¿Por qué estudiar Derecho?

estudiar derecho

¿Por qué estudiar Derecho?


¿Por qué estudiar derecho?

Hay muchas razones para elegir un grado específicamente. Y no es una excepción el grado de derecho.

Eso sí, si quieres estudiar derecho debes estar preparado para lo que te espera: tareas largas, párrafos interminables, mucho trabajo y los exámenes más difíciles.

Pero quien tenga un aprobado puede afirmar con razón haber dominado uno de los cursos más difíciles de la historia. La facultad de derecho ofrece muchas experiencias gratificantes que no obtendrás en ningún otro lugar.

Te mostraremos qué motivos puede haber para elegir este tema en particular. Esto puede ayudarte antes de decidir el curso, tal vez también para motivarte durante un período de escasez de tus estudios. Estos son los mayores beneficios de estudiar derecho:

Fortalecerás tu resistencia intelectual

La facultad de derecho no es para los débiles de corazón y la mente vacía. Si experimentas palpitaciones cardíacas después de muchas horas de estudio, es mejor que te dediques a estudiar este curso.

Sin embargo, si no tienes miedo de estudiar ahora, los estudios de derecho solo fortalecerán tu resistencia intelectual.

Con cada año que pasa, tus estudios se volverán más difíciles, pero puedes estar seguro de que la facultad de derecho recompensa a quienes son persistentes e inquisitivos.

Puedes ayudar a las personas

A menudo, el deseo de ayudar a otras personas es una de las principales razones por las que quieren convertirse, por ejemplo, en enfermeras.

Es similar con los estudios de derecho, porque puedes usarlo para defender a las personas y sus derechos, y así ayudarlos.

Cualquiera que trabaje como abogado defiende los derechos de los demás. Por supuesto, todo depende de lo que hagas con un título, y si te conviertes en un abogado exitoso.

Conocerá tus derechos

Alguna vez has escuchado alguna de estas preguntas: “¿Es legal?”, “¿Es denunciable?”, “¿Qué puedo hacer en esta situación?” Al estudiar derecho, podrás ayudar a las personas que hagan estas preguntas, sin importar si son sus familiares, extraños o tú mismo.

Al estudiar derecho, aprenderá sobre tus derechos como ciudadano, empleado, inquilino, etc. Sabrás qué puedes hacer y qué no hacer para no cruzar la delgada línea roja.

Puedes operar por la ley

¿Siempre has tenido un fuerte sentido de la justicia? Entonces, tal vez estudiar derecho sea adecuado para ti por esa misma razón. Cualquiera que le guste lidiar con la ley y le gustaría ayudar a hacer cumplir la ley es una buena opción para estudiar derecho.

Incluso si no quieres ser el clásico abogado o fiscal, como licenciado en derecho todavía tienes otras profesiones abiertas. Se trata principalmente de contratos y el apoyo de acuerdos y contratos entre otras partes.

El derecho te apoya en la vida diaria

En comparación con otros cursos de estudio, el derecho es un poco más general. Esto significa que el conocimiento no solo te ayuda en áreas muy específicas, sino sobre todo en la vida cotidiana.

Esto es muy útil porque puedes ayudarte a tú mismo, a tus conocidos y amigos cuando se trata de preguntas cotidianas. Como estudiante de derecho o licenciado en derecho, eres una fuente de conocimiento bienvenida en muchas conversaciones.

Aprenderás a convencer a los demás

¿Tu novia no está de acuerdo contigo en la elección de una película? ¿Amigos peleando por una habitación en un apartamento recién alquilado? ¿O tal vez tu jefe piensa que estás trabajando mal cuando realmente tiene exceso de trabajo?

La facultad de derecho te enseñará cómo convencer a otros de tus argumentos y cómo resolver problemas. Podrás encontrar rápidamente argumentos a tu favor, lo que te permitirá vivir con mayor comodidad.

Tu trabajo es a prueba de futuro

Al elegir un curso de estudio, también se trata, por supuesto, de elegir una rama que esté lo más preparada para el futuro. Por supuesto, nadie puede predecir el futuro, pero se puede suponer que tu programa de estudios siempre estará en demanda.

Los licenciados en derecho pueden trabajar posteriormente como abogados, por ejemplo, pero también como fiscales, jueces, notarios y abogados administrativos. Todas las industrias y áreas en las que se supone que también tendrán demanda en el futuro.

Mientras exista un sistema legal, los abogados, fiscales y jueces estarán en demanda en cualquier caso.

Ganas un buen dinero

Una vez que hayas terminado tus estudios y hayas encontrado tu posición en la vida, es de esperar que subas gradualmente en la escala profesional.

Eso es algo bueno, porque la capacitación para convertirte en un abogado completamente calificado costó varios años para completarse.

Ahora, sin embargo, tarde o temprano puedes esperar un dinero realmente bueno. Para algunas personas el dinero puede ser secundario, pero si quieres ganar mucho, la ley definitivamente no es una mala elección.

Sin embargo, ten en cuenta que, por supuesto, los salarios de los abogados pueden ser muy diferentes. Si inicias tu propio negocio, prácticamente todo es posible.

Sin embargo: aunque el camino puede ser bastante agotador y largo, los abogados todavía ganan mucho dinero si se encuentran entre los mejores estudiantes que trabajan en los mejores bufetes de abogados (o inician su propio negocio).

No tienes que ser matemático

Hay gente que odia las matemáticas en la escuela. Por lo tanto, nunca elegirían un curso que trate de números.

En los estudios de derecho, los números no son algo predominante en la materia. Siempre que el graduado no elija derecho fiscal o contable como especialidad.

Alto reconocimiento

“Mi hijo es abogado” o “mi hija es juez”. Eso suena como el orgullo de los padres o abuelos. Un título en derecho todavía se considera una muy buena educación y base para una carrera exitosa y goza de una buena reputación, incluso entre los suegros.

Por un lado, esto se debe al trabajo en sí, que irradia mucha confianza en sí mismo y fuerza. Al mismo tiempo, los abogados suelen llevar traje, lo que también debería generar un alto grado de admiración.

Te convertirás en el héroe de toda la familia

Después de estudiar derecho, podrás brindar asistencia legal a quien lo necesite. Podrás ayudar a un amigo detenido por un vendedor deshonesto e incluso salir de problemas para un miembro de la familia que ha sido acusado injustamente de violar la ley.

Puedes convertirte en el héroe de toda la familia, un superhombre con traje y corbata. Aunque no puedas volar, eres un símbolo de esperanza para todos los que te rodean.

Mejorarás tus habilidades de escritura

Te guste o no, como abogado debes aprender a redactar cartas y contratos profesionales que protejan los intereses de tus clientes.

Esto significa que durante tus estudios de derecho mejorarás tus habilidades de redacción, lo que puede ser útil en muchos casos:

  • Cuando alguien te pide que redactes el reglamento de un sitio web.
  • Reglamento de una tienda online.
  • Un contrato de derecho civil.
  • Un juicio previo y carta de prueba.
  • Un contrato basado en la ley de derechos de autor.
  • Y mucho más.

El camino hacia la independencia es simple

Si ya sabes o sospechas que deseas comenzar tu propio negocio más adelante, la ley también es perfecta. Los abogados son ideales para ser su propio jefe. En muchos otros programas de grado, generalmente es un poco más difícil como autónomo o empresario.

Por supuesto, el talento, la habilidad y el trabajo duro siempre cuentan aquí, pero los abogados tienden a tener buenas cartas como empresarios independientes.

Obtienes mucho y un alto prestigio

En este punto, por supuesto, los prejuicios se infiltran rápidamente, porque el alto estatus y el alto nivel de prestigio no provienen de ti, sino de la propia profesión, lo que significa que como abogado automáticamente te presentas más alto.

Este es el caso en el ámbito privado, pero también en la televisión o en los medios de comunicación. El abogado siempre es retratado en películas y series como muy rico, sexy, satisfecho, inteligente y elocuente.

Enlace a la realidad

La ciencia jurídica está estrechamente relacionada con la realidad. Son tan diversos como la propia sociedad. Los abogados no se limitan a condiciones de laboratorio herméticas, sino que trabajan con personas, ayudándolas a resolver conflictos.

Cualquiera que tenga conocimiento de la ley y las normas aplicables podrá comprender mejor los procesos que tienen lugar. Las dependencias y las relaciones de la vida cotidiana se vuelven comprensibles.

Después de graduarte de los estudios de derecho, la percepción del mundo cambia. Esto se aplica tanto a los “pequeños” conflictos interpersonales como a las disputas interestatales o nacionales.

Te convertirás en un buen conversador

Muchos graduados de la facultad de derecho admiten que estudiar esta especialidad los ayudó a convertirse en mejores oradores, lo que los ayudó repetidamente durante las entrevistas.

Estudiando derecho aprenderás a ser un buen interlocutor, a presentarte de la mejor y más ventajosa forma sentado frente a alguien.

 

estudiar derecho

También presta atención a la universidad

Si ya has decidido que te gustaría estudiar derecho, tu elección de universidad también influye.

Muchas universidades ofrecen derecho como asignatura. Sin embargo, dependiendo de la universidad, cada institución tiene sus ventajas y desventajas individuales.

De modo que no solo las razones para estudiar derecho son determinantes, sino también las razones a favor o en contra de una universidad.

Lejos de las características universitarias, la distancia al propio lugar de residencia también juega un papel. Muchas universidades diferentes ofrecen derecho en España, una gran selección si has elegido esta asignatura.



0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas