AMANCIO ORTEGA: BIOGRAFÍA PARTE 1

AMANCIO ORTEGA: BIOGRAFÍA PARTE 1


Conoce la historia y la biografía de Amancio Ortega el empresario que cambió el sistema y la moda.

 

Introducción a su biografía: la protección de su vida privada.

 

De libremercado.com

Recientemente por diversos medios hemos sido conocedores de que la serie que iba a producir Amazon Prime sobre la biografía de Amancio Ortega ha sido cancelada. Desde luego no resulta una noticia sorprendente. Ortega siempre ha sido una persona reservada de su vida privada, discreto y sin ansias de protagonismo, por lo que la noticia encaja perfectamente con estas motivaciones.

Para el lo más importante es que siga existiendo la posibilidad de realizar una vida relativamente normal, caminar por A Coruña con tranquilidad, disfrutar de María Pita, del Paseo Marítimo, de la Marina, etc. Esto es algo que los ciudadanos coruñeses siempre han querido respetar.

Amancio nunca ha buscado ningún tipo de reconocimiento o veneración con sus actos o políticas empresariales, pero bien es cierto que todos los coruñeses, adoptivos o no (pues, bien es sabido que A Coruña es conocida por ser la ciudad en la que nadie es forastero) siempre hemos sentido un cariño especial por esta persona, empresario y figura reconocida en el panorama nacional e internacional.

Es gracias a ese profundo respeto que se le procesa que hoy en día puedes caminar una soleada mañana de primavera y encontrarte con la familia Ortega dando un paseo como una familia más o de vuelta de la oficina ver a cualquier otro miembro de la familia realizando una vida completamente normal.

Bien es sabido que incluso existió una época en la que no podíamos poner cara a esta personalidad. La única muestra de apertura respecto a su vida personal se la concedió a Covadonga O’Shea, la cual fue autorizada para escribir el libro “Así es AMANCIO ORTEGA, el hombre que creó ZARA”. Y hemos de añadir que la iniciativa la tuvo Covadonga, debido a la relación de amistad que le unía con Amancio consideraba necesario para toda la sociedad acercar su personalidad al conocimiento común y que no permaneciera en el anonimato absoluto.

No considero poco pertinente añadir que este artículo está escrito desde el respeto absoluto por su figura, su persona y su vida privada, basándose en datos públicos y con el único ánimo de acercar su historia a cualquier persona que pueda encontrar en el, una fuente de inspiración o motivación, a la par de aprender, de lo que a mi parecer es un ejemplo para cualquier empresario, trabajador o persona.

Puede que Amancio sea reacio a recibir cualquier tipo de mérito o reconocimiento extraordinario, pero es un hecho objetivo que su trabajo, unido al de todas las personas que le han ayudado a llegar al punto en el que se encuentra, es digno de estudio, admiración, respeto y objeto de motivación para muchas personas por diversos motivos que iremos referenciando.

 

El origen de Amancio Ortega.

 

Asociamos automáticamente el nombre de Amancio Ortega a Galicia, pero lo cierto es que Amancio Ortega Gaona no nació en tierras gallegas. Su nacimiento se produjo el 28 de marzo de 1936, en Busdongo de Arbás, León, muy cerca de Asturias.

Sus progenitores fueron dos personas que influyeron absolutamente en la personalidad que fue desarrollando debido a las vivencias que compartió a su lado y debido a los valores que estos inculcaron en Amancio. Además, Amancio tuvo dos hermanos, Antonio y Pilar. Antonio y Pilar o Pepita, como mencionaremos posteriormente fueron piezas clave en su crecimiento empresarial. No hemos de olvidar además la figura de su abuelo materno, un hombre hecho así mismo, no sabiendo leer ni escribir, comenzó siendo albañil, posteriormente promotor, dueño de un salón de baile y otros negocios.

Originarios de Valladolid, su padre era empleado de mantenimiento ferroviario y sus constantes cambios de destino hicieron que Amancio tuviera que desplazarse junto a su familia por varias ciudades del norte de España. En primer lugar, la familia vivía en el País Vasco, todo ello antes de la Guerra.

Posteriormente en el momento de nacimiento de Amancio estaban en Busdongo y cuando Amancio tenía apenas unos meses la familia tuvo que trasladarse muy cerca de San Sebastián, a Tolosa. Finalmente, su padre fue trasladado a la ciudad Herculina (A Coruña) donde asentaría definitivamente su hogar.

Además, recuerda con especial cariño el pueblo de nacimiento de su madre en Valladolid, Valoria de la Buena, lugar al que acudían en su infancia a pasar los períodos vacacionales.

Su madre, fue la inspiración de su vida. En el anterior mencionado libro escrito por Covadonga O’Shea se narra un hecho inspirador y muy emotivo que marcó el cambio definitivo en su vida a una muy temprana edad.

Amancio tenía 12 años y acompañaba como cualquier otro niño de su edad a su madre a una tienda de ultramarinos con el objetivo de comprar víveres. Cuando acudieron a la tienda la casualidad hizo que el pequeño niño escuchara un comentario que le hacía el tendero a su madre, le decía que sintiéndolo mucho no lo podría fiar más dinero.

Imaginemos lo que puede suponer para cualquier niño de esa edad escuchar aquello, pero bien es cierto que no todos tendrían la fuerza de decidir lo que Amancio asumió debido al comentario que escuchó por mera casualidad. Decidió que nunca más su madre tendría que vivir aquello, el no podía permitirlo y comenzó a trabajar. Renunció a sus estudios y consiguió un empleo como dependiente de una camisería.

Nunca sabemos cuales son los hechos que cambiarán definitivamente nuestra vida, cada minuto puede cambiar el curso de ella, y en este caso aquel comentario que Amancio escuchó de forma fortuita generó lo que sería todo un cambio en su vida.

Un hecho del que Amancio se siente profundamente orgulloso es de que posteriormente pasados los años más difíciles, fue capaz de ver a su familia jubilarse feliz y disfrutando de los últimos años de su vida.

 

Los primeros años de su andadura profesional: ¿Qué ocurrió antes del imperio Inditex?

 

Camisería Gala.

 

Para conocer su biografía e historia, debemos remontarnos a su primer empleo en la camisería Gala. Debido a su juventud su trabajo consistía en ser el chico para todo, hacía repartos, recados, limpiaba o hacía de dependiente dependiendo de las necesidades del establecimiento.

Desde el primer momento Amancio se fijaba en algo muy importante, los gustos de la gente. Esta cualidad fue primordial con el paso de los años pues le sirvió para fomentar su capacidad de análisis del cliente, lo que posteriormente sería determinante en su negocio.

 

La Maja.

 

Seguimos avanzando en su biografía y llegamos a su segundo empleo como dependiente en La Maja, donde trabajan sus hermanos mayores Pepita y Antonio. La Maja por aquellos momentos competía en el mercado coruñés con Galerías María Pita, La Gloria de las Medias o Versalles. Desde el principio destacó en dicha labor, debido a sus capacidades para el negocio y consiguió ascender a encargado.

 

GOA Confecciones.

 

imagen de inditex.com

Amancio Ortega aportaba a dicho establecimiento un valor añadido con su trabajo y con valentía decidió emprender y abandonar su puesto como encargado subordinado, tenía entonces tan solo 27 años. En este momento comenzó su labor fabricando prendas, tenía a su favor sus habilidades para los negocios, la experiencia de diez años en el sector, los cuales le habían hecho generarse una cartera de contactos tanto relativos a fabricantes como a posibles clientes propios.

Y fue entonces cuando con tan solo 2500 pesetas comenzó la aventura del emprendimiento para Amancio Ortega, creando en el año 1963 su primera empresa GOA Confecciones. Acompañándole en este proyecto su hermano Antonio. De hecho, la denominación de GOA corresponde a las iniciales invertidas de ambos hermanos.

Se encargaban de la producción en un taller propio y el producto que fabricaban eran batas matelaseadas. Las mencionadas batas se vendieron muy bien entre el público femenino, vendieron a terceros y también se exportó parte de la producción. Entre uno de los terceros a los que vendían se encontraba La Maja, pero Amancio sufrió un desagradable encuentro con uno de los familiares del comercio que despreció sus batas, lo cual no agradó a Amancio.

Amancio Ortega, tuvo siempre en mente que para que su negocio funcionara, tenía que darle al cliente lo que deseaba, su objetivo siempre fue centrarse en las necesidades del cliente. Además, focalizó sus esfuerzos en aumentar la rapidez en la que el producto estaba a disposición del consumidor, con el objetivo de satisfacer siempre la demanda.

En ese momento el sector de la moda no pensaba en rapidez, lo que le generó una clara ventaja competitiva. A lo que añadió un precio adecuado y asumible por su público objetivo. Según lo publicado hace años en el Diario La Voz de Galicia, la primera bata se vendió en los comercios por 98 pesetas.

Pero había algo que no le terminaba de convencer, no le convencía vender a terceros, quería vender lo que el deseara obedeciendo a las necesidades del cliente en cada momento, esa fue siempre y seguirá siendo una de sus obsesiones respecto al negocio, ofrecer al cliente no que necesita, satisfacer necesidades.

 

Zara.

 

imagen de inditex.com

A la edad de 40 años, un 15 de mayor de 1975 en A Coruña, Amancio Ortega Gaona abrió el primer local comercial de Zara en la Calle Juan Flórez nº 64- 66, local que hoy en día sigue abierto.

El nombre de la marca no iba a ser Zara, sino Zorba, este es un dato realmente desconocido para muchos. Dicho nombre evocaba a la película “Zorba el Griego”, la cual había impactado enormemente al empresario, pero dicha denominación fue definitivamente Zara, debido a que ya existía un bar en la zona con dicho nombre.

En Zara se vendía un poco de todo, prendas para mujer, niño, caballero, batas, camisones, toallas, etc. Esto unido a los bajos precios, hizo que sus ropas abarrotaran la ciudad. En esos momentos la empresa, no contaba con los mejores patronistas, por lo que decidió potenciar su reclamo debido a la creación de unos escaparates exclusivos y muy llamativos para la clientela.

Con Zara comenzó un fenómeno desconocido para la industria de moda europea. Trabajó día y noche para extender su marca por toda Galicia.

En 1976 se fusionan Goa y Samlor, surgiendo Goasam, propietaria de Zara, estableciendo su domicilio social en el polígono de Sabón Arteixo, A Coruña. Lugar que, hoy en día, conforma la sede central del imperio.

 

Su forma de pensar respecto al negocio que le llevaron al nacimiento de Inditex.

 

 

Su objetivo siempre fue crecer, una ambición constante por mejorar evolucionar, hacer mejor todo aquello que sea posible perfeccionar. Cuando nadie en la industria se interesó por la tecnología aplicable al sector, él ya quería ser pionero y tener un equipo tratando esta materia.

Amancio Ortega, era consciente de que era necesaria la existencia de un objetivo, quería construir un valor seguro en el mundo de la moda y sabía que para ello era necesario tiempo, esfuerzo, pasión y entusiasmo.

Ansiaba siempre más, sacrificó toda su vida a ello y sabía que nadie iba a ponerle las cosas fáciles. Pero tenia una meta y actuó como engranaje motivacional en Amancio Ortega. Considero enormemente ilustrativo y relevante ciertas palabras que Covadonga O’Shea transcribe en su libro dichas por el propio Ortega:

 

Lo mío desde que empecé, ha sido la dedicación plena al trabajo, junto a la máxima exigencia. Yo nunca me quedaba contento con lo que hacía y siempre he tratado de inculcar esto mismo a todos los que me rodean. La autocomplacencia es lo peor si quieres conseguir hacer algo importante. Hay que tener siempre un afán de superación y una constante capacidad crítica.

 

Todo ello llevo a que en el año 1985 se creara la empresa Inditex, debido al aumento de volumen de negocio, siendo la cabecera del grupo de empresas, volumen de negocio que no ha dejado de crecer hasta nuestros días.

Situando actualmente a Inditex en una posición mundial privilegiada en la industria de la moda mundial, obteniendo en a cierre del año 2019 unas ventas de 4766 millones de euros y a cierre del año de la pandemia del COVID 19 con un nivel de ventas de 3229 millones de euros.

Amancio Ortega fue capaz de crear junto un equipo de personas que le han acompañado a lo largo de su carrera algo nunca visto en la industria de la moda, consiguió la meta que se había propuesto con compromiso, motivación y persistencia lo que le ha permitido ser hoy en día una de las personalidades más inspiradoras a nivel mundial.

En la siguiente entrada trataremos todo lo que aconteció una vez creada en 1985 Inditex.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas