DELINCUENCIA Y FALSIFICACIÓN DE MARCAS

DELINCUENCIA Y FALSIFICACIÓN DE MARCAS


DELINCUENCIA ORGANIZADA Y FALSIFICACIÓN DE MARCAS

 

Si hablamos del mundo de la propiedad intelectual, es bien conocido que, para un país, la propiedad intelectual es un combustible de valor incalculable. Sin embargo, el valor que tiene este, también lo conocen los delincuentes, que siempre seguirán el dinero.

En un reciente informe de análisis a nivel de industria, elaborado por la EUIPO y la OEP se calculó que las industrias que dependen de la propiedad intelectual sustentan más del 29% del empleo en la Unión Europea, lo que equivale a aproximadamente 63 millones de empleos.

Aproximadamente 22 millones de puestos de trabajo son generados por empresas que ayudan a sostener las principales industrias de propiedad intelectual mediante el suministro de bienes y servicios.

En conjunto, la proporción total de puestos de trabajo relacionados con la propiedad intelectual en la Unión Europea se eleva al 39%. Además, el 30% de estas industrias dependen de las marcas comerciales para proteger sus productos y servicios.

Según la EUIPO y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el comercio mundial de productos falsificados alcanza un valor aproximado de 509 mil millones de dólares o lo que viene siendo, aproximadamente el 3% del comercio mundial.

 

El 7% de los productos importados actualmente en Europa son falsificados, lo que corresponde aproximadamente a 121 000 millones de euros al año.

 

¿CÓMO FUNCIONA EL NEGOCIO?

 

delincuencia

Desafortunadamente, los delitos contra la propiedad intelectual se han convertido en un camino elegido por muchas redes delictivas organizadas.

 

El negocio de la falsificación es una operación mundial, extremadamente rentable, que abarca numerosos países y está organizada por redes delictivas transfronterizas. No obstante, hay pocas organizaciones criminales internacionales que tengan el control absoluto del mercado. Nos encontramos en cambio con estructuras desplazadas y múltiples, pequeñas unidades en red, con diferentes células que asumen distintas funciones en varios países.

 

Los grupos del crimen organizado transnacional son capaces de eludir con éxito los sistemas legales, para infiltrarse posteriormente en las cadenas de suministro legales y los negocios intermediarios legítimos. En resumen, identifican y aprovechan las debilidades de los países. Además, el alcance y la magnitud del comercio mundial de productos falsificados hace que sea casi imposible prevenir y responder de manera integral a las crecientes amenazas.

 

Como resultado, los grupos delictivos transnacionales, graves y organizados han tenido un impacto significativo en el comercio mundial de productos falsificados. Estos grupos se han adaptado y se han vuelto más descentralizados y cada vez más especializados en mover productos rápidamente en el entorno global en desarrollo. Trabajar de esta manera dificulta la posibilidad de detección. Además, tienen más capacidad para ocultar su dinero y activos procedentes de lavado de dinero.

 

¿CUÁLES SON LAS MARCAS MÁS FALSIFICADAS ACTUALMENTE?

 

Según un estudio realizado por H&T Pawnbrokers, este es el top 10 de las marcas más pirateadas en 2020 en el mundo:

 

falsificación

  1. Yeezy (la marca de Kanye West)
  2. Balenciaga
  3. Rolex
  4. Ray-Ban
  5. Gucci
  6. Cartier
  7. Vivienne Westwood
  8. Chanel
  9. Louis Vuitton
  10. Fendi

 

El año pasado Louis Vuitton junto a Nike, encabezaba la lista de marcas de diseñador más falsificadas. Este año ambas han perdido posiciones.

 

¿A QUÉ SE DEBE EL AUMENTO DE LAS FALSIFICACIONES?

 

Las reformas de mercado que tuvieron lugar en la década de los `90, cambiaron drásticamente el mundo. A ello, hay que añadir las siguientes variables:

  • el desarrollo y la difusión de tecnologías digitales, que se tradujo en fronteras disueltas y mercados sin fronteras;

  • desarrollados sistemas de transporte de contenedores, servicios postales y de mensajería, rápidos y eficaces;

  • costos de viaje reducidos; y

  • sistemas bancarios más globalizados, lo que implica movimientos mover enormes sumas de dinero por todo el mundo a la velocidad del rayo.

 

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DEL COMERCIO ILÍCITO Y DE LA FALSIFICACIÓN?

 

El resultado se traduce en un crecimiento alarmante de los mercados ilícitos, que atrajo y reunió a nuevas redes de delincuencia transnacional, hasta llegar a crear una red mundial del tráfico ilícito.

 

Estos grupos criminales están actualmente más empoderados que nunca y cuentan con todos los medios para obtener beneficios de millones de euros gracias a las estructuras criminales de las que forman parte.

 

La avanzada tecnología con la que cuentan, les permite apuntar directamente a empresas y consumidores desde ubicaciones remotas. Mediante el uso de sitios web, redes sociales y aplicaciones y dispositivos de comunicación cifrados de aspecto muy sofisticado, los grupos delictivos han dificultado que las autoridades puedan dar una solución a este grave problema, a la vez que hacen que la falsificación sea cada vez más atractiva para los delincuentes y para los consumidores.

 

Se estima que, en algunos países, los mercados criminales representan casi el 50% de la renta nacional.

 

¿CÓMO SE VALORAN LAS PÉRDIDAS?

 

Si bien los costos son difíciles de cuantificar, y no incluyen daños no monetarios como las enfermedades y la muerte, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos calcula que el valor de la mercancía falsificada se sitúa en torno a los 250.000 millones de dólares por año. Mientras los falsificadores siguen obteniendo grandes beneficios, millones de consumidores están expuestos a productos inseguros e ineficaces.

 

Dado que los países adolecen de una metodología concreta, organizada y consistente en recopilación de datos de diversos sectores, es bastante complicado cuantificar la magnitud de las falsificaciones y sus consecuencias. Para ello, lo que se analiza, son las variaciones entre las ventas previstas y las ventas reales por sector para cada país de la Unión Europea.

 

Entre las variables utilizadas se valoran los factores económicos y sociales que permiten estimar la cantidad de ventas perdidas por los titulares de DPI a causa de las falsificaciones, así como la pérdida de empleos en el sector correspondiente.
 

¿CÓMO COMBATIR LA FALSIFICACIÓN DE PRODUCTOS Y MARCAS?

 

Desafortunadamente, a pesar del creciente conocimiento gracias a los excelentes informes sobre el crecimiento y los peligros de la falsificación producidos por empresas internacionales, agencias de propiedad intelectual nacionales y europeas y la OCDE, actualmente los gobiernos siguen sin estar convencidos de la necesidad de reconocer que el crimen organizado está en aumento y que los peligros se incrementan continuamente.

 

El crimen organizado en la falsificación tiene una dimensión internacional cada vez mayor, y se necesitan iniciativas que coordinen enfoques nacionales e internacionales para ayudar a aprovechar los recursos, las capacidades, la experiencia y los conocimientos de las empresas y las agencias nacionales e internacionales.

El equipo Europol IC3 trabaja con las fuerzas del orden nacionales, empresas y organizaciones asociadas, como la EUIPO, para combatir este destructivo crimen. Al hacerlo, Europol ha desarrollado varias operaciones clave para incautar productos falsificados, cerrar los sitios web que los venden y arrestar a miembros de las redes criminales involucradas.

 

Por lo tanto, es fundamental para garantizar que las fuerzas del orden y las agencias e instituciones relacionadas reconozcan la amenaza de la falsificación y trabajen juntos para construir una respuesta eficaz. Convencer a los gobiernos individuales que admitan que la amenaza es inminente, conllevaría a elevar los niveles de seguridad internacional a la vez que fomentaría las acciones transfronterizas e interinstitucionales. Ello permitiría romper la actual fortaleza financiera del crimen organizado, que utiliza ganancias falsificadas para alimentar otras formas ilícitas de tráfico.
Es imprescindible que las organizaciones y autoridades de lucha contra la falsificación sean capaces y preparados para interrumpir las principales bandas del crimen organizado e identificar oportunidades estratégicas y tácticas para disminuir la amenaza que sufren las marcas actualmente. Detener la infiltración de falsificaciones en los mercados tradicionales y en el medio online, incluidas las plataformas de redes sociales – requiere de acciones y medidas directas, iniciativas y proyectos, así como coordinación entre países.

 

En muchos países la ausencia de legislación disuasoria atrae a los falsificadores, ya que existen puntos débiles del control de fronteras y de unos marcos reglamentarios precarios.

 

Por ello, al no tener miedo de ser detenidos y procesados, son capaces de crear empresas ficticias y sociedades “pantalla” que proporcionan grandes rendimientos económicos ilícitos. A menudo las organizaciones delictivas están involucradas en otras actividades, además de la producción y el comercio de mercancía falsificada. Muchas de ellas también se dedican al tráfico de drogas y armas de fuego y a la trata de personas.

 

Las redes delictivas que se dedican a falsificar productos actúan a través de las fronteras nacionales, entre otras cosas, fabricando, exportando, importando y distribuyendo productos ilícitos. La magnitud del fenómeno y los métodos ingeniosos utilizados constituyen un gran desafío para los agentes de la ley, ya que los falsificadores actúan con gran flexibilidad para poder imitar los productos y evitar ser descubiertos.

 

PROBLEMAS QUE CONLLEVA ADQUIRIR PRODUCTOS FALSIFICADOS

 

La falsificación es un negocio muy lucrativo, ya que los delincuentes sacan partido, por un lado, de la gran demanda continua que existe de productos baratos y, por el otro, de sus bajos costos de producción y distribución. Se aprovechan de los consumidores y de que buscan ofertas y explotan su deseo de adquirir productos de marca a precios rebajados, o simplemente de su situación económica.

 

Adquirir productos falsificados y pirateados, en muchas ocasiones plantea graves problemas para todos los sectores de la sociedad: ponen en peligro la salud pública; privan al sector público de ingresos fiscales, ya que eluden los canales oficiales; hacen aumentar el gasto público, ya que han de asignarse más recursos a la labor de aplicación de la ley a fin de combatir ese comercio ilícito, y hacen que aumente el precio de los productos legítimos, ya que las empresas intentan, de ese modo, compensar sus pérdidas.

 

Todo ello acaba en subida de impuestos por parte de los gobiernos y mayores cargas fiscales a los contribuyentes.

 

Asimismo, los productos falsificados afectan al sector del empleo, ya que la venta de productos copiados y producidos ilegalmente desplaza a la de la mercancía original y reduce la facturación de las empresas legítimas.

 

¿CÓMO COMBATIR LA DELINCUENCIA ORGANIZADA?

 

Actualmente hay 170 países, que se han comprometido a combatir la delincuencia organizada en los planos local e internacional colaborando entre ellos y velando por estructurar de manera apropiada su legislación interna.

 

Organizaciones como la INTERPOL y la Organización Mundial de Aduanas son también fundamentales para combatir esa clase de delitos, sobre todo por el carácter transfronterizo de las operaciones que conlleva.

Hay que tomar conciencia de la magnitud del problema y para ello es necesario que se impliquen las organizaciones internacionales, las autoridades de salud pública, las organizaciones empresariales y los grupos de consumidores. Es verdad que en muchas ocasiones los ciudadanos no tienen conocimiento de que los productos que compran son alterados, pero pueden desempeñar su respectivo papel y sensibilizar a la opinión pública acerca de los peligros que entrañan los productos falsificados para la salud y la seguridad.

 

Los agentes de la ley también deben endurecer su postura ante los falsificadores, la que, en última instancia, debe ser respaldada por una legislación interna pertinente y exhaustiva contra la falsificación. La coordinación y la acción intersectorial a nivel internacional son vitales para descubrir, investigar y enjuiciar a esos delincuentes.



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas