha pasado en el sector de las energías renovables o como pasa en la agricultura. Las subvenciones pueden ser un apoyo al principio, pero deben ser limitadas.

 

LA MARCA ESPAÑA VENDE EN MODA. 

 

Según Agatha y Tristán aún no. En el caso de Tristán que ha vivido en Asia, que conoce muy bien la realidad de ese mercado, y especialmente su cultura tan diferente a la europea, tiene claro que están empezando a hablar cada vez más de moda, pero en su opinión, no conocen a la moda española, sí si se habla del sector turismo o del flamenco, pero no se está reconocido para las firmas de moda españolas al igual que lo hacen los países asiáticos de las empresas de países como Francia, Inglaterra o Italia.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas