Historia de la joyería – Parte I

Historia de la joyería – Parte I

Desde sus inicios, el ser humano ha trabajado para conseguir útiles que le facilitasen la vida. Por ello se trabaja desde la prehistoria materiales como la piedra, la pie o la madera entre otros; todo ello para crear objetos que el hombre pudiese usar en la vida cotidiana.

Así mismo nacieron las joyas, que forman parte de nuestra cultura desde hace más de cien mil años. Como elemento decorativo, cómo signo de distinción entre clases, o como amuleto las joyas han estado y están presentes en nuestra cultura desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Las joyas en la Prehistoria

Ya en la Edad de Piedra, el hombre se caracterizaba por fabricar sus propias joyas con materiales tales como piedra, mármol, conchas, huesos y plumas, usadas como signo de distinción y amuletos en las primeras sociedades. Además, también crearon los primeros talleres de joyería artesanal como el encontrado en el yacimiento de La Draga en Gerona.

Con la llegada de la Edad de los Metales, el hombre empieza a trabajar otros materiales tales como el bronce y el hierro, algo que transforma la sociedad y con ello la concepción de la joyería; que a su vez evoluciona acercándose a los materiales que se siguen utilizándose hoy día.

La Edad Antigua

Gracias a esta evolución, aparecieron distintas civilizaciones como los griegos, los egipcios, los etruscos y los romanos; dónde, cada cual, tenía distintas formas de joyería con distintos materiales.

Los egipcios destacaron por una joyería muy sofisticada que utilizaba materiales como el oro el bronce y la plata junto a piedras preciosas algo que perdurará durante toda esta época.

Se caracterizan por técnicas que han permanecido hasta nuestros días como el grabado y el repujado; además llegaron a dominar la soldadura. Entre sus motivos destacan los ojos, las esfinges, las serpientes o los escarabajos por lo que además de usar las joyas como elementos decorativos también se consideraban amuletos.

En la civilización griega, el uso de la joyería era mayoritariamente ornamental. Se  caracterizaba por lucir motivos vegetales tales como hojas, rosetas y palmetas; junto a ellos la representación de sus dioses y símbolos basados en la mitología. Todos ellos repetidos en gargantillas, pulseras y anillos, que han influido en las joyas actuales

Entre los materiales encontramos los metales, y destacan por ser una de las primeras civilizaciones en engastar piedras en sus joyas y el uso del esmalte.

Por otro lado, en la civilización romana destaca la joyería por su gran variedad de materiales, gracias al comercio y a los territorios bajo su dominio, entre los que encontramos como más utilizados el oro junto con el bronce y la plata; además, al igual que los griegos utilizaron numerosas piedras preciosas y perlas.

La piezas que más se lucían en esta civilización eran broches, pulseras, pendientes y gargantillas.

Por ultimo, en esta época, destaca la civilización etrusca situada en el centro de italia con una cultura muy rica gracias a la influencia de fenicios, griegos y egipcios. Gracias a eso se convirtieron en grandes joyeros.

Utilizaban técnicas como el esmaltado, el or9 granulado y el engaste de piedras; en cuanto los motivos más utilizados encontramos representaciones de animales como los leones, los patos y las esfinges.

Joyas Etruscas

La Edad Media

Tras la caída del imperio romano, las joyas siguieron teniendo gran importancia en la sociedad; continuaron utilizando metales y piedras preciosas importadas a occidente desde oriente. Por lo que se considera que se continuó con un estilo en joyería influido por las civilizaciones previas.

A pesar de esto, aparece una nueva corriente en joyería; las joyas de índole religiosa que, en esta época debido a los cambios sociales, adquirieron gran importancia.

Brazalete Griego

El Renacimiento

Este movimiento cultural nacido en Italia en el siglo XIV proporcionó novedades al mundo de la joyería que se conservan hasta hoy.

En esta época la joyería adquirió importancia en la vestimenta donde comenzaron a bordar en los trajes piedras y perlas (algo que ha vuelto a la moda actual). Ademas, a pesar de la importancia que ya poseían las joyas entre las clases sociales como símbolo de distinción, en este momento se exaltó donde las joyas quedaban relegadas a las clases más altas como la Corte.

Además, es aquí cuando comienzan a diseñarse las joyas, es decir, se comenzó a realizar un dibujo previo a la fabricación de la pieza algo que podemos conocer gracias a los dibujos conservados.

Junto a esto, evolucionó la técnica lo que permitió tallar piedras de mayor dureza y realizar grabados sobre gemas.

Por último, se extendió el uso del colgante y los broches con retratos en miniatura; todo ello sin dejar atrás los motivos religiosos, como las cruces, que adquirieron gran importancia en el mundo de la joyería.

Joya Egipcia

El Barroco

Trajo consigo un gran cambio en la concepción de la joyería que anteriormente adquirió un fuerte carácter religioso. En contraposición, en esta época se realzó el carácter ornamental de las joyas donde el objetivo se convirtió en mejorar la calidad de las piezas mostrando el estatus social.

En esta época se popularizaron los colgantes de tipo altaret y los aderezos o donde se convertían ciertos detalles, que habitualmente encontraríamos en la vestimenta en tejido, en joyas como los broches de oro en forma de lazo. Las joyas se fueron adaptando a la transformación de la vestimenta según los tiempos.

Destacan los talleres parisinos, donde se realizaban las joyas, que se popularizaron.

Además, las gemas adquirieron gran importancia en las piezas por lo que empezaron a colocarse de forma que la luz incidiera en ellas para dar efectos ópticos a diferencia de las monturas cerradas en las que se colocaban anteriormente.

El siglo XIX

En este siglo comienza la gran renuncia del hombre en la moda por lo que la mujer pasa a ser la muestra de la riqueza familiar.

Además confluyen numerosas modas y estilos artísticos que influenciarán el mundo de la joyería por lo que se produce una gran renovación social, técnica y material.

A esto se añade valor sentimental a las joyas gracias al romanticismo, adquiere un fuerte carácter simbólico en la sociedad. Comienzan a crearse joyas familiares que pasan de generación en generación como anillos, sellos o broches.

Junto a todo esto, continuando con el carácter social de las joyas, aparecen las joyas transformables y polivalentes, según el protocolo, para los diferentes eventos sociales, de día y de noche.

Finalmente en esta época aparecen la inspiración histórica tanto en la moda como en la joyería, algo que ha perdurado hasta nuestros días. Se emulan grandes épocas como las joyas romanas o renacentistas. Se viaja desde lo clásico hasta lo barroco a la vez que aparecen nuevas corrientes

Todo esto hace que la joyería del siglo XIX sea muy rica.

Joyas Romanas

Conclusión

Como hemos podido comprobar las joyas se remontan a épocas prehistóricas y han ido evolucionando según las diferentes épocas según la sociedad adaptándose a esta y a su vez a la vestimenta con la cual están altamente relacionadas. Desde creencias religiosas o místicas, pasando por lazos emocionales, hasta el estatus social, es innegable la gran importancia que tienen las joyas en nuestra historia y que, aún a día de hoy conservan ya que han ido enriqueciéndose con toda esta historia detrás de ella que ha influenciado en nuestra joyería actual.

[yith_wc_productslider id=33673]



error: Este contenido esta protegido !!