LA FALSIFICACIÓN DE MATERIAL DEPORTIVO

FALSIFICACIÓN MATERIAL DEPORTIVO

LA FALSIFICACIÓN DE MATERIAL DEPORTIVO


LA FALSIFICACIÓN DE MATERIAL DEPORTIVO.

 

A diario, millones de personas de la Unión Europea practican y disfrutan del deporte. Y no es ningún secreto que, nuestro país es un referente en multitud y muy variados deportes. Al mismo tiempo, España también ocupa el podio en cuanto a cantidad de productos deportivos más falsificados de Europa, habiéndose generado un renombre en mercado paralelo ilegal de imitaciones.

Con la consagración del mercado único, la aduana española ha dejado de actuar como frontera fiscal para el tráfico con otros Estados miembros de la Unión Europea. El desafío actual para las autoridades consiste en compatibilizar la libertad comercial con la efectividad del esfuerzo en la represión del contrabando, ya que el pirateo afecta todas las industrias donde hay dinero y la industria del mundo deportivo tampoco se salva, sino todo lo contrario, es una de las que más dinero proporciona a los infractores.

Si buscamos una definición para la industria de las falsificaciones, sería algo así: práctica de fabricar, distribuir, vender o comercializar mediante importación/exportación de bienes de calidad inferior al producto original que imitan productos genuinos de una marca registrada, sin el consentimiento del propietario legítimo de dicha marca.

 

EL NUEVO MERCADO DEPORTIVO – EL MERCADO VIRTUAL

FALSIFICACIÓN MATERIAL DEPORTIVO

 

Aunque antiguamente el nicho de mercado de imitaciones estaba dominado por vendedores ambulantes que vendían al aire libre productos deportivos falsificados, actualmente, el mercado se ha trasladado al mundo virtual. El internet proporciona a los falsificadores un medio favorable para ocultar su rastro y su identidad a la vez que obtienen beneficios económicos extremadamente rápido.

Las plataformas que dominan el mercado occidental de ropa deportiva falsificada en récord de cifras de ventas, son Amazon (23,1%), eBay (26,2%), Wish (12,3%) y Alibaba Group (9,2%). A estas, se suman las redes sociales que, han tenido un boom en los últimos años y aunque no venden directamente, difunden y promocionan productos falsificados.

LOS CONSUMIDORES CONFÍAN EN LOS ANUNCIOS DE LAS REDES SOCIALES.

 

Mientras las plataformas de comercio electrónico anteriormente referidas han estado muy vigiladas para que cumplan religiosamente con los derechos de propiedad intelectual, y a pesar de ello, a las autoridades les ha sido complicado impedir que distribuyan y vendan productos falsificados, las redes sociales no han estado controladas en absoluto hasta hace poco.

Influye el hecho de que no hay un límite real a la frecuencia con la que se pueden publicar enlaces y publicidad en las redes sociales, y muchos consumidores dominados por la intriga y curiosidad, siguen los enlaces de las redes. Se comprueba así que, gran parte de los internautas confían en los productos promovidos por las redes a pesar de desconocer la fuente de dónde proceden.

Internet es la vía más usada para impulsar el comercio ilegal, y las ganancias masivas, se obtienen gracias a las plataformas que difunden mundialmente los artículos pirateados.

La lucha de las autoridades contra las redes mafiosas organizadas, no cesa. Pero el mercado global y la economía abierta entre países, hacen muy complicada la tarea de evitar que se introduzcan productos falsificados por los huecos de las fronteras europeas. Según estudios de la EUIPO, el sector de artículos deportivos pierde más de 500 millones de euros anualmente como resultado de la infracción de los derechos de propiedad intelectual. Hablamos también de economía sumergida, de miles de puestos de trabajo afectados, de impuestos evadidos y de perdidas millonarias para la Hacienda Pública.

 

¿CÓMO PUEDO SABER SI UN PRODUCTO ES REAL O ES UNA IMITACIÓN?.

 

Todos conocemos el refrán, si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Que sea falsificado, por supuesto.

De lo que no hay duda, es que, si un producto es de calidad, cuesta dinero. El primer indicador de si un producto es original o no, es el precio. Si el precio es muy inferior al producto auténtico, es la primera señal de alarma de que lo que estás a punto de comprar, es poco probable que sea producido por la marca real. Además del precio, la calidad del producto, es otro factor que indica si estás adquiriendo una falsificación. Y no en ultimo lugar, hay que prestar mucha atención a los detalles en el producto.

Las marcas legales suelen introducir códigos de barras, hologramas, ciertas costuras u otros dispositivos identificativos del brand, que los falsificadores pasan por alto.

La mayoría de los fabricantes reconocidos de artículos deportivos dedican mucho esfuerzo y tiempo a diseñar científicamente los equipos deportivos para hacer que el deporte sea agradable y seguro al mismo tiempo para sus usuarios.  A la vez, los fabricantes, suelen someter los productos y los materiales deportivos, a pruebas y a condiciones climáticas extremas, adoptando todas ls medidas para que no fallen. Por tanto, los equipos deportivos gozan de un alto nivel cualitativo y de alto grado de seguridad.

 

No se puede decir lo mismo sobre los falsificadores, que hacen caso omiso a todas las pautas de producción y de seguridad que deberían usar para que el producto sea lo más seguro posible. Para ellos, lo único importante es ganar dinero rápido a toda costa. La calidad del producto, la experiencia del comprador o la seguridad del mismo, les importa más bien poco, y uno de los principales motivos en base a los que basan sus “producciones”, es que no tienen una reputación que proteger. En multitud de ocasiones, sus empresas desaparecen de la noche a la mañana, siendo absolutamente imposible seguir su rastro por parte de las autoridades.

No son pocos los compradores que desconocen por completo los peligros a los que se exponen cuando adquieren productos deportivos pirateados. Compran intencionadamente productos que cuestan menos, pero esperando la misma calidad que ofrece el producto original. Error. La calidad nunca va a ser igual y menos aun pueden esperar que la marca original “de la cara” por las elecciones erróneas o por que no decirlo, voluntarias, de algunos compradores.

Este tipo de pensamiento es fuertemente criticado por la industria de los artículos deportivos y por los profesionales de la protección de la marca registrada. Las empresas originales suelen invertir mucho dinero y protegen agresivamente su marca, participando junto a las autoridades, con el fin de evitar que sus productos sean pirateados y que las copias lleguen a consumidores que puedan verse afectados.

No obstante, también hay muchos usuarios que no son capaces de distinguir un producto original de uno falsificado. Por ello, lo mejor en caso de duda, es comprar directamente en la página web de la marca o en sus tiendas físicas oficiales.

 

 

EL PRODUCTO MÁS FALSIFICADO “LAS ZAPATILLAS NIKE”

FALSIFICACIÓN MATERIAL DEPORTIVO

 

Si antiguamente las zapatillas sólo se usaban para practicar deporte, actualmente se han convertido en una tendencia en el mundo de la moda, siendo un must have, sobre todo para los adolescentes.

Las zapatillas han registrado el mayor crecimiento de ventas en los últimos años, y con ello, se han convertido en el producto más falsificado, y mas incautado en las aduanas.

Según un informe de la EUIPO, denominado “Tendencias en el comercio de productos falsificados y pirateados”, se ha constatado que la marca más falsificada es NIKE, la empresa líder mundial en el mercado del calzado deportivo y los productos más falsificados después de las zapatillas, son camisetas, calcetines, gorros, equipamientos de futbol, palos de golf, etc.

Más del 80% de los envíos de mercancía incautada se realiza a través de servicios de mensajería ordinario o express, en pequeños paquetes. Esto dificulta la detección de los fraudes por parte de las autoridades, siendo físicamente imposible que sean controlados todos los paquetes que entran a través de las aduanas. Sólo se consigue controlar un 2-3% de las mercancías que llegan a nuestras fronteras, un porcentaje extremadamente pequeño.

Los países que dominan la industria de falsificaciones son China, Hong Kong y Tailandia y las copias son cada vez más similares a las originales.

Para mencionar un caso famoso de falsificación en masa, recordamos el fenómeno de las zapatillas Adidas Yeezy, una colaboración de Adidas con el rapero estadounidense Kanye West. Fue en 2015 cuando lazaron las primeras zapatillas, las Yeezy Boost 750, superando su precio los mil euros actualmente. El revuelo fue causado porque se han lanzado muy pocas unidades, en muy pocos puntos de venta. Por supuesto, la falsificación de estas zapatillas de ha disparado, alcanzando precios 4 veces inferior al original.

 

¿EXISTE REPERCUSIÓN LEGAL EN ESPAÑA PARA LOS DELINCUENTES?.

 

Es importante señalar que no todas las imitaciones o falsificaciones pueden ser perseguidas como delito.

  1. Para que se puedan considerar como tal, es requisito necesario que el producto falsificado tenga fin comercial y, por ende, animo de lucro. De modo que si alguien imita una marca sin que tenga un motivo económico detrás, no puede ser considerado delito.
  2. Un segundo requisito para poder proteger una marca y que exista delito, es que esta esté registrada cumpliendo los requisitos impuestos por la Ley de Marcas. Así deben ser también sus productos. La ausencia del consentimiento del titular de la marca original para poder usarla, es otro requisito que para considerar delito, las falsificaciones.

Pues bien, el marco jurídico español, confiere varias herramientas legales para perseguir y castigar a los falsificadores. Tenemos la Ley del Contrabando, recientemente reformada, la Ley de Propiedad Intelectual y por supuesto, en Código Penal, que en el Título XIII castiga los delitos contra el Patrimonio y contra el orden socioeconómico, relativos a la propiedad intelectual, e industrial, al mercado y a los consumidores.

LA REPUTACIÓN DE LAS MARCAS.

 

Para las marcas, la reputación es todo. Estas dominan los precios Premium y la lealtad de los clientes. Al mismo tiempo, realizan transacciones comerciales deportivas de alto valor económico, plasmando anuncios de comercialización de productos y ofertas de patrocinio en los eventos deportivos. Por ello, las marcas reconocidas, no se permiten traicionar la confianza de sus compradores y luchan constantemente para frenar el tráfico y las ventas de productos ilegales que llevan su logo.

Está claro que hay muchos compradores que adquieren ropa deportiva y equipos deportivos falsificados a sabiendas de que no son auténticos y los prefieren gracias a los precios inferiores que tienen, pero también hay muchos a los que hay que educar para que no apoyen a las bandas criminales, a los que transmitir confianza, calidad y los valores de las marcas genuinas.

 

La pregunta que nos debemos hacer todos es ¿existe una solución permanente para poner fin a las falsificaciones?

 

SI QUIERES CONOCER MÁS SOBRE FALSIFICACIONES, TE RECOMENDAMOS, ENTRE OTRAS, LAS SIGUIENTES ENTRADAS:

 

MEDIDAS ANTIFALSIFICACIONES.

FALSIFICACIÓN E IMITACIÓN DE PRODUCTOS DE LUJO.

DELINCUENCIA Y FALSIFICACIÓN DE MARCAS.

ADUANAS Y FALSIFICACIÓN DE MARCAS.

LA DESTRUCCIÓN DE PRODUCTOS FALSIFICADOS.

LOS RIESGOS DE LOS PRODUCTOS FALSIFICADOS.

FALSIFICACIONES EN EL SECTOR DE LA PERFUMERÍA.

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas