LOS BAÚLES DE LVMH

LOS BAÚLES DE LVMH


CONOCE LOS BAÚLES DE LOUIS VUITTON (LVMH).

 

En este artículo hablaremos sobre un objeto de lujo en la industria de la moda, como son los baúles de Louis Vuitton, no sin antes mencionar el significado propio que tiene esta marca a nivel mundial y sus raíces, de ver como el sueño de un joven creador desde hace más de doscientos 200 años, sea aún, uno de los objetos más presumido de la marca y preciado por grandes coleccionistas.

Estos baúles han sido usados por celebridades de todas las épocas, desde Audrey Hepburn, Catherine Denueve y Joan Collins, hasta Sarah Jessica Parker, los Beckham, Bradley Cooper, Angelina Jolie, Rihanna, entre muchas otras.

 

LOS INICIOS DE LOS BAÚLES DE LOUIS VUITTON GAILLARD.

 

 

Louis Vuitton Gaillard

En este orden de ideas, es necesario remontarnos un poco a la historia de quien fue ese joven soñador, llamado Louis Vuitton Gaillard, nacido el 4 de agosto de 1821, miembro de una familia de carpinteros y molineros, nativo de las montañas de Jura, quien decidió echar suerte al destino y partir en el año 1837 se trasladó a la capital francesa, lugar donde se desempeñó como layetier-emballeur. Su mentor en el oficio de fabricar y empaquetar baúles fue el artesano Monsieur Maréchal.

Oficio este de vanguardia para la época, ya que, se vivía un momento de plena revolución industrial y los viajes tanto en barco como en ferrocarril serían más recurrentes, por ende las maletas y los baúles sufrirían mayores desgastes y exposición al polvo y al agua, deteriorándose con facilidad.

 

Por este motivo el joven Louis Vuitton, pensando en una solución para los viajeros, crea un baúl verdaderamente duradero de madera de álamo, cubierto por una lona color gris-Trianon, en su exterior tenia esquinas metálicas, siendo muy resistente al agua, para que el equipaje fuese bien seguro, revolucionando de esta manera y posiblemente sin saberlo, la moda y el arte de viajar.

 

 

Se dice que entre su distinguida clientela como fabricante y embalador de equipaje figuraban las personalidades más importantes de Segundo Imperio Francés. En este sentido,  Louis Vuitton se convertiría a sus 32 años de edad en el preferido de la Emperatriz Eugenia de Montijo esposa de Napoleón III Bonaparte; quien contrató de sus servicios de layetier-emballeur por su gran destreza, dedicación y la calidad de su trabajo, creando para ella piezas exclusivas desde un baúl tipo armario hasta un estuche para perfumes, que al pasar de los años se fueron convirtiendo en piezas muy exclusivas y coleccionables.

Fue a sus 33 años de edad, específicamente en 1854 un año de logros y crecimiento tanto personal como profesional para Louis Vuitton, ya que ese año coincidió su matrimonio con Clemence Emile y la inauguración de su propio taller, ya que juntos abrieron las puertas a su calificada clientela de viajeros, en la zona privilegiada del número 4 de la Rue Neuve Des Capucines, cerca de la Place Vendôme. A su lista de clientes, se sumaron celebres personajes de la historia como el rey Alfonso XIII, el zar Nicolás II de Rusia, la actriz Sarah Bernhardt, la Reina Victoria de Inglaterra y aventureros como Pietro Paolo Savorgnan di Brazza.

El creativo Louis Vuitton, enfocado siempre que sus diseños fuesen un objeto de lujo e inspirado en las experiencias de su clientela burguesa, le da vida a esta marca “LOUIS VUITTON MALLETIER”, creando modelos verdaderamente extraordinarios, piezas exclusivas con una capacidad de almacenamiento genial porque para él no solo era importante la parte estética de sus creaciones sino su comodidad y funcionalidad.

 

El ÉXITO DE LOS BAÚLES DE LOUIS VUITTON.

 

 

 

Sus baúles se convirtieron en los más solicitados del mercado mundial por la expansión del transporte y su gran calidad de fabricación, los llevó como marca a un éxito grandioso que tuvieron que expandir el trabajo y crear un taller de fabricación más grande.

Por esta razón, decide crear estratégicamente en el año 1859 la fábrica de Asniéres, ubicada muy cerca del rio Sena, donde fácilmente pudieran transportar la madera de álamo, principal material utilizado para sus creaciones. Además, se utiliza okume y madera de haya, por sus propiedades flexibles y resistentes.

 

 

 

Su innovación creció tanto, que comenzó a crear diferentes artículos de viaje como maletas, armarios y baúles totalmente transportables, con cajones, compartimientos, colgaderos y otros.

 

 

 

E igualmente, se señala a través de la historia que en el año 1886, Louis Vuitton junto a su hijo Georges  Ferréol registraron una cerradura de caja, una especie de candado que hasta los actuales momentos es un símbolo de la marca, sistema de cierre único con dos hebillas de resorte convirtiendo los baúles de viaje en verdaderos cofres de tesoros, resultando un destino excepcional para la marca.

Aunado al éxito les toco enfrentar momentos transcendentales para la marca y nos hace reflexionar el ver como la mente creativa y soñadora de los Vuitton transformaron una noticia devastadora en una oportunidad de crecimiento y mayor exclusividad de su marca, pues dicho taller que en algún momento fue destruido y desvalijado por ladrones tras el movimiento  de la comuna de Paris (1871), asimismo, fue levantado por sus dueños y hasta la actualidad continua operativo en la creación de artículos viajeros de edición limitadas y pedidos por encargo.

 

Barricada durante los acontecimientos la comuna de París

 

En relación a lo ocurrido en la fábrica de Asniéres, y con el éxito que tenía en el comercio mundial sus novedosos productos, no se podían permitir que los falsificadores hicieran leña del árbol caído y con la máxima expresión en la creatividad e innovación se empeñaron en elaborar un mecanismo para evitar confusiones y posibles falsificaciones, mecanismo basado en un logo de la marca que años posteriores su hijo Georges Vuitton innovaría.

 

 

En el año 1892, a la edad de 72 años muere Louis Vuitton, no sin antes elaborar un catálogo con todas las creaciones, innovaciones y patentes que había desarrollado su marca, e inclusive el acuerdo indestructibles con el escapista  Houdini a quien reto públicamente, entre sus principales creaciones, tenemos:

 

EL FLAT TRUNK.

 

 

Su primera innovación; ese fue el nombre que le dio Louis Vuitton al Bául FLAT TRUNK cosido a mano, cubierto por una lona gris trianon, impermeable y resistente al agua.

Estos baúles en su parte exterior tenían sus bordes cubierto de metal, contaba con asas, repisas y fajas de madera de haya remachados, en su interior poseía varias compartimentos de forma que los objetos pudiesen ser transportados apropiadamente.

 

EL WARDROBE.

 

BAÚL LOUIS VUITTON LVMH BAÚLES

 

Este es un baúl  tan peculiar y emblemático, nació en inspiración al equipaje de la Emperatriz Eugenia de Montijo  en el año 1875, por sugerencias de su amigo Charles-Frédéric Worth al comentarle que las crinolinas estaban siendo poco a poco sustituidas por formas menos voluminosas, en este sentido el ingenio de Vuitton no se hizo esperar y crea esta pieza ideal para viajes largos.

El Wardrobe de Louis Vuitton, contaba con un perchero de un lado y al otro lado varios cajones, siendo un armario totalmente transportable y adaptable a las cabinas de los barcos, fabricado en cuero de alta resistencia, su idea de compartimientos evitaba al viajero deshacer todo el equipaje cada vez que llegaba a un nuevo destino.

 

DAMIER CANVAS.

 

 

Louis Vuitton no podía dejar de mencionar en su catalogo el nombre de Damier Canvas, calificativo que le dio en el año 1888, a la lona que cubría las piezas, diseñada con la marca, en la cual se podía leer: marque L. Vuitton déposée, traducido al español como L. Vuitton marca Registrada, sin embargo fue el año 1905 que legalmente fue protocolizada la marca.

 

ROOF TRUNK

 

 

Posteriormente, en el año 1896 Georges Vuitton quien había tomado las riendas del negocio, enalteciéndolo aún más y convirtiendo la marca en la moda “Louis Voitton”.

Su gran ingenio le permitió innovar el llamado Monograma o también conocido como logomanía, un distintivo propio y alegórico de la maison, dando de esta manera un reconocimiento social y publicitario a sus productos en el mundo de la moda al escoger su sello como un símbolo universal de modernidad, incluyendo al catalogo de la empresa, innumerables piezas que en la actualidad son coleccionables, de gran valor pecuniario siempre acorde a los gustos más exquisitos de solicitudes especiales, como lo fue el primer prototipo de baúl para vehículos creado en el año 1897, con el nombre de Roof Trunk, especie de baúl para el techo de los automóviles, así como el  Drive’s Bag.

También fueron elaboradas piezas invaluables como el Baúl escritorio especial en cobre el año 1923 y en el año 2009, se crea el Baúl de transporte para mascotas. Lo verdaderamente sorprendente de esta exitosa marca, a parte de la calidad e ingenio en la elaboración de sus artículos de lujo, fue como sus fundadores fueron tan constantes, meticulosos y visionarios para proteger sus derechos como creadores, indiscutiblemente fueron muy bien asesorados para lograr ese imperio en la moda francesa.

Finalmente, se puede decir que la marca Louis Vuitton, ha mantenido desde sus inicios en el siglo XX, la calidad y el prestigio en sus diseños, considerada actualmente una de las más importantes del mundo, la cual pertenece al grupo francés líder en marcas de artículos de lujo conocido como LVMH,  siglas que se le dio en el años 1987 por la unión las empresas Louis Vuitton y Moët Hennessy.

Por ello, este año que marca los 200 años del nacimiento de Louis Vuitton Gaillard, el conglomerado está celebrando actividades artísticas y culturales, en homenaje al gran creador.

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas