VALENTINO: EL ULTIMO EMPERADOR (SU DOCUMENTAL).

Valentino emperador documental

VALENTINO: EL ULTIMO EMPERADOR (SU DOCUMENTAL).


CONOCE A VALENTINO: EL DOCUMENTAL DEL ÚLTIMO EMPERADOR Y UNO DE LOS DISEÑADORES MÁS FAMOSOS DEL SIGLO XX.

 

 

Valentino: El Último Emperador es el título del documental dirigido por Matt Tyrnauer, que nos permite adentrarnos un poco en la intimidad de una de las últimas leyendas vivientes de la moda del siglo XX, Valentino Garavani.

 

Valentino: El Último Emperador fue estrenado en el Festival de Cine de Venecia de 2008. Realizado por el periodista Matt Tyrnauer, siendo este su debut en el mundo cinematográfico. En 2004, cuando era periodista de la revista Vanity Fair, Matt Tyrnauer realizó un amplio reportaje sobre Valentino Garavani, lo que le dio bastante cercanía tanto a Garavani como a Giancarlo Giammetti, socio comercial y quien fuera  pareja durante más de una década, y  es la persona más importante en la vida de Valentino (inclusive tanto Valentino como Giammetti lo han apoyado en sus otros proyectos cinematográficos).

Después de hacer el artículo, Tyrnauer consideró que la vida de Valentino Garavani es tan interesante que un reportaje para un medio escrito se quedaba corto. Por lo que solicitó el permiso a Valentino y Giammetti para hacer un documental, lo que ambos aceptaron de buen agrado.

 

EL OTRO PROTAGONISTA: GIANCARLO GIAMMETTI

 

Giancarlo Giammetti, Matt Tyrnauer y Valentino Garavani durante una exhibición del documental. Foto Cortesía http://www.valentinogaravanimuseum.com/features/1657/matt-tyrnauer

Según el realizador, cuando conoció a Valentino para  hacer el reportaje para Vanity Fair, no sabía que implicaría conocer también a Giancarlo Giammetti, la otra mitad de Valentino. Hasta el estreno del documental, Giammetti había permanecido a la sombras, dejando que toda la visibilidad pública de  la casa Valentino recayera, precisamente, en Valentino Garavani, la cabeza creativa de la compañía. Por lo que uno de los aspectos más interesantes del documental es ver la dinámica Garavani-Giammetti.  Sobre esta relación, Tyernauer dice:

“Es más que un matrimonio, es un lazo que desafía creencias. Son 50 años, es claramente para la eternidad, y nunca he visto dos personas tan cercanas e interconectadas. Esa relación para mí lo era todo, así que la finalidad fue capturar la relación”.

 

Por lo que en el documental puede encontrarse el contraste entre el creativo y temperamental  Valentino con el analítico y realista Giancarlo Giammetti, y  a pesar de los desacuerdos que se puede ver entre ambos, el amor y la estima entre ambos es inmenso.

Además, la protección que Giammetti da a Valentino, ya que trató de controlar todo el rodaje con la finalidad de proteger la imagen de Valentino. A pesar de ello, Matt Tyernauer no impidió ese ejercicio de control de Giammetti debido a que esa es su personalidad y  eso era lo que quería mostrar.

REALIZACIÓN DEL DOCUMENTAL

 

VALENTINO THE LAST EMPEROR director Matt Tyrnauer (left) with his subject, fashion designer Valentino Garavani. Photo Credit: Acolyte Films.

 

Para la realización del documental fueron filmadas 250 horas en un periodo de 10 días por mes durante dos años (de 2005 a 2007). La filmación se llevó a cabo entre París, Roma y Gstaad, lugares donde Valentino tiene sus casas, además de su famoso yate donde recorre el Mediterráneo en compañía de sus amistades todos los veranos. A pesar de que  Valentino y Giammetti aceptaron de buen agrado hacer el documental, se vivieron momentos de tensión en los que Valentino no quiso seguir con la filmación. De esos momentos, diría:

 

“Hubo momentos de rabia, pero estaba siendo yo mismo desde el principio hasta el final. Así es como soy. Quería mostrar quien soy”.

Pero gracias a la intervención de Giammetti se pudo continuar con el documental. Sin embargo, Giammetti admitiría sobre hacer la película:

 

“No queríamos lucir muy corporativos o patrocinados por nosotros mismos. Pero hubo momentos en los que hubiésemos preferido no hacer el documental”

 

La postproducción del documental duró nueve meses, durante los cuales Giammetti se reunió con Tyernauer, con el editor del documental, Bob Eisenhardt y el productor del film Frederic Tcheng, para discutir las escenas. Giammetti dejó notas sobre casi todas las escenas del documental. Sin embargo, Tyernauer no cambió ninguna escena.

Cuando la edición final estuvo lista, se la enviaron a Valentino y Giammetti quienes no esperaron que ese fuera el resultado. No era la película que habían esperado. Pero los temores que pudieron tener en relación al documental quedaron atrás el día del estreno, cuando al final de la proyección recibieron una ovación de pie que logró conmover a Valentino hasta las lágrimas.

 

LOS  PUGS Y LAS CELEBRIDADES

 

Los pugs en una escena de Valentino: El Ultimo Emperador. Cortesía https://www.crfashionbook.com/fashion/a20265409/valentino-garavani-pugs-fashion-line-oliver/

Además de Valentino y Giammetti, las otras estrellas del documental son los seis perros de raza pug de Valentino, los cuales en cada una de sus apariciones se roban la atención. Desde sus paseos en el taller de costura en pleno fitting, sus viajes en jet privado y los mimos que les dan, no caben duda de que son parte importante en la vida de Valentino Garavani. Tal es su amor por los pugs que en un momento del documental dice categoricamente:

“No me importa la colección; mis perros son más importantes”.

 

Otro aspecto que llama la atención del documental es la aparición de las celebridades  que son amistades del diseñador y  que forman parte de su estrecho círculo. Entre las que destacan: las socialités Marie-Chantal Miller y Rosario Nadal, las actrices Gwyneth Paltrow, Anne Hathaway y Elizabeth Hurley, el cantante Elton John, la estilista Naty Abascal (de sus amistades es la que aparece en más escenas y en una de ellas luciendo un impresionante vestido rojo), el exeditor de Vogue, André Leon Talley; la Editora en Jefe de Vogue USA, Anna Wintour y los diseñadores Giorgio Armani y Karl Lagerfeld, con este último es evidente el cariño y estima que se tenían las dos leyendas.

CONTEXTO DEL DOCUMENTAL

Valentino: El Último Emperador fue filmado durante uno de los momentos de transición (o turbulencia) de la empresa que Valentino y Giammetti fundaron.  El propio Giammetti dice que a partir de los años 90 la industria de la moda estaba cambiando, y sentía que no estaba en la capacidad para manejar el negocio. Por ello, en 1998 vendieron Valentino, primero al conglomerado HdP. Posteriormente, HdP vendió Valentino al Grupo Marzotto, quienes eran los dueños de la empresa al inicio de la película.

Matteo Marzotto, entonces Presidente de Valentino Fashion Group, es una de las personas que más aparece en el documental y es interesante ver el respeto que siente tanto por Valentino y Giammetti. Sin embargo, hacia el final de la película es evidente como la relación de Giammetti con Marzotto se va deteriorando a causa de la venta de la empresa al fondo de inversiones Permira. Un hecho que no fue del agrado de Giancarlo Giammetti (jamás lo fue, y cuando Permira vendió la empresa, Giammetti fue muy crítico de su gestión de Valentino), y que es indudable que precipitó el retiro de Valentino Garavani del diseño.

 

CELEBRACIONES DE LOS 45 AÑOS DE VALENTINO

El momento cumbre del documental lo constituyen los festejos por los 45 años de carrera de Valentino Garavani. Para ello, Giancarlo Giammetti organiza la que quizás sea la fiesta más extravagante del mundo de la moda.  Celebrada en Roma durante los días 6 y 7 de julio de 2007, los festejos incluyeron una gran cena de gala celebrada en el Templo de Venus que culminó con un hermoso espectáculo donde modelos flotaban en el aire usando vestidos creados por Valentino; una exhibición de 300 de sus creaciones y un desfile haute couture.

Durante el documental se puede ver como Giammetti organiza esta gran extravagancia, y también ver que los costos de estas celebraciones sobrepasaron la cantidad de 200.000 euros. Sin embargo, es fácil palpar que esta celebración, más que el festejo de los 45 años de carrera de Valentino Garavani, es en realidad la despedida de un amado emperador romano. Un broche de oro que, simbólicamente, pone fin a su carrera en el diseño de modas, la cual se materializó a principios de 2008.

RECEPCIÓN DE VALENTINO: EL ÚLTIMO EMPERADOR

 

Matt Tyrnauer. Foto Cortesía http://www.valentinogaravanimuseum.com/features/1657/matt-tyrnauer

El documental tuvo excelentes críticos porque permitió, si se puede decir, humanizar la figura de Valentino Garavani mostrando la relación con Giannetti, la consentida vida de sus pugs, el amor y devoción que las costureras de su taller sentían por el maestro, que queda demostrado cuando una de ellas dice en cámara que espera que no sea verdad el rumor de su retiro.

 

El respetado crítico de cine, Roger Ebert (fallecido en 2013), dijo del documental:

“Valentino: El Último Emperador es un documental con acceso privilegiado al legendario diseñador en su estudio, talleres, detrás de los escenarios, sus casas, inclusive abordando su yate y su jet privado (que comparte con sus pugs). Es claro que él no disfruta  ser filmado y se arrepiente de haberlo aceptado. Eso le da al documental una fascinación innata”.

El documental recaudó más de dos millones de dólares a nivel mundial. Lo que es bastante tomando en cuenta que no fue producido por una gran estudio. De esto diría Matt Tyrnauer:

“La gente cree ‘Qué puedes aprender de un hombre que es un gran diseñador de vestidos. Pero luego ven que no es un documental sobre moda sino la historia de amor de dos personas que hicieron una vida extraordinaria”.

 

No cabe duda  de que su título, Valentino: El Último Emperador, encaja perfectamente con lo que se ve. Vemos a un emperador con su corte, rodeado de lujos tales como obras de Picasso y lujosas casas alrededor del mundo. Sin embargo, nos permite verlo creando sus obras, conmovido recibiendo sus homenajes, y  en esos momentos temperamentales que todos los grandes del arte y de la moda tienen. Y nos permite conocer a Giancarlo Giammetti, el cerebro de la historia de Valentino y que sin él, muy probablemente, la casa Valentino no sería lo que es ahora.

Valentino: El Último Emperador (Valentino: The Last Emperor, su título en inglés) es un documental que debe estar en la lista de todo amante de la moda porque le va a permitir adentrarse dentro de mundo del diseñador y su proceso creativo e inclusive las intrigas en el área de los negocios, por cuanto se ve la transformación de la moda de ser un negocio que se basaba en vender vestidos para mujeres adineradas, a ser una industria global dominada por los conglomerados que su base está en la venta de accesorios tales como zapatos y bolsos. Un negocio que era más artístico a ser más corporativo.

Para los no amantes de la moda les permite adentrarse dentro de un mundo de lujos que, si bien es inaccesible, puede resultar un momento para evadirse de los duros momentos cotidianos. Además de ver a varias celebridades, y descubrir a Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti, dos hombres que son unos excepcionales caballeros, que se quieren y se han apoyado mutuamente durante más de cincuenta años.

Valentino: The Last Emperor está disponible en la plataforma Apple TV.

 

FUENTES CONSULTADAS

https://www.telegraph.co.uk/culture/film/7801198/Valentino-The-Last-Emperor.html

https://blogs.chapman.edu/dodge/2010/02/21/valentino-a-surprise-hit-says-filmmaker-at-chapman-university/

https://www.rogerebert.com/reviews/valentino-the-last-emperor-2009

https://filmmakermagazine.com/1360-matt-tyrnauer-valentino-the-last-emperor/

http://www.valentinogaravanimuseum.com/features/1657/matt-tyrnauer

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas