Loewe, una marca con historia

Loewe, una marca con historia

Loewe y el eterno toque de clase

Qué duda cabe de que Loewe siempre destaca por su originalidad, como este LOEWE x Divine, que es nuestra foto de portada, que es una colección de edición limitada que celebra la libertad y la autodeterminación en apoyo del Visual AIDS y el Baltimore Pride. Retrato de Divine, 1984. Fotografía de Greg Gorman

No cualquier casa de moda por más marca de prestigio que haya logrado, puede presumir de historia. Y este es un valor que la hace muy diferente a la casa Loewe.

Fue fundada en Madrid en 1846 y tiene el mérito de haber transitado por el siglo XIX, todo el XX y lo que va de XXI.

Plaza Mayor de Madrid en 1846

 

Su fundador fue Enrique Loewe Roessberg que llegó de Alemania con la idea de formarse en un taller de marroquinería ubicado en la calle Lobo –actual calle Echegaray de Madrid– y que databa de 1846. Pero ya la historia personal de este pionero quiso que en 1892 Loewe Roessberg, que era un artesano alemán, abriera su primera tienda bajo el nombre de E. Loewe.

La marca se fue expandiendo y creciendo a lo largo del siglo XX hasta que en los años 80 fueran las top models del momento, como Claudia Schiffer y Linda Evangelista las que lograsen un gran impacto en los medios de comunicación.

Claudia Schiffer

Linda Evangelista

Nombres de diseñadores famosos que pasaron por Loewe

Entre los diseñadores que tuvo la casa Loewe están famosos como Armani y Lagerfeld, aunque cuando no habían llegado a su pináculo personal de la fama que adquirieron después, diseñaban las colecciones sin su firma.

Fue Narciso Rodriguez que llegó a Loewe con el fin de reforzar la imagen de las prendas de la marca, afirmando que “uno de los objetivos al llegar a esta casa, muy conocida por la piel, los accesorios y la calidad, es mezclar todos esos elementos en una colección prêt-à-porter”.

Es en 2001, cuando llega José Enrique Oña Selfa, belga y formado en la Escuela de Bruselas e hijo de emigrantes españoles, logrando convertirse en el diseñador de las colecciones de mujer.

José Enrique Oña Selfa

 

Se quería ampliar el espectro de la clientela

En aquel momento la estrategia de la marca se encaminaba a captar a compradores con un espectro de edad más amplio. Querían ampliar el abanico de clientas, acercado la marca a una clienta nueva, más joven y muy al tanto de las tendencias en moda, sin por eso renunciar a las clientas habituales.

Oña Selfa imprimió una frase que denotaba su gran respeto y admiración por la marca, afirmando que “Loewe no es una casa tradicional, sino con tradición”.

Y esto era fácil de demostrar, porque no había más que ver los bolsos que recuperaron de los años 40 y 50 pintados a mano, con broches y otros detalles bastante surrealistas.

La calidad de los materiales

Mención aparte merece la calidad de los materiales con los que se trabaja. Uno de los emblemas de la casa, el bolso Amazona diseñado por Dario Rossi en 1975 está hecho con Napa 7000, considerada la piel de mayor calidad del mundo. Esto es lo que se denomina el ‘tacto Loewe’.

Time line de la Casa Loewe

1892

Enrique Loewe Roessberg, un artesano alemán, abre su primera tienda en la calle Príncipe de Madrid bajo el nombre de E. Loewe.´

1905

El rey Alfonso XIII entrega a la empresa el título de Proveedor Oficial de la Casa Real.

1937

Enrique Loewe Knappe, nieto del fundador, inaugura una tienda en la calle Gran Vía de Madrid, todo un símbolo de la capital desde entonces.

1973

Se lanza la primera campaña de publicidad de la firma.

1975

A la izquierda el bolso Amazona de 1975 y a la derecha el Amazona actual

 

 

Dario Rossi crea el Amazona, un bolso de napa flexible y todo un icono de la marca. Con el tiempo se ha renovado y relanzado en diversos materiales, tamaños y colores.

1988

Se inaugura la Fundación Loewe.

1993

El Palacio de Amberes de Madrid acoge la exposición Mundo Loewe, una muestra de la colección de pañuelos de Loewe.

1996

Bernard Arnault

 

El grupo de lujo francés LVMH se hace con el control de la firma.

1997

Narciso Rodriguez se pone al frente de Loewe como director creativo.

2001

El belga José Enrique Oña Selfa toma el testigo de Rodriguez y llega a Madrid para diseñar las colecciones prêt-à-porter de Loewe.

2008

Stuart Vevers es nombrado nuevo director creativo. Stephanie Seymour es la imagen de la campaña para el otoño-invierno de la firma.

2009

Se presenta en París la primera colección de Vevers para Loewe. Concretamente en la Universidad Descartes. La top Gisele Bündchen protagoniza la campaña de otoño-invierno.

2010

Cayetano Rivera

 

El torero Cayetano Rivera es la imagen del perfume de Loewe, Siete.

2011

La top model Maria Carla Boscono protagoniza la campaña de verano. Se reedita el bolso Flamenco, un diseño de los años 80.

2012

Loewe genera un gran revuelo en las redes sociales con su campaña Loewe Oro en la que el editor Luis Venegas dirige a varios jóvenes hipsters como el actor Martín Rivas o las hermanas Cuesta –sobrinas de Ana Belén– que son entrevistados y posan con complementos de la firma. Penélope Cruz presenta su nueva película en San Sebastian, Bienvenido al mundo, con una cartera fucsia de la marca. La publicidad para el otoño-invierno 2012-2013 está protagonizada por algunos rostros populares como las actrices Clara Lago o Ángela Molina, el modelo Andrés Velencoso o la modelo Bimba Bosé.

2013

La actriz Penélope Cruz se convierte en imagen de la firma. El diseñador Junya Watanabe crea una colección cápsula y en edición limitada para Loewe. “Era un admirador del trabajo de Junya, de cómo juega con los clásicos, y quería ver su perspectiva aplicada a Loewe” relata Sutart Vevers, director creativo de la firma española en ese momento. Poco después, Vevers abandona Loewe para convertirse en director creativo de Coach. El joven diseñador británico J. W. Anderson se convierte en el nuevo diseñador de la marca.

2015

Fallece Vicente Vela, creador del anagrama de las cuatro eles de Loewe. Se inaugura la tienda de Miami, el primer paso hacía la expansión estadounidense de la firma.

2016

La top Liya Kebede protagoniza la campaña otoño-invierno de la firma. Fallece Enrique Loewe Knappe, responsable de la expansión de la firma en los 50, a los 103 años.

2018

Se lanza una colección cápsula en homenaje al arquitecto Charles Rennie Mackintos.

La historia del Amazona

El nacimiento del Amazona de Loewe en 1975 supuso un punto de inflexión, porque el bolso era un símbolo de la nueva era que comenzaba en el país, con mayores libertades y autonomía individual. Y estaba ideado para las mujeres que comenzaban a disfrutar entonces de mayor poder, independencia y relevancia social.

Hasta ese momento, los bolsos se creaban para ocasiones concretas, como asistir a la ópera o ir de compras, pero el diseño de Loewe de hacer un bolso flexible, ligero y funcional, facilitaba que se pudiera llevar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Filosofía de veinticuatro horas y siete días a la semana

Era un cambio radican en lo que había funcionado hasta entonces en el ámbito de los accesorios y el Amazona se terminó convirtiendo en un ícono.

Aunque algunos detalles han ido cambiando con el paso del tiempo, ya que el modelo original no llevaba forro y las costuras no se escondían en el interior, ya que se cerraban por fuera con un ribete de cuero y la piel debía ser perfecta por ambos lados.

 

Pero la mayor parte de los elementos que se convirtieron en su estructura siguen estando presentes: las cantoneras, piezas cuadradas en las esquinas que refuerzan el bolso; los chapones, las aplicaciones cuadradas en la base del asa; el candado y la llave con funda que cuelgan del asa y, sobre todo, el anagrama –creado años antes que el bolso y compuesto por “cuatro L” mayúsculas– que se estampa en bronce con la intención de que perdure por siempre.

 

La piel usada en la confección de cada uno de los bolsos tiene que ser perfecta. Para garantizarlo, cada Amazona es sometido a un triple proceso de selección. Al final, sólo un 5% de las pieles que llegan a la tenería pasan el exhaustivo control.

El bolso está compuesto por un total de sesenta y una piezas distintas. Cada una de ellas requiere una media de seis horas y media de trabajo artesanal. Finalmente, se necesitan cuatro artesanos especializados en los procesos de corte, preparación y montaje para hacer realidad este icono.

Al cumplir los 160 años

En 2006 cumplía los 160 años para lo cual hubo una serie de actos para celebrarlos, entre ellos la reedición  de los logos más significativos de la firma y una exposición de arte contemporáneo que llevaba por título “Llévame contigo” siendo la comisaria Amelie Aranguren que era en aquella época la coordinadora de exposiciones del Espacio 1 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS)

No es la primera iniciativa de este tipo asociada a Loewe, una casa estrechamente vinculada con la cultura desde sus inicios. Y esto puede verificarse perfectamente cuando comenzó a colaborar con la promoción de las artes a través del Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe,  que presidió hasta su muerte, el poeta Octavio Paz.

J.W.Anderson,

 

En 2008 aterriza un británico en Madrid -base de operaciones de Loewe-. Stuart Vevers, procedente de Mulberry y con la clara misión rejuvenecer los códigos de la firma, es nombrado nuevo director creativo. Pero cuando decide irse a la firma Coach, es reemplazado por J.W.Anderson, un joven británico que estaba muy de moda en ese momento.

Al hacerse cargo de su dirección, Anderson dijo que le gustaba España, el trabajo de la cerámica, los colores que tiene y los grandes artistas que ha dado, destacando a Picasso y Balenciaga.

Anderson consigue su objetivo de poner a la Casa Loewe en el mapa internacional y convertirla en una de las marcas favoritas de las fashion insiders. Entre las señas de identidad de este nuevo Loewe destacan el gusto por la artesanía y las colaboraciones con destacados artistas internacionales como Charles Rennie Mackintosh o Ouka Leele.

 

Referencias

/LOEWE: UNA MARCA DE LUJO

https://enriqueortegaburgos.com/loewe-y-sus-caracteristicas-distintivas-de-una-historia-de-exito/