NIKE VS MSCHF “THE SATAN SHOES” 2021

Nike Satan Shoes

NIKE VS MSCHF “THE SATAN SHOES” 2021


CONOCE UNO DE LOS CASOS DE FASHION LAW DEL 2021 NIKE VS SATAN SHOES.

 

 

Nike, Inc. v. MSCHF Product Studio Inc., 1:21-cv-01679. U.S. District Court for the Eastern District of New York · Filed March 29, 2021

 

Tenemos a Nike echando fuego por las orejas ante el último intento de remasterización de una de sus zapatillas.

Sin duda hemos visto incontables veces al gigante del sportswear enfrentándose a cualquier individuo que osara sacar partido de una de sus piezas a sus espaldas, pero es la primera vez que la temática nos deja tan boquiabiertos: The Satan Shoes.

 

LAS SATAN SHOES

 

Hoy en día no es nuevo que la religión, especialmente su lado menos puro, se haya incrustado en la moda. De hecho, vemos cómo prácticamente se ha creado una tribu urbana alrededor de Satán, y no es la primera vez que alguien elabora un producto con estrellas de cinco puntas o el número 666. Eso no nos sorprende.

Lo que sí podría llegar a ser polémico es que la zapatilla contenga una gota de sangre humana algo que no sorprende después de las sneakers que contenías agua bendita.

Sí, como lo lees: sangre humana.

Las Satan shoes son unas Nike Air Max 97 remasterizadas al más puro estilo del Averno, sacadas al mercado por MSCHF en colaboración con el rapero Lil Nas X.

De ella destacan los bordados del número 666, del extracto de la biblia Lucas 10:18 y un colgante con una estrella de cinco puntas. En la cámara de aire encontramos un líquido teñido de rojo que contiene una gota de sangre de los trabajadores de la firma creadora.

 

Su precio de mercado es, en honor al extracto de la biblia que porta, de 1018 USD.

Pero ¿quién es MSCHF y por qué Nike ha entrado en modo combate a defender su marca?

 

PARTES: NIKE VS MSCHF

 

NIKE

Hemos hablado incontables veces de Nike y de su importancia en el mercado del sportswear. Nike se ha convertido tácitamente en la embajadora del deporte. Sus ganancias y el renombre de su marca superan a cualquier otra por mucho.

 

MSCHF

Es un colectivo de artistas basado en Brooklyn, NY.

¿Qué es un colectivo de artistas concretamente?

Estamos hablando de una iniciativa que resulta de la agrupación de varios artistas que trabajan juntos bajo su propio mando para conseguir un objetivo en común.

Entonces, MSCHF ni si quiera es una firma dedicada al retail, sino una iniciativa que pretende sacar el arte de las galerías y plasmarlo a la calle.

Como ejemplo de algunas de sus creaciones tenemos:

  • The Persistence of Chaos: su primer trabajo. Se puso a la venta en 2018 un portátil cargado con varios de los virus más potentes del mundo por un precio de 1.3M USD. Estos programas fueron los que causaron un daño de casi 100 mil millones en la economía global.
  • Puff The Squeaky Chicken: un bong revestido de un pollo de goma que fue sacado en 2019.
  • En septiembre de 2020 pusieron a la venta por 78.000 USD una serie de pinturas que recopilaban recibos médicos de ciudadanos norteamericanos, con el fin de denunciar la usura de la sanidad privada.

De estos trabajos podemos deducir que MSCHF no apuesta por lo políticamente correcto, y que la polémica y la crítica son su combustible.

Con este panorama, podemos empezar a hacernos una idea de por qué Nike está interesado en desvincularse de cualquier asociación con MSCHF.

Pero todavía no tenemos el cuadro completo.

 

ANTECEDENTES.

 

Nike vs. Warren Lotas

A finales de 2020 presenciamos el desencuentro entre Nike y Warren Lotas, un artista que se hizo famoso por remasterizar sportswear en forma de piezas que podrían ser el merchandise de un grupo de metal.

Aquí vimos a las Dunks y las famosas Pigeon en tela de juicio. En este caso salió a colación un acalorado debate sobre la customización y la cultura del DIY. Jeff Staple, el creador de las Pigeon, defendió públicamente esta actividad comercial, considerándola la verdadera fuente de la creatividad.

Nike, por otro lado, demostró su afán de no sentar un precedente. Su intención parecía ser evitar la posibilidad de que cualquier tercero pudiera libremente customizar, recrear o reinventar nada que cayese bajo la marca de Nike.

El conflicto consiguió terminar en un acuerdo extrajudicial entre Nike y Warren Lotas, no sin antes ofrecernos el drama jurídico que tanto nos interesa.

Con este precedente podemos deducir que Nike está invirtiendo una parte considerable de sus recursos en proteger su marca, su imagen y el control de sus productos. De hecho, en la sentencia que vamos a analizar ahora, los encargados de representar a Nike elaboraron una lista donde se indica cómo y de qué forma Nike controla el producto que sale al mercado. Es seguro afirmar que se lo toma bastante en serio.

 

The Jesus Shoes

Volviendo a MSCHF, nos encontramos con la antítesis de las Satan Shoes.

En 2019, MSCHF sacó a la venta lo que podría conocerse como las zapatillas más cristianas del mundo: The Jesus Shoes.

Son de nuevo unas Nike Air Max 97 decoradas con crucifijo colgante, el versículo de la Biblia Mateo 14:25 y unas gotas de agua recogida del río Jordán y bendecida por un sacerdote. De aquí podemos destacar, además, las plantillas rojas que son una huella de tradición vaticana.

MSCHF elaboró estas zapatillas pensando en lo absurda que se ha vuelto la cultura de la colaboración tras ver a Adidas diseñando unas zapatillas junto con una empresa de bebidas azucaradas.

 

EL CONFLICTO: ¿POR QUÉ UNAS ZAPATILLAS CAUSAN TANTO REVUELO?.

 

The Cancel Culture

Para poder entender mejor el impacto de la opinión de los consumidores en el éxito de una firma, especialmente en los países anglosajones hemos de hablar de la cancel culture, un movimiento social que podría ser la versión más potente de los juicios paralelos que conocemos en España.

Y es que, muchos personajes públicos de EEUU y UK han visto sus vidas, redes sociales y negocios afectadas por la acción que sus “fans” tienden a tomar cuando se enteran de que su ídolo ha realizado algún comentario racista en algún momento de su vida, o cualquier acción que podría considerarse políticamente incorrecta.

Los ejemplos más representativos los encontramos en Youtube, con los famosos “beauty gurus” o influencers en Twitter, Tik Tok y demás redes sociales.

Relacionándolo con el caso de Nike en concreto, Twitter se ha visto inundado de un sinfín de comentarios de los usuarios de la comunidad cristiana alegando que ya no comprarían más zapatillas de Nike de ningún tipo, ni escuchar las canciones de Lil Nas X.

Podríamos llamarlo un acto de “justicia divina”.

En los post se ha visto cómo los consumidores estaban asociando la zapatilla de MSCHF al catálogo de Nike y el impacto negativo que ha tenido sobre la marca y sus ventas potenciales.

 

Postura de MSCHF

Para la asociación de artistas todo este juego es una forma de arte. Así lo ha expresado defendiéndose frente a Nike. De hecho, el gran propósito de estos artistas es que sus obras circulen por todo el mundo en vez de estar encerradas en una exposición.

¿Podría MSCHF defenderse utilizando The first sale doctrine?

La doctrina de primera venta determina que, dentro de la ley de marcas estadounidense, no se prohíbe con carácter general la reventa de un producto que se encuentra protegido. No obstante, aquí estamos ante una zapatilla alterada hasta tal punto que termina siendo materialmente diferente al modelo original:

  1. Tenemos una cámara de aire alterada con líquido y potencialmente comprometida debido a ello.
  2. Sangre humana integrada en el producto.
  3. Marketing y diseño que giran en torno a la temática satánica.

Por estas razones es bastante complicado que esta defensa triunfe. No obstante seguimos teniendo el factor artístico.

 

Postura de Nike

Respecto a la defensa de MSCHF Nike considera que, sería especialmente dañino para sus activos el hecho de permitir que, bajo el pretexto de llamarse arte, cualquiera pudiera manufacturar una de sus zapatillas y hacer uso del Swoosh libremente.

Debemos tener en cuenta

  1. El mercado en el que se mueve, que es el del sportswear, y no el del arte.
  2. La importancia y valor de los activos de Nike, una parte de los cuales son sus marcas registradas.

En términos simples, según la postura de Nike, bien podríamos intentar librarnos de las consecuencias de causar daño a una persona argumentando que es una forma de expresión artística en contra de la humanidad.

Es por ello que ha interpuesto una demanda en contra de MSCHF por dilución e infracción de marca.

¿Cómo ha argumentado Nike la existencia de confusión?: Polaroid Corp v. Polarad Elecs

Ahora nos toca meternos en jurisprudencia del sistema anglosajón. Debemos tener en cuenta antes de empezar, que en el sistema anglosajón existe el llamado Case Law , una figura que podríamos comparar a la jurisprudencia de nuestro sistema. Es muy común aportar precedentes para determinar el desarrollo del proceso.

Vamos a nuestro caso:

Para articular su argumentación, Nike ha utilizado la sentencia Polaroid Corp v. Polarad Elecs. En esta sentencia se analizan los ocho factores que determinan la facilidad de confusión entre dos marcas, y la predisposición a que esta continúe.

  1. Fortaleza de la marca

El Swoosh y la palabra NIKE son elementos que hemos visto en su línea de sportswear desde que salió al mercado. Cualquier consumidor asocia estos elementos a la firma Nike y a sus productos.

  1. Grado de similitud entre marcas:

Aquí tampoco hay lugar a debate. La zapatilla satánica es prácticamente una Air Max 97 negra con alteraciones.

  1. Proximidad competitiva

Nike y MSCHF para este caso, operan en el mismo mercado de sportswear y utilizan una plataforma online para realizar sus ventas.

  1. Predisposición a entrar en el mercado de la contraparte, y si los consumidores son conscientes de esta posibilidad

En la argumentación este factor figura como neutral ya que ambos están en un mismo mercado.

  1. Confusión

Es necesario que la confusión se haya manifestado de alguna forma, que no sea meramente potencial.

Vemos en varios comentarios de las redes sociales que los consumidores han asociado a Nike- o han tenido dudas sobre ello- a la colaboración entre MSCHF y Lil Nas, como si todos fueran parte de la misma campaña comercial.

  1. Mala fe del demandado

 Nike considera que MSCHF está intentando capitalizar la reputación de su marca y cualquier posible confusión que pueda haber entre ellos dos.

De hecho en la página web de MSCHF donde se detalla la descripción del producto, en la casilla de “cuerpo” se incluye “NIKE AIR MAX 97”.

  1. Calidad del producto

La alteración de las zapatillas puede acabar dañando la reputación de Nike, la cual se fundamenta en gran parte en la calidad de sus productos. La firma teme que la alteración de las cámaras de aire introduciendo líquido en ellas- además de los posibles riesgos para la salud que pueda acarrear la sangre humana- puedan perjudicar a los consumidores, y de una forma u otra alterar su reputación.

  1. Sofisticación de los compradores

En este último factor se trata de evaluar hasta qué parte de los consumidores llega la confusión. En este caso vemos cómo los consumidores ordinarios, e incluso los coleccionistas de zapatillas- llamados sneaker heads– están igualmente confundidos y convencidos de la participación de Nike en la campaña.

Si quieres ver la demanda al completo ¡pincha aquí! *

Pero ¿y por qué no tomó este tipo de acciones cuando salieron a la venta las Jesus Shoes?

Nike consideró en su momento no tomar ninguna acción respecto a la comercialización de esas zapatillas, debido a que no había generado un impacto tan negativo y perjudicial para su marca. Explicó en una carta dirigida a MSCHF que el hecho de haber tolerado una venta por no ser dañina, eso no abría la puerta a la asociación a realizar cualquier injerencia en la marca libremente.

 

PRIMER ASALTO: LA MEDIDA CAUTELAR

 

Este mismo lunes 29 de marzo de 2021, la fecha en la que las zapatillas saldrían a la venta, Nike interpuso una petición de cautelares* ante los tribunales de NY con la esperanza de paliar los daños que su entrada en el mercado podría llegar a causarle.

Entre las medidas que pide Nike, está la no comercialización de estas zapatillas, su retirada del mercado, frenarse de realizar ningún tipo de pedido con los elementos controvertidos ni promocionarlos de forma directa ni indirecta.

¿Qué necesita probar Nike para obtener la cautelar?

Para obtener la medida cautelar, los tribunales consideran que el demandante debe probar:

  1. La probabilidad de daño irreparable en ausencia del requerimiento.
  2. Aquí tenemos dos posibilidades
    • Probabilidad de éxito en cuanto al fondo
    • O bien, la existencia de cuestiones lo suficientemente serias en cuanto al fondo como para convertirlas en un motivo justo para litigar.

 

El tribunal puede otorgar también una cautelar en situaciones donde no puede determinarse con certeza quién va a prevalecer en el resultado del juicio, pero las consecuencias de no obtenerla son más perjudiciales que los perjuicios de la contraparte por tener que acatarla.

Estas son algunas de las muchas marcas registradas de Nike

 

 

¿Por qué las marcas de Nike deben ser protegidas?

  1. Nike ha promocionado y vendido exclusiva y continuamente las zapatillas con el diseño del Swoosh y el nombre Nike durante al menos 50 años.
  2. El control que realiza en la manufacturación, origen y destino de sus productos es una de las actividades primordiales de la firma para garantizar la calidad de los productos.
  3. La inversión que Nike ha realizado para proteger estos elementos asciende a decenas de miles de millones.
  4. Sus marcas NIKE y el diseño del Swoosh están ligadas a la firma sin ningún tipo de duda o discrepancia.

 

Por ello, Nike alega que la firma se vería más perjudicada por no obtener la cautelar, que MSCHF por acatarla.

 

Resultado

El jueves el juez concedió a Nike la medida cautelar* – aquí tienes la resolución del 1 de abril- , que consiste en la prohibición de MSCHF de comercializar, aceptar pedidos ni promocionar de forma directa o indirecta las zapatillas satánicas que contengan un Swoosh y el nombre NIKE, o elementos similares o imitaciones.

El juez se basa en la probabilidad de éxito de al menos una de las argumentaciones de Nike. Además, ha considerado que la demandante ha podido probar efectivamente la posibilidad de confusión de los consumidores en cuanto al origen, patrocinio o aprobación de las zapatillas de MSCHF. Además de la posibilidad de confusión, determina que las acciones de MSCHF podrían contribuir a la dilución o empañar la imagen de Nike debido a la polémica que está causando esta campaña.

Pero esta no es la perdición para MSCHF. La expresión artística es primordial y válida para ser defendida en un caso como este.

 

¿CONTINUARÁ MSCHF CON EL COMBATE O DECIDIRÁ FIRMAR UN ACUERDO CON NIKE?

 

El cofundador Gabriel Whaley afirmó a Business Insider que el hecho de recibir una carta de cese y desistimiento de al menos una de las marcas en las que han puesto sus manos es bastante probable, y que las acciones legales atraerían una atención que incluso podría incrementar el valor del producto.

Vemos que están preparados para mancharse las manos.

 

¿Qué consecuencias tendrá para la cultura del DIY esta sentencia?

¿Qué probabilidades hay de que gane MSCHF?

¡Hagan sus apuestas!

 

Imágenes extraídas de la demanda: asunto Nike, Inc. v. MSCHF Product Studio Inc., 1:21-cv-01679*

 

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas