LA HISTORIA DE PURIFICACIÓN GARCIA
53651
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-53651,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,unselectable,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,columns-3,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

LA HISTORIA DE PURIFICACIÓN GARCIA

Por Anna Alegret.

Purificación García nació en Castrelo do Val, Ourense (Galicia) y al poco tiempo se mudó con sus padres a Uruguay, donde empezó a trabajar en el mundo textil y adquirió un gran conocimiento del tejido. Posteriormente se trasladó a Canadá y entró en contacto con el mundo de la piel. Tras una fugaz etapa neoyorquina, regresó a España en 1978 y fijó su residencia definitiva en Barcelona.

 

En 1981 presentó su primera colección completa y en 1983 se consolidó en el mercado nacional, desfilando en Barcelona y en Madrid. En el año 1985 abrió su primera tienda en Amberes (Bélgica) y en 1989 desfiló por primera vez en la Pasarela de Milán donde recibió una excelente crítica. Posteriormente abrió boutiques en Tokio, Osaka y Kyoto y en el año 1990 realizó su primer desfile en la capital nipona. En el año 1995 abrió su boutique taller en la Avenida Pau Casals de Barcelona donde confecciona prêt-à-porter y lo que llamó Nueva Costura, de la que son un gran ejemplo sus trajes de novia que a partir de 1997 presentó en la pasarela del grupo Novia España.

 

En 1998 firmó un acuerdo con STL (Sociedad Textil Lonia) para el diseño, la fabricación y la distribución de una línea prêt-à-porter femenina, otra masculina y sus respectivos accesorios. Un año después, comenzó su colaboración con el fotógrafo Chema Madoz y fruto de dicha relación surgieron imágenes publicitarias icónicas.

purificacion1
Foto Pinterest

En el año 2001 publicó el libro Tener Estilo de la editorial Temas de Hoy y en el 2003 creó el Premio de Fotografía Purificación García, que se ha consolidado como uno de los certámenes con mayor prestigio en el panorama nacional. En 2006 comenzó una colaboración con el fotógrafo y director de arte Juan Gatti para realizar las imágenes de sus campañas. Gatti es un diseñador, artista plástico y fotógrafo argentino que ha destacado por ser el autor de los diseños gráficos de las películas de Almodóvar.

 

En 2011 fue condecorada con la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo otorgada por el Ministerio de Trabajo de España y en el 2012 lanzó la tienda online. Purificación García continúa abriendo puntos de venta en todo el mundo: en 2012 llegó a Estados Unidos con una apertura en Miami, en el 2013 llegó a Latinoamérica con la apertura de una tienda en Chile y en el 2015 aterrizó en Oriente Medio inaugurando su espacio en Mirdiff. Finalmente en el año 2017 recibió el Premio Nacional de Moda por toda su extensa trayectoria profesional, y es que Purificación García es uno de los nombres clave de la moda española desde la década de los 80.

Dentro del mundo Purificación García los accesorios tienen un peso muy importante. Un ejemplo de ello es el Origami, un bolso inspirado en el arte milenario japonés de doblar papel para crear complejas figuras consideradas casi esculturas y que en la temporada Otoño-Invierno 2016 se convirtió en uno de los bestsellers de la marca a nivel global. El proceso para crear uno de estos bolsos se inicia con la selección de la piel eligiendo napa ovina de alta calidad, y una vez estirada se marca el patrón. Después se aplican soportes triangulares que componen la estructura y manualmente se realizan un a una las hendiduras sobre la piel que le aportan movimiento.

 

 

Purificación García es una marca con una importante repercusión en el mundo de la moda tanto a nivel nacional como internacional, con 140 tiendas y más de 350 puntos de venta, la firma se erige como una marca de relevancia dentro del mundo de la moda. Cuentan con varios puntos de venta en España y han desembarcado en el panorama internacional en países como Estados Unidos, México, Colombia, Venezuela, Chile, Portugal, Polonia o Los Emiratos Árabes, entre otros.

 

 

Purificación García diseña colecciones equilibradas para la mujer y el hombre actuales, siempre cuidando los detalles y creando imprescindibles. Un ejemplo de ello es el ya mencionado bolso Origami, inspirado en el arte milenario japonés y convertido en un best seller.

Los conceptos de la marca son cuatro: el cubo, el ocho, la catarina y la cala. ¡Vamos a descubrirlos!

El Cubo y el 8

El cubo es uno de los símbolos de identidad de la marca. El cubo representa algunos de los valores más significativos de la marca: minimalismo y líneas puras. Un logotipo que ha trascendido la representación visual de la marca y se ha convertido en un cubo vacío para llenar y dejar volar la creatividad, inspirando numerosas creaciones.

 

La primera vez que se introdujo en un diseño fue en la primera colección masculina de la diseñadora en 1998. Desde ese momento ha ido incorporándose en diferentes prendas, bolsos o accesorios, evolucionando hasta ser parte de la comunicación e imagen de la marca. Con el tiempo ha sido la inspiración de numerosas colaboraciones artísticas y ha dado origen a acciones singulares, como la campaña #encuentratucubo, donde miles de personas de todo el mundo han creado fotografías aportando su visión de nuestro cubo.

 

En la matemática el cubo de un número implica multiplicarlo por sí mismo tres veces. A Purificación García le gusta tenerlo en cuenta en la creación de sus diseños, con la idea de potenciar su valor y hacerlos más visibles.

El 8 otro de nuestros códigos, marca también la medida del cubo en las prendas, siempre de 0,8 mm y juega con sus múltiplos en las diferentes versiones de tamaño. El cubo es un símbolo que ha traspasado las colecciones y se ha convertido en mucho más que un logo. Es una fuente de inspiración constante que transmite los valores de la marca y la personalidad de quien lo lleva.

La catarina

Su nombre varía según la especie y el país. Los más habituales: mariquita, ladybird, chinita, San Antonio o tortolita. Purificación García se inclina por Catarina, que es la versión mexicana. Fue allí durante un viaje en su adolescencia, que la llevo por distintos países de Latinoamérica, donde nació su pasión por este simpático insecto que aparecía inesperadamente por todas partes.

 

Culturas de todo el mundo la asocian a la buena fortuna. Algo muy llamativo, porque es bastante común que ciertos animales estén relacionados con la buena suerte, sin embargo, suelen variar de un país a otro. En su caso no es así, y es de los pocos insectos que puedes encontrar prácticamente en todos los lugares del planeta. Las más deseadas son las de 8 puntos. Según la tradición si te las encuentras puedes pedir un deseo, son mensajeras de noticias positivas, y su aterrizaje en una persona le anuncia que algo bueno va a llegar.

 

Esto, además de su indiscutible atractivo, llevó a Purificación García a incluirla en sus diseños con la intención de transmitir esta energía a quien los lleve, como un talismán para que las cosas vayan bien.  Aunque existen diferentes variedades, las catarinas más conocidas tienen un color rojo intenso que las hacen fácilmente reconocibles y destacar allí donde estén.

La cala

Bajo un concepto vibrante y fresco, la colección Cala de Purificación García reafirma la fina estética que ha caracterizado a la diseñadora con la icónica flor como motivo protagonista. La cala apreció por primera vez en la colección de bisutería pero se ha convertido en un icono de la marca y ahora se reinterpreta para dar un aire fresco y aportar una versión más conceptual a toda una colección.

error: Este contenido esta protegido !!