EL UNIVERSO DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA, TRAYECTORIA 1
44312
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-44312,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,columns-3,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_non_responsive

EL UNIVERSO DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA

Por Anna Alegret.

 

Hoy vamos a repasar la trayectoria de una de las figuras más relevantes de la industria de la moda del panorama español: Ágatha Ruiz de la Prada. Durante todos estos años ha creado un universo propio, un ADN reconocible a simple vista debido a la originalidad y atrevimiento que plasma en sus colecciones – y cabe mencionar que conseguir una imagen de marca tan potente es una de las cosas más complicadas de hacer. En su firma predominan los colores vivos y estridentes, los corazones, las rayas, los lunares y casi nunca vemos el negro.

 

Pero el legado de Ágatha va más allá de la ropa para mujer, se ha atrevido con perfumes, ropa para el hogar, papelería, vestuario teatral, etiquetas para botellas de vino, ropa infantil, entre otras muchas cosas. El lenguaje de su firma, que refleja una actitud optimista y llena de humor gracias a sus colores y formas, merece ser analizado así que… ¡empezamos!

TRAYECTORIA

Ágatha – aunque su verdadero nombre es Águeda Isabel Ruiz de la Prada – nació en Madrid en el año 1960, es hija del aristócrata castellano Juan Manuel Ruiz de la Prada y de la aristócrata catalana María Isabel de Santmenat y Urruela y además ostenta los títulos nobiliarios de marquesa de Castelldosríus y de baronesa de Santa Pau. Su carrera empezó en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda de Barcelona y a la edad de 20 años ya empezó a trabajar como ayudante en el estudio madrileño del modisto Pepe Rubio. En el año 1981 presentó su primera colección y un año más tarde, en 1982, inauguró su estudio en la calle Marqués de Riscal, coincidiendo con la época de la famosa Movida Madrileña. Por aquel entonces en su tienda/estudio empezó a exponer sus diseños – trajes pintados y dibujos – así como en diversas galerías de arte de la capital (por ejemplo, la exposición Trajes pintados de Enrique Vega).

 

 

En el año 1986 empezó a diseñar complementos como zapatos y ese mismo año también participó en un desfile en Francia; un año más tarde colaboraría en el homenaje que se hizo al maestro Cristóbal Balenciaga en el Museo San Telmo (San Sebastián). En el año 1987 también diseñó su primera colección de sábanas para Burés.

 

 

En el año 1988, cuando tenía 28 años, presentó por primer vez una colección en la Pasarela Cibeles (ahora Mercedes-Benz Fashion Week Madrid); en ella ya destacaban los colores vivos, los corazones y las medias a color. En ese año también participó en la Feria de Moda de Milán y a partir de ahí dio el salto a otras capitales europeas como Berlín, en donde presentó una colección llamada “Vestidos inacabados” en 1989. En el año 1990 entró en Asia y presentó en Osaka (Japón) una colección en homenaje a Sean Scully. Ya en el año 1994 desfiló por primera vez en el Museo de Arte Moderno de París y en el 1998 empezó a presentar sus colecciones en la Semana de la Moda de París.

En el año 1996 presentó su obra “Homenaje a Chillida” en el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid. En el 1999 inauguró su tienda en París y diseñó su primera colección de ropa de casa y baño. En el 2002 presentó su colección de calzado para bebé, mujer y niña y en 2003 lanzó sus dos primeras colecciones de hombre, las cuales presentó en la Pasarela Gaudí.

 

 

En el 2008 presentó la obra “Homenaje a las Meninas de Velázquez” en Milano Moda Donna y un año más tarde presentó en el mismo lugar la obra “Homenaje al Surrealismo”. En los siguientes años también presentó exposiciones en Madrid, Ecuador y Gambia. En 2014 y 2015 presentó una nueva exposición retrospectiva en diferentes países de Latinoamérica.

 

 

En el año 2011 se constituyó la Fundación Ágatha Ruiz de la Prada donde se conserva una importante representación del devenir de Ágatha a través de sus más de treinta años de historia en el mundo de la moda y la creatividad, con el fin de catalogar, conservar y difundir su impresionante legado documental.

 

 

En el año 2015 Miley Cyrus escogió dos diseños de Ágatha para la gala de los Video Music Awards (VMA’s), este hecho permitió que su nombre sonara con fuerza a nivel internacional. Uno de los looks elegidos fue un vestido arcoíris de la bandera LGTB perteneciente a la colección otoño-invierno 2011/2012 y el otro fue un conjunto de ojos y labios a modo de top y shorts de la colección primavera-verano 2013. En el 2017 Miley volvió a elegir un modelo de Ágatha para asistir en uno de los programas de “La Voz”, en este caso fue un vestido de volantes de color rosa de fuscia con escote palabra de honor.

Después de 30 años la firma sigue presentado sus propuestas en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. En su página web podéis ver todos sus coloridos desfiles (https://www.agatharuizdelaprada.com/colecciones/otono-invierno-2020-21-2/). Por ejemplo, una colección que me encantó fue la de primavera verano  2018 en dónde Ágatha homenajeó al gran maestro Balenciaga con unas propuestas con mucho volumen, que incluían miles de pliegues, faldas abullonadas, frunces y volante, todo ello sin perder un ápice de color. En esta colección está el vestido fucsia que usó Miley en 2017.

Su colección más reciente fue la de otoño-invierno 2020-2021 presentada el pasado mes de enero en la cual convirtió el caftán en su pieza estrella. Experimenta con la prenda en diferentes formatos, versiones y colores, la reinventa desde su visión y desde su universo propio. En esta colección se pueden ver las dos facetas de Ágatha como diseñadora: la más conceptual y artística y la más comercial.  Desde la firma comentan que esta colección es una oda a sus clientas universales y intergalácticas, libres, divertidas y llenas de sorpresas.

Y es que el estilo de Ágatha continúa siendo único tras treinta años.

PREMIOS

Ágatha tiene en su currículum múltiples premios, entre ellos, el Premio Internacional de Ecología Delta D’Oro (Italia – 1997), el Premio Laurel de Oro a la trayectoria en el mundo de la moda (1998), la Kore Oscar de la Moda Estilista Internacional (Italia – 2004), premio especial T de Telva por su trayectoria en el mundo de la moda (2006), prix de la Moda de Marie Claire a la mejor trayectoria profesional (2007), la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes (2009), premio Antena de Oro (2009), entre otros.

Recientemente, en el año 2017 recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda. El jurado alegó que es un “reconocimiento a sus más de treinta años de trayectoria, por su capacidad de vincular su trabajo en moda con otras manifestaciones de las artes, el diseño o la industria”. El galardón pondera el triunfo comercial y la visión empresarial de la moda. “La singularidad y el riesgo de sus propuestas, combinación de colores vivos incluida, ha conseguido el reconocimiento nacional e internacional” decía la nota de prensa emitida respecto al Premio; la misma continúa diciendo que el premio aplaude su capacidad de trabajo y su ilusión para liderar equipos así como su sensibilidad para conectar las propuestas de moda en productos cotidianos muy reconocibles (a través de múltiples licencias). Y es que como comentaba la misma Ágatha en 2016 “siempre he tenido claro que quería que mis diseños llegasen e hicieran feliz a cuanta más gente posible, que estuvieran en todas la cosas”.

Un año más tarde, en 2018 recibió el Premio Nacional Honorífico de la Industria de la Moda que otorga el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en la categoría de diseñador de moda. El jurado de los premios consideró que Ágatha se merecía el premio por ser pionera, por su trayectoria y por la continuidad de su trabajo. Y es que la diseñadora es una de las más alabadas del mercado nacional y durante sus treinta años de trayectoria su trabajo ha conquistado muchos países, además, en 2011 puso en marcha su propia fundación, hecho que también pesó para otorgarle el galardón.

En el año 2019 Ágatha recibió el Premio Diversa de la Moda también gracias a su trabajo en la industria de la moda.

LICENCIAS

En el año 1989 Ágatha empezó a licenciar su marca para diversificar su firma; actualmente cuenta con más de 100 licencias de todo tipo, desde complementos de moda, a revestimientos cerámicos, a perfumería y papelería, entre otros, comercializados por todo el mundo. En 1992, por ejemplo, lanzó su primer perfume para Gal y también de la mano de Gal presentó una línea de maquillaje y lanzó otro perfume llamado Corazón en Francia.

 

En su página web se pueden ver tanto las licencias que tiene en vigor actualmente así como los anteriores y ahí se ve la magnitud que tiene el universo Ágatha (https://www.agatharuizdelaprada.com/licencias/).

 

Quiero recordar que una licencia es un acuerdo por el que el titular de un derecho permite a un tercero el uso y la explotación de este, por un tiempo determinado, con un alcance territorial determinado, a cambio de un pago (royalties). Cabe destacar que la licencia no traspasa el derecho (no es una cesión) sino únicamente autoriza el uso y la explotación de la marca por un tercero, y en todo caso, en el contrato de licencia hay que hacer constar los derechos que se están licenciando, las condiciones de uso, la duración, el ámbito territorial de actuación, la exclusividad o no de la licencia y el pago (royalties).

 

Los royalties pueden oscilar entre un 8% y un 10% y pueden ser fijos o pueden depender del volumen de venta. A pesar de todas las licencias que tiene la firma, se intenta mantener el valor y la imagen de la marca – uno de los aspectos más importantes y que hay que tener en cuenta cuando se licencia una marca – impidiendo la venta en grandes almacenes a excepción de El Corte Inglés y tiendas especializadas.

Dentro de su estructura empresarial, la mercantil Producciones Ana Sandra S.L. se dedica a la gestión de las tiendas de la marca y, por otra parte, la mercantil Dream of Beach Night S.L. es la encargada de las colecciones textiles. Ambos están integrados en el hólding Enjoy y Laugh S.L., la cual es controlada por la misma Ágatha – que además es administradora única – con un 66,67% de participación y además tiene como socios a sus dos hijos, Tristán Jerónimo con un 14,4% y Cósima Olivia con un 18,89%.

MARCAS REGISTRADAS

Una marca es el activo intangible más valioso que tiene una empresa y      Ágatha es consciente de ello ya que, a nivel español tiene registradas 19 marcas – tanto denominativas como mixtas – que cubren varias clases debido a la cantidad de productos que comercializa con su nombre, sobretodo mediante licencias a la sociedad Producciones Ana Sandra, S.L. Por ejemplo, la marca nacional denominativa M1574073(0) la cual consiste en el propio nombre de la diseñadora, “AGATHA RUIZ DE LA PRADA”. En este caso, dicha marca está protegida para la clase 28 de la Clasificación de Niza, esto es, juegos y juguetes y vestidos para muñecos.

 

Otro ejemplo es la marca nacional mixta M2360916(8) llamada FLOR AGATHA RUIZ DE LA PRADA representada de la siguiente manera:

Esta marca protege productos de la clase 3 de la Clasificación de Niza, esto es, jabones, perfumería, aceites esenciales, cosméticos, lociones para el cabello, dentríficos. Dicha marca se explota a través de una licencia a favor de la sociedad Perfumeria Gal, S.A.

 

A nivel europeo, es decir, marcas que tienen efecto dentro de la Unión Europea, Ágatha tiene registradas 24 marcas – entre ellas, figurativas y denominativas. Os voy a mostrar algunos ejemplos:

 

Otro ejemplo es la marca nacional mixta M2360916(8) llamada FLOR AGATHA RUIZ DE LA PRADA representada de la siguiente manera:

Es la marca de la Unión Europea nº 000819813 y protege productos de la clase 16 de la Clasificación de Niza correspondiente a libros de hojas cambiables y mecanismos para los mismos; material de oficina y organización, tales como: cuadernos, blocs, libretas, agendas, dietarios, calendarios, etc.

 

Otra marca muy parecida a la anterior es la siguiente:

Dicha marca figurativa de la Unión Europea es la nº 003208493 y está registrada para proteger las clases 35 y 42. Otra marca figurativa que tiene registrada Ágatha seguro que os suena, es la siguiente:

Es la marca de la UE nº 003291234 y está registrada para proteger multitud de clases de la Clasificación de Niza: 8, 9, 11, 12, 16, 18, 19, 20, 21, 27 y 18.

 

Por otra parte, Ágatha también tuvo varios diseños registrados aunque en la actualidad ya han expirado.

20arpvevisama001 data-src=
Scrolling Image Frame
ACCIONES LEGALES PARA PROTEGER SU MARCA

La identidad propia que ha creado Ágatha a través de su firma muchas veces se ha puesto en peligro debido a los múltiples imitadores que le han surgido en todos estos años.

Como ejemplo de ello, voy a comentar la Sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante nº 289/2003, la cual esgrime una demanda interpuesta por MIQUELRIUS 1839 S.A. (fabricante de papelería y material escolar de Ágatha Ruiz de la Prada) por infracción de acciones de competencia desleal las cuales podrían comportar graves perjuicios económicos y un importante deterioro de la imagen de la marca. Para evitarlo, se presentó una demanda por parte de MIQUELRIUS 1839 S.A. contra la mercantil JUYPAL S.L. al comercializar ésta última diseños (mochilas) consistentes en tulipanes y margaritas dentro de su serie TULIP 04 y MARGUERITE 03 y por usar también en dichos diseños colores de fondo idénticos a los fabricados y comercializados por MIQUELRIUS en su serie “Vamos al cole” con el diseño exclusivo de Ágatha Ruiz de la Prada.

La primera sentencia se dictó en fecha tres de junio de 2002 por el Juzgado de Primera Instancia de Ibi (Alicante), el cual estimó las pretensiones de la parte actora y consideró que los actos descritos constituyen actos contrarios a la competencia desleal. Por tanto, ordenó el cese inmediato en la práctica de los mencionados actos – consistentes en la comercialización y puesta a disposición del público de los productos descritos – así como la prohibición a la entidad demandada de llevar actos similares en un futuro.

La parte demandada que vio desestimadas sus pretensiones presentó un recurso de apelación contra dicha sentencia resolviéndolo la Audiencia Provincial de Alicante mediante sentencia de 30 de mayo de 2003 (ROJ SAP 2229/2003). Según comenta el Tribunal en el primer punto de los Fundamentos de Derecho de la sentencia, la demandada alegó estos tres motivos en el escrito de interposición del recurso de apelación: 1) inexistencia de derechos de exclusiva en favor de la mercantil actora; 2) imposiblidad de aprovechamiento indebido de la reputación o del esfuerzo ajeno porque la comercialización de los productos por ambas empresas fue prácticamente simultáneo y 3) existencia de elementos diferenciadores en los objetos enfrentados que impiden su confusión.

En cuanto al primer motivo, el Tribunal encuadra las acciones mencionadas en el artículo 6 LCD (Ley de Competencia Desleal) como consecuencia de la realización de actos de confusión y en el artículo 11.2 LCD porque el acto de imitación es idóneo para generar la asociación por parte de los consumidores o comportan un aprovechamiento indebido de la reputación o el esfuerzo ajeno. Y para denunciar dichas conductas no se exige como presupuesto la titularidad de un derecho de exclusiva sino que bastará con tener la legitimación activa que se solicita en el artículo 19 LCD y el Tribunal entiende que éstos elementos exigidos por dicho artículo concurren en la mercantil actora. Por tanto, rechaza este primer motivo.

En cuanto al segundo motivo, también es rechazado porque según pruebas aportadas en el acto de la audiencia previa se comprobó que la distribución comercial de la actora fue anterior en el tiempo a la realizada por la mercantil demandada así como el enorme éxito que tuvieron los productos distribuidos por la actora en atención a la originalidad de su diseño.

El Tribunal también rechazó el tercer motivo al concluir que sí existe riesgo de asociación o confusión en los consumidores la distribución de los productos de la demandada ante la evidente similitud del diseño con los que comercializa la parte actora.

Por todo ello, el Tribunal desestimó el recurso de apelación contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia y, por tanto, la confirmó dándole así la razón a la sociedad MIQUELRIUS.

En España, Ágatha ha sido una de las diseñadoras que más ha investigado sobre el cuerpo. “Para crear algo, hay que destruir algo: mis piezas destruyen la mentalidad burguesa de la moda”. ¡Gracias Ágatha por estos 30 años!

WEBGRAFÍA